user preferences

New Events

Venezuela / Colombia

no event posted in the last week

El gobierno colombiano siembra el terror: los casos de Cajamarca y Castilla (Tolima)

category venezuela / colombia | represión / presos | opinión / análisis author Friday August 30, 2013 23:41author by José Antonio Gutiérrez D. Report this post to the editors

Como muestra de la violencia inusitada, criminal, con que ha sido reprimida la protesta social, están los casos de dos localidades en el departamento de Tolima: el municipio de Cajamarca y el corregimiento de Castilla, en el municipio de Coyaima. Hay que recalcar que estos casos no son excepcionales, sino que dos casos más de una violencia oficial, anti-popular, que se ha tomado por asalto al país completo.
Imagen de uno de los heridos a bala en Castilla, municipio de Coyaima (Tolima)
Imagen de uno de los heridos a bala en Castilla, municipio de Coyaima (Tolima)


El gobierno colombiano siembra el terror: los casos de Cajamarca y Castilla (Tolima)

La jornada de protesta del 29 de Agosto, convocada en Colombia en el contexto del paro agrario y popular que se desarrolla desde el 19 del corriente mes a lo largo y ancho del país, fue un estallido social que evidenció el malestar profundo que corroe las entrañas de la sociedad colombiana. No se trata, como dice Santos, de una mera “tormenta” pasajera sino de una crisis social que está resquebrajando las bases mismas del régimen impuesto por la violencia y el engaño. Mientras los medios oficiales chillan estridentemente contra “encapuchados” y “vándalos” [1], buscando azuzar prejuicios asentados en el subconsciente de las capas medias colombianas contra “patirrajados”, “indios”, “negros”, y otros “indeseables” que (¡horror de horrores!) viven del trabajo de sus manos, silencian los verdaderos desmanes hechos por los “vándalos” en uniforme militar o del ESMAD. Son estos últimos los que han asesinado y abusado de la población, los que están violando la privacidad de hogares campesinos, infiltrando las manifestaciones, robando a los más pobres y destruyendo sus pertenencias.

Como muestra de la violencia inusitada, criminal, con que ha sido reprimida la protesta social, están los casos de dos localidades en el departamento de Tolima: el municipio de Cajamarca y el corregimiento de Castilla, en el municipio de Coyaima. Hay que recalcar que estos casos no son excepcionales, sino que dos casos más de una violencia oficial, anti-popular, que se ha tomado por asalto al país completo. Esta violencia, dicho sea de paso, ha sido exacerbada por las leyes de impunidad que ha impulsado este gobierno: el fuero militar y el marco jurídico para la paz; así como por la ley, también impulsada por el gobierno de Santos, para criminalizar la protesta social, la llamada ley de seguridad ciudadana. Tienen la fuerza bruta, y ahora ya no tienen ningún freno jurídico para aplicarla contra el descontento popular.

Cajamarca

Cajamarca, que ha sido el epicentro de la lucha contra la multinacional minera AngloGold Ashanti [2], también se movilizó en las jornadas de protesta del 29 de Agosto. Desde el día anterior, los campesinos, los dirigentes de las juntas de acción comunal y de otras organizaciones sociales venían reuniéndose y discutiendo su participación en el paro agrario y popular. El día 28, los campesinos se concentraron en el corregimiento de Anaime y en la vereda Recreo Bajo (El Chuzo). De esos dos puntos salieron hacia el casco urbano del municipio de Cajamarca, donde se concentraron unas 5000 personas. Al llegar la noche, muchos de los campesinos que venían de las veredas se quedaron en la colonia, algunos pernoctando en la escuela. A las dos de la madrugada, irrumpe el ESMAD en Cajamarca, arrojando gases y granadas de aturdimiento, disparando y golpeando a las personas que se encontraban en los puntos de descanso habilitados para los campesinos. Capturaron a alrededor de 30 campesinos que estaban alojados en la escuela. Esta situación exacerbó los ánimos de la comunidad, según nos relata un dirigente campesino, cuya identidad no podemos revelar para proteger su integridad física:

A pesar de que se atravesaron palos y piedras en la vía, todo estaba en completa calma hasta la llegada del ESMAD… pues llegaron atropellando a los campesinos… los campesinos capturados mientras dormían fueron llevados a la estación de policía… iban con las manos en alto y el recibimiento del ESMAD fue con gases lacrimógenos. A estos campesinos los tenían en un camión y la cuadra estaba que no se podía respirar con gases. Muchos nos enfrentamos a los policías exigiendo respeto, furiosos por ese hecho del cual salieron muchos niños y ancianos afectados por los gases. Las casa aledañas a la estación se llenaron de gas y se encuentran varios niños en el hospital.

Por la mañana, nos relata este mismo campesino, la represión siguió, invadiendo casas particulares y dejando varios heridos con balas de goma y otro con una granada de aturdimiento que le fue arrojada a la cara. Fue filmado también un video, que ya circula en las redes sociales, en el cual se ve al ESMAD golpeando a patadas, bolillo y con culatazos a un muchacho mientras interviene la comunidad para rescatarlo [3]. Durante el transcurso de la mañana se unieron a los campesinos de Anaime otros provenientes de las veredas de El Cedral y El Brasil. Los campesinos hoy temen, particularmente, por la vida del dirigente comunal Julio Vargas, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Cedral, quien ha recibido amenazas y a quien, según relatos de testigos, la policía le disparó al cuerpo, fallando el blanco.

