user preferences

venezuela / colombia / historia del anarquismo / anarchist communist event Tuesday May 22, 2018 07:56 byGrupo Libertario Via Libre

ENCUENTROS ÁCRATAS. CICLO: MIJAÍL BAKUNIN.
Segunda sesión: “Federalismo, Socialismo y Antiteologismo” (1868)
Fundación Prosiembra. (Calle 31 a No. 16-23)
Jueves 24 de mayo. 6:00 pm.

ENCUENTROS ÁCRATAS. CICLO: MIJAÍL BAKUNIN.
Segunda sesión: “Federalismo, Socialismo y Antiteologismo” (1868)
Fundación Prosiembra. (Calle 31 a No. 16-23)
Jueves 24 de mayo. 6:00 pm.

iberia / workplace struggles / news report Tuesday May 22, 2018 04:07 byCNT Aerotecnic

Si no lo remedia una negociación de última hora, la huelga en Aerotecnic Metallic SLU comenzará el próximo jueves 24 de Mayo a las 7:00 am y será de carácter indefinido.

Aerotecnic Metallic forma parte del grupo Aerotecnic, formado por la citada empresa además de Aerotecnic Assembly, Aerotecnic Composites y Delta Aeronautic. Este grupo empresarial, controlado por el empresario Enrique Marques Aranda, está especializado en gestionar de forma integral la fabricación de estructuras y componentes aeronáuticos, siendo sus principales clientes Alestis y Airbus. El grupo cuenta con dos centros de trabajo, uno en Sevilla y otro en el Puerto de Santa María (Cádiz). El centro de trabajo de Sevilla, situado en el Parque Teconógico Aerópolis, lo comparten la totalidad de los trabajadores de Aerotecnic Metallic (110 operarios) y una parte de Aerotecnic Assembly (10 trabajadores).

La sección sindical de CNT se constituyó el pasado mes de Marzo en el centro de trabajo de Sevilla, recogiendo y dando expresión al descontento generalizado en la plantilla provocado por la falta de estabilidad en el empleo (con frecuentes oleadas de despidos por goteo que se quedan al borde de rebasar los límites del despido colectivo encubierto), congelación de salarios, incumplimiento del convenio colectivo en materia de vacaciones, faltas de medidas de acondicionamiento y seguridad de la planta y abusiva contratación temporal.

La recién constituida sección sindical de CNT solicitó una reunión con la dirección de la empresa a la que asistirían con sus respectivos asesores para tratar de negociar una tabla reivindicativa que fue producto de la decisión asamblearia de sus afiliados. La respuesta de la empresa fue la negativa total a cualquier reunión o considerar la más mínima concesión. Es más, la empresa incluso se negó a descontar la cuota sindical de la nómina de aquellos afiliados que lo solicitaron, incumpliendo flagrantemente el artículo 11.2 de la Ley Orgánica de la Libertad Sindical.

El efecto provocado por la decisión de la empresa de ni si quiera reunirse con la sección sindical y sus asesores fue el contrario al que esperaban: la CNT siguió creciendo hasta alcanzar más de la mitad de la plantilla de Aerotecnic Metallic, y luego se extendió a la otra empresa del centro, Aerotecnic Assembly, donde está afiliada el 80% de la plantilla.

Ante la absoluta cerrazón de la empresa, y tras haber requerido de nuevo una reunión que no obtuvo respuesta, la asamblea de la sección sindical decidió convocar huelga indefinida hasta la consecución total de sus objetivos: estabilidad en el empleo, cumplimiento de las normas establecidas en materia de vacaciones, fin de la congelación salarial, regulación y extensión a toda la plantilla de un plus establecido por la empresa, conversión de contratos temporales en indefinidos, acondicionamiento y medidas de seguridad en la planta, mejoras de derechos para el personal de oficina, abono del plus tóxico, penoso o peligroso para aquellos trabajadores que deberían cobrarlo y derechos para la representación sindical.

Para paliar el descuento del salario a los huelguistas, la CNT ha creado una Caja de Resistencia con un reglamento de acceso para los afiliados que secunden la huelga, que permitirá mantener la huelga prácticamente de manera indefinida. Además de ello, se preparan concentraciones, manifestaciones, campaña de información, campaña de recaudación para reforzar la Caja de Resistencia y se establecerá una estricta vigilancia de cualquier posible maniobra de la empresa que vulnere el derecho fundamental de huelga para interponer de manera inmediata las correspondientes denuncias a la Inspección de Trabajo y los Juzgados de lo Social.

No obstante todo lo anterior, la CNT confía en que el grupo Aerotecnic emprenda por fin la vía del diálogo y la negociación. La última oportunidad para evitar la huelga la ofrecerá el SERCLA (Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía), organismo dependiente de la Junta de Andalucía que ha convocado a ambas partes para una mediación para el lunes 21/05/2018. Si la empresa sigue enrocada en no negociar, la huelga indefinida será un hecho y amenaza con afectar no solo a Aerotecnic Metallic, sino con extenderse a las restantes empresas del grupo Aerotecnic.

brazil/guyana/suriname/fguiana / movimiento anarquista / opinión / análisis Monday May 21, 2018 00:22 byCoordinadora Anarquista Brasilera (CAB)

Nuestra estrategia permanente pasa por la construcción de poder popular a partir de la creación (o recreación) de organizaciones populares clasistas y autónomas, que avancen paso a paso en su protagonismo como pueblo organizado. Pero, solo una carta de intenciones no bastaría para cumplir con la tarea de participar y disputar la hegemonía d este poder popular. No se trata apenas de propagar los principios sino incidir y garantizar el funcionamiento de estas organizaciones. Cuanto más libertarias y socialistas sean internamente estas organizaciones y movimientos, nuestro proyecto tendrá más oportunidades. Es decir, tener un federalismo funcional como modo de gestión política; apuntar a la autogestión como modo de producción socioeconómica; tener un comportamiento solidario con las demás organizaciones y movimientos de clase; contar con democracia interna y alto grado de participación popular, y dar la pelea en la forma más avanzada para cada etapa de la lucha popular. De esta forma construiremos la hegemonía anarquista en el seno de los movimientos populares en construcción y/o avance.

