user preferences

El Estado colombiano secuestra, viola y asesina a niños en Arauca

category venezuela / colombia | imperialismo / guerra | opinión / análisis author Friday October 29, 2010 06:46author by José Antonio Gutiérrez D. Report this post to the editors

Y acá hay que ser claros: el Estado colombiano es un Estado terrorista, que secuestra, desaparece, asesina, forma escuadrones de la muerte, desplaza, fumiga (envenena), bombardea, amenaza, acosa, espía, organiza arrestos masivos (pescas milagrosas del Estado), tortura. Los soldados de la Octava División en el Tame, actuaron como agentes del Estado, fueron representantes del Estado, al igual que miles de otros soldados que, representando al Estado, participan de la guerra sucia y de toda clase de abusos sistemáticos contra la población civil. Estos soldaditos no son casos excepcionales, sino que la materialización, en carne y hueso, de una política contrainsurgente que ha naturalizado toda clase de violencia contra las personas. Esa es la cara del Estado que en amplias regiones rurales de Colombia se enfrenta día a día. Los soldados de Tame son el Estado colombiano. [Català]
menores_de_edad_asesinados_en_arauca.jpg


El Estado colombiano secuestra, viola y asesina a niños en Arauca

Mientras la comunidad internacional y los politólogos colombianos están encantadísimos con el “aire fresco” que supuestamente dizque se respira en la Casa de Nariño, ya que el presidente Santos ha prometido que su gobierno respetará los derechos humanos, el Estado colombiano secuestra, tortura y abusa sexualmente a niños en Arauca.

El día 14 de Octubre, en el Municipio del Tame, Departamento de Arauca, tres niños, Jefferson Jhoan Torres Jaimes (de 6 años), Jimmy Ferney Torres Jaimes (de 9 años) y Jenny Narvey Torres Jaimes (de 14 años), fueron secuestrados en su finca por soldados de la Octava división del Ejército colombiano, mientras su padre José Álvaro Torres se encontraba en labores agrícolas. Luego del plagio, los niños sufrieron horrendas torturas, fueron violados (hay evidencia de semen y marcas de abuso sexual en sus cuerpos y ropas) y luego asesinados por degollamiento con armas blancas (machetes). Sus cuerpos, posteriormente fueron arrojados a una fosa común.

Hasta la fecha, se ha encontrado sangre en los morrales de siete de los sesenta soldados de esa unidad móvil, que se encuentran bajo investigación. O sea, estamos hablando de un crímen monstruoso, premeditado, organizado por estas bestias uniformadas que se creen omnipotentes gracias la política belicista del gobierno colombiano, alimentado generosamente por los dólares de Estados Unidos y con asistencia de Israel y de la Unión Europea entre otros. Bestias que arrebatan a un padre lo más precioso que tiene, sus hijos, para darse ellos unos cuantos minutos de sádico y enfermo placer. Hay que ser claros: estos crímenes ocurren en el contexto de una política de guerra sucia, en la cual el Estado colombiano ha dado rienda suelta a toda clase de atrocidades para lograr “éxitos militares” y ha naturalizado así toda clase de agresiones contra el pueblo.

Crímenes como este, por lo demás, no son excepcionales. En la misma zona, los vecinos denuncian que el día 2 de Octubre, una niña de 13 años fue secuestrada por militares y luego abusada sexualmente. Podrá decirse en este caso la menor no fue asesinada, pero con la violación siempre se mata una parte de la humanidad de un ser humano, esa niña puede decirse que también ha sido asesinada pues jamás volverá a ser la misma. Donde quiera que se asienten las tropas del Ejército en las comunidades, se han registrado casos de violencia sexual, muchas veces contra menores de edad, de manera sistemática y generalizada. Estos casos son invisibilizados, en parte por el temor a la represalia o a la estigmatización social en caso de denuncia, en parte por una estrategia deliberada de silenciar la realidad del conflicto. Pero ahí está la realidad del conflicto colombiano, donde el Estado, pese a intentar presentarse como un actor neutral, como una “democracia asediada” por “violentos”, juega un rol fundamental y es el actor principal de la guerra sucia, sea mediante sus agente directos (fuerza pública) o mediante sus agentes indirectos (paramilitares). Dentro de esa guerra sucia, la violación es un arma de guerra más. También lo es el asesinato de menores. ¿Cómo olvidar el horror de San José de Apartadó, cuando en Febrero de 2005 los paramilitares, con plena complicidad del Ejército Nacional (Brigada XVII), esos “héroes” exaltados día y noche por los violentólogos en los estudios televisivos, asesinaron a sangre fría a tres niños de 21 meses, 5 y 11 años, respectivamente? ¿Cómo olvidar masacres como El Salado, Mapiripán, Trujillo, entre cientos de otras masacres, donde el Ejército y los paramilitares actuaron de la mano, y en las cuales cuales miles de personas fueron asesinadas y violadas, entre ellas varios menores de edad? ¿Cómo olvidar los cientos de fosas comunes que aparecen día a día con menos de edad e incluso bebés, mutilados por machetes? ¿Cómo olvidar a los cerca de 3.000 “falsos positivos", jóvenes que han sido secuestrados y asesinados a sangre fría por el Ejército, para luego ser presentados como guerrilleros abatidos en combate, y así recibir prebendas y promociones?