Un comunicado firmado por los Comités Ambientales y Campesinos del Tolima por la Defensa de la Vida, el Agua y el Alimento, con fecha 29 de Agosto, denuncia que están circulando boletas con amenazas de muerte contra los dirigentes de la movilización. También denuncian el arresto arbitrario en el que todavía se encuentran 10 campesinos en Cajamarca:

1. Carlos Mario Fierro
2. Edison Julián Bermúdez
3. Rubén Darío Varón
4. Pedro Pablo Cárdenas
5. José Wilson Fierro
6. Luis Crisanto Rodríguez
7. Edwin Jairson Ferrato
8. Julio Cesar Velandía
9. Adalver Ospitia
10. José Alveiro Peralta

En otro comunicado de los mismos comités, se denuncia la infiltración de las protestas por parte de personas, algunos menores de edad, que aparecían entre los manifestantes para hacer desmanes, y luego aparecían apedreando campesinos al lado de la policía. Se ha visto civiles portando armas de fuego y bombas lacrimógenas. También se ha visto supuestos “estudiantes” que cuando los compañeros les preguntaban de qué universidad venían, desparecían para luego ser vistos entre los uniformados, fotografiando manifestantes. Denunciamos esta infiltración, que tiene como objetivo estigmatizar, justificar la represión, crear confusión, desmoralizar. Condenamos la utilización de métodos propios de la “guerra sucia” en contra de los manifestantes. Condenamos la infiltración por agentes del Estado de una protesta que ha nacido del pueblo y que solamente convoca al pueblo. Resulta curioso que el gobierno denuncie la infiltración “insurgente” en la protesta cuando los únicos que sabemos que están infiltrando estas manifestaciones son ellos a través de sus fuerzas represivas. Estos hechos denunciados por los Comités Ambientales y Campesinos de Tolima, tienen un sólo nombre: terrorismo de Estado.

La población se encuentra aterrorizada por el trato salvaje que se está dando a la comunidad y el terror que se ha sembrado en el seno de la comunidad. Este sentimiento queda reflejado en la última comunicación que tuvimos con este dirigente campesino, que nos confesó su temor:

A estas hora de la noche el municipio de Cajamarca se encuentra incomunicado… amigo, la verdad tengo miedo por lo que me pueda pasar, lo que le pueda pasar a mi comunidad, somos gente buena, gente humilde y gente campesina… nuestro pecado es ser campesinos, y no tenemos la culpa de las políticas que emplea este Gobierno”.

Castilla (Coyaima)

En Castilla, la movilización se viene dando con creciente fuerza desde el mismo 19 de Agosto, convocando a agricultores, pequeños lecheros, ganaderos, caficultores y arroceros. Desde el día anterior al inicio del paro, llegaron a Castilla unos 1800 campesinos provenientes de varios municipios, principalmente de Chaparral, Roncesvalles, Ataco, Planadas, Ríoblanco, Prado, Natagaima, Coyaima y Dolores [4]. Esta masa humana fue creciendo hasta llegar a unas 3000 personas hasta el día de ayer, casi todos provenientes del sur y del oriente del departamento de Tolima.

Desde ese primer momento, la represión se ha ensañado con los campesinos movilizados. La policía ha destruido y saqueado las despensas con alimentos de los campesinos, ha invadido viviendas, tumbando puertas, para sacar a la fuerza a campesinos alojados en ellas y ha obstruido la movilidad de las personas por la vía pública. El día 20 se bombardeó desde helicópteros a la comunidad con gases lacrimógenos, asfixiando a ancianos y bebés, dañando viviendas. En Castilla, hasta el día 28 de Agosto, 46 personas habían sido heridas por la represión policial. Algunos (tres de ellos) por bala [5], otros por piedras arrojadas por el ESMAD y otros intoxicados por gases. También se contaba con tres personas detenidas arbitrariamente: Anderson Pinto (27 de Agosto), Edinson Chaguala y Humberto Montaña (28 de Agosto). También la policía ha infiltrado las protestas: los campesinos descubrieron a diez agentes infiltrados de civil, con gases lacrimógenos escondidos en la cintura, que estaban azuzando a los menores de edad para que hicieran destrozos, para justificar así una arremetida violenta de las fuerzas del Estado. Se vio a estos infiltrados luego reunirse con la policía en otro punto.

Se había eventualmente llegado a un acuerdo con el alcalde y la gobernación de Tolima, que el día 29, durante la jornada nacional de protesta, se cerrarían las carreteras y luego se abrirían de manera intermitente. El acuerdo, sin embargo, fue incumplido por parte de las autoridades: la movilización fue atacada por el ESMAD y por agentes de civil, que dispararon indiscriminadamente contra los campesinos. Un comunicado de los Comités Campesinos y Ambientales del Tolima, denuncia que a raíz de estos ataques habrían sido heridas de gravedad cinco personas (de un total de 24 heridos) y habrían muerto dos campesinos. Hemos podido corroborar que hubo al menos un muerto, según lo informa el corresponsal de semanario Voz, Nelson Lombana. Se trataría de un campesino del municipio de Ataco, llamado Jeiner Mosquera, al que la policía lo asesinó de un tiro a la cabeza [6]. Sin embargo, al parecer, otro de los heridos a bala en estos momentos se debatiría entre la vida y la muerte. También se denunció que el ESMAD impidió el paso de una ambulancia con dos enfermos, prueba de la gravedad de la arremetida de la fuerza represiva, que, aplastando todos los derechos de la comunidad, buscar infundir miedo para paralizarla.

*******



Esto es sólo una muestra del terror utilizado contra los campesinos y la población en apenas dos municipios donde ha habido protestas, en el departamento del Tolima. Esta situación no es excepcional: hemos recibido noticias de represión brutal en muchos otros departamentos, como el Cauca, Nariño, Valle del Cauca, Boyacá, Cundinamarca, Antioquia, Meta, etc. donde se está dando un trato militar y abiertamente terrorista por parte del Estado contra los manifestantes. Pese al terror, las protestas siguen en todo el territorio nacional, alimentadas por la indignación que este proceder y por los justos reclamos de una población hastiada, cansada del irrespeto de Santos, de los abusos de su fuerza represiva y de sus políticas de hambre y exterminio.