Poder, dominio y clases sociales

Las relaciones de poder permean todas las relaciones sociales. Estas envuelven a los agentes sociales en las más diversas disputas y en las tentativas de influenciar situaciones. En las sociedades divididas en clases sociales existe una relación de poder específica que se puede manifestar en las diferentes esferas sociales (económica, política e ideológica): el dominio y la dominación.

La dominación ocurre cuando una clase, un grupo o un individuo ejecuta el proyecto de otra persona, grupo o clase contra sus propios intereses, perjudicándose y reforzando los privilegios del dominador.
Las clases sociales marcan la historia de la humanidad desde la aparición de las grandes civilizaciones hasta hoy; poseen un papel destacado y específico en el capitalismo. Las relaciones entre las clases sociales son relaciones de dominio.

El anarquismo, como una corriente socialista, lucha por el fin de la dominación y, consecuentemente, por el fin de las clases sociales, teniendo como objetivo construir un sistema igualitario (socialista) y libre (libertario).
Para alcanzar este objetivo, es necesario que los anarquistas en general, y nuestras organizaciones políticas en particular, construyan una estrategia y un programa que oriente el camino general de esta transformación.

El siguiente cuadro sistematiza lo que entendemos por estrategia y programa de una organización política.

Elementos estratégico-programáticos

A continuación, discutimos y conceptualizamos la estrategia y el programa de modo general, siguiendo con los otros elementos presentes en el cuadro.

Estrategia y programa

La estrategia envuelve una lectura de la realidad, los objetivos que se quieren alcanzar y un camino para eso. No es nada más que la ciencia del conflicto, en última instancia, el estudio de la guerra (en todos los niveles, formas e intensidades), incluyendo la guerra social o lucha de clases.

La idea de estrategia surge de la relación conflictiva entre clases, grupos o personas y del hecho de que las disputas políticas envuelven intereses antagónicos.
Necesitamos dibujar una línea que unifique nuestra actuación de modo que sea federalista, más nunca fragmentada. De modo que podamos efectuar una actuación compacta y cohesionada internamente, una práctica política que acumule para la organización y esto significa simplemente, una línea que construya o reconstruya las organizaciones sociales necesarias que serán la base del poder popular. A esta línea unificadora le damos el nombre y la carga conceptual de programa.

El programa formaliza una estrategia determinada y, por tanto, orienta las acciones para un período y un lugar determinados. Para la construcción de un programa, tenemos que usar la evaluación y la planeación estratégica, que debe presentar tanto las reflexiones estratégicas como las nociones sobre dónde nos encontramos, a dónde queremos llegar en un determinado momento y cómo recorreremos ese camino.

Un programa concretiza la línea que aplicamos en un período. Se puede tomar para períodos de tiempo cortos o más largos. Contiene una serie de puntos, metas y objetivos a ser aplicados en el cortísimo plazo o en el corto plazo (entre congresos, por ejemplo) y refleja el objetivo central de la estrategia (general o de tiempo restricto). Presenta las herramientas adecuadas para la acción popular, de base y combativa, para un trabajo de unificación de las luchas, de actuación a partir de nuestros frentes y la generación de una identidad en el que diversos sujetos sociales se vean y actúen a partir de una noción de clase oprimida.

Hay, con ello, una línea política general que guía nuestras iniciativas en un tiempo concreto. Sin embargo, puede ocurrir que los objetivos estratégicos de un período no tengan total correspondencia ni con nuestra capacidad militante (tanto de infra como de personal para trabajar en todos los niveles necesarios) ni con nuestra fuerza de intervención social. Aún así, tenemos que transformar en práctica política concreta aquello a lo que apuntamos como objetivos generales para esta etapa. El programa será el instrumento que guiará los actos concretos que haremos para realizar nuestra hipótesis de estrategia. Por eso también podemos hablar de agenda que serán las distintas operaciones que deberán estar en marcha para efectivizar una fuerza viva (esto porque tenemos la intención de hacerla nacer) y que enfrenta condiciones de vida duras, fragmentación, desesperación causada por la miseria, pérdida de la idea de futuro colectivo, tejido social fragmentado y avance ideológico tanto de la vieja derecha (oligarquías, fisiológicos, capital financiero y/o nacional) como de la nueva derecha (fracciones de la clase dirigente conformando una nueva élite política-administrativa a partir de los gobiernos de “izquierda oficial”).

Evidentemente, el objetivo finalista y la estrategia general de la organización pueden aparecer en el programa. En este caso, se trata de un “programa máximo”, con poca variación. Sin embargo, es importante que el programa contenga elementos más restringidos, de corto y mediano plazo.

Análisis de estructura / estructural

Es la evaluación de los elementos que permiten comprender el sistema y la estructura en los cuáles estamos insertos, teniendo en cuenta nociones de larga duración. Ese tipo de análisis se fundamenta en la historia y busca presentar los principales rasgos estructurales (que no varían mucho con la coyuntura) del sistema capitalista, del Estado, de la cultura hegemónica vigente (siempre con esa noción de largo plazo).

El análisis del capitalismo de Marx en El Capital, por ejemplo, es estructural, así como la teoría anarquista del Estado (independiente del partido que está en el gobierno). La estructura es más profunda y posee elementos de mayor permanencia que la coyuntura; en un análisis de este tipo, abordamos el sistema de dominación y su estructura de clases, independientemente de si la empresa X o Y tiene un mayor poder económico o de si el partido A o B está en el poder ejecutivo o legislativo.

Análisis de coyuntura / coyuntural


Es la evaluación de los elementos que permiten comprender el momento en que se encuentra el sistema y la estructura de la sociedad, o sea, cual es la caracterización del período en que se encuentra una sociedad y sus rasgos más importantes. Este tipo de análisis es por lo tanto más inmediato que el análisis estructural y tiene en cuenta los cambios en las políticas económicas, los partidos políticos en el poder, los bloques económicos capitalistas, los escenarios internacionales y nacionales, guerras, conflictos, grandes eventos, movimientos populares, la cultura en un sentido más inmediato, etc.

Como anarquistas, creemos que aún con limitaciones estructurales/coyunturales, la acción humana tiene posibilidades para modificar/transformar la sociedad. Por eso, debemos tener en cuenta en estos análisis las acciones humanas que han contribuido a las conformaciones sociales en cuestión. Como no estamos completamente condicionados por la estructura/coyuntura, tenemos que pensar cómo nos posicionamos y cómo actuamos en relación a ellas.

