user preferences

New Events

Iberia

no event posted in the last week

Upcoming Events

Iberia | La Izquierda

No upcoming events.

La Izquierda

textLa Venganza de Salem 06:50 May 31 0 comments

textThe Family-Party-State Nexus in Nicaragua 03:06 May 10 0 comments

textHeyday for Nepali Communists 19:48 Jan 10 0 comments

imageRecuerdos en resistencia 20:57 Dec 02 0 comments

textDemocracia virtual 06:28 Nov 22 0 comments

more >>

Crítica a la CUP

category iberia | la izquierda | other libertarian press author Sunday January 17, 2016 15:53author by Ander Jimenez Cava Report this post to the editors

En lugar de asestarles la estocada final, como han tenido oportunidad, han preferido mantener los castellets y que sea el pueblo catalán el que soporte sobre sus espaldas a los que están arriba, que son los mismos de siempre.
logo.png


CRÍTICA A LA CUP

El día 27 de Septiembre, la CUP fue la única formación independentista que leyó los resultados electorales en el siguiente sentido: “La declaración unilateral de independencia iba ligada al plebiscito: no hemos ganado el plebiscito, luego no hay declaración unilateral de independencia”. Antonio Baños y Anna Gabriel valoraban así el hecho de que la CUP y JXSí no alcanzasen el 50% de los votos. De haberse tratado de un plebiscito, los votos por la independencia se hubieran quedado en el 48%. Y ahí se acabó la coherencia.

Entonces comenzó el espectáculo, una formación que se presupone anticapitalista y asamblearia arrojada al fango de la realpolitik. El hecho de que JXSí necesitara al menos seis escaños de los diez de la CUP para obtener la mayoría absoluta en el parlamento, situaba a la CUP en situación de partido bisagra, o sea, un partido minoritario que gracias a la pútrida matemática electoral tiene la llave para la formación de un gobierno.

Si ya es bastante dudosa la legitimidad de un parlamento burgués que emana directamente del orden continuista del 78, esa duda sobre la legitimidad se multiplica exponencialmente cuando es un partido con 336.375 votos quien decide sobre la formación de un gobierno en unas elecciones en las que han votado 4.115.807 personas. La sobrerrepresentación política de este partido es una consecuencia del profundo carácter antidemocrático del parlamentarismo tal y como lo conocemos en occidente. En parte, es la crítica a dichos fallos estructurales del sistema político los que han aupado a partidos como Podemos, Ahora en Común, y la mismísima CUP. Sin embargo los dirigentes de la CUP se han sentido muy cómodos en dicha situación, y aunque parezca contradictorio, han gestionado de la manera más “democrática” posible entre sus militantes la elección del nuevo gobierno catalán. Parece que la luz de los focos de los mass media disimulan muy bien las vergüenzas.

La legitimidad que concede este partido de izquierdas al parlament raya el surrealismo. Como he dicho, el parlament no es más que un tentáculo del régimen político del 78, hecho a imagen y semejanza del parlamento español. Además de las competencias, y que representa a aquellos que el establishment español decidió que eran catalanes allá por 1979, no difiere en nada del español en cuanto a “legitimidad democrática”. ¿Por qué un partido, pretendidamente de izquierdas, eleva este parlamento a la categoría de Voz del Pueblo de Catalunya? ¿Qué ha cambiado, sino el autonomismo de cierto sector derechista de la sociedad catalana (y levemente)?

Al entrar en el mundo de la política espectáculo (y abandonar la calle y la fábrica), la CUP se ha visto obligada a defender una impostura. Han vencido en el juego simbólico, ganando el pulso a la persona de Más (que no a su personificación), evitando que él obtuviese la presidencia. Pero en ese pulso han perdido la dignidad como organización, al ceder, de hecho, dos diputados al grupo parlamentario de JXSí , al obligar a dimitir a dos de sus diputados, y lo que es más importante, al investir a un representante de la derecha más reaccionaria de Europa, de la vieja oligarquía catalana, y de los poderes financieros. Toda esta desvergüenza no se puede tapar, ni siquiera con la legítima idea de libertad nacional, máxime cuando los opresores del pueblo catalán son los mismos que los opresores de clase, y son viejos conocidos en Catalunya, también por los militantes de la CUP.

