user preferences

Upcoming Events

Gender

No upcoming events.
venezuela / colombia / género / comunicado de prensa Wednesday April 12, 2017 02:17 byGrupo Libertario Vía Libre

El presente comunicado se escribe con la intención de hacer pública la posición que como Grupo Libertario Vía Libre, organización específica anarquista de la ciudad de Bogotá, Colombia, tenemos frente a un caso de violencia de género ocurrido entre militantes de nuestra organización. Pensamos que nuestra tarea, como anarquistas y feministas, es realizar ejercicios profundos de autocrítica y crítica que tengan como objetivo consolidar una posición de rechazo a las acciones y actitudes patriarcales, machistas y violentas tanto en el ámbito de lo público como en el ámbito de lo privado.

El presente comunicado se escribe con la intención de hacer pública la posición que como Grupo Libertario Vía Libre, organización específica anarquista de la ciudad de Bogotá, Colombia, tenemos frente a un caso de violencia de género ocurrido entre militantes de nuestra organización. Pensamos que nuestra tarea, como anarquistas y feministas, es realizar ejercicios profundos de autocrítica y crítica que tengan como objetivo consolidar una posición de rechazo a las acciones y actitudes patriarcales, machistas y violentas tanto en el ámbito de lo público como en el ámbito de lo privado.

Anotamos que cuando un cuerpo es asignado como “hombre”, este empieza a tener ciertos privilegios que configuran su identidad, y que sienta sus bases en la idea de la superioridad de lo masculino sobre lo femenino. Dicha superioridad o desequilibrio de poder, no debe pasarse por alto a la hora de comprender cómo nos relacionamos los seres humanos. En definitiva, la desigual valoración de lo masculino y lo femenino son las raíces con las que se nutre el sistema patriarcal, que actúa de manera conjunta con el capitalismo o el racismo, entre otros sistemas de opresión.

Por ello, debemos mantener una alerta permanente y hacer ejercicios colectivos de crítica y auto-crítica que cuestionen los privilegios de los compañeros asignados como “hombres”. El ejercicio de cuestionamiento también pasa por reconocer que ninguna persona está exenta de tener actitudes machistas, y que es indispensable estar atentas a cualquier reafirmación, matizada o explícita, del patriarcado y las posiciones de heterosexualidad obligatoria. Si bien la crítica y auto-critica deberían hacerse a partir de un ejercicio pedagógico que prevenga situaciones de violencia de género y que nos ayuden a reconocer lo que significa ser “hombre” y ser “mujer” en el mundo, existen actitudes y situaciones que deben nombrarse concreta y públicamente, condenándolas de manera contundente y tomando las medidas necesarias para evitar que se repitan situaciones de violencia.

Este es el caso de la violencia física y psicológica perpetuada por parte de los asignados como “hombres” a las “mujeres”. Cuando un compañero militante agrede física y psicológicamente a una compañera, nosotras como anarquistas, como revolucionarias, como personas que nos estamos pensando una nueva forma de relacionarnos, de vivir, de amar, debemos actuar colectivamente y poner freno a la situación de violencia.

Si estas actitudes de violencia masculina (machista y patriarcal) son reiteradas y no hay indicios de un cambio, ni cuestionamiento de los privilegios y por lo tanto del lugar en la sociedad, entonces no creemos que haya espacio en la organización para alguien que no quiere cuestionarse y cambiar. Por otra parte, si hay disposición de transformación, de reconocimiento de los privilegios y del profundo cambio que debe desarrollarse, a veces emocionalmente drástico, de entender nuestro lugar en el mundo, entonces debemos pensarnos estrategias pedagógicas de crítica y autocrítica que permitan tal proceso.