La coyuntura es el momento vivido, pero es necesario hacer un recorte de la realidad para poder intervenir sobre ella. Son, por lo menos, tres recortes simultáneos. Uno de ellos, es un recorte temporal, es decir, el período al cual nos referimos.

Podemos decir que el período de tiempo que estipulamos es el siguiente (cortísimo plazo = 2 años; corto plazo = 4 años; mediano plazo = 8 años; y largo plazo = 12 años o más), o el que estamos analizando la coyuntura del mes, del bimestre, del trimestre y así sucesivamente. También podemos afirmar que analizamos la planificación de algún otro agente (ej: puede ser otro partido político o una institución del enemigo), y allí se utiliza el recorte de tiempo que este otro agente estipuló. Otro recorte de tiempo necesario es la dimensión geográfica, es decir, sobre qué territorio estamos analizando. Podemos analizar tanto la coyuntura de una región metropolitana (ej.: la Restinga) como podemos intentar analizar Rio Grande del Sur o hasta aventurarnos a un análisis global de la realidad de la Guerra contra Iraq. Simplemente no se puede hacer política fuera del tiempo y del espacio, y por tanto, estos dos recortes son fundamentales.

Objetivo finalista

Es inflexible y establece la sociedad que se quiere para el futuro. En el caso de la CAB, conforme a nuestros principios, los objetivos finalistas son la revolución social y el socialismo libertario. En el caso de un programa anarquista, consideramos que es necesario delinear los rasgos generales de ese sistema, es decir, lo que proponemos para la autogestión y el federalismo en las tres esferas. El objetivo finalista se consolida con la conquista de la sociedad por medio de las fuerzas del pueblo con la victoria del poder popular, a través de un proceso revolucionario de largo plazo. Esta victoria significa que el poder político se organizará de forma federalista y revolucionaria, y la autogestión socioeconómica estará presente en toda la escala del territorio liberado.

Es importante saber que los objetivos finalistas no deben ser confundimos con la estrategia general. La definición de los objetivos que queremos alcanzar está definida por la posición ideológica que asumimos, por tanto, cambiar los objetivos generales implica un cambio ideológico, pero no necesariamente ocurriría la misma cosa con la estrategia pues revisar la estrategia, no implica cambiar los principios. El socialismo libertario sería un objetivo, la construcción de poder popular tal vez esté más en el campo de la estrategia.

Son esos objetivos los que condicionarán el establecimiento de nuestras estrategias y tácticas, pues son los objetivos, los que condicionan las estrategias y éstas condicionan las tácticas; es eso lo que los anarquistas han llamado la coherencia entre medios y fines. Ese objetivo finalista es establecido a partir de la utopía.

La utopía es un elemento inflexible y permanente; se trata de un lugar a ser construido, la inspiración que, aplicada en términos concretos, traza el objetivo finalista. El lugar a ser construido es la sociedad socialista y libertaria, donde la forma de organización social para vivir en colectividad no pasará por métodos de la injusticia, sistemas de privilegio ni de reconstitución de un Estado. Puede ser que nunca la vayamos a alcanzar, pero este lugar es el que direcciona los objetivos y tiempos estratégicos de la organización.

Estrategia general / permanente

Es inflexible y se caracteriza como la planeación general que coordina los objetivos finalistas (donde queremos llegar) y los medios empleados, de manera que esos objetivos sean promovidos en relación con las otras fuerzas en disputa, partiendo del momento en que se encuentra (caracterizado por el análisis estructural y el coyuntural). En el caso de la CAB, apuntamos como estrategia general: “La estrategia general del anarquismo que defendemos se basa en los movimientos populares, en su organización, acumulación de fuerza y en la aplicación de formas de lucha avanzada con el fin de llegar a la revolución y el socialismo libertario; proceso que se da conjuntamente con la organización específica anarquista que, funcionando como fermento/motor, actúa conjuntamente con los movimientos populares y proporciona las condiciones de transformación. Estos dos niveles (los movimientos populares y la organización anarquista) pueden también ser complementando por un tercero: la tendencia, que suma un sector afín de los movimientos populares. Esta estrategia, por tanto, tiene por objetivo crear y participar en los movimientos populares defendiendo determinadas concepciones metodológicas y programáticas en su seno, de forma que puedan apuntar hacia un objetivo de tipo finalista, que se consolida en la construcción de una nueva sociedad.”

Esta estrategia implica el proceso revolucionario de largo plazo, con el protagonismo de las clases oprimidas y con un alto nivel de confrontación (en todos los niveles, militar, político, social, económico, jurídico y principalmente, ideológico). En un programa anarquista, es preciso que se discuta con más detalles para caracterizar las líneas generales de la estrategia. En general, en un programa, es relevante que se apunte un tiempo más o menos esperado para esa gran etapa, es decir, para la consolidación de esos objetivos.

Podemos decir otras cosas: La estrategia corresponde a una teoría de los aspectos más generales y de cambio lento del sistema, y una política de ruptura dirigida hacia sus estructuras fundamentales de dominación. En esta categoría se define una caracterización del sistema de dominación, el capitalismo y las estructuras de poder dominante, el núcleo duro instituido por la formación socio-histórica… En este ámbito tenemos definida una estrategia de poder popular revolucionario. Postulamos como sus elementos constitutivos: el protagonismo de las organizaciones populares, una nueva articulación político-social, la ruptura revolucionaria como insurrección popular. El conjunto de los elementos sistemática y coherentemente reunidos apuntan hacia objetivos de tipo finalista: una revolución de carácter socialista y libertaria que comprende un frente de clases oprimidas como sujeto de transformación. Por ahí camina el programa finalista, que guarda un conjunto de medidas y proposiciones que representan el sentido de tal reestructuración social.