El trabajo de legitimación del parlament por parte de la CUP ha dado sus frutos, un movimiento de base, presuntamente político, ha mutado en un partido burgués al uso, basando su dialéctica en una contradicción ficticia que enfrenta a los trabajadores entre sí y los integra con sus respectivas burguesías nacionales. Ese es el trabajo sucio y real que ha hecho la CUP, y con el que se ha ganado el aplauso y el respeto de una vieja oligarquía en transformación, que ha entendido, y muy bien, que sólo refundándose se mantendrían en el poder. En lugar de asestarles la estocada final, como han tenido oportunidad, han preferido mantener los castellets y que sea el pueblo catalán el que soporte sobre sus espaldas a los que están arriba, que son los mismos de siempre.

Dentro de la política institucional, las formas de funcionamiento son poco éticas (menos que en la academia, si cabe). El arribismo, el nepotismo, la corrupción y el tráfico de influencias son las armas de la clase política para conseguir cargos. Así es como ha funcionado siempre, y la CUP demuestra muy pocos escrúpulos al asumir acríticamente este hecho. Ya que han dejado a un lado la crítica a la podredumbre política y moral de los dirigentes de siempre, en pos de un procés que sigue apestando a continuismo y en el que la palabra ruptura cada vez se reduce más a una cuestión lingüística, mientras se vacía de contenido político.

Sigan pues, aclamando la investidura de un enemigo de clase. Los otros, los de siempre, seguiremos en la calle siendo perfectamente conscientes de que el cambio se ha de dar en la calle, en las relaciones sociales, en la fábrica y en la casa. No como una cuestión de identidad nacional que se dirime en el mundo emocional de los individuos para proyectarse en otra institución capitalista, sino en la realidad política de los deseos de transformación, que se establecen en la razón de que un cambio social es necesario, y cada vez más inevitable. Sigan regocijándose en la ilusión de que el bufón de la corte puede ser transgresor.

Ander Jiménez Cava

author by Mkpublication date Sun Jan 17, 2016 17:29Report this post to the editors

A qué organización pertenece Jiménez Cava?

 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
#Nobastan3Causales: seguimos luchando por aborto libre en Chile

Front page

Μετά την καταστροφή τι;

Aufruf zur Demonstration am 2.9.2018 in Unterlüß "Rheinmetall entwaffnen – Krieg beginnt hier"

Mass protest in central and southern Iraq

Ecology in Democratic Confederalism

[Colombia] Perspectivas sobre la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia 2018

Call for Solidarity with our Russian Comrades!

8 reasons anarchists are voting Yes to Repeal the hated 8th

Comunicado de CGT sobre la Nakba, 70 años de dolores para el Pueblo Palestino

[ZAD] Les expulsions ont commencé, la zad appelle à se mobiliser

Assassinato Político, Terrorismo de Estado: Marielle Franco, Presente!

La Huelga General del 8 de Marzo, un hito histórico

A intervenção federal no Rio de Janeiro e o xadrez da classe dominante

Halklarla Savaşan Devletler Kaybedecek

Σχετικά με τον εμπρησμό

Ciao, Donato!

[Uruguay] Ante el homicidio de un militante sindical: Marcelo Silvera

[Argentina] Terrorista es el Estado: Comunicado ante el Informe Titulado "RAM"

[Catalunya] Continuisme o ruptura. Sobre les eleccions del 21D

Reconnaissance par Trump de Jérusalem comme capitale d'Israël : de l'huile sur le feu qui brûle la Palestine

Noi comunisti anarchici/libertari nella lotta di classe, nell'Europa del capitale

Luttons contre le harcèlement et toutes les violences patriarcales !

The Old Man and the Coup

Hands off the anarchist movement ! Solidarity with the FAG and the anarchists in Brazil !

URGENTE! Contra A Criminalização, Rodear De Solidariedade Aos Que Lutam!

© 2005-2018 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]