user preferences

New Events

América del Norte / México

no event posted in the last week

En el Día del Maestro, exigen libertad a Alberto Patishtán, 'un maestro de los grandes'

category américa del norte / méxico | represión / presos | news report author Thursday May 23, 2013 09:39author by Carolina S. Romero Report this post to the editors

El 15 de mayo, Día del Maestro en México, se realizó un mitin por la libertad del profesor Alberto Patishtán Gómez en el Ángel de la Independencia en el DF.
albertopatisthan.jpg

Al iniciar el acto, el abogado Sandino Rivera explicó que el caso del profesor Alberto Patishtán estará regresando al Primer Tribunal Colegiado en Chiapas probablemente la siguiente semana. En cuanto llegue, un magistrado será responsable de elaborar el proyecto de fondo y el tribunal tendrá diez días para pronunciarse sobre la resolución del asunto. Dijo: “Consideramos que hay argumentos suficientes para que se le declare la inocencia del profesor Alberto Patishtán a partir justamente de las reformas constitucionales en materia de derechos humanos. . . De manera general este es el panorama del asunto. Estamos a pocos días a que se resuelva. Entonces les pedimos que estén atentos para la resolución del asunto”.

Héctor Patishtán, hijo de Alberto, agradeció a los asistentes su presencia y pidió a todos su apoyo y solidaridad: “Como explicó el abogado Sandino, el caso próximamente estará en el tribunal colegiado y lo que les pedimos compañeros es que no demos tiempo para descansar. Por lo contrario, hay que hacer más presión política pacífica”. Héctor leyó la siguiente carta solidaria enviada por el profesor Alberto a los maestros de México desde el Cereso No. 5 de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

Compañeros y compañeras,
Maestros de todo México:

Desde este lugar de mi encarcelamiento injusto aprovecho felicitarles y enviarles mis abrazos fraternos a todos ustedes que educan la niñez para el futuro de un México nuevo, así también agradecer y felicitar a aquellos que me educaron, por este día del Maestro.

Compañeros y compañeras, no hay mejor maestro mas de aquel que sigue aprendiendo, ni mejor alumno que con los errores y con las dudas. Amigos, sigan sirviendo con amor al servicio a la enseñanza y al aprendizaje. Como verán el sistema de injusticia ha cambiado mi ruta de labor. A casi 13 años de encarcelamiento he estado en diferentes centros de trabajo como son: el penal de Cerro Hueco 1 y 2, penal del Amate No. 14, Copainalá No. 15, Guasave Sinaloa No. 8 en el norte del país y actualmente en el Cereso No. 5 de San Cristóbal de Las Casas. En estos lugares de igual forma brilla el alto índice de analfabetismo, y como consecuencia limita la defensa y el desarrollo de la persona.

Compañeros festejemos siempre sirviendo a la comunidad estudiantil que es la esperanza del mundo. Por último invito a todos a sumarse a la causa justa del pueblo y del reclamo de Justicia y Libertad de todos los presos políticos del país.

“Vivir o Morir por la Verdad y la Justicia”

Fraternalmente
Preso Político de la Voz del Amate, adherente de la Sexta del EZLN,
Alberto Patishtán Gómez


En el mitin América del Valle refrendó el apoyo de Atenco para el profesor Patishtán, afirmando que de la misma manera que el pueblo organizado ganó la libertad de sus presos en 2010, hay que organizarnos ahora para que el profesor Patishtán salga de la cárcel. Dijo: “Alberto Patishtán es un maestro de los grandes. Es un maestro que siembra la semilla aún estando en la cárcel. Héctor Patishtán tiene una gran tarea y nos hace un llamado –un llamado a que participemos, a que hagamos actos, a que nos movamos, cada uno desde su trinchera. El maestro Alberto Patishtán y los maestros de México, democráticos, dignos, nos han dejado mucha tarea. Así que, Alberto Patishtán, esperamos desde aquí cumplir con nuestro deber, cumplir con nuestra tarea, para hacer posible tu libertad. Te vamos a esperar. Vamos a luchar. No vamos a quedar sentados. Hacerlo sería condenarte a la condena perpetua que te quieren imponer. . .Vamos a hacer la tarea, maestro Patishtán. Vamos a construir tu libertad”.