Algo nuevo está creciendo en Colombia, algo que es a la vez promesa de una vida nueva e indignación por la vida que el pueblo ha llevado hasta ahora… algo que ellos no pueden controlar. Ese es el temor del tirano que, desde la Casa de Nariño, miente, amenaza, da “papaya”, ordena bombardear y asesinar, vuelve a mentir y a amenazar. Ahora ordena militarizar Bogotá y saca a 50.000 soldados para despejar las carreteras en todo el país [7]. No sabe hacer otra cosa. Su violencia es la violencia de un tirano débil, solo, aislado, autista, temeroso. Él sabe, y nosotros sabemos, que pese a su violencia, es impotente. Algo nuevo está creciendo en Colombia, aunque le duela a la estirpe de los que, por derecho hereditario, han sido los dueños de Colombia por doscientos largos años de soledad.

José Antonio Gutiérrez D.
30 de Agosto, 2013


[1] Ver por ejemplo http://www.semana.com/nacion/articulo/protestas-furia-v...735-3
[2] http://anarkismo.net/article/25101
[3] http://www.youtube.com/watch?v=hOQygU4Bkws
[4] http://prensarural.org/spip/spip.php?article11744
[5] http://prensarural.org/spip/spip.php?article11854
[6] http://www.youtube.com/watch?v=hOQygU4Bkws
[7] http://www.semana.com/nacion/articulo/santos-ordena-mil...743-3

Imagen de uno de los heridos a bala en Castilla, municipio de Coyaima (Tolima)
Imagen de uno de los heridos a bala en Castilla, municipio de Coyaima (Tolima)

Imagen de la represión salvaje del ESMAD contra campesinos y estudiantes en Ubaté, Cundinamarca, el día 26 de Agosto
Imagen de la represión salvaje del ESMAD contra campesinos y estudiantes en Ubaté, Cundinamarca, el día 26 de Agosto

author by Marcha Patrióticapublication date Fri Aug 30, 2013 23:56Report this post to the editors

Urgente, a la comunidad nacional e internacional, la comisión nacional de derechos humanos del movimiento político y social marcha patriótica.

ACCION URGENTE

La Comisión Nacional de Derechos Humanos del Movimiento Político y social Marcha Patriótica, ALERTA sobre la grave crisis de derechos humanos que enfrentan las comunidades campesinas y populares de Municipio de Cajamarca (Tolima), luego que el líder social y campesino JULIO ROBERTO VARGAS MALAGON fuera declarado objetivo militar por parte de la Policía Nacional y el Ejército Nacional por el apoyo dado durante el Paro Nacional Agrario y Popular, ante lo cual denunciamos la grave situación que enfrenta el líder agrario JULIO ROBERTO VARGAS MALAGON, quien sufrió un atentado el día de hoy 29 DE AGOSTO DE 2013, en horas de la mañana cuando miembros de las instituciones anteriormente mencionadas le propinaron disparos de granadas aturdidoras a la cabeza.

Ante la gravedad de lo descrito anteriormente

RESPONSABILIZAMOS:

Al Estado Colombiano en cabeza del señor JUAN MANUEL SANTOS CALDERON, a la Gobernación del TOLIMA, Al General RODOLFO PALOMINO director general de Policía Nacional, Al General OSCAR GUTIERREZ director general Ejército Nacional, por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) cometidas por integrantes de las fuerzas militares y la Fuerza Disponible de la policía nacional en la zona de operaciones de las unidades Militares y Policiales que dirigen.

EXIGIMOS

Responsabilidad estatal frente a los derechos a la vida, la libertad, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y su hogar, al trabajo, la organización, la honra y reputación y a la libre movilidad de LOS LÍDERES CAMPESINOS Y GENTE DEL COMUN Y LIDERES SOCIALES DEL MUNICIPIO DE CAJAMARCA que desde el 28 de agosto se movilizan en el sector rural y casco urbano de este municipio, quienes al hacer ejercicio de su derecho legítimo a la protesta, se están viendo afectados por la acción arbitraria de las fuerzas policiales del Estado Colombiano.

INSTAMOS A LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS Y ORGANIZACIONES POPULARES A MANTENERSE ATENTOS Y ALERTA LA CRITICA SITUACION DE DERECHOS HUMANOS QUE ESTAN AFRONTANDO LOS CAMPESINOS DEL MUNICIPIO DE CAJAMARCA.

COMISIÓN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS

29 DE AGOSTO DE 2013

author by El Salmón Urbanopublication date Mon Sep 02, 2013 04:51Report this post to the editors

Una comisión de medios alternativos grabó este video que muestra cómo la fuerza policial utiliza armas no convencionales para reprimir la legítima protesta social en Colombia. Los hechos se presentaron en el corregimiento de Castilla (Coyaima), zona a la cual han llegado miles de campesinos e indígenas en desarrollo del Paro Nacional Agrario y Popular. Estos agentes del “orden público” fueron grabados el día 28 de agosto en el momento en que adelantaban acciones de agresión y provocación contra los manifestantes. Casi 24 horas después, el 29 de agosto, a eso de las 2:00 pm, una llamada de un labriego alertó del saldo trágico: “Un campesino del municipio de Ataco asesinado, JEINER MOSQUERA, al recibir un impacto de bala, al parecer de pistola en la cabeza, prácticamente a sangre fría a manos de la policía, 24 heridos, dos de suma gravedad, los que se debaten entre la vida y la muerte, doce detenidos, toda la comida incinerada, 22 celulares hurtados, dos computadores dañados, un megáfono destruido, una planta eléctrica arrasada en este corregimiento perteneciente al municipio de Coyaima, Tolima”. (Nelsón Lombana)