Nuestra estrategia permanente pasa por la construcción de poder popular a partir de la creación (o recreación) de organizaciones populares clasistas y autónomas, que avancen paso a paso en su protagonismo como pueblo organizado. Pero, solo una carta de intenciones no bastaría para cumplir con la tarea de participar y disputar la hegemonía d este poder popular. No se trata apenas de propagar los principios sino incidir y garantizar el funcionamiento de estas organizaciones. Cuanto más libertarias y socialistas sean internamente estas organizaciones y movimientos, nuestro proyecto tendrá más oportunidades. Es decir, tener un federalismo funcional como modo de gestión política; apuntar a la autogestión como modo de producción socioeconómica; tener un comportamiento solidario con las demás organizaciones y movimientos de clase; contar con democracia interna y alto grado de participación popular, y dar la pelea en la forma más avanzada para cada etapa de la lucha popular. De esta forma construiremos la hegemonía anarquista en el seno de los movimientos populares en construcción y/o avance.

Estrategia de tiempo restricto

Es inflexible dentro del plazo estipulado y constituye la estrategia para un tiempo determinado menor que el tiempo de la estrategia general; no es la estrategia general pues su tiempo es más restringido y no es la táctica porque posee rasgos más duraderos y menos flexibles y no solamente operacionales. Asimismo, abarca una etapa determinada, menor que la etapa de la estrategia general y mayor que la etapa de un conjunto restringido de tácticas.

Se vincula a los cambios con mayor velocidad y que no pueden ser reducidos al campo de la táctica, correspondiendo a un análisis de una formación social concreta en su actual etapa de desenvolvimiento, para considerar particularmente sus condiciones y posibilidades. Se trata de encontrar respuestas lógicas a una afirmación anterior que decía: “La estrategia es una sola, la que cambia en tiempo de reflujo es la táctica”. No cambia solo la táctica, sino también determinados aspectos, o zonas, de la estrategia. La estrategia se entiende en constante articulación e interacción con la táctica.

Por esta categoría tomamos definiciones sobre el carácter de la etapa (o fase), donde reunimos elementos descriptivos y analíticos que “cortan” períodos históricos y nos brindan modelos operativos del sistema en su dinámica histórica. El programa mínimo, particularmente, se liga a los problemas que se enfrentan con el modelo dominante y la acumulación de fuerzas antagonistas para construir una alternativa libertaria.

Puede ser que debido al programa mínimo tengamos una zona de consenso con los sectores clasistas del campo de la izquierda, lo que en sí no representa ningún problema. Lo que no puede faltar como elementos de distinción y de definición son las líneas generales que van a marcar nuestro perfil en la práctica política y en las tareas correspondientes dentro de planes y plazos que demarcamos en la etapa que corre. En el marco amplio de un programa mínimo que agrupa las pautas de lucha contra el modelo, nuestra estrategia parte de donde estamos y como lo estamos haciendo, para tener prioridades y planes de crecimiento, formar alianzas y crear fuerzas sociales más decisivas.

Se trata de algo que hace parte de la estrategia general, pero limitado a determinado campo. Su posibilidad de cambio es mayor que el de la estrategia general y menor que el de la táctica. Serán líneas generales en determinado campo de actuación que alimentarán el programa de trabajo para un determinado período. Por ejemplo, tenemos una estrategia general para llegar al socialismo libertario y una estrategia de sentido restricto dentro del campo de la salud, que dialoga con la estrategia general. En la actuación dentro de la lucha del campo de la salud utilizaremos diversas tácticas.

Siendo esta nuestra estrategia permanente, hacemos cortes de tiempo, esto es, cortes con un plazo estipulado. Para el cortísimo plazo (con un tiempo exacto = 2 años), y para el corto plazo (= 4 años), tiempo en el que llevaremos a cabo nuestra estrategia. En el período más corto y visible de tiempo (o sea, donde y cuando podemos efectuar nuestra planificación), definiremos objetivos centrales, determinantes de las variaciones y cambios a lo largo de este plazo de tiempo y apropiados para garantizar la autonomía decisoria por medio del modelo federalista. A esta forma más corta de la estrategia le damos un nombre que refleje el concepto de estrategia de tiempo restricto (aplicada en estos tiempos restringidos)

Táctica

Es flexible y está dotada de autonomía, constituye una acción o un conjunto de acciones de carácter momentáneo que tiene como objetivo promover la estrategia restricta, así como la estrategia general. Son bastante prácticas y concretas pues “dialogan” con el día a día de la organización y su práctica política.

Está constituida por el plan de acción a ser realizadas como metas de la organización para el corto plazo. En este sentido, opera en el presente histórico, desde los problemas y conflictos específicos concretos. Es donde se apuesta por soluciones organizativas y de la táctica general, es decir, los acuerdos, los conceptos, los criterios de trabajos y los objetivos que serán transversales a toda la militancia, como un solo compromiso político durante la acción. Su ejecución y sus buenos o malos resultados dependen, por tanto, de una visión global y/o solidaria de los compañeros/as, además de su propio lugar de inserción o tarea específica. Esa es la naturaleza de una organización política. Si no es capaz de concentrar la fuerza en líneas transversales se debilita su acuerdo asociativo y se termina definiendo con acciones sin sentido.

Para recorrer la estrategia hasta llegar al objetivo finalista tenemos que tener objetivos intermedios de corto, medio y largo plazo, pues hacen parte del camino que estamos construyendo. La organización de la militancia social en tendencias, por ejemplo, es algo táctico que puede estar o no dentro de una misma estrategia, pero una vez adoptada puede perdurar a lo largo de los años, aunque sea una táctica. Esas acciones ligadas a esos objetivos, llamada táctica, deben estar en sintonía con los objetivos generales, por tanto con la estrategia general. Deben ser ejecutadas basándose en los principios, pero con la sensibilidad suficiente para percibir su mayor maleabilidad en el sentido del cambio de las diversas tácticas a lo largo de la construcción estratégica que va a dialogar con la coyuntura en que está inserta.

Fines y medios

Las tácticas deben estar subordinadas a la estrategia de tiempo restricto, que a su vez debe estar subordinada a la estrategia general, que debe estar subordinada a los objetivos finalistas.
No son “los fines lo que justifican los medios”, sino que los fines deben determinar los medios (estrategias, tácticas, etc.)

Esta es una coherencia a la que no podemos renunciar. Lo que hacemos hoy contribuye a donde vamos a llegar mañana.