Como gran cosa, el gobierno dice, por boca del Ministro del Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, que este crímen de lesa humanidad no será juzgado en cortes marciales sino que civiles, porque “Estos hechos no se pueden considerar actos del servicio y el conocimiento y la investigación de los mismos debe ser adelantada por la justicia ordinaria”… ¡hombre, qué alivio! Entonces el caso queda, en última instancia, en manos del Fiscal General Guillermo Mendoza y del Procurador Ordoñez, jueces de bolsillo del régimen que no han hecho nada sustantivo por los casos de los falsos positivos y que han garantizado el continuismo de la impunidad que, tras décadas de terrorismo de Estado, recubre al 98% de los crímenes graves contra los derechos humanos. El Procurador Ordoñez, el mismo que, sin ninguna prueba, ha destituído e inhabilitado a Piedad Córdoba, una de las pocas parlamentarias que aún se atrevían a salirle al paso a la política guerrerista del gobierno, mientras que absuelve o pide absolución para reconocidos parapolíticos como Ciro Ramírez, Alvaro Araújo, Mauricio Pimiento, o a connotados violadores de derechos humanos como el Coronel (R) Plazas Vega.

Por su parte, en una declaración completamente orwelliana, el vice-presidente Angelino Garzón ha declarado que si "están involucrados militares (...) lo que han hecho es una ofensa al Estado colombiano". O sea, lo más grave no es el asesinato, la violación, el secuestro, la desaparición, sino que el daño a (lo poco que queda de) presitigio del Estado colombiano. Lo único que importa es el Estado, que suplanta al ser humano, que está por encima de todo, que absorve y sofoca toda la vida social, que es ante el único que, a fin de cuentas, deberán rendir cuenta los militares.

Saldrán los de siempre, los rapsodistas del Estado terrorista, los encubridores de los crímenes perpetrados por las obscuras fuerzas del control social mediante la “estrategia de noche y niebla”, a decir que estos soldados son “manzanas podridas”, que no “representan los valores del Estado colombiano”. ¡Curiosamente, esta misma gente, cada vez que la insurgencia asesina a un civil, no se cuestionan si ese acto se ajustó a los valores o principios del movimiento guerrillero o si a lo mejor no son tal vez manzanas podridas en las filas rebeldes! Claro que no. En esos casos no hay espacio para la duda y se condena, sin más a la insurgencia. Pero cuando los actos terroristas son cometidos por el Estado, entonces ahí si se puede hacer toda clase de contorsiones argumentativas para justificar al Estado como una entidad inmaculada, más allá del bien y el mal, como una entidad metafísica definida por ciertos “valores” inherentes y no por su propia práctica. Al Estado colombiano, ni a ningún Estado, lo definen sus supuestos “valores” sino que sus actos. Y acá hay que ser claros: el Estado colombiano es un Estado terrorista, que secuestra, desaparece, asesina, forma escuadrones de la muerte, desplaza, fumiga (envenena), bombardea, amenaza, acosa, espía, organiza arrestos masivos (pescas milagrosas del Estado), tortura. Los soldados de la Octava División en el Tame, actuaron como agentes del Estado, fueron representantes del Estado, al igual que miles de otros soldados que, representando al Estado, participan de la guerra sucia y de toda clase de abusos sistemáticos contra la población civil. Estos soldaditos no son casos excepcionales, sino que la materialización, en carne y hueso, de una política contrainsurgente que ha naturalizado toda clase de violencia contra las personas. Esa es la cara del Estado que en amplias regiones rurales de Colombia se enfrenta día a día. Los soldados de Tame son el Estado colombiano. El monstruoso crímen de Tame nos horroriza, pero sabemos que del Estado colombiano se puede esperar de todo, aún lo inimaginablemente espantoso, como lo ha demostrado lo poco que se sabe gracias a las versiones libres de los jefes paramilitares.

Que lo sepan muy bien todos aquellos que andan con los cuentos chinos del “aire fesquitico”, con eso de que este gobierno “respeta los derechos humanos”. Que lo sepan muy bien: el Estado colombiano secuestra, asesina y viola a niños. Mal rayo nos parta si algún día olvidamos este crímen.