La compañera Fili hizo uso del micrófono para dirigirse a todas las personas de espíritu libre que se niegan a ser esclavizados, con el grito: “Maestro Cabañas, el pueblo ya te extraña”. Envió un grito de libertad a Alberto Patishtán y la Voz del Amate en Chiapas y otro al hermano Mumia Abu-Jamal en Estados Unidos. Exigió la apariencia del compañero Tío y una solución para los maestros de la CNTE. Dijo: “Vimos que el día primero de mayo los rodearon los policías. La policía del gobierno del Distrito Federal viene haciendo lo mismo que la Policía Federal. Por eso que nuestro grito hoy sea fuerte, que nuestro grito retumbe a este mal sistema: Libertad, libertad a los presos por luchar”.

Ana Herrera Govea del proyecto social El Terreno expresó su solidaridad con Alberto Patishtán y también pidió apoyo para lograr la presentación con vida del compañero Teodulfo Torres “El Tío”, quien “ha estado desaparecido desde el 24 de marzo sin que haya noticias de él”. Se teme que es víctima de desaparición forzada dado que es testigo de la agresión en contra de Juan Francisco Kuykendall el primero de diciembre de 2012. Entre las actividades para exigir su presentación es un acto que se llevará al cabo el 22 de mayo a las 12 horas frente a la Procuraduría General de Justicia cerca de Metro Balderas en General Gabriel Hernández 56, Col. Doctores. También piden que cada persona o grupo envíe una carta, un poema, una foto o un dibujo como una muestra de apoyo. Además, pueden firmar una Acción Urgente que exige la aparición con vida del Tío en esta página: http://www.comitecerezo.org/spip.php?article1496

Braulio Hernández del movimiento indígena de Nayarit llevó un mensaje de solidaridad para Alberto Patishtán desde Wirikuta: “Venimos a decir que el compañero Alberto Patishtán tiene que tener su libertad. Tiene que regresar a su casa, porque como todo el mundo, tiene familia. Qué bueno que está aquí su hijo. Nos unamos a su causa. Estamos aquí para defender todo para los pueblos indígenas por todo lo que está pasando. Wirikuta no se ha respetado. En Nayarit no nos quieren reconocer. Hasta nos han dicho que no somos de México, pero México es de los indígenas. El 19 de abril presentamos un documento a la Presidencia de la República y no nos ha dado respuesta. Al no atenderlo, lo vamos a entregar a las Naciones Unidas y desconocer a Enrique Peña Nieto como presidente de México. No es presidente de los indígenas y mucho menos de los mexicanos. Nuestros lugares sagrados no se pueden tocar, no se pueden vender. Todo el mundo tomamos agua. No se vale que la hayan vendido. No se vale que construyan hoteles en nuestros lugares sagrados. Más indígenas vienen en marcha y que entienda bien el pueblo de México que no vamos a ceder”.

Una compañera expresó el apoyo de los Amigos de Mumia de México para Alberto Patishtán, “quien era maestro antes de ser detenido hace 13 años y sigue siendo maestro, consejero espiritual y organizador dentro de la cárcel. Ha sido castigado por querer mejorar la vida de su comunidad El Bosque, y el pasado abril la gente mostró el apoyo, el respeto y el amor que le tienen cuando 15,000 personas marcharon para exigir su libertad en Chiapas”. Agradeció el mensaje de solidaridad de Alberto Patishtán para Mumia, leído por Héctor en el mitin ante la embajada EU en su cumpleaños 59 y exigió la libertad inmediata tanto de Alberto Patishtán como de Mumia Abu-Jamal y todos los presos políticos.

Salvador Díaz Sánchez apoyó la libertad de Mumia Abu-Jamal, “un ser excepcional que lleva décadas en prisión y que estuvo en el corredor de la muerte por un crimen que no cometió”. Habló también de una muerte muy triste en un bar en el Eje Central, la de Malcolm Shabazz, nieto de Malcolm X. “Desgraciadamente no nos dice mucho esto a nosotros. Muchos no conocemos quién fue Malcolm X, un ser extraordinario. Conocemos un poco de Martin Luther King. No soy yo quien pueda calificar cuál es mejor. No se trata de eso. Pero el Eje Central, que hace muchos años se llamaba San Juan de Letrán, conduce directamente al Memorial del ’68. Vaya al Memorial. Hay una mampara donde hay una fotografía de cuerpo entero de Malcolm X del techo al piso. Leamos lo que dice ahí. ‘Quién es Malcolm X”. En este momento de tanta tristeza que su nieto ha sido asesinado en un bar de mala muerte, es muy doloroso y muy penoso que en esta ciudad suceda esto y que no tengamos solidaridad con ellos, con el abuelo y el nieto y todos los que luchan en ese país por cambiar las cosas. Hagamos el esfuerzo. Visitan al Memorial. Sepan quién fue Malcolm X. Gracias”.