Traducción: Alejandra - Grupo Libertario Vía Libre
Link: www.anarkismo.net/article/30085

internacional / workplace struggles / news report Sunday May 20, 2018 22:56 byALB Noticias

Después de dos años con reuniones de trabajo y varios plenos internacionales (Bilbao, Milán y Frankfurt) se ha gestado una nueva internacional anarcosindicalista y sindicalista revolucionaria, que este domingo ha sido bautizada como la Confederación Internacional del Trabajo. El Congreso, organizado por la USI-AIT, comenzó el pasado viernes y terminó el domingo, celebrándose en la ciudad italiana de Parma, un antiguo bastión del anarcosindicalismo durante el período del "biennio rosso" (1919-1921) como así demostraron en la ruta histórica que llevaron a cabo el viernes.

La CIT será la continuadora del legado y la misión de la Asociación Internacional del Trabajo (AIT), organización actualmente muy reducida en cuanto a cifras de afiliación pero que está en proceso de implantarse en el sudeste asiático, como atestiguan el crecimiento en Indonesia y el primero de mayo en Bangladesh o sus contactos en otros países de la zona. A pesar de que la CIT se inicia con 6 sindicatos, el resto de organizaciones que han participado en este congreso (y otras que no) está previsto que se vayan adhiriendo según vayan celebrando sus propios comicios internos. De momento hay unas cuantas organizaciones que tendrán el estatus de simpatizante. La noticia de cnt.es comunica lo siguiente:

Finalizado el Congreso y aprobados los estatutos, se ha fundado la Confederación Internacional del Trabajo (CIT), asociación internacional que englobará el anarcosindicalismo y el sindicalismo revolucionario, compuesta por USI - Italia-, FAU -Alemania-, CNT -España-, IWW - Norte América-, ESE -Grecia- e IP -Polonia.

CNT tomará la secretaría de la internacional durante el primer bienio, posteriormente FAU y en tercer lugar IWW. Durante el primer lustro de la internacional USI se hará cargo de la tesorería. Las cuotas irán acordes al poder adquisitivo de cada país, se reconocen 3 niveles de poder adquisitivo. El tercer nivel, más bajo, va dirigido a países en desarrollo de América Latina, Asia o África.

Durante los próximos años, los ejes de trabajo serán la formación, la acción sindical y la expansión. En el ámbito formativo, se intercambiará información laboral a nivel internacional, se realizarán escuelas de verano y se realizarán traducciones de materiales para compartirlos. Por otro lado, en la acción sindical se reforzará y establecerá el 8 de marzo como día de lucha de derechos de las trabajadoras y se compartirán conocimientos de diversos sectores industriales.

Por último, la expansión se basará en compartir contactos de organizaciones afines, traducción de propaganda y especial atención al trabajo con trabajadores migrantes, sin derechos, transfronterizos, etc. Otros objetivos a medio plazo serán el transporte, género, sector restauración, trabajadores encarcelados y migrantes, educación y salud. Se acordó albergar el siguiente congreso en Alemania, a petición de la FAU,

Se cierra este Congreso internacional entre aplausos y sinergias de sindicalismo combativo, tras varios días de intenso trabajo, con la sensación general de haber iniciado un proyecto ilusionante y con visos de convertirse en un hito histórico.


Por contextualizar debemos decir que por otra parte CGT impulsa dos coordinaciones, por un lado la Coordinadora Roja y Negra, de tendencia anarcosindicalista, a la que pertece o ha pertenecido alguna de las organizaciones que ahora se adhiere (o lo hará próximamente) a la CIT, y por el otro lado la Red Internacional Sindical de Solidaridad y de Luchas, que trata de aunar diferentes sindicatos de izquierdas, en general.

Esta última Red celebró un encuentro en El Escorial del 25 al 28 de enero en El Escorial (España) del que ya nos hicimos eco en su momento. El encuentro consistió en un análisis de coyuntura general, mesas sectoriales laborales (ferroviario, educación, automóvil, salud, telemarqueting,...), mesas sobre mujeres (cuidados, aborto, mujeres, violencia de género, 8 de marzo...) y una puesta en común final que se plasmó en un manifiesto conjunto.

[Enlaces a vídeos de la presentación, conclusiones de cada día y resolución final aquí].

La Asociación Internal de Trabajadores (IWA en sus siglas en inglés), la internacional a la que anteriormente pertenecía la CNT de España y a la que todavía pertenecen algunos sindicatos (expulsados de CNT o que la han abandonado) también tiene noticias. La expansión que está realizando ASF-IWA, su sección australiana, por Filipinas, Singapur y Bangladesh parece que está dando sus frutos como muestran las imágenes tomadas el primero de mayo en este último país (galería de fotos en facebook). Otras como la Persaudaraan Pekerja Anarko-Sindikalis (PPAS) de Indonesia lideran la lucha de los trabajadores de Uber en Yakarta.

Todas estas organizaciones internacionales nos hablan de un desarrollo potencial del sindicalismo revolucionario más allá de las regiones tradicionales (Europa y América Latina) y muestran la "globalización" definitiva de las tendencias socialistas libertarias en el sindicalismo.

internacional / workplace struggles / entrevista Sunday May 20, 2018 22:49 byCNT

Con motivo del Congreso fundacional de la Nueva Internacional, entrevistamos al Secretario de Exteriores del sindicato, Miguel Pérez. Nos explica los entresijos de este histórico evento, que pretende crear un espacio que relanzará las ideas libertarias a nivel mundial.

¿Puedes describir el proceso que ha llevado hasta este congreso fundacional?

Bueno, el proceso como tal arranca en el XI Congreso de CNT, en Zaragoza, en diciembre de 2015. Allí se decidió lanzar de forma inmediata un proceso de fundación de una nueva internacional. Entonces no lo podíamos saber, pero parece que estábamos tocando una fibra sensible del anarcosindicalismo a nivel mundial, dado el inmenso interés que se ha generado y la necesidad que se percibía de una internacional operativa.

Sea como sea, varias organizaciones hermanas, como son FAU de Alemania, USI de Italia y la histórica FORA de Argentina se sumaron al proyecto. En seguida nos dimos cuenta de que el proceso iba a ser largo y de que era mejor caminarlo despacio, buscando siempre los consensos, para llegar a tener una Internacional que evitase caer en los errores del pasado y que respondiese a las necesidades actuales del anarcosindicalismo a nivel global. A partir de ahí, convocamos la Conferencia Internacional de Barakaldo, en noviembre de 2016, a la que invitamos a una serie de sindicatos afines para presentar nuestra propuesta. Desde ese momento, las organizaciones que habíamos decidido sumarnos ya al proceso, empezamos a trabajar en la organización de este congreso fundacional, al que llegamos más de dos años después de iniciado el camino.