José Antonio Gutiérrez D.
28 de Octubre, 2010


Sobre esta noticia revisar

Crimen de niños en Arauca y más falsos positivos implican a 100 militares
http://www.radiosantafe.com/2010/10/26/crimen-de-ninos-...ares/

Más pistas sobre los responsables del crimen de los niños de Arauca
http://www.semana.com/noticias-nacion/pistas-sobre-resp....aspx

Ejército confía en que Fiscalía aclare muerte de 3 menores en Arauca
http://www.eltiempo.com/justicia/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_....html

Procuraduría investiga asesinato de menores en Arauca
http://www.terra.com.co/noticias/articulo/html/acu35748...o.htm

Artículos Relacionados:

Los casos olvidados de los "falsos positivos"
http://www.semana.com/noticias-nacion/casos-olvidados-f....aspx

El Angelito y los Demonios: los niños y la violencia en Colombia
http://www.anarkismo.net/article/10050

Los Falsos Positivos: los horrores de una guerra mediática
http://www.anarkismo.net/article/10199

Los Espectros de Soacha rondan en la Casa de “Nari”
http://www.anarkismo.net/article/10578

author by Organizaciones Sociales de Araucapublication date Sat Oct 30, 2010 03:53author address author phone Report this post to the editors

Luego de la consternación que ha causado en la región, el país y el mundo, la muerte de una niña de 14 años quien además fue violada y sus dos hermanos de 9 y 6 años, a manos de miembros del ejército nacional pertenecientes a la Móvil N. 5, adscritos a la Octava División, en la vereda Caño Temblador del municipio de Tame, la comunidad de Arauca le ha tocado convivir con la muerte y el temor permanente, cual es el caso de los homicidios de dos pobladores de los municipios de Arauquita y Saravena.

El 26 de octubre, en horas de la tarde fue abaleado en el Barrio San Luis de Saravena, el joven de 22 años de edad, JUAN CARLOS VELAZQUEZ LANDINEZ, quien fue trasladado de urgencia al hospital del Sarare donde murió debido a la gravedad de las heridas.

El 25 de octubre, fue hallado el cuerpo sin vida del señor LUIS ALBERTO GONZALEZ, quien había desaparecido el pasado 5 de octubre, del centro poblado de la vereda el Oasis del municipio de Arauquita. El cadáver fue encontrado sepultado en una fosa en inmediaciones de la vereda Santa Ana de ese mismo municipio.

Estas son otras evidencias de que sí existe una crisis social y humanitaria que se ha querido ocultar por parte de los estamentos gubernamentales, y a la cual se le mira en el futuro próximo una solución y que está afectando de manera directa y grave a la población civil, hombres, mujeres y niños, quienes soportan la brutal agresión.

Reiteramos la exigencia a la Fiscalía General de la Nación, que se adelante una investigación ágil, seria y responsable, que termine con el castigo a los responsables, el establecimiento absoluto de la verdad, la reparación integral a las víctimas, y que además asegure que crímenes de esta magnitud no se vuelvan a presentar; a la comunidad nacional e internacional le mantenemos extendida la invitación para que continúen monitoreando la situación y acompañen a este bravo pueblo en la exigencia al Estado de cumplir sus responsabilidades en materia de Derechos Humanos.


POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO

FUNDACIÓN DE DERECHOS HUAMANOS JOEL SIERRA

NUESTRA ACCIÓN ES LEGAL Y LEGÍTIMA

author by Víctor R.publication date Sat Oct 30, 2010 16:21author address author phone Report this post to the editors

Imagínense qué hubiera pasado si esto hubiera ocurrido en Venezuela!!!! La prensa acá estaría haciendo un escándalo gigantesco, CNN estaría haciendo especiales de prensa, pero como lo hacen los amigos del Piraña y de los gringos, entonces lo hacen pasar piolita…

author by Junta Directiva Cpdh-Araucapublication date Wed Nov 03, 2010 11:37author address author phone Report this post to the editors

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, lanza a las organizaciones defensoras de derechos humanos del orden nacional e internacional, la presente acción urgente con el propósito de que estén alertas y le hagan seguimiento a las denuncias realizadas sobre la presunta culpabilidad de servidores públicos en la repudiable masacre donde fueron sacrificados tres niños de 14, 9 y 6 años, en la vereda caño temblador municipio de Tame.

HECHOS

Lo anterior ante las fuertes y amenazantes afirmaciones del General Rafael Neira comandante de la 18 Brigada del Ejército, donde trató al Presidente de la Comisión de Paz y DDHH de la Asamblea Departamental diputado Ferney Tique y al Presidente del CPDH-Arauca Martin Sandoval, “de irresponsables, que debían demostrar sus calumnias ante los estrados judiciales y que los campesinos estaban siendo manipulados por la guerrilla, para que denunciaran al ejército”.

SOLICITAMOS

Ante esta situación se prevé la falta de garantías para adelantar el proceso investigativo y no se descarta el desvió de la investigación y la manipulación de las pruebas.

Además se teme por la seguridad a la integridad física y judicial del diputado Tique y del presidente del CPDH-Arauca.

También solicitamos respetuosamente a las organizaciones defensoras de DDHH del orden nacional e internacional exigirle al gobierno nacional y a las autoridades competentes, proteger la integridad física y judicial de los dos defensores de DDHH, amenazados por el general Neira y conformar una misión humanitaria que se traslade a la región donde ocurrieron los hechos, porque además de la masacre de los niños, sea denunciado la violación a una campesina y empezaron a aparecer en casas grafitis amenazantes de las “águilas negras”.