Related Link: http://www.youtube.com/watch?v=kQo6_TNmBJ8
author by El Salmón Urbanopublication date Mon Sep 02, 2013 04:51Report this post to the editors

Una comisión de medios alternativos grabó este video que muestra cómo la fuerza policial utiliza armas no convencionales para reprimir la legítima protesta social en Colombia. Los hechos se presentaron en el corregimiento de Castilla (Coyaima), zona a la cual han llegado miles de campesinos e indígenas en desarrollo del Paro Nacional Agrario y Popular. Estos agentes del “orden público” fueron grabados el día 28 de agosto en el momento en que adelantaban acciones de agresión y provocación contra los manifestantes. Casi 24 horas después, el 29 de agosto, a eso de las 2:00 pm, una llamada de un labriego alertó del saldo trágico: “Un campesino del municipio de Ataco asesinado, JEINER MOSQUERA, al recibir un impacto de bala, al parecer de pistola en la cabeza, prácticamente a sangre fría a manos de la policía, 24 heridos, dos de suma gravedad, los que se debaten entre la vida y la muerte, doce detenidos, toda la comida incinerada, 22 celulares hurtados, dos computadores dañados, un megáfono destruido, una planta eléctrica arrasada en este corregimiento perteneciente al municipio de Coyaima, Tolima”. (Nelsón Lombana)

Related Link: http://www.youtube.com/watch?v=kQo6_TNmBJ8
author by CNApublication date Mon Sep 02, 2013 05:16Report this post to the editors

En la noche del 30 de agosto la fuerza pública inició acciones violentas contra las mujeres campesinas y campesinos que se encontraban en el sitio conocido como el Cruce en la vía Armero- Líbano- Guayabal norte del Tolima.

A las 11 de la noche transmitimos una alerta por la desaparición en el río Lagunilla de la joven Maribel Sabogal quien ante los atropellos de la fuerza pública se lanzo al río, siendo rescatada por la defensa civil a las 2 de la mañana con golpes en su cuerpo, afortunadamente viva.

En este hecho brutal hay campesinos golpeados, y 12 detenidos estamos precisando sus nombres.

author by El Salmón Urbanopublication date Mon Sep 02, 2013 05:19Report this post to the editors

Los manifestantes del Paro Agrario ubicados en el corregimiento de Castilla, Municipio de Coyaima invitan a los vecinos, familiares y amigos al entierro simbólico del compañero JEINER MOSQUERA, labriego natural de Ataco Tolima, asesinado el jueves 29 A por las Fuerzas Brutas del presidente Santos, durante una operación de violencia extrema y estructurada contra el campesinado indefenso y desarmado.

¡PAZ EN LA TUMBA DEL COMPAÑERO CAÍDO!
¡CASTIGO Y CÁRCEL PARA LOS ASESINOS!

author by Comité Ambiental y Campesino de Cajamarcapublication date Mon Sep 02, 2013 05:21Report this post to the editors

EXIGENCIAS DE LOS CAMPESINOS DE CAJAMARCA QUE EN ESTOS MOMENTOS DESPEJAN LAS VÍAS ESPERANDO QUE EL GOBIERNO CUMPLA CON SU PALABRA:

1. No Minería en Cajamarca y el Tolima. No a La Colosa
2. Rechazo a la extranjerización de la tierra. En especial a las compras de tierra que hace Anglogold sobre Cajamarca.
3. Control de precios y subsidios a los insumos agrícolas.
4. Exigen seguridad social, salud y pensión para los campesinos.
5. Regulación a la intermediación entre productores y consumidores.
6. Participación de los Campesinos de Cajamarca en la Mesa Nacional.

author by Nelson Lombana Silvapublication date Tue Sep 03, 2013 05:59Report this post to the editors

Acompañamos ayer a una comisión de derechos humanos que recorrió el norte del departamento del Tolima con el fin de hacer acompañamiento a los campesinos brutalmente agredidos por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía y constatar de primera mano los desmanes de la Fuerza Pública.

Encontramos a seis jóvenes campesinos detenidos y golpeados violentamente, torturados y humillados en completa indefensión por una Fuerza Pública arrogante y petulante. La lucha de la comisión de derechos humanos por tener acceso al número y los nombres de los campesinos no fue fácil. Hasta último momento el comandante de policía de la estación de Lérida evadió el tema, pero la persistencia de la comisión finalmente se impuso.

Estaban allí confinados en el calabozo campesinos de tierra fría a temperaturas que superaban los 30 grados centígrados. Dos menores de edad, en horas de la mañana habían sido trasladados al municipio de Líbano. Incomunicados encontramos a: Luis Rodrigo Robayo, Evelio Isnad Gutiérrez, Oneider Herrera Bermúdez, Rosbey Antonio Luján, Ricardo Monroy y Brayan Steven Sánchez Delgado. Duraron toda la noche y el día sin probar alimento, solo un sorbo de gaseosa que a regañadientes permitió la Policía que le ofreciera el papá de uno de los detenidos y la comisión de derechos humanos.

El abogado Jaime Parra Cubides, consecuente con su palabra empeñada, viajó de la ciudad de Ibagué por cuenta propia a participar de la libertad de los detenidos. La diligencia de la fiscalía 32 de Lérida comenzó su labor muy temprano, pero sólo pasadas las cuatro de la tarde fueron puestos en libertad estos campesinos, cansados, golpeados, hambrientos y sin documentos de identidad algunos por cuanto el Esmad se los quemó, junto con la comida y algunas prendas de vestir. Dos motos y una cicla de la comunidad campesina fueron incineradas.