Por la razón anterior y en cuanto tuvimos conocimiento de los hechos, en reunión extraordinaria y por acuerdo colectivo, hemos decidido expulsar a Daniel Perafan, quien militaba en nuestra organización y en espacios territoriales y de formación política desde el año 2015, debido a la violencia física y psicológica que ejerció contra la que fue su pareja sentimental, también militante de nuestra organización, y por una serie de actitudes machistas hacía algunas compañeras de los espacios sociales donde trabajamos. Las situaciones que expusieron las compañeras nos llevan a plantear que el actuar de Daniel es reiterativo y que, hasta el momento, no se ha expresado una consecuente voluntad de cambio.

Por otro lado, reconocemos el valor de las compañeras que hicieron pública la situación, sabiendo que no es fácil hacer una denuncia de este tipo de situaciones. Como organización apoyáremos a las compañeras tanto en términos políticos y emocionales como en la activación de protocolos de seguridad colectiva que hemos acordado en nuestra organización y los espacios en los que participamos. De igual manera queremos incentivar a otras compañeras dentro y fuera de los movimientos sociales a que denuncien estos casos y que exijan el acompañamiento de sus organizaciones, colectivos y familias en estas situaciones tan difíciles y que a su vez son sistemáticamente invisibilizadas y minimizadas por la sociedad.

Alejándonos de la idea, muchas veces arraigada en organizaciones y movimientos populares, de que estos temas deben tramitarse únicamente al interior de la organización, publicamos este comunicado que busca manifestar que las matrices de opresión, en este caso el patriarcado, operan a partir de acciones puntuales de personas concretas, y ninguna está exenta de reproducirlos. Por lo anterior es de vital importancia contrarrestar con sinceridad estas violencias, en todos los espacios en los que tengamos incidencia, caminando hacia un cuidado colectivo que reconocemos importante en la lógica de organizaciones libres, igualitarias y anárquicas que defendemos para nuestra organización política y el conjunto de la sociedad.

Pensamos que en cualquier momento de la vida, un ser humano puede desarrollar transformaciones importantes de su hacer y esperamos que Daniel realice un ejercicio de auténtica autocrítica y rectificación personal, de-construyendo el machismo que hemos identificado en sus prácticas cotidianas.

Cómo anarquistas y feministas, estamos en constante lucha contra las injusticias del mundo y esto implica reconocer cómo estas violencias se reproducen dentro de nuestra misma organización y espacios de influencia, haciéndole frente y emprendiendo acciones colectivas que nos permitan construir desde aquí y desde ahora una vía hacia una sociedad más justa y más libre.

Grupo Libertario Vía Libre
Abril 11 de 2017
Bogotá D.C, Colombia

bolivia / peru / ecuador / chile / género / opinión / análisis Monday April 10, 2017 17:29 byMaría Carrasco

Cuando hablamos del sistema de pensiones en Chile nos imaginamos que debería responder a los principios que hacen funcionar la seguridad social, abarcando con ello la universalidad, la solidaridad, la eficiencia y la integralidad. Pero sabemos que el sistema no se ajusta actualmente ni a parámetros internacionales ni a las necesidades de las personas, y como rasgo estructural, es sumamente discriminatorio con las mujeres.

En este contexto, el año 2016 estuvo marcado por la agitación y la movilización que expresó el descontento generalizado ante las deficiencias estructurales del actual sistema de pensiones que funciona en Chile. Como es sabido, los ahorros individuales de cada uno de los trabajadores son administrados por entidades financieras privadas, que desde el periodo de la dictadura asumen la gestión de estos fondos.

En un intento por parchar el sistema de pensiones el año 2008 se aplicó la reforma Ley 20.255. Esta obliga la cobertura obligatoria gradual de los trabajadores autónomos –que emiten boletas o trabajan por cuenta propia– desde el año 2012; contempla una pensión básica universal no contributiva y dos pensiones solidarias para sustituir el Programa de Pensiones Asistenciales (PASIS), una pensión asistencial que se otorga a personas que no tengan ingresos o estos no superen el 50% de la pensión mínimay que reemplaza la pensión mínima garantizada, complementando la pensión de personas mayores a 65 años. De esta manera, la reforma que establece un paquete que complementa y parcha, pero no mejora las deficiencias discriminatorias del sistema que perjudica especialmente a las mujeres, perpetuando la desigualdad de género.