Related Link: http://www.colectivodeabogados.org/Amenazas-y-afirmaciones-del-Gral
author by Sergio Delgadopublication date Wed Nov 03, 2010 11:43author address author phone Report this post to the editors

¿Qué dirá nuestro Libertador, esté donde esté sobre el genocidio que se hace en estos momentos en contra de la sociedad y pueblo Colombiano?.

Verdaderamente que vivimos en un mundo que no conocemos, por ejemplo en Colombia se vive en una sociedad completamente construida por medios de comunicación que crean una realidad artificial, fabrican esa mentira, como un científico social que se dedica a crear algún producto comercial. Eso es lo que se vende, un producto. La sociedad Colombiana vive hipnotizada por los medios de comunicación, Gracias a un artículo de José Antonio Gutiérrez D, podemos desentrañar y entender lo que pasa en Colombia, tras un velo oscuro. ¿Qué oculta ese velo? Las atrocidades más grandes que se pueden realizar alegremente en contra de la sociedad, sin ningún tipo de oposición, porque si es el Estado es que las promueve y ejecuta, ¿quién contra el Estado?

Related Link: http://www.kaosenlared.net/noticia/cuentos-chinos-aire-fresquitico-colombia
author by El Espectadorpublication date Fri Nov 05, 2010 00:55author address author phone Report this post to the editors

En diálogo con Caracol Radio el comandante del Ejército, general Alejandro Navas reveló que el subteniente de la Quinta Brigada, Raúl Muñoz, reconoció ante las autoridades la violación de dos menores de edad en el municipio de Tame, departamento de Arauca.

Según el testimonio del Subteniente, se trata del abuso sexual en contra de dos niñas que viven en esa región del país entre las que se encuentra la menor que murió el pasado 14 de octubre junto a sus dos hermanos de 11 y 6 años.

El general Navas le señaló a Caracol Radio que esos delitos los habría cometido el pasado 2 y 14 de octubre con presunto consentimiento de las niñas.

El subteniente Raúl Muñoz está bajo el poder de las autoridades mientras se investiga lo sucedido.

El oficial no admitió ante la Fiscalía General de la Nación el asesinato de los niños.

Navas agregó que las autoridades investigan la posible complicidad en el hecho de ocho uniformados más que presentan rasguños y moretones en su cuerpo, al parecer, producto de los golpes que recibieron por parte de los niños.

Related Link: http://elespectador.com/noticias/judicial/articulo-232911-subteniente-del-ejercito-reconocio-haber-abusado-de-dos-ninas-arau#comment-3684142
author by Fundación de DD.HH. Joel Sierrapublication date Wed Mar 09, 2011 21:40author address author phone Report this post to the editors

DENUNCIA PÚBLICA

1. A los hechos criminales contra las niñas, niños y adolescentes cometidos como parte de una política de Estado que han conmovido a la comunidad en los últimos tiempos, ahora se suma la violación de una niña indígena de 13 años de edad, ocurrida en el mes de enero en el corregimiento de Puerto Jordán, jurisdicción del municipio de Tame. La menor perteneciente a la comunidad del resguardo de Iguanitos, de la etnia Sikuani, se encontraba con su señora madre, y cuando salió de la casa unos soldados se la llevaron y la violaron. La niña gravemente herida, llegó a su casa de habitación y le contó a su madre lo sucedido, quien dio aviso al gobernador indígena, luego la trasladaron al puesto de salud de donde fue remitida al hospital San Vicente de Arauca.

Los uniformados, según trascendió serían miembros de la Brigada Móvil No 5 del Ejército Nacional. Es la misma unidad militar comprometida en la violación de dos niñas y el asesinato de una de ellas junto con sus dos hermanitos el año pasado; al igual que un número impresionante de ejecuciones extrajudiciales desde su llegada a la región. A pesar que se ha pretendido mostrar estos hechos como aislados, está claro que se trata de acciones sistemáticas

2. De otra parte en el corregimiento La Esmeralda, municipio de Arauquita, dos miembros del Ejército Nacional, batallón Reveiz Pizarro, que se desplazaban en una volqueta, vistiendo prendas de civil, intentaron asesinar al señor CARLOS JULIO MARTÍNEZ BARON a quien lesionaron gravemente con un tiro en su ojo derecho, luego que éste se negara a suministrarle combustible que transportaba en un vehículo tipo camión.

Cuando se escucharon los disparos, varios uniformados del Ejército descendieron de la volqueta, por lo que la comunidad se enteró que eran miembros de la fuerza pública los responsables de este execrable crimen.

El joven Carlos Julio se encuentra recluido en el hospital San Vicente de Arauca donde se recupera de las lesiones, y hasta donde han llegado miembros del DAS, para interrogarlo, fotografiarlo e intimidarlo.

La fuerza pública a tratado de ocultar su acción no solo en la parte de las pruebas sino intentando desinformando a través de los medios con declaraciones falsas y tendenciosas.

