user preferences

Hoy, indígenas de todo el país se toman Bogotá

category venezuela / colombia | luchas indígenas | non-anarchist press author Tuesday August 07, 2007 18:35author by onic Report this post to the editors

"Taita, ¿que es la muerte?,
Hijo, la muerte
es un escampar de la vida.
Taita, entonces dejemos
que la vida siga lloviendo"
(Hugo Jamioy)... a pesar del recuerdo nefasto de Hiroshima... En Colombia.

!!!Ní UN SEGUNDO MAS COLOMBIA SIN SUS PUEBLOS ORIGINARIOS!!!: DESDE HOY CIENTOS DE INDIGENAS SE TOMAN A BOGOTÁ.

(todo se transmirirá por dachi bedea, www.onic.org.co)

Con el dolor de sembrar a tres de usos hijos, ocasionado por un accidente de transito, cientos de indigenas del Cauca anoche retomaron el sendero de la palabra. En Chivas a esta hora (5:00 a.m.), ya están en territorio tolimense, mientras que muchos otros de diferentes regiones se uniran
al rio humano que será la conmemoración de la Semana de los Pueblos Indígenas
en Bogotá y en muchos rincones de Colombia. Del 6 al 10 de agosto.

A las 7 de la mañana se tiene previsto que lleguen a la capital de la República; En protabaco, los recibirán con alimento físico y espiritual indígenas de diferentes rincones del país, entre otros Muiscas, Kankuamos,
Nasas, Emberas, Ingas, Wayúu..., para eso de las 9 de la mañana marchar con bastones de mando por la Autopista Sur hasta el parque la Sevillana, "es un aporte al cumpleaño de Bogotá, para que el danzar de los Muiscas y de quienes fueron los originarios de la Sábana aviven sus espiritus y nos acompañen toda la semana y siempre".

Como no nos alcanza un solo día para dar a conocer nuestra resistencia y sobre todo nuestras propuestas en el tejido del país incluyente que nos merecemos, por la noche de hoy en el parque la Florida - engativá (donde pernotarán), un ritual de armonización, bajo el poder de la palabra y el fuego alimentará la jornada, para el 7 de agosto a partir de las 9 de la mañana, desde la Avenida 68 con calle 26 hasta la Plaza Sión Bolivar, seguir desalambrando la palabra, y en las imagenes de la Batalla de
Boyacá, recuerden que miles de indígenas ofrendaron sus vidas por la Libertad de Colombia.

"Queremos simbolicamente cruzar ese puente de la indiferencia y el desconocimiento de nuestros aportes como constructores de Paz", por ello el 8 (miercoles), le contaremos a los periodistas y alos medios de comunicación cual es nuestra real situación, en una rueda de prensa que convocan la ONU y la ONIC, en el CINU 'calle 100 con 8a' de 8:30 a 10:00 a.m.; mientras que cientos de originarios custodiaran a la Corte Constitucional, en donde y con quienes realizaremon una audiencia, a partir de las 11:00 a.m.

Y el 9 de Agosto, día internacional de los Pueblos originarios, desde la Plaza de Toros por carrera septima poblar la Plaza de Bolivar; mientras que una buena representatividad sesionará partir de las 9 de la mañana en el salón del Congreso de la Replública (esperamos que los padres de la patria nos visiten).

Como las aguas de los ríos, el 10 de agosto (viernes), "acompañaremos al pueblo Awá de Nariño, quienes por el conflicto armado en Colombia la Defensoría del Pueblo emitirá la Resolución Defensorial a favor de ellos; más de 200 indígenas los respaldaremos custodiados por la Guardía Indígena del CRIC.

De modo que, más de 600 indígenas, entre Nasas, Yanaconas, Guambianos, Totoroés, Kokonucos, Eperaras, Ingas, Kankuamos, Muiscas, Emberas, Pijaos, Amoruas, Tikunas, Coreguajes, Wayúu, Wiwas, Awá, U'was, Arhuacos, Zenues... en la Semana de los pueblos originarios "caminaran varios
senderos de los caminos reales del pueblo Muisca, en la busqueda de la Liberación de la Madre Tierra y desalambrar los espíritus que nos agobian y amenazan en nuestros territorios".