Discriminación a las mujeres a través del sistema de pensiones

Las mujeres son víctimas de una discriminación directa en el mercado laboral, reciben menos sueldo por exactamente el mismo trabajo realizado y sus funciones son reguladas por un marco legal que limita el período de contribución, considerando períodos de jubilación más prolongados. Además, están expuestas a bajas densidades de cotización a lo largo de la vida laboral, lo que limita su período de acumulación y que extiende su período de financiamiento sobre la base de sus propios ahorros (CEPAL, 2004).

La diferencia sexual como factor que configura las modalidades de acceso al mundo laboral es un factor determinante en la desigualdad en pensiones. Las mujeres reciben pensiones inferiores a las de los hombres por causa de sus salidas del mercado laboral para criar a sus hijos, el aumento de los años de cotización requerido para obtener la pensión mínima, una menor cantidad de cotización que la de los hombres, un cálculo de la pensión basado en el fondo acumulado en la cuenta individual y tablas de mortalidad diferenciadas por sexo; teniendo un fondo capitalizado menor y una superior esperanza de vida (Mesa, 2013).

Como resultado de lo anterior las mujeres reciben un monto de pensión auto-financiada de $93.077, a la vez que los hombres reciben $204.332, representando la pensión de las mujeres un 56% de la pensión de los hombres. El 59% de las mujeres obtienen primeras pensiones que se encuentran bajo la línea de la pobreza, mientras que el 26% de los hombres se encuentra en la misma situación.

Como bien sabemos, el sistema de pensiones es injusto para todos los trabajadores, pero no afecta de la misma manera a todos. La forma en que nuestra sociedad organiza el trabajo genera las condiciones para que las mujeres, relegadas a tareas no remuneradas, vean mermada su vejez de forma particularmente dura. Dar cuenta de esta diferencia es fundamental para trabajar por su superación, y es a la vez algo que nos permite develar problemas más profundos: así como todos los caminos conducen a Roma, todas las muestras cotidianas de la desigualdad de género nos permiten profundizar nuestra comprensión de los estragos del patriarcado en nuestra vida, y nos permiten luchar contra él desde todos los espacios.

ireland / britain / gender / news report Thursday March 30, 2017 17:46 byAndrew

International Womens Day in Ireland saw thousands take to the streets in a sequence of 'in work time' protests under the heading 'Strike4Repeal'. Abortion is illegal in almost all circumstances and the protests were an attempt by pro-choice activists to forced the government to stop delaying a referendum to repeal the anti-choice 8th Amendment placed in the Irish constitution in 1983. Workers Solidarity Movement members took part in organising the day and in the aftermath produced a number of articles and videos detailing what happened.

In January WSM explained that the demand was 'A referendum on the 8th or #strike4repeal on March 8th' explaining that "The newly formed group, Strike for Repeal, are preparing to ‘strike’ if a date is not set for a referendum to repeal he 8th Amendment by International Women’s day on March 8th. In a press release the group has said “The strike will not be an industrial strike in the traditional sense but could include taking an annual leave day off work, refraining from domestic work for the day, wearing black in solidarity or staging a walkout during your lunch break. We also encourage any business owners in a position to close their services at no cost to workers, to do so for all or part of the day as a solidarity action.”

In the context of the farcical attempt of the government to delay any efforts to Repeal the 8th through the Citizens Assembly a strike should certainly cause concern for our anti-women TD’s. The strike is the greatest source of leveraging power that workers have; as workers we are exploited, as women workers we are exploited further. A gendered pay gap of 20% currently exists in Ireland, meaning that for every euro a man makes a women earns 80 cent. Outside of the workplace women still do the majority of the house and care work. This work is unrecognised, often termed an invisible form of work and it means women are working a double shift for the wage of one.