El proceso ha sido difícil en ocasiones porque todas las organizaciones integrantes somos horizontales (como no puede ser de otra manera), con procesos de toma de decisiones de abajo a arriba, y a menudo hemos tenido que hacer encajes de bolillos con el calendario para garantizar que se respetaban los plazos y los procesos internos de cada una. Por ejemplo, en CNT hemos celebrado tres plenos confederales en los que se ha tratado el tema de la Internacional. De hecho, en sucesivas etapas, los acuerdos tomados en estos plenos han constituido las columnas principales del proyecto. El ejemplo más evidente es el propio congreso fundacional, cuyas ponencias centrales son de los sindicatos de Compostela y Valladolid.

A título personal, quiero decir que siempre me ha impresionado la madurez de la que ha hecho gala la organización en estos debates y la oportunidad y relevancia de los acuerdos tomados. Nada habla mejor de ello que el consenso que han generado entre todas las demás secciones de la Internacional.

- ¿Qué es lo que más te motiva en la creación de la Nueva Internacional?

En primer lugar, creo que la capacidad de nuestras organizaciones de llevar a buen puerto un proceso tan largo y complicado habla mucho de la madurez que hemos alcanzado en los últimos años las organizaciones anarcosindicalistas, a nivel global. Esto encierra un gran potencial, que espero que la nueva Internacional ayude a desarrollar.

Después, me parece que en buena medida la idea de internacionalismo, en el ámbito libertario y sindicalista en general, pero también más allá, estaba muy distorsionada. Durante mucho tiempo ha parecido que bastaba con estar incluidos en una internacional formal y celebrar encuentros regularmente para ser internacionalista, aunque a menudo ese proyecto careciese de contenidos, más allá de la ocasional colaboración o muestra de apoyo simbólica. Esto ha dado lugar a estructuras internacionales que son cascarones vacíos, sin mucho contenido en su interior, pero con toda la parafernalia de grandes proyectos globales. En realidad, no hace falta irse al terreno internacional para entender por qué sucede esto. Cualquiera se puede dar cuenta de que una coordinación, a cualquier nivel, de la actividad de grupos que no tienen actividad solo puede ser formal y aparente. Es por eso que desde esta secretaría hemos insistido siempre en que el internacionalismo solo puede surgir como una extensión del trabajo de las secciones en el territorio local. No se trata, como erróneamente se ha querido interpretar, del tamaño de las secciones ni de su número, sino de que éstas aborden con entusiasmo un proyecto de construcción de una alternativa sindicalista revolucionaria en su ámbito local, y que a partir de ahí converjan con otras en el nivel internacional para ayudar a este proyecto local a desarrollarse.

En ese sentido, creo que ahora estamos en situación de aportar herramientas para construir un modelo de internacionalismo que supere lo formal y se construya como un complemento positivo a la actividad local de las secciones. Sin duda, esto exige explorar nuevas formas de solidaridad y trabajo conjunto entre las secciones, cuya coordinación deberá ser más estrecha y más flexible también. Hay mucho que desarrollar en este sentido, pero también hay muchas ganas e ilusión.

Puede parecer paradójico que el internacionalismo, así entendido, parta de lo local y vuelva al territorio, pero si se plantea de otra manera no pasa de ser una entelequia metafísica, sin relevancia alguna para el trabajo cotidiano de sus integrantes. Tengo la esperanza de que, por fin, el internacionalismo deje de ser una medalla que se cuelgan las organizaciones para cubrir el expediente y pase a ser una realidad que aporte recursos y contenido a la realidad local de las secciones. Me parece que esta nueva Internacional es la oportunidad de conseguirlo.

- ¿Qué propuestas ves más positivas de cara al Congreso fundacional de la Nueva Internacional?


En mi opinión, es muy positivo que las propuestas presentadas vayan claramente en la dirección de construir una Internacional que responde al modelo que he explicado antes. Por un lado, se busca explorar todas las formas posibles y necesarias de la solidaridad y el trabajo conjunto, desde la formación y el debate compartidos, hasta el apoyo en conflictos sindicales, campañas conjuntas, defensa frente a la represión, recursos compartidos, etc. La ponencia de Valladolid hace un listado exhaustivo de posibilidades en este sentido. No cabe duda de que unas se podrán desarrollar mejor que otras, dependiendo de las necesidades y posibilidades de las secciones, de que con el tiempo imaginaremos más formas de cooperación, etc. Pero como punto de partida me parece que nos marca un objetivo ambicioso y nos propone una serie muy amplia de tareas, como tiene que ser. ¡No va a faltar trabajo en la nueva Internacional desde el primer momento!

Por el otro lado, la propuesta de Compostela define una estructura flexible, que busca, precisamente, facilitar esta coordinación ente secciones. Me consta que la ponencia parte de compañeras y compañeros que han venido acompañando el proceso de la nueva Internacional desde el principio y se nota que hay tras ella una profunda reflexión sobre los errores cometidos en el pasado. Es evidente que la existencia de un comité de relaciones busca facilitar el flujo de información entre secciones y el desarrollo de propuestas directas de colaboración entre éstas. Precisamente, de eso se trata.

Lo más destacable es la sinergia que se da entre ambas ponencias, que se complementan a la perfección. Sin duda, habrá mucho que pulir en los meses y años venideros, pero este hecho constituye, a mi entender, una prueba irrefutable de que nuestra reflexión sobre el internacionalismo se enmarca ya en un nuevo horizonte, mucho más prometedor. También me parece extremadamente positivo que así lo hayan entendido las otras secciones, que han tomado ambas ponencias como documentos base a debatir en el congreso.

-¿En qué campos pensáis que la Nueva Internacional tiene más posibilidades de resultar útil a las trabajadoras y trabajadores?


Como he dicho antes, es hora de que nuestras organizaciones internacionales empiecen a hacer aportaciones positivas al desarrollo de sus secciones locales. Desde el momento en que el anarcosindicalismo y el sindicalismo revolucionario son, no ya útiles, sino necesarios a las trabajadoras y a los trabajadores de todo el globo, una Internacional que contribuya a su desarrollo y asentamiento no puede sino ser positiva. En este sentido, compartir experiencias, formación y recursos sería un primer paso en muchos casos.