No es la primera vez que la fuerza pública utiliza bienes civiles para sus ataques a los pobladores, todavía recordamos cuando en el año 2002 también desde una camioneta conducida forzadamente por un civil, en el casco urbano de Arauquita se disparó contra la comunidad acabando con la vida de FAVER YESID GEREDA ROJAS e hiriendo a JOSÉ ANTONIO ORTEGA MELENDEZ; y el hecho ocurrido el año pasado en la vereda Caño Negro municipio de Fortul donde miembros del ejército nacional vestidos de civil dispararon indiscriminadamente contra los pobladores hiriendo gravemente a tres personas de esa comunidad.

Exigimos a las autoridades judiciales adelantar de manera pronta y eficaz las investigaciones penales y disciplinarias del caso, que estas dos acciones criminales ameritan, así como la protección para las víctimas, sus familiares y miembros de las comunidades, investigaciones que deberán ser asumidas por la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario y la delegada para los Derechos Humanos de la Procuraduría General de la Nación.

Exhortamos a la comunidad nacional e internacional y a las comisiones de audiencia y derechos humanos de la Cámara de Representantes y el Senado de la República, para monitorear las negaciones a los derechos humanos y la crisis social humanitaria de la región, y realizar llamados al gobierno para que cumpla con sus obligaciones en materia de derechos humanos.

Saravena-Arauca, 14 de febrero de 2011.

POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO
FUNDACIÓN DE DERECHOS HUAMANOS JOEL SIERRA
NUESTRA ACCIÓN ES LEGAL Y LEGÍTIMA

author by AFPpublication date Thu Mar 24, 2011 18:03author address author phone Report this post to the editors

El asesinato a balazos de una jueza que investigaba el crimen de tres niños ocurrido en 2010 y por el cual está acusado un oficial del Ejército estremeció Colombia, país donde los funcionarios judiciales son frecuentemente amenazados.

La jueza Gloria Costanza Gaona fue asesinada de cinco tiros en la cabeza el martes en la población de Saravena, provincia de Arauca (este, fronteriza con Venezuela), donde adelantaba el proceso por la violación de dos adolescentes y el posterior asesinato de una de ellas junto a sus dos hermanos pequeños, en octubre de 2010.

Ese crimen había sacudido Colombia y fue reseñado por la oficina de la alta comisionada para los derechos de la ONU como "el más dramático de violencia sexual" ocurrido en este país el año pasado.

En febrero pasado, organizaciones de derechos humanos de la región denunciaron que testigos del caso del homicidio de los tres hermanos estaban siendo intimidados. También aseguraron que la defensa del oficial del Ejército acusado por ese caso intentaba demorar el juicio.

Gaona no había recibido amenazas y no contaba con protección policial cuando fue atacada por un joven, al regresar de un fin de semana largo con su familia, según sus allegados.

De acuerdo con el Consejo de la Judicatura, en los últimos cuatro años han sido asesinados cinco jueces en Colombia, y se han recibido más de 750 amenazas, especialmente en la rama penal. "Contra los jueces, sus familias y sus bienes pesan amenazas", reconoció el presidente de la sala administrativa de la Judicatura, Hernando Torres.

Gustavo Gallón, director de la ONG Comisión Colombiana de Juristas, consideró de su parte que el crimen de la jueza Gaona "es supremamente grave y doloroso". "Se requiere un pronto esclarecimiento del caso, pues los funcionarios judiciales viven constantemente en situación de gran peligro. Muchos sufren amenazas y otros tienen que salir del país", dijo Gallón a la AFP.

A principios de marzo, la fiscal antimafia Ana Margarita Durán abandonó Colombia debido a amenazas.

Además, cinco magistrados de la Corte Suprema de Justicia, dos de los cuales terminaron su periodo en 2010, tienen medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Estos magistrados, que investigaban vínculos entre dirigentes políticos y grupos paramilitares de extrema derecha, podrían haber sido víctimas en los años recientes de escuchas ilegales, intimidación y hostigamiento.

El gremio de jueces y fiscales anunció una jornada de protesta para el próximo viernes, con un cese parcial de actividades en rechazo del incremento de los asesinatos y amenazas en su contra.

author by El Espectadorpublication date Fri Feb 03, 2012 09:11author address author phone Report this post to the editors

Ante un juez de conocimiento, el general (r) Rafael Neira, ex comandante de la XVIII Brigada del Ejército, acusó al subteniente Raúl Muñoz de ser responsable en la violación de dos niñas y posterior asesinato de tres menores en la vereda Caño Temblador, en el municipio de Tame (Arauca) en noviembre de 2010.

En su declaración, el alto oficial responsabilizó al subteniente Muñoz de haber tenido relaciones sexuales con niñas de 13 y 14 años en zona rural del municipio, y el asesinato de tres hermanitos quienes fueron enterrados en una fosa común.

"En una reunión que sostengo con los soldados me entere de la violación, se lo escribo a la Fiscalía y es así como estoy seguro que posteriormente determinaron que el subteniente podría ser el responsable de esas violaciones", aseguró el general Neira.