Rogelio Ruedas del colectivo por la libertad de Alberto Patishtán exigió justicia para Kuy Kendall, hospitalizado en estado crítico durante cinco meses desde que fue herido por un proyectil disparado por la policía el pasado primero de diciembre, y también denunció como “un secuestro institucional, un secuestro del Estado” la desaparición del compañero Teodulfo, “el Tío”, exigiendo su aparición con vida. Llamó al apoyo en casos críticos como el del compañero Mumia en Estados Unidos, “quien tiene una trayectoria de lucha, de manifestación política y lo tienen encerrado de por vida”. Denunció la impunidad que existe en todos estos casos y especialmente en el caso de Alberto Patishtán. Aunque las cortes han liberado a Florence Cassez y a los paramilitares que cometieron atrocidades durante la matanza de Acteal a pesar de la evidencia de su culpabilidad, mantienen encarcelado a un hombre inocente. Pregunta: “¿Por qué no liberan a Alberto Patishtán? No lo queremos como un favor, no como una gracia. Que cumplan con la ley. Que hagan bien su trabajo. Que liberen a Alberto Patishtán”.

Héctor Patishtán llama a todas y todos a organizar proyecciones y difundir el nuevo documental Alberto Patishtán: Vivir o morir por la verdad y la justicia como una manera importante de participar en la lucha por su libertad. También pide el envío de cartas en apoyo a Patishtán a los ministros de la Suprema Corte. Y finalmente se convocó a otra acción tuitera el viernes 17 de mayo con el hashtag #LibertadPatishtan.

Para más información ver:

Related Link: http://albertopatishtan.blogspot.mx/
author by un comunista libertariopublication date Thu May 23, 2013 09:47author address author phone Report this post to the editors

Les dejo un hermoso poema del maestro mexicano Abraham Rivera Sandoval, "Maistrito de pueblo", escrito hace décadas:

¡Que ya te dije que no!

Y tus caprichos no acepto.

No importa que me dejes de hablar,

no me importa que te pongas molesto,

aunque me cuelgues la cara,

aunque me hagas sentimiento,

mi permiso no he de darte,

antes…antes, te lleno de cueros.

Tanto dinero gastado,

tanto esfuerzo, tanto estudiar:

La primaria, la secundaria, la preparatoria,

que cursos aquí, que cursos allá.

Tanta hablada de tu parte,

tantos sueños construyendo:

Que ibas para médico, que no,

que mejor licenciado,

que ibas para político

o tal vez para ingeniero.

Y ahora que estás como chiflado,

o loco te estás volviendo,

me sales de babosote, con la idea de ser maestro.

¿Qué no te va a dar vergüenza de rebajarte tan feo?

¿No te va a dar pena de bajar a tal empleo?.

Maestrito…¡Que gran cosa!

Uy... qué dignidad, que porvenir,

que importancia…que abolengo.

Mira nomás. Maestrito de escuela.

Un torpe. Un bueno para nada.

Haragán, Irresponsable. Vago. Majadero.

Un flojo al que solamente le gusta el dinero.

Maestrito….¡mitotero!

A ver. ¿Qué les vas a enseñar a los niños?

. Si ni siquiera sabes cantar.

Mucho menos contar un cuento.

Maestrito,

si así como vistes, solamente vas para cirquero.

¡Que normal ni que ocho cuentos!.

Definitivamente no.

No quiero que seas maestro.

Antes, te llevo al campo, para que seas jornalero,

pa que el sol te de bien fuerte

y te hagas fuerte y prieto.

Sí…así me dijo mi padre.

Y yo, que mucho lo quiero,

bajé la frente y salí de casa diciendo:

---Está bien padre. Estoy de acuerdo.

Haré lo que usted diga.

De verdad, se lo prometo,

pero ya no esté enojado,

no sea que le vaya a hacer daño.

Ya no se enoje, haré lo que usted diga…

Seré licenciado o ingeniero.

Entonces salí,

vagué por las calles, por las huertas,

por el jardín, por la placita, por la iglesia,

pasé por una escuela y miré a muchos niños sin maestros.

También miré a los peones descalzos,

sudorosos, sin aliento,

poniendo sobre un papel, solamente la huella de su dedo.

También vi a las mujeres sin huaraches,

cargando la leña del cerro,

y esos niños…

esos niños hurgando entre los basureros.