El trato del Esmad nada tiene que ver con un país democrático. Por el contrario, se parece cada día más al fascismo hitleriano. Con sus palabras sencillas y humildes, el campesino Ricardo Monroy, del municipio de Líbano relata su odisea sin dramatismo, pero sí con absoluta crudeza:

“Nos boliaron piedra, gases, nos sacaron corriendo y me dieron garrote. Me aporriaron feo. La Policía comenzó a tirarnos gases, nosotros les mandamos piedras. Arrancamos a correr bien arriba por la vía de Líbano y por allá bien arriba me cogieron y me dieron duro. Me aporriaron la cabeza, la espalda, la rodilla; me agarraron a pata. Me dijeron que me iban a matar. Me pusieron el chopo (pistola) en la frente y yo puse la mano, me dijeron baje la mano y si no lo matamos y lo dejamos por aquí. A usted nadie lo conoce, entonces fácil resulta dejarlo estirado por aquí”.

No contentos con la golpiza arremetieron con los términos más soeces e inhumanos. Ricardo Monroy relata: “Me decían ‘hijueputa, malparido, guerrillero gonorrea’. Después que me echaron al carro de la Policía el maltrato aumentó. Volvieron a decirme: ‘hijueputa, malparido, guerrillero gonorrea’. Me daban fuertes palmadas en la cara, me daban con ese bolillo e intentaron ahorcarme. Yo les dije: ‘no me vayan a ahorcar, no me vayan a ahorcar’”.

Brayan Steven Sánchez Delgado narra su propia experiencia así: “Nosotros íbamos subiendo por la carretera hacia El Líbano después del disturbio cuando salió la Policía y me cogió primero a mí y después otros dos pelados. A mí me botaron al suelo y me quitaron el bolso y el de un compañero; una vez me montaron en la patrulla le prendieron candela a los bolsos donde tenía todos los documentos de identidad y los de mi compañero con el que yo llevaba el bolso”.

“¿Qué llevaba en ese bolso? Tenía el Sisbén del hospital, registro civil, la cédula de ciudadanía. El compañero también tenía esos documentos más el pase, los papeles de la moto de su propiedad. Todos esos documentos fueron quemados con la maleta donde teníamos algunas mudas de ropa”.

“Luego nos echaron para Lérida, para el cuartel y nos metieron al calabozo. A mí no me golpearon. Sí recibí madrazos en forma, amenazas de que si intentábamos escapar nos mataban. Nos decían gonorreas, guerrilleros, conflicteros y muchas cosas más. Pasamos la noche en el calabozo los seis encerrados en el mismo. Ni tan cómodo ni tan incómodo era el calabozo para los seis. No nos dieron comida. Por la mañana un policía nos dio gaseosa y un pedazo de pan y no más”.

La comisión de derechos humanos fue hasta el cruce de carreteras, al teatro de los acontecimientos. Soledad sonora. Destrozos. Troncos aún humeantes. Comida quemada: arroz, papa, huevos, ahuyama, plásticos derretidos, maletas, frutas, etc. Rastro de humildes campesinos y huellas de salvajes.

En ese cruce de carretera hay un letrero que dice: Líbano 34 kilómetros, Murillo 55. Unas casuchas de gentes humildes y familias atemorizadas que no quieren contar lo vivido el día inmediatamente anterior después de las seis de la tarde. Susurrando cuentan entre líneas: “Todo esto se inundó de gas, dijo una señora, teniendo todos que salir corriendo por la carretera del Líbano. Era terrible, las balas de aturdimiento y balas de verdad se escuchaban. Todo era confusión”.

Encontramos prados quemados y muchos cartuchos de bombas de aturdimiento y gas lacrimógeno. No eran muchos los campesinos que estaban allí. Sin embargo, el operativo se montó como si hubiera miles y miles. Toda la fuerza bruta de la represión del Estado capitalista se puso una vez más al servicio de la oligarquía y en contra del pueblo campesino urgido de tantas necesidades y afugias económicas y sociales.

Por ahora ganó la oligarquía, solo por ahora. En el fondo de los corazones oprimidos y reprimidos de los campesinos hay la conciencia diáfana de que los tiranos son efímeros y los pueblos eternos. Por eso, la lucha, el paro nacional agropecuario y popular continúa en el departamento de Tolima.

author by Nelson Lombana Silvapublication date Wed Sep 04, 2013 06:03Report this post to the editors

Sobreponiéndose al miedo que implica decir la verdad en Colombia, campesinos tolimenses hablan sobre las bestialidades que viene cometiendo la fuerza pública, especialmente la policía Esmad, en el marco del ya histórico paro nacional agropecuario y popular, que se viene desarrollando con fuerza y decisión en varios departamentos, entre ellos, Tolima, corazón de la república de Colombia.

Hablan con sencillez y sin hipérboles. Solo la verdad y nada más que la verdad. Hay en sus rostros quemados por el sol y la lluvia eso sí, profunda indignación, una rabia contenida que poco a poco va saliendo a flote y con violencia. El presidente Santos debería entender que la serenidad del pueblo campesino, su humildad no es cobardía. Es compromiso con la patria, con la soberanía nacional, la paz con justicia social y con sus profundas necesidades socio – económicas. El pueblo solo exige una sola oportunidad, ni siquiera dos.

Algunos relatos escalofriantes son los siguientes:

- Jorge Espitia Montero, miembro del comité municipal de cafeteros del municipio de Dolores, Tolima: “Quiero decir en primer lugar que en este paro todos somos líderes. Esto para hacer claridad”.