De la misma forma señaló el alto mando militar que Muñoz salió desesperadamente de la Brigada, llegando con notables signos de angustia.

“Él (Muñoz) salió apresuradamente solo y posteriormente regresa a la Brigada, llega agitado y preocupado llamando al peluquero, con el fin de que se le cambiará lo más rápido posible de imagen", aclaró el excomandante de la Brigada XVIII.

Se espera que por lo menos 18 militares declaren en la reanudación del juicio en contra del subteniente entre este jueves y viernes.

Raúl Muñoz Linares está acusado por la Fiscalía de doble acceso carnal violento y triple homicidio de hermanos en Tame.

Related Link: http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-324420-general-acuso-subteniente-munoz-de-asesinar-tres-menores-tame
author by Semanapublication date Thu Feb 09, 2012 01:18author address author phone Report this post to the editors

En el juicio que se adelanta contra Raúl Muñoz Linares, acusado de doble acceso carnal violento y triple homicidio agravado, un mayor del Ejército recordó los hechos ocurridos en octubre del 2010, época en que los pequeños fueron asesinados.

El mayor (r) del Ejército James Granada, excomandante del batallón de combate terrestre número 45, del que hacía parte el subteniente Raúl Muñoz Linares, confirmó algunas hipótesis que hasta ahora ha manejado la Fiscalía dentro de su acusación a Muñoz Linares.

En el juicio que se adelanta en contra del subteniente por los delitos de doble acceso carnal violento y triple homicidio agravado, el mayor Granada aseguró que los días en que ocurrieron los hechos (octubre del 2010), el subteniente tuvo comportamientos extraños. Además reconoció que después del 2 de octubre a su comando llegó la denuncia de una mujer que aseguró que su hija había sido abusada sexualmente.

El testigo señaló que ese día (2 de octubre) el subteniente Raúl Muñoz se "perdió" por un largo rato del lugar en donde debía permanecer y que cuando apareció, lo primero que hizo fue pedir que le cortaran el pelo. Sin embargo, dijo no recordar si, tal y como lo han dicho otros testigos, Muñoz estaba mojado.

"A las pocas horas me informaron sobre la presencia de un civil (una señora) poniendo de presente que le habían violado la hija y que le habían robado unas gallinas", dijo el testigo, quien no recuerda si Muñoz, cuando "desapareció ", lo hizo solo o acompañado.

Días después, el 14 de octubre, cuando el batallón que comandaba para la época estaba ubicado en la vereda Caño Temblador en Tame (Arauca), dice el testigo que le informaron que Muñoz había salido el campamento con un fúsil y un machete.

"No supe en dónde estuvo ese día. Cuando le pregunté, me dijo que durmiendo. No le creí, le dije que no me creyera bobo", aseguró el mayor (r), quien detalló que Muñoz guardó silencio y que "tenía cara de asustado".

En el transcurso de esta semana continuará, con la presencia de nuevos testigos, el juicio contra el subteniente Raúl Muñoz Linares.

Related Link: http://www.semana.com/nacion/nuevo-testimonio-caso-subteniente-acusado-asesinar-tres-ninos-tame/171684-3.aspx
author by Semana.compublication date Tue Aug 28, 2012 08:28author address author phone Report this post to the editors

Después de casi dos años de haberse perpetrado el crimen de los hermanos Torres Jaimes, de 14, 9 y 6 años, la juez 27 penal del circuito de Bogotá encontró culpable a Raúl Muñoz Linares, subteniente del Ejército, por el triple homicidio, ocurrido en Caño Temblador, zona rural de Tame.

El sentido de fallo, dado a conocer en la mañana de este lunes en el complejo judicial de Paloquemao, se expuso sin la presencia del hoy sentenciado en razón a que adujo que es víctima de amenazas por cuenta de grupos armados ilegales.

De acuerdo con la funcionaria judicial, a lo largo del juicio se presentaron pruebas en contra del exmilitar las cuales no pudieron ser desvirtuadas por la defensa de Muñoz Linares. Es de recordar que la pena máxima que puede enfrentar estaría cercana a los 60 años de cárcel, conforme la legislación colombiana que lo procesó por homicidio agravado y acceso carnal violento

Una de las evidencias se presentó en septiembre del año pasado cuando forenses del Instituto de Medicina Legal entregaron su testimonio ante el estrado y allí manifestaron que hallaron ADN de Muñoz Linares en el cuerpo y la ropa de los menores que fueron víctimas del atroz hecho que conmocionó al país.

En su momento el abogado del acusado puso en duda ese dictamen argumentando que se violó la cadena de custodia y cuestionando el procedimiento de los peritos. Pero los expertos aseguraron que se usaron técnicas internacionales para lograr los resultados, por lo que son ciento por ciento seguros.

Posteriormente, la bancada de la defensa presentó una serie de testimonios de presuntos desmovilizados de las FARC quienes habrían sido testigos de que fueron integrantes de esa guerrilla los que habrían cometido los vejámenes contra los menores.