The 8th Amendment is barbaric, forcing 9 people a day to travel for an abortion, countless more taking illegal pills at home, one women given a forced c-section at 24 weeks, another who was brain dead being kept on a life support machine despite her families wishes because she was pregnant, and resulting in the deaths of Bimbo Onanuga and Savita Halappanavar. It is a tool used by the state to control women and pregnant people; to force either pregnancy or exilt upon them. Having control of our reproductive systems, choosing if and when we have children is fundamental to our freedom. Having control over our bodies is essential to gaining control over our lives, not having them dictated to us by bosses or politicians.

We spelled the situation in Ireland out in more detail a few days beforehand in '8 reasons to Strike for Repeal this 8th March

1. World-Class Tyranny
Ireland has one of the most restrictive abortion laws in the world more so than places like Syria and Afghanistan. Only Malta is more restrictive within the EU.

2. Democracy & Equality
No woman of child-bearing age has been allowed to have a say in her reproductive rights.The last vote was in 1983. This country claims to be democratic yet denies women basic medical services and control of their bodies. In the Irish law a woman’s life is equal to the foetus. This is not equality.

3. Exile
Up to 12 women a day travel abroad for an abortion but not every woman can travel. Migrant women and asylum seekers, women with disabilities, minors and predominantly working-class women are discriminated against here. The abortion ban only increases class divides and helps to perpetuate the cycle of poverty.

4. Abortion Pills
The other option is to use abortion pills but it is illegal to obtain them, and increasingly pills are being seized by customs, women who take them are at risk of being reported to the police if they have complications or need follow up care.

5. Trans, Non-Binary, & Intersex people
Trans-Men, non-binary people and some inter-sex people need access to abortion too. For some trans men, being forced to carry a pregnancy to term (or at all) is in serious conflict with their identity as men and can be traumatic as it forces them to do something with their bodies that feels alien to them. Trans people are invisible in Irish law and their struggle for bodily autonomy is a part of the struggle for reproductive rights.

6. Rape
If a woman is raped in this country and is caught having an abortion she will do more time in prison than her rapist. A woman faces a jail sentence of 14 years if she has an abortion whereas the maximum jail term for rapists is 10 years. Women who are raped are not entitled to abortions and face the trauma of being blamed for assault by a patriarchal police which assumes that it’s a woman’s responsibility not to get raped (i.e. don’t wear the wrong clothes, don’t drink too much, don’t go out alone, etc.)

7. Fatal Foetal Abnormality
A woman is not allowed to have an abortion in Ireland even in cases of Fatal Foetal Abnormality. Instead Ireland offers prenatal hospices where women can wait out their pregnancies as they wait for the foetus to slowly die inside them. Moreover, unless the pregnancy itself is a direct threat to the mother’s life she may not have an abortion and can be refused treatment for other conditions if it threatens the health of the foetus. Pregnant women with cancer have been refused both abortion and chemotherapy at a doctor’s prerogative.

8. Cruel and Unusual Punishment
Forcing a woman to carry a pregnancy against her will has been called ‘cruel, inhumane and degrading’ by the UN Committee on Human Rights. Abortion is legal in Ireland only if there is a high risk of death to the woman. Suicide is grounds for an abortion but the woman has to be assessed by up to 6 doctors. These doctors have the power to decide if a woman will be allowed an abortion. These doctors must be HSE approved and this panel only includes 1 psychiatrist. And the Ms.Y case has proven that the ‘protection of life’ provision offers no protection at all to suicidal women.