Además, a menudo las condiciones laborales, salariales y de vida en un territorio vienen determinadas por el lugar que ocupa en una cadena global de producción y consumo. Una organización internacional se encuentra en posición de aportar perspectiva y análisis a esta estructura global y constituir el marco en el que planear una respuesta. No cabe duda de que nuestros recursos van a ser muy limitados en este sentido durante mucho tiempo, pero el objetivo es avanzar para poder acometer la respuesta a grandes procesos globales.

Finalmente, en el sentido de lo dicho anteriormente, la solidaridad internacional tiene que materializarse en actos que vayan más allá de emitir comunicados o realizar piquetes de solidaridad. La forma concreta de esta solidaridad dependerá, claro, de cada caso particular, de las necesidades de las secciones implicadas, etc. pero la nueva Internacional debería tender a plantear procesos y proyectos conjuntos que respondan a estas necesidades en función de sus posibilidades. Se deberán abordar estos casos con imaginación, creatividad y resolución y en ese sentido, el papel del comité de relaciones puede ser fundamental a la hora de facilitar estos procesos.

-¿Qué retos se tiene que plantear esta Nueva Internacional a corto, medio y largo plazo según vuestra forma de entenderla?


Bueno, como dice el periódico anarquista, está Todo por hacer. El primer paso evidente es construir el andamiaje que se decida en el congreso y organizarse para poner los primeros proyectos en marcha. A la nueva Internacional le esperan unos meses de trabajo muy serio para echar a andar. Además, como cualquiera que tiene un aparato nuevo, hay que aprender a manejarlo. Es decir, habrá que ver cómo se materializan en la práctica las formas de funcionamiento que se decidan, cómo se superan los fallos que se detecten (que los habrá, seguro) y desarrollar una cultura y una ética organizativas. Todo esto se dará con el tiempo, pero es evidente que es el objetivo de la nueva Internacional en el plazo más inmediato.

A medio plazo, se deberán recoger y materializar estas nuevas formas de colaboración y solidaridad. Conforme se avance en este proceso, es de esperar que empecemos a ver más instancias en las que el internacionalismo se incorpore a la práctica cotidiana de las secciones en el terreno local. Esto será un proceso gradual, en el que se avanzará conforme la nueva Internacional se demuestre capaz de responder a las necesidades locales. En cierta medida es un proceso que ha empezado ya, pero del que no podremos conocer su verdadero potencial hasta que empiece a desplegarse en serio, una vez constituida la Internacional y puesta en marcha. En este sentido, me parece que el objetivo no debe ser tanto aumentar el número de secciones que integran la Internacional sino estrechar la relación entre sus componentes. Es decir, desde luego se van a ampliar los contactos con todos los grupos anarcosindicalistas que estén interesados, a nivel global, pero creo que la prioridad debe ser dotar de contenido a la solidaridad internacional y sentar unas bases sólidas para el trabajo conjunto. Si la nueva Internacional consigue hacer esto, se asegurará de contar con el interés de aquellas organizaciones que busquen plantear una alternativa sindicalista revolucionaria real y no solo en ponerse una etiqueta. Cualquier crecimiento, para tener fundamento, se debe dar de forma orgánica, partiendo de relaciones de trabajo. Hay, por tanto, que empezar por desarrollar ese trabajo.

Y a largo plazo, la revolución social planetaria, ¿no?

-Finalmente, ¿podéis hacer alguna valoración general del panorama político y económico internacional, desde un punto de vista global?

Desde mi punto de vista, y ésta es una opinión personal, obviamente, la principal característica del mundo actual, a un nivel político e intelectual, es la ausencia de un proyecto revolucionario de transformación social. Por primera vez desde la aparición de la modernidad, la cultura occidental parece haber agotado su dialéctica de oposición interna. Si desde el siglo XVII, por lo menos en un nivel meramente intelectual, siempre había existido una tensión ente diferentes corrientes en el seno de las sociedades occidentales, ésta ha desaparecido, como forma consciente y articulada, desde el fracaso del marxismo, la derrota manu militari del anarquismo y la domesticación del movimiento obrero. Esto se traduce en una serie de síntomas muy evidentes: la incapacidad de la izquierda de plantear alternativas, ni siquiera conceptuales, a los sistemas vigentes; la repetición de mantras o el aferrarse a modelos caducos por parte de los sectores recalcitrantes, por ejemplo, lanzando una vez tras otra proyectos electorales que no pueden conducir a nada o aferrándose a internacionales que no son operativas; la desorientación absoluta de las movilizaciones de oposición, en cuanto van más allá de aspectos muy concretos; el retorno al nacionalismo y a la xenofobia de quienes no se reconocen ya en una izquierda sin proyecto; el auge del populismo basado en el miedo y la incertidumbre y un largo etcétera.

No se me escapa la enormidad de esta afirmación. Tampoco que sería fácil encontrar ejemplos que la contradicen, algo por otro lado normal en un planteamiento tan amplio. Creo que serían las excepciones que confirman la regla. En todo caso, las características del panorama político y económico global son síntomas de este problema de fondo. Es urgente, por lo tanto, para enfrentarse a los muchos aspectos negativos de la situación, volver a poner sobre la mesa un proyecto revolucionario de transformación social a escala planetaria. Y hacerlo de forma práctica, no solo en el discurso o en el nivel teórico, que también. Es decir, la tarea a la que nos enfrentamos es nada menos que articular un proyecto donde todos los proyectos se han agotado y hacerlo, además, de manera que incida en la realidad social actual y que permita la incorporación de amplias capas de la población. Creo sinceramente que esto solo se puede hacer en clave libertaria, mediante organización no jerárquica desde la base y rechazando los cantos de sirena del electoralismo, apostando por la autogestión y la acción directa.