Recogí entre mi alma,

a esa gente de mi pueblo,

a esa gente sin fortuna, sin redención,

sin consuelo y los metí,

los metí aquí dentro, en mi corazón,

en mis entrañas, en mi cerebro.

Les di parte de mi conciencia y me confundí con ellos.

Allí, frente a esos niños enfermos,

pensé que eran unos angelitos

despreciados del cielo.

Miré que no tenían alas,

los miré casi sin cuerpo.

Angelitos sin hogar, sin virgen,

sin padre nuestro.

Y entonces pensé: Si me aferro a ser licenciado,

médico, contador o ingeniero,

¿Cómo iba a despertar la conciencia de mi pueblo?...

¿En qué los voy a ayudar siendo licenciado?

Tal vez no podría darles amor,

justicia o palabras de consuelo.

No podría yo ofrecerles gran cosa, para calmar su tormento.

Entonces volví a mi hogar.

Todo lo tenía resuelto. Llamé a mi padre y le dije:

--Padre, yo a usted mucho lo respeto.

Comprendo sus ansias, sacrificios y sus sueños.

Pero hoy, quiero que me escuche,

por favor, solo un momento.

Si quiere que yo sea feliz,

si quiere de verdad que sirva a mi pueblo,

si usted quiere que colabore para mejorar a mi México,

si usted quiere que dedique mi vida en lo que más quiero,

por favor, papá, se lo suplico.

Deje que sea feliz con mis niños en la escuela,

deje que mi vocación se torne en mis clases y recreo.

Yo quiero ser lección de amor,

quiero que mis palabras sean versos,

que sea yo lucero con mis palabras del alfabeto.

Deje que sea manantial, para saciar la sed de mi pueblo.

Déjeme sufrir, déjeme luchar.

Déjeme vivir con el pueblo para educarlos,

para construir un colegio.

Deje padre que luche, déme su permiso,

se lo ruego.

Quiero sembrar esperanzas,

quiero construir anhelos,

quiero formar una escuela,

una escuela a los cuatro vientos.

Una escuela de libertad, donde haya luz y cantos nuevos.

Déme permiso papá, que sea un maestrito de pueblo.

Quiero marcar programas justos,

quiero trazar caminos nuevos,

deje que siempre la mies,

deje que propicie el vuelo,

el vuelo de esa águila que parece no tener alas, ni aliento.

Usted ya ve, mi hermano es doctor,

el mayor es ingeniero,

ellos, han formado en su ingratitud,

un mundo diferente, de explotación,

de egoísmo, de lujos y de dinero.

A ver ¿Dónde están ellos?

Si de usted ya se han olvidado,

si ya no vienen al pueblo,

su mentalidad burguesa ha cambiado

¿Por qué no han venido a verlo cuando se pone enfermo?

Por favor papá, se lo suplico, déjeme que sea maestro.

Mi padre se quedó pensando.

Y después de un gran silencio, me abrazó y me dijo:

---Sí muchacho, te comprendo.

Me has abierto los ojos.

Anda, ve a luchar hijo mío,

que aquí estaré esperando tu regreso.

Sé que traerás, muchas cosas logradas

con fe y con empeño.

Cuando vuelvas hijo mío,

vamos a estar muy contentos,

y tal vez se llenará esta casa,

con tu amor y los gritos de tus pequeños.

Si aquí no me encuentras ya,

yo sé que tendrán ese consuelo,

de volver a esta tu casa,

y de volver a tu pueblo.

Sé que vendrás a verme,

sé que vendrás por este viejo

y querrás con toda tu alma, enseñarme el alfabeto.

Si aquí no me encuentras ya,

ve a buscarme al cementerio.

Y allí, solitos los dos,

encerrados en el silencio,

me contarás de tus afanes,

de tus sueños logrados,

de tus sencillas tareas,

de tus éxitos, de tus progresos.

No me traigas flores hijo mío,

sé que no me las merezco,

ni cruz, ni nada. Solamente quiero tu recuerdo.

Anda hijo mío. Vete ya.

México espera tu esfuerzo.

Te espera el hombre ignorante,

te esperan los niños macilentos,

yo aquí me quedo esperando, con orgullo verdadero.

Anda hijo mío, vete ya.

Que si de momento muero,

voy a gritar con orgullo,

voy a gritar a los cuatro vientos:

¡MI HIJO!…¡MI HIJO!

¡ES UN MAESTRITO DE PUEBLO!

 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Neste 8 de Março, levantamos mais uma vez a nossa voz e os nossos punhos pela vida das mulheres!
© 2005-2019 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]