Ireland has one of the highest rates of migration to other countries in the war;d, partially for that reason solidarity protests took place in many countries across the globe. In the days beforehand though there was particular interest in solidarity gestures from Rojava in the form of a number of images if women there holding #Strike4Repeal placards. Accompanying an album of photos like this one they say "The revolution here in Rojava is a women’s revolution. From the front lines of the fight against ISIS, to running the cantons to trade unions that ensure all working women have their voices heard. International women’s day has special significance here, with events and demonstrations taking place all over the region. We stand with women worldwide in the struggle against patriarchy, and today we stand with the women of Ireland. We call on the Irish Government to repeal the 8th amendment and allow women rights over their own bodies! Today news reporters, trade unionists, HPC (civilian self-defence units) heard about the strike and stood in solidarity. Today women across Qamishlo support #strike4repeal Strike 4 Repeal"

The day itself started with statues all over the capital, Dublin, being covered and then rolling pickets of government offices. This built up to a large midday protest when thousands of people, many dressed in black, occupied the main bridge in the city centre. Smaller protests took place in cities and towns across Ireland including some in the north of Ireland - still ruled by England - where abortion is also mostly illegal and where police have been raiding homes and offices in the search for abortion pills.

You will find detailed coverage of what happened, including several videos, on the WSM website at http://www.wsm.ie/strike4repeal

image Solidarity protests took place in many countries 0.06 Mb image Calculating how many took part in Dublin 0.12 Mb image marystatue.jpg 0.08 Mb

bolivia / peru / ecuador / chile / género / opinión / análisis Friday March 24, 2017 00:17 byMeribel González

Al llegar al metro San Ramón y tomar la salida sur se abre el parque La Bandera. Es el mismo lugar que sirvió de escenario para cantar las desdichas de pobladores y pobladoras en dictadura, ante la majestuosa presencia del papa Juan Pablo II en 1987. Hoy flanquea contra el cemento imponente de la autopista Vespucio Sur, una cicatriz que cruza Santiago obstaculizando el tránsito libre de población. La calle Almirante Latorre cruza el parque convirtiéndose en una gran pasarela popular donde desfilan hombres y mujeres cansados tras el término de la jornada laboral. Unas cinco cuadras hacia el sur, en la intersección con la calle Riquelme, comienza la unidad vecinal de blocks rojos, que exhiben sus ampliaciones de cinc para responder a la indiferencia de la política de vivienda del Estado. Frente a ellos, se encuentra el Centro Educacional de San Ramón, lugar donde se reúne la Asamblea de Mujeres de La Bandera para realizar sus talleres.

En esta jornada, se preparan para realizar un debate sobre el aborto que ponga en práctica las herramientas de oratoria aprendidas. Todas tienen historias y edades muy diferentes, salvo por compartir el lugar donde viven o trabajan, su encuentro surge de la necesidad de autoeducarse y establecer espacios de encuentro entre mujeres. Divididas en dos grupos, la actividad comienza con las que deben manifestarse a favor del aborto. Las mujeres que permanecen en el grupo contrario se muestran nerviosas, no encuentran los argumentos racionales para defender su posición y se organizan para apelar a elementos emocionales y morales, hablar del egoísmo, de la bondad, de la maldad, de Dios. La última palabra para defender el derecho al aborto la tiene María, una niña de 9 años que acompaña a su madre a los talleres y que quiso participar del ejercicio. María escuchó con atención todos los argumentos presentados, respiró hondo, se paró firme y mirando a cada una de las mujeres que defendían el derecho a la vida les dijo: “Defiendo el derecho al aborto porque es como cuando tengo que dar una prueba, la responsabilidad de los resultados están en mí y de lo que tengo que hacer con eso, no se puede obligar a la gente a hacer las cosas, siempre depende de una, no sirve de nada cuando nos obligan”. Las mujeres aplaudieron con fuerza, su madre la abraza emocionada, pues sabe que en ella florece una semilla de mujer libre.

Soberanía en nuestros cuerpos y en nuestros territorios

La relevancia que ha tomado el feminismo durante los últimos años en Chile, ha significado replantear una serie de tesis y dogmas incuestionables para la izquierda hasta hace algunas décadas.