“Viene sucediendo la concentración de campesinos en el corregimiento de Castilla, municipio de Coyaima, de distintas partes del suroriente del Tolima, reclamando los plenos derechos a la producción agrícola”.

“Usted sabe que a lo largo y ancho del país se viene manifestando por parte de los campesinos la necesidad que hay que el presidente de la república asuma una postura seria frente a la situación de crisis que tenemos en el campo. Son preocupaciones sentidas como el bajo precio de todos los productos, el café no viene siendo rentable para el cafetero, los paperos tienen el mismo problema, es decir, el problema es generalizado”.

“Los llamados TLC, Tratados de Libre Comercio son una situación que nos han puesto totalmente en desventaja en relación con otros países del mundo, porque sus economías están siendo plenamente subsidiadas y en esa materia hay que decir que el gobierno colombiano nos tiene totalmente olvidados”.

“La situación presentada en Castilla ha sido bastante compleja, ya que a pesar de estar Castilla en pleno centro del Tolima, no cuenta con las condiciones mínimas de infraestructura, hablo del alcantarillado, del acueducto. Eso hace que se nos haya venido presentando una serie de problemas en cuanto a cómo cocinar los alimentos. Aquí, colocan el agua cada dos días. Ese ha sido un problema sentido. Del alcantarillado ni para qué hablar”.

“Hay que decir que por parte de la fuerza pública, ha habido una total violación del Derecho Internacional Humanitario, DIH, y los Derechos Humanos. Aquí, hemos tenido campesinos encarcelados, campesinos golpeados y aquí hemos tenido también campesinos muertos. Hay que decir que la fuerza pública ha venido utilizando sus fusiles para atacar a los campesinos, cuando están los campesinos solamente reclamando sus Derechos”.

“Aquí, nos mataron un campesino, hay otro en muy mal estado y hay otros dos compañeros que están en estos momentos hospitalizados. Sobre el campesino asesinado debo decir que los hechos se presentan en una refriega entre campesinos y fuerza pública. La policía comienza a disparar y de un momento a otro cae este compañero asesinado”.

“El acompañamiento de los habitantes de Castilla hay que decir que es total. Gracias a ellos, es que hemos podido sostenernos; ha sido un apoyo total, por eso estamos muy agradecidos”.

“Estamos solicitándole al gobierno departamental y nacional que apropien los recursos necesarios para que se pueda construir el acueducto y el alcantarillado en esta ardiente población coyaimuna”.

- Jorge Rueda, campesino de Dolores, Tolima, herido: “Lo que pasa es que yo estaba en el cambuche, allá donde dormíamos nosotros y allá entró la policía y nos agredió, nos encendió a garrote a todos los que estábamos ahí”.

“En el hospital habíamos unos diez o doce heridos a puro garrote por parte de la policía Esmad. En realidad, yo le pongo más de 20 heridos, sin contar que hubo un muerto. El muerto que hubo fue a punta de bala”.

“De todas maneras, el paro sigue, porque están saliendo más campesinos y están llegando otros. En el sitio donde estaba hay más de mil campesinos y en total más de 4 mil en Castilla”.

“Estamos luchando por las necesidades que tiene el campo, como lo es el precio del café, todos los abonos tan caros; pedimos que lo rebajen de precio. El paro no creo que se levante sin soluciones porque yo escuché que iba más gente de Dolores para allá”.

“Nos quemaron la comidita, otra parte nos la botaron, nos dejaron prácticamente con nada. A pesar de eso, hay mucha gente en Castilla, esas calles son llenitas de gente. Sobre mi herida: Yo recibí garrote y pata como un berriendo, porque yo estaba encerrado, nos cogieron encerrados. Todos los aporriados fueron los que cogieron encerrados, porque los que estaban a campo libre no cogieron a nadie”.

“Es mentira la versión que dizque nosotros quemamos 600 bultos de arroz. Eso es mentira. Si quemaron fue solo un poquito. Herido y adolorido, pero no derrotado, pido al gobierno nacional mejoría para el campo, porque estamos totalmente abandonados y todo carísimo”.

- Carlos Novoa, campesino de Cajamarca, Tolima: “El atropello que el Esmad cometió contra toda la gente, sobre todo los niños, los ancianos y con toda la gente que se les presentaba por delante. Hay que decir que a todo el mundo aporriaron, ellos formaron el desorden”.

“Yo espero que los Derechos Humanos y el señor personero pongan esto en conocimiento para que les den un castigo a esos del Esmad, porque no es la manera correcta de actuar golpeando y tirando gases a las casas y todo quede como si nada hubiera pasado”.

“Ojalá, el gobierno nos cumpla a nosotros los compromisos que viene haciendo, porque la situación que tenemos es muy grave, los abonos están muy caros, los insumos agrícolas, todos los fertilizantes. Ojala, nos cumpla”.

“En Cajamarca hemos dado vía hacia Anaime y Potosí, son las vías hacia el cañón de Anaime. La vía central la dieron los antimotines a la brava”.

“Una cantidad de productos, sobre todo fríjol, arracacha y gulupa se vienen perdiendo, otros productos los venimos regalando a las personas necesitadas; los campesinos siguen produciendo, nuevamente recolectando, teniendo en cuenta que todos los campesinos estamos perdiendo, como también están perdiendo el sector de los transportadores”.

“En la agresión del Esmad por lo menos hubo 50 heridos, muchos de ellos se fueron para sus casas a hacerse la curación, otros fueron al hospital, como personas adultas y niños”.

- John Esneider Prieto Prieto, Concejal municipio de Líbano, Tolima: “El campesino fue víctima de los impactos de armas de fuego por parte de la policía nacional”.