Cabe recordar que uno de esos testimonios lo entregó un hombre identificado ante el estrado como Elayner Payares quien anotó que vio a tres de sus excompañeros subversivos con los uniformes untados de sangre, por lo que concluyó que eran los responsables del hecho. No obstante, el testigo no recordó la fecha exacta en que eso ocurrió.

Pero el pasado 9 de agosto, el representante de la Fiscalía indicó que la declaratoria de Payares, al igual que la de Yazuresqui Narido Vega y Fredy Alexis Caballero, presuntos exmilitantes de las FARC, era “difusa y confusa”.

El delegado del ente acusador manifestó que “en varias preguntas respondieron que varios guerrilleros asesinaron a los niños, pero al dar nombres se enredaban y nunca se supo en realidad quiénes fueron los autores de los hechos” por lo que pidió que se investiguen a esas personas.

Así las cosas, en una diligencia que se realizará el 18 de septiembre próximo se dará a conocer la pena a la que se hará acreedor Muñoz Linares.

Por su parte, Álvaro Torres, padre de las víctimas pidió que se dé la máxima pena para el asesino de sus tres hijos y con la voz entrecortada dijo a la salida de la sala de audiencia que "espero que se pudra en la cárcel. Es un crimen de lesa humanidad. El daño no fue solo para mí y mi familia, sino para toda la vereda".

Related Link: http://www.semana.com/nacion/caso-tame-declaran-culpable-subteniente-raul-munoz-linares/183496-3.aspx
author by El Espectadorpublication date Tue Aug 28, 2012 08:31author address author phone Report this post to the editors

La juez 27 de conocimiento emitió sentido de fallo condenatorio contra el subteniente (r) Raúl Muñoz Linares por su responsabilidad en la doble violación y triple homicidio de tres menores de edad en hechos ocurridos en zona rural del municipio de Tame, Arauca, en octubre de 2010.
Durante su intervención la funcionaria judicial le dio validez a las pruebas testimoniales y documentales presentadas por la Fiscalía General que evidenciaban la responsabilidad del militar en la violación de dos menores de 13 y 14 años de edad, así como el asesinato de esta última junto a sus tres hermanitos de nueve y seis años quienes fueron hallados en una fosa común.

En este sentido, aclaró la juez, la defensa del militar no pudo contradecir las pruebas presentadas por el ente investigador entre las cuales se encontraban las muestras de semen del subteniente Muñoz en el interior de la menor muerta y su ropa, así como las muestras de violencia que tenían los menores en su cuerpo.

“Se logró demostrar la hipótesis delictiva, aunque las pruebas no son muchas, sí son bastantes sólidas y contundentes para esclarecer las conductas punibles”, precisó la administradora de justicia haciendo referencia a las pruebas presentadas por la Fiscalía General.

Según la juez, basándose en el testimonio rendido por la menor de edad de 13 años, el subteniente Raúl Muñoz Linares abusó sexualmente de ella el 2 de octubre de 2010, la cual fue comprobada por pruebas testimoniales que evidenciaban dicha violación y maltrato físico.

“La sometió a un hecho violento con el fin de satisfacer sus necesidades sexuales, sabía que estaba prohibido, pero dispuso de todo para consumarlo y prueba de esto fue la violencia moral y la llevó a un lugar clandestino”, aclaró la funcionaria judicial.

“Era una niña”

Durante su intervención, la funcionaria judicial rechazó los argumentos presentados por la defensa del militar retirado con los cuales se buscaba demostrar que Muñoz Linares había mantenido relaciones consentidas con la niña, de quien creía tenía 16 años puesto que tenía un tatuaje, se maquillaba y parecía de mayor edad por su fisionomía.

La juez aclaró que basándose en cuatro militares que presentaron su declaración bajo la gravedad de juramento todos coincidieron en que era evidente que la niña tenía entre 13 y 14 años. “Se cae por su propio peso las manifestaciones del acusado”, precisó al señalar que científicamente y testimonialmente se logró demostrar que la niña muerta era menor de edad.

En este caso argumentó que en la declaración presentada por la otra menor de edad abusada por el subteniente quien manifestó que mientras abusaba sexualmente de ella le preguntaba cuántos años tenía a lo que ella respondía que 13, lo que sin embargo no motivó al militar para que finalizara su actividad sexual.

Repasando varios testimonios entregados por suboficiales del Ejército, la juez fue enfática en señalar que el entonces comandante de la Compañía Buitre 2 había dialogado con la menor de 14 años el 10 de octubre de 2010, además de hacer un observatorio los días anteriores con el fin de evidenciar que la menor se quedaba la mayor parte del tiempo sola en su casa con sus dos hermanitos puesto que su padre se la pasaba trabajando.

“El Ejército no brindó ayuda”

En su intervención, la funcionaria manifestó que según las versiones del padre de los menores asesinados y de los vecinos que lo acompañaron al momento de buscar a sus hijos y posterior hallazgo de la fosa común “el Ejército no les brindó ningún tipo de ayuda”.