En el caso de los territorios, replantear el trabajo desarrollado se ha convertido en una urgencia, ya que la desigualdad entre hombres y mujeres enfrenta dificultades específicas, develando las contradicciones más duras entre el capitalismo y el patriarcado. Y es que a diferencia de cómo se ha impulsado el feminismo en el marco de espacios universitarios, el debate en los territorios es casi inexistente, y el activismo de las redes sociales y los medios de comunicación, posee un impacto marginal.

Al hablar de territorio se hace en una perspectiva mucho más amplia de trabajo que la población. Es un concepto que permite pensar una multiplicidad de comunidades de una misma clase social, que habitan y construyen socialmente un espacio geográfico específico. Esto quiere decir, que tiene la potencialidad de hacer carne su unidad en torno a tareas concretas de tipo multisectorial, ya que allí confluyen estudiantes, trabajadoras/es y pobladoras/es.

En este contexto, nace la Asamblea de Mujeres de La Bandera, con el propósito de nutrir el trabajo territorial en perspectiva feminista, tras el Primer Encuentro de Feminismo Territorial realizado en marzo del 2016.

Desde entonces, han desarrollado un trabajo que busca abordar temáticas vinculadas a los mecanismos de control sobre las mujeres a través de la salud, la sexualidad y el trabajo doméstico. Deconstruir estos saberes impuestos, significa allanar un terreno fértil para cosechar educación, empoderamiento y solidaridad, elementos claves para la organización en los territorios.

Esta política de construcción también apunta a levantar un feminismo que supere el dogmatismo y que tenga un sólido arraigo social, que permita desarrollar su propio fundamento teórico y formación de la comunidad; “La teoría se construye en la calle, el feminismo territorial se aleja de esta visión más académica o eurocentrista, se enfoca en la realidad, patitas en la tierra, trabajar la cotidianidad, buscar allí elementos transformadores”, señala Melania Melis.

De acuerdo a Bárbara Rojas, el feminismo territorial representa un ejercicio de autoconocimiento, de comunicación, que moviliza a las mujeres como un agente colectivo y les permite visibilizar sus problemas como un ejercicio de poder, donde la clave está en que “Lo personal es político, si no hacemos un cambio en lo privado, de forma consiente, nuestro trabajo concreto en el territorio no tendrá sentido”.

Mujer: Clave de revolución


La nueva jornada de la Asamblea comienza con un ejercicio que pone de manifiesto cómo las redes que construyen las mujeres a lo largo de sus vidas; con vecinas, amigas, compañeros y compañeras de trabajo y familia, son cortadas por el círculo de la violencia. Una de las participantes permanece en el centro de la sala mientras una relatora cuenta su historia, y por cada espacio que construyó o personas con las que se vinculó en su vida, se extiende una cuerda hacia otras mujeres que están alrededor, formando una gran red que las une. La relatora da un giro en la historia cuando la protagonista sufre las consecuencias de una relación marcada por la violencia, entonces aparece un hombre que va cortando cada unión, hasta dejarla aislada.

A partir de este ejercicio se inicia un diálogo que busca demostrar la importancia para las mujeres de organizarse, porque pese a que para la política tradicional hablar de la violencia es un aspecto secundario para la lucha política, para las mujeres es de suma relevancia abordarlo para reconstruir confianzas, fortalecer la participación política y ser capaces de enfrentar las prácticas machistas en los espacios donde se desarrollan. Es un proceso reparador que en el caso de los territorios, cobra una relevancia aún mayor, pues es allí donde se devela de manera más brutal la violencia física, la dependencia económica y el maltrato sicológico.