“Está comprobado que la fuerza pública está utilizando nuevamente “Falsos Positivos”, porque tenemos grabaciones, tenemos material probatorio de que la policía cuando hace la quema de las motos era para judicializar a los mismos campesinos. Hoy se están colocando las denuncias en la procuraduría y en la personería y a la comisión de Derechos Humanos sobre lo que sucedió allí”.

“Lamentablemente, nuevamente el gobierno nacional demuestra su incompetencia para resolver el sentido problema de los campesinos del país. Lo que más me preocupa es que el gobierno está llamando a una guerra civil y lamentablemente está utilizando su fuerza pública únicamente para la represión y violar los Derechos Humanos de las personas”.

“El paro continúa. Ahora más que nunca hemos recibido el respaldo y solidaridad de la población en general. Ella nos dice que no decaigamos, que continuemos, que lo que estamos haciendo es por el interés colectivo del pueblo campesino”.

“Seguiremos al frente de la protesta, porque el paro continúa a nivel nacional y continuará en el municipio del Líbano. Convoco a todas las personas que se sientan afectadas por parte de las injusticias sociales del gobierno nacional contra el agro, para que salgan y nos apoyen y nos motivemos más. Esta lucha cada día crece. Así se comprueba que al Estado Colombiano le quedó grande el país, le quedó grande la parte agraria”.

“También hacerle un llamado vehemente a la comisión de Derechos Humanos y la ONU para que en forma inmediata se manifiesten y hagan presencia contra los actos vandálicos y terroristas que están ejecutando la fuerza pública, en este caso la policía nacional”.

author by Estudiantes de la UTpublication date Wed Sep 04, 2013 22:34Report this post to the editors

Durante el transcurso del día de hoy martes 03 de septiembre, 7 de los doce implicados en el cartel de la ignominia en Ibagué han realizado las denuncias pertinentes ante la Defensoría del Pueblo. Los estudiantes aclararon la situación en que se desarrollaron los hechos, brindaron testimonios y pruebas de su inocencia y dejaron en claro que temen por su integridad física y moral. Para los implicados en este desprestigio mediático, estos señalamientos sin pruebas ni debido proceso, son otro falso positivo, y por esta razón adelantarán acciones legales contra el comandante de la Policía y algunos medios de comunicación.
- NO MÁS criminalización de la protesta social del Tolima
- NO MÁS fabricación de pruebas por parte de la Policía
- NO MÁS montajes judiciales contra estudiantes de la UT
- NO MÁS estigmatización contra las juventudes tolimenses

¡VIVA EL PARO AGRARIO!

author by Profesores Periodismo UTpublication date Wed Sep 04, 2013 22:46Report this post to the editors

Los profesores y las profesoras del Comité Curricular del programa de Comunicación Social – Periodismo de la Universidad del Tolima rechazamos los señalamientos en contra del estudiante Jhon Fredy Sánchez Cruz, quien fue incluido en el cartel informativo de la Policía Metropolitana de Ibagué, como participante en desórdenes en la ciudad el pasado jueves 29 de agosto.

Aclaramos que el estudiante no participó en los hechos que se le imputan, y que por el contrario se encontraba adelantando la cobertura periodística de la situación como parte del equipo periodístico de la emisora universitaria Tu Radio.

Exigimos que el estudiante sea excluido de dicha lista y que se le garantice su presunción de inocencia, su buen nombre, su honra, su seguridad integral y por supuesto, su libertad para informar y acceder a la información como lo manda la Constitución Política de Colombia (Art. 20) y otras convenciones internacionales suscritas por el país y que regulan la libertad de prensa.

Igualmente nos preocupa la inclusión en este cartel de otros estudiantes de la Universidad del Tolima de manera indiscriminada, hecho que ocasiona la violación de derechos fundamentales.

Invitamos a los medios locales a que garanticen la transparencia informativa, la verificación de los hechos y el equilibrio en el manejo de las fuentes, como mecanismo para construir una sociedad plural y democrática que promueva los derechos ciudadanos que ampara la Carta Magna.

A la Procuraduría Regional, la Defensoría del Pueblo, la Personería Municipal y demás entes de control, les hacemos un llamado por la defensa y respeto de los derechos humanos, la presunción de inocencia, la libertad de expresión y de acceso a la información.

Y finalmente, exhortamos a la comunidad tolimense a que asuma una ciudadanía más activa en defensa de los derechos fundamentales y a que rechace la estigmatización de que está siendo víctima la Universidad del Tolima.

Dado en Ibagué a los 3 días del mes de septiembre de 2013.

author by MIA-TOLIMA Y SECTORES EN CONFLICTOpublication date Wed Sep 04, 2013 23:01Report this post to the editors

Después de 16 días de Paro Nacional Agropecuario y Popular en el Tolima, los campesinos y los sectores en conflicto sostuvimos, durante el día de hoy Martes, una reunión con el gobierno departamental y con dos delegados del alto gobierno: Huberto Guzmán por el Ministerio de Agricultura, y Luz Eugenia Vázquez por el Ministerio del Interior.

Ante este primer encuentro con el gobierno de Luis Carlos Delgado Peñón y funcionarios del gobierno nacional, puntualizamos.

1. Hasta el momento, formalizamos la instalación de una mesa de interlocución a nivel departamental, pero no negociamos algo, ya que las soluciones a los problemas de quienes vivimos y dependemos del campo no las resolverán los gobiernos departamentales, sino la transformación de la política nacional agraria que actualmente afecta a los campesinos y sectores productivos de la ruralidad.