"Será una SEMANA por la DIGNIDAD y la VIDA, un capitulo más de la movilización permanente, en cumplimiento del Mandato de Cota en el 2001", puntualizó el presidente de la ONIC, Luis Evelis Andrade Casama. Por su parte la Consejera Mayor del CRIC, Aída Quilcue, ratificó que "Nuestra palabra en cada sendero y espacio, será cuestionar ante el país y el mundo, la legitimidad del Congreso de la República, el desconocimiento de la Constitución ante nuestros derechos ancestrales y que no sigan tejiendo a Colombia a espaldas de quienes por la lejanía e indiferencia no son
escuchadas sus voces y muchos menos reconocidos sus aportes en la construcción del día a día sembramos semillas de esperanza y vida en los campos".

ORGANIZACIÓN NACIONAL INDIGENA DE COLOMBIA – ONIC
"25 años de RESISTENCIA y LUCHA por una sociedad más INCLUYENTE"

!!NI UN SEGUNDO MÁS COLOMBIA SIN SUS PUEBLOS ORIGINARIOS!!! ¡!QUE NUESTRO SILENCIO SE CONVIERTA EN SOLO GRITO!!! ¡!ANTE EL FUSIL, LA PALABRA"

CONTACTO:
Presidente ONIC, 315-8572995.
Concejera Mayor CRIC, 314-3168002
2811845 ONIC.
comunicaONIC, 312-6394123 y Dachi Bedea,314-4635497.

author by Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca - ACINpublication date Tue Sep 11, 2007 07:07author address author phone (0928) 290958Report this post to the editors

"La dignidad de uno sigue siendo la dignidad de todos y todas. Por eso, mientras haya un solo pueblo, un solo proceso, un solo
colombiano o colombiana sometidos, agobiados y humillados por la miseria y la injusticia, ninguna persona en Colombia podrá conocer el sabor de la democracia o actuar con libertad". Movilización Nacional por la dignidad.

En Potosí, por ejemplo, fue como uno de esos encuentros de hermanos que se separan desde la infancia y que se eencuentran ya adultos. Una cosa es contarlo y otra vivirlo. Porque estar allí, recibir los saludos, los aplausos, los gritos de bienvenida y acogida que nos dieron en todas las ciudades y carreteras, al paso de la caravana de 27 carros (chivas) con 1500 personas, es una emoción incomparable. Y es que ésta fue una movilización de la emociones. Desde el dolor, desde la angustia, desde la rabia, desde el sentir que somos uno solo… Aunque lo que nos hace uno solo sea el hecho de ser necesitados, explotados, agredidos: los que no tienen más que el dolor por lo que se vive y el sueño de lo que debería ser.

Hablamos de la movilización nacional por la dignidad . En Colombia, según nuestra memoria, no se ha hecho una movilización como ésta. Pues se trató de salir a convocar dolores y conciencias comunes para tejer la unidad de los sectores populares, azotados todos por una agresión que viene de mucho tiempo atrás y va para lejos.

Salimos el 22 de julio y recorrimos todo el Ande, desde Santander de Quilichao hasta Bogotá, siguiendo el curso natural de la Madre Tierra: el curso de los ríos Cauca y Magdalena, los más grandes de la línea ecuatorial hacia el norte, atravesando la Cordillera Central y escalando la Oriental, hasta el altiplano cundi-boyacense. Un recorrido por algunas ciudades como Cali, Armenia, Ibagué y Bogotá, que llamamos la "visita por el país que queremos".

Una de las razones de esta visita es que en Colombia no hay libertad. Vivimos sometidos a un régimen que acalla, asesina, masacra y castiga. Quienes no están de acuerdo con los planes y visiones oficiales son tildados de terroristas. Éstas son expresiones actuales de la agresión del proyecto que llamamos de muerte donde el negocio es lo más importante.

Colombia tradicionalmente ha sido un país con un movimiento popular, amplio y diverso, la mayor parte de las veces con igual número de acciones políticas o reivindicativas y en muchas ocasiones negociadas, con resultados no siempre a favor de las mayorías movilizadas. Por eso es que se resalta la singularidad de esta movilización que no fue reivindicativa ni sectorizada; fue desde el movimiento indígena del Cauca para todo el país.

Es decir, fue una convocatoria a la unidad de los pueblos indígenas y a la unidad de todos los pueblos en una sola Jigra' (mochila o bolso tejido) porque estamos cansados de pronunciarnos y protestar solos.
La visita llevó el mensaje de que campesinos, afros y mestizos; estudiantes, trabajadores y trabajadoras; familiares de secuestrados y en general todo el pueblo, sintamos y compartamos el dolor de todas y todos para romper la 'privatización de la infamia' que es en lo que se convirtió el accionar del movimiento popular o de quienes sufren algún dolor.