En ese sentido, me parece que a menudo no somos conscientes del papel que juega la CNT actual, como nodo en este contexto. No el único, desde luego, y por supuesto mejorable en muchos sentidos. Pero me parece que nuestro modelo sindical, los acuerdos de nuestros últimos congresos, el programa de 10 puntos que han aprobado recientemente los compañeros catalanes y las compañeras catalanas, la incorporación efectiva de una perspectiva de género a nuestra práctica, etc.; todo ello habla de un esfuerzo importante por aterrizar planteamientos consecuentemente revolucionarios y transformadores, anarcosindicalistas, en un contexto social, económico y político concreto. Sin duda se podría hacer mejor en una situación ideal, avanzamos mediante prueba y error, y nos equivocamos y equivocaremos muchas veces, pero avanzamos: CNT es el proyecto y la alternativa que hace falta y que estamos construyendo todos y todas por la vía de los hechos.

Volviendo al terreno internacional, se están dando intentos de llenar este vacío de proyectos revolucionarios amplios con propuestas muy imaginativas e igualmente aterrizadas a situaciones concretas. Casi sin dudarlo, el caso más obvio e interesante sea Rojava y el Confederalismo Democrático. Pero no por eso debemos hacer de menos el papel de CNT y otras organizaciones hermanas en este ámbito global. No en vano, en los últimos años nuestra proyección internacional se ha disparado y se ha despertado un merecido interés por nuestro modelo y nuestras propuestas. Creo que la nueva internacional tiene un papel muy importante que jugar en este sentido, como proyección al nivel global de esta voluntad de ser alternativa revolucionaria, y tengo la confianza en que conseguirá dar forma a este proyecto práctico y teórico tan necesario.

This page has not been translated into 한국어 yet.

This page can be viewed in
English Italiano Català Ελληνικά Deutsch



Rojava: Mensaje urgente de un compañero anarquista en Afrin

Rojava: Mensaje urgente de un compañero anarquista en Afrin

Thu 24 May, 01:16

browse text browse image

33125681_1637440596376773_969028897825882112_o.jpg image[Colombia] Encuentros Ácratas. Ciclo: Mijaíl Bakunin May 22 07:56 by Grupo Libertario Via Libre 0 comments

cntaero.png image[Sevilla] CNT convoca huelga indefinida en Aerotecnic Metallic SLU May 22 04:07 by CNT Aerotecnic 0 comments

Cuadro 1 imagePara una teoría de la estrategia May 21 00:22 by Coordinadora Anarquista Brasilera (CAB) 0 comments

cit3.jpg imageFundada en Parma la Confederación Internacional del Trabajo (CIT) May 20 22:56 by ALB Noticias 0 comments

congresoiasr2018.jpg imageEntrevista al Secretario de Exteriores de la CNT May 20 22:49 by CNT 0 comments

indigenas1.jpg imageColombia: La guerra contra las comunidades continúa May 20 22:42 by Sub★Versión 0 comments

p_18_05_2018.jpeg imageComunicado de CGT sobre la Nakba, 70 años de dolores para el Pueblo Palestino May 20 13:38 by Secretariado Permanente 0 comments

download.jpg imageΝα Ξανασκεφτούμε... May 19 20:00 by Χρήστος Καραγιαννάκης 0 comments

repeal8thwsmbannerthin.jpg image8 reasons anarchists are voting Yes to Repeal the hated 8th May 18 19:33 by WSM 0 comments

Ba Jin em 1928 imageO movimento anarquista no Japão: os mártires de Tóquio May 18 04:17 by Ba Jin 0 comments

32587435_613916275627678_8428096706708504576_n.jpg image“La minga es un tema de unión, de fuerza”, entrevista en memoria de Ramón Ascúe May 17 04:09 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

macri_fmi_sale.jpg imageFuga de dólares na Argentina e o papel dos acordos abutres no governo Macri May 16 21:42 by BrunoL 0 comments

Omar Aziz image"Τοπικά Συμβούλι^... May 14 19:28 by Hourriya 0 comments

0000.jpg imageDemocracy, Radical Democracy, and Anarchism—A Discussion May 13 14:41 by Wayne Price 0 comments

again1.jpg imageSouth Africa: Minimum wages can’t end suffering when the rich abuse the poor May 12 19:31 by Bongani Maponyane 0 comments

41cbhezm4nl_1.jpg image“Zero de Conduite” του Jean Vigo May 11 21:00 by Barrie Sargeant 0 comments

suizaexplota.jpg imageLa CNT de Gijón es acusada de organización criminal y extorsión May 10 15:02 by Todo Por Hacer 0 comments

thetake.jpg imageResist-Occupy-Produce: What can Anarchists and Syndicalists Learn from Factory Take-Overs ... May 10 05:52 by Leroy Maisiri & Lucien van der Walt 0 comments

textThe Family-Party-State Nexus in Nicaragua May 10 03:06 by Trevor Evans 0 comments

no5.jpg imageΣκαντζόχοιρος #5 May 09 21:53 by εκδ. Σκαντζόχοιρου 0 comments

Ba Jin. imageO patriotismo e o caminho para a felicidade dos chineses May 09 04:33 by Ba Jin 0 comments

Jorge Vega Galvis en Monterrey, Cartagena de Chairá, Septiembre del 2017 (Fotografía de José Antonio Gutiérrez D.) imageAtentado contra Jorge Vega Galvis, dirigente campesino y comunitario de Cartagena de Chair... May 09 03:33 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

Ba Jin. imageComo construir uma sociedade de liberdade e igualdade genuínas May 08 12:03 by Ba Jin 0 comments

placasnicolas.jpg image[Colombia] Sigamos luchando en memoria de Nicolás Neira May 07 23:31 by Grupo Libertario Via Libre 0 comments

bare1525625868647.jpg imageΟ μύθος της “κινημ&#... May 07 18:31 by Vectrum 0 comments

1.jpg imageΑναρχικό Κοινωνι... May 07 18:25 by ΑΒΡΑ 0 comments

41cbhezm4nl.jpg imageBook Review: Jean Vigo by P.E. Salles Gomes (1998) May 07 11:09 by Barrie Sargeant 0 comments

gider1 imageYoung Workers Association's in the streets in May Day May 05 22:35 by GİDER 0 comments

socialismbernie.jpg imageΑναβίωση του αμε`... May 05 19:49 by Wayne Price 0 comments

unityandsolidarity.jpg imageAutogestión y cooperativismo. El avance sobre la producción. May 03 04:02 by José Luis Carretero Miramar 0 comments

more >>
© 2005-2018 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]