2. El establecimiento de esta mesa estuvo acompañado de dos exigencias claras. En concreto, como campesinos y sectores en conflicto invitamos al gobierno departamental, a los funcionarios del Ministerio de Agricultura y del Interior a instalar una “Mesa Nacional de Interlocución y Acuerdo”, para discutir las exigencias contenidas en el Pliego Nacional Agropecuario y Popular radicado el pasado 8 de Agosto ante el Ministerio de Agricultura.

3. Igualmente, y frente a la propuesta del gobierno nacional de reunirnos el próximo 12 de Septiembre en un Foro Nacional agropecuario con el fin de definir una plataforma sobre la problemática del agro, lo consideramos inviable por cuanto este no resolverá la crisis agropecuaria que aqueja a gran parte del campo colombiano.

4. Teniendo en cuenta que hasta el momento no concretamos una solución a los problemas de los sectores en conflicto, nos mantenemos en paro. Incluso, llamamos a los compañeros concentrados en Castilla, el corregimiento de Coello-Cocora, el municipio de Cajamarca, en Rovira, en Chaparral, en Armero Guayabal, en Fresno y otros municipios del departamento a mantenerse. Además, convocamos al conjunto del campesinado del Tolima, a los trabajadores de la salud, a los docentes, a los estudiantes agrupados en la MANE y demás organizaciones estudiantes, taxistas, transportadores y a todo el pueblo tolimense a robustecer tales agrupamientos y en general a salir a las calles, ya que el paro no ha finalizado, hasta ahora está comenzando.

5. Finalmente, exigimos al gobierno de Luis Carlos Delgado Peñón brindar todas las garantías para que las concentraciones que actualmente existen y las demás que prosperen, se desarrollen sin hostigamientos, amedrentamientos y abusos del poder por parte de la fuerza pública. Igualmente, lo invitamos a que en la ciudad de Ibagué y todos los municipios donde se exprese la solidaridad para con el campesinado en paro, favorezca la movilización social, agraria y popular.

Ibagué, 3 de Septiembre de 2013

author by MIA - Tolimapublication date Tue Sep 17, 2013 18:04Report this post to the editors

Ante las necesidades que nos ha impuesto la crisis del agro y la ausencia del Estado, respondimos al llamado a paro convocado por las organizaciones de campesinos y agremiaciones de productores articuladas en la Mesa Nacional Agropecuaria y Popular de Acuerdo e Interlocución (MIA-Nacional); de hecho, consecuentes con tal convocatoria, nos concentramos en diferentes puntos del departamento, protagonizando golpes de opinión significativos durante las dos primeras semanas de paro.

Desafortunadamente, y en contra vía con el legitimo derecho a la protesta, la fuerza publica abusó de sus facultades, atropellándonos brutalmente y volviendo sus armas contra nosotros, el constituyente primario que lo reglamenta. Como resultado inmediato de esto, decenas de compañeros fueron reseñados públicamente sin haber sido juzgados por los organismos correspondientes, otros tantos fueron violentados y a unos cuanto más la policía le incineró, junto con sus pertenencias, sus documentos de identidad.

Ante esta situación, llamamos al campesinado victima de la brutalidad policial a elevar las denuncias correspondientes ante los organismos competentes en el siguiente orden:

- Quienes actualmente figuran en los carteles publicados por la policía, deben interponer una acción de tutela ante la Defensoría del Pueblo, la procuraduría y la contraloría con el fin de salvaguardar los derechos a la presunción de inocencia, al debido proceso, al buen nombre y a un juicio justo.

- Quienes fueron objeto de abusos de autoridad por parte de la policía y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), deben interponer una denuncia ante la procuraduría por abuso de autoridad, y -si es posible- señalando el nombre del agente, placa o código, y entidad a la que pertenece; y,

- A quienes la policía y el ESMAD les extraviaron o incineraron los documentos, o les hurtaron alguna pertenencia, entablar una denuncia penal ante la fiscalía.

Cualquier inquietud o asesoramiento, con los compañeros de la comisión departamental de DDHH del paro.

Ibagué, 14 de septiembre de 2013

Related Link: http://prensarural.org/spip/spip.php?article12116
Number of comments per page
  
 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
¿Què està passant a Catalunya?

Front page

Noi comunisti anarchici/libertari nella lotta di classe, nell'Europa del capitale

Luttons contre le harcèlement et toutes les violences patriarcales !

The Old Man and the Coup

Hands off the anarchist movement ! Solidarity with the FAG and the anarchists in Brazil !

URGENTE! Contra A Criminalização, Rodear De Solidariedade Aos Que Lutam!

¡Santiago Maldonado Vive!

Catalunya como oportunidad (para el resto del estado)

La sangre de Llorente, Tumaco: masacre e infamia

Triem Lluitar, El 3 D’octubre Totes I Tots A La Vaga General

¿Què està passant a Catalunya?

Loi travail 2017 : Tout le pouvoir aux patrons !

En Allemagne et ailleurs, la répression ne nous fera pas taire !

El acuerdo en preparacion entre la Union Europea y Libia es un crimen de lesa humanidad

Mourn the Dead, Fight Like Hell for the Living

SAFTU: The tragedy and (hopefully not) the farce

Anarchism, Ethics and Justice: The Michael Schmidt Case

Land, law and decades of devastating douchebaggery

Democracia direta já! Barrar as reformas nas ruas e construir o Poder Popular!

Reseña del libro de José Luis Carretero Miramar “Eduardo Barriobero: Las Luchas de un Jabalí” (Queimada Ediciones, 2017)

Análise da crise política do início da queda do governo Temer

Dès maintenant, passons de la défiance à la résistance sociale !

17 maggio, giornata internazionale contro l’omofobia.

Los Mártires de Chicago: historia de un crimen de clase en la tierra de la “democracia y la libertad”

Strike in Cachoeirinha

© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]