Por eso a través de las visitas empezamos a tejer la jigra de la unidad. En cada ciudad llegamos delegados y representantes de cabildos indígenas del Cauca, otros pueblos indígenas y otros sectores sociales y populares de Colombia. En cada ciudad nos movilizamos con cientos de personas que se sumaron para desencadenar la esperanza, tuvimos un espacio de reunión donde cada organización social y popular dio a conocer sus problemáticas y sus propuestas para sumarse a la construcción de una agenda popular.

Esta concepción no es nueva. Desde nuestra plataforma de lucha y desde el Mandato Indígena y Popular de 2004 somos concientes que solos no podemos, que nos necesitamos mutuamente para resistir pacíficamente y que tenemos la obligación de tejer un plan de vida ante el plan de muerte que nos impone el imperio.

Antes de hacer las visitas, desde el norte del Cauca conformamos comisiones de trabajo para la planeación y orientación política, para la logística, para la comunicación y educación y para la gestión de apoyos.
Comisiones que nos reunimos constantemente para definir acciones coordinadas con todos los sectores para poder alcanzar el objetivo y que nos facilitara la llegada a cada lugar. Vimos y probamos la solidaridad de todos los sectores que nos hicieron un recibimiento caluroso, no sólo por su afecto y credibilidad, sino porque nos esperaron con alimentos y lugares seguros donde descansamos después de cada jornada.

A pesar de que los medios de comunicación nacionales se enfocaron en un solo punto de la agenda, el acuerdo humanitario, desinformando el verdadero sentido de la movilización, tejer entre pueblos y organizaciones sociales y populares el país que queremos, logramos nuestro objetivo por cada sitio donde pasamos. Los gestos de la gente, la alegría sincera, la solidaridad eficaz fueron la ruta de esta movilización.

En la Plaza Bolívar –llamada así en homenaje al Libertador que llegaba allí a celebrar sus victorias en las tierras del Sur– un compañero afro pronunció que llevamos 515 años de soledad y fue silenciado por la misma lógica que estaba denunciando. Una mujer nasa retomó el discurso y al leerlo en su totalidad generó una ovación de la multitud concentrada en la plaza.
Desde siempre y con mayor razón al encontrarnos con esas infamias, nunca más permitiremos que nos arrebaten la palabra.

La Plaza de Bolívar es uno de los centros de poder del país. En sus costados están ubicados el Congreso, el Capitolio y a unos pocos metros la casa de Nariño, sede de gobierno y casa de paso del sanedrín uribista. Pero Ciudad Bolívar es uno de los sitios más pobres de toda América. Hay personas de toda Colombia que llegaron allí por la violencia, por el desplazamiento forzado. Así que después de sembrar la palabra en la plaza, la Visita, con su caravana de 27 chivas, se concentró en Potosí, uno de los barrios de Ciudad Bolívar. En ese compartir del pueblo con el pueblo, en el lugar más despreciado y temido de la Capital, donde
ni la misma policía se atreve a entrar, se vio el símbolo más grande y bello de esta movilización. "Aquí siempre vienen a utilizarnos en campañas electorales, pero nadie viene con buenos propósitos" nos decían. "Gracias por venir" decían y salía cada vez más gente desde sus casas a encontrarnos.

Uno de los frutos de la Visita son los criterios éticos de trabajo en unidad que se construyeron a lo largo de la marcha y donde se ratificó la necesidad de recoger y sintetizar de manera clara y concisa estos temas en unidad. Porque la tarea actual es la
construcción de un borrador de agenda de los pueblos para la resistencia y la alternativa, una síntesis de asuntos esenciales para tejer la jigra del nuevo país, a partir del aporte y la reflexión que hicimos en las ciudades y en Ciudad Bolívar, que se hará público tan pronto como sea posible.

Para que nadie sea dueño de la agenda, para empezar a destruir las distancias y deshacer los protagonismos, es que se proclamó la ética de los pueblos. "Llévenme para el Cauca" nos dijo un niño en Potosí. Pero no íbamos a llevarnos a nadie, sólo íbamos a sembrar la esperanza y ésta nos pertenece a todos.

Related Link: http://www.nasaacin.net/
 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
George Floyd: one death too many in the “land of the free”
© 2005-2021 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]