En este sentido señaló que los militares que operaban en la zona les manifestaron que no podían ayudarlos a buscar a los menores de edad puesto que no podían moverse de la zona, argumentando que tampoco podían brindarles seguridad para la búsqueda pese a los graves de orden público y de seguridad que se registraron en la zona.

“No tuvo un auxilio efectivo del Ejército”, señaló la juez citando a varios testigos considerando que pese a que los niños desaparecieron el 14 de octubre y los cuerpos fueron hallados el 16, solamente hasta el 18 los militares llegaron al lugar de los hechos.

“Por razones de humanidad tenían que auxiliar a los pobladores pero no lo hicieron, por eso la Cruz Roja procedió a ayudar a los campesinos en la exhumación de los cadáveres”, argumentó la juez al rechazar los argumentos presentados por la defensa sobre el hecho de que el organismo internacional no tenia labores de policía judicial por lo que afectó la exhumación de los cuerpos.

La pena máxima

En su intervención, el fiscal 16 de derechos humanos manifestó que ante la gravedad de estos hechos el subteniente debe ser condenado a la pena de 60 años, la máxima establecida en el código penal colombiano, sin ningún beneficio o rebaja en la pena puesto que en los casos estuvieron inmersos cuatro menores de edad.

El próximo 18 de septiembre la juez 27 de conocimiento preentará la dosificación de la pena en contra de Muñoz Linares, quien no asisitó a la diligencia judicial de este lunes argumentando amenazas en su contra "por parte de varios grupos armados ilegales".

Related Link: http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-370384-juez-hallo-culpable-subteniente-del-ejercito-crimen-de-menores-t
author by Semanapublication date Thu Aug 14, 2014 02:01author address author phone Report this post to the editors

Cuatro años tardó la justicia para poner punto final a uno de los casos más escabrosos que Colombia ha conocido: la muerte de los pequeños hermanos Torres –de 14, 9 y 6 años– a manos de Raúl Muñoz Linares, entonces subteniente del Ejército.

Este martes, el uniformado vio sepultadas sus esperanzas por rebajar su condena a 60 años de cárcel por el triple homicidio de los menores, ya que la Corte Suprema de Justicia dejó incólume su elevada pena al evidenciar que la Fiscalía logró demostrar con pruebas contundentes que Muñoz los asesinó despiadadamente en un paraje rural del departamento de Arauca.

En medio del llanto, el padre de los niños, José Álvaro Torres, habló con Semana.com y dijo que espera que esta condena sea un mensaje para la sociedad. “De todas maneras, en Colombia la pena máxima es de 60 años, pero lo que hizo ese señor fue un crimen muy atroz”.

Torres manifestó que su vida se ha convertido en una tragedia puesto que las amenazas después de la condena del militar no han parado: “Para mí ha sido muy duro porque he recibido muchas amenazas, me ha tocado estar corriendo de un lado para otro y lo más grave es que es el mismo Estado que lo anda persiguiendo a uno”.

Por otro lado, el padre de los pequeños indicó que Raúl Muñoz Linares no asistió a la audiencia porque le da pena darle la cara al país. “Para mí no hay perdón ni olvido, el único que perdona es Dios y él está en el cielo. Espero que se arrepienta de los pecados y no vuelva a cometer esos errores como los que cometió con mis hijos”.

La pesquisa

De acuerdo con la investigación a lo largo del juicio, se presentaron pruebas en contra del militar –destituido por la Procuraduría y sancionado por el Ejército con la baja– que no pudieron ser desvirtuadas por la defensa de Muñoz Linares, quien fue procesado por homicidio agravado y acceso carnal violento.

Una de las evidencias se presentó en septiembre del 2011, cuando forenses del Instituto de Medicina Legal entregaron su testimonio ante el estrado y allí manifestaron que hallaron ADN de Muñoz Linares en el cuerpo y la ropa de los menores víctimas del atroz hecho que conmocionó al país.

En su momento, el abogado del acusado puso en duda ese dictamen argumentando que se violó la cadena de custodia y cuestionando el procedimiento de los peritos. Pero los expertos aseguraron que se usaron técnicas con estándares internacionales para lograr los resultados, lo que los hace aún más robustos.

Posteriormente, la bancada de la defensa presentó una serie de testimonios de presuntos desmovilizados de las FARC que habrían sido testigos de que fueron integrantes de esa guerrilla los que habrían cometido los vejámenes contra los menores.

Cabe recordar que uno de esos testimonios lo entregó un hombre identificado ante el estrado como Elayner Payares, quien anotó que vio a tres de sus excompañeros subversivos con los uniformes untados de sangre, por lo que concluyó que eran los responsables del hecho. No obstante, el testigo no recordó la fecha exacta en que eso supuestamente ocurrió.

Related Link: http://www.semana.com/nacion/articulo/confirman-condena-militar-que-asesino-tres-ninos-en-arauca/398918-3
Number of comments per page
  
 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
George Floyd: one death too many in the “land of the free”
© 2005-2020 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]