Para fortalecer su trabajo, la Asamblea se encuentra organizando la segunda versión del Encuentro de Feminismo Territorial que se llevará a cabo el próximo 25 de marzo en La Bandera, y que tiene como propósito continuar fortaleciendo las experiencias de trabajo con la comunidad, fortalecer la formación en feminismo y el vínculo entre mujeres de la zona sur.

Este trabajo surge como una necesidad de desarrollar un feminismo diferente, es un trabajo más hormiga, requiere estar todos los días construyendo comunidad. Entendemos que las mujeres más pobres son las que reciben más violencia y eso hace urgente instalar el feminismo en el territorio, promover la sororidad, el respeto, la empatía con la otra, juntarnos, crecer y unir fuerzas.” Señala Melania Melis.

Con la segunda versión del Encuentro también se espera potenciar la retroalimentación de experiencias para la construcción de una política de trabajo que oriente el año que comienza, “Nos paramos desde una perspectiva comunitaria, antipatriarcal y territorial para desarrollar nuestro trabajo político. En la práctica, los talleres que realizamos permiten generar instancias de acercamiento y conocimiento, hay que partir de menos a más. Hay un grupo de iniciativa que está afirmando el espacio para ir construyendo las redes entre los vecinos y vecinas”, agrega Daniela Rojas.

La resistencia masculina a abandonar la idea de que el hombre heterosexual y obrero es el agente revolucionario por excelencia, demuestra su temor a renunciar al dominio sobre la mujer y mantenerla así excluida en la elaboración política para la transformación social. Sin embargo, ellas, unidas y desde todos los espacios sociales, sacuden sus cadenas sin pedir permiso ni esperar que el curso natural de la historia las libere.

Las mujeres organizadas no solo se están fortaleciendo a sí mismas, sino también a sus organizaciones. Están diversificando sus saberes, compartiendo conocimiento y entregando una mirada desde lo individual a lo colectivo. El feminismo busca la transformación de las relaciones sociales para la liberación de las y los oprimidos, hacia allá vamos.” sentencia Claudia Ortega.

La actividad se llevará a cabo el sábado 25 de enero en Barros Luco #9483 (Alpatacal con Tocornal), metro San Ramón. Más información en el http://bit.ly/2nHYlmF y fan page del Movimiento Solidario Vida Digna.

venezuela / colombia / género / opinión / análisis Monday March 13, 2017 06:06 byCPEP En Lucha, ALE

El 8 de marzo es una fecha en disputa. Para algunas es el Día Internacional de la Mujer; otras le llaman el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional; muchas afirman que es el Día de la Mujer Trabajadora. Hay quienes celebran y hay quienes conmemoran.

Para nosotras, el 8 de marzo es el día de las mujeres (transgénero y cisgénero) trabajadoras del campo y la ciudad. Es una fecha que conmemoramos porque nos recuerda que los derechos de las mujeres no son resultado de la “bondad” del opresor, sino de aquellas luchas donde las mujeres se han organizado, han resistido y se han enfrentado al patriarcado, al capitalismo, y a otros sistemas de opresión.

El 8 de marzo es una fecha en disputa. Para algunas es el Día Internacional de la Mujer; otras le llaman el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional; muchas afirman que es el Día de la Mujer Trabajadora. Hay quienes celebran y hay quienes conmemoran.

Para nosotras, el 8 de marzo es el día de las mujeres (transgénero y cisgénero) trabajadoras del campo y la ciudad. Es una fecha que conmemoramos porque nos recuerda que los derechos de las mujeres no son resultado de la “bondad” del opresor, sino de aquellas luchas donde las mujeres se han organizado, han resistido y se han enfrentado al patriarcado, al capitalismo, y a otros sistemas de opresión.

Es por eso que cada 8 de marzo aprovechamos para interpelar a quienes han convertido la fecha en una celebración consumista, esencialista y homogenizadora que quiere borrar “de tajo” la historia de la lucha feminista y del movimiento de mujeres; reforzando -por todos los medios posibles- la idea de que el 8 de marzo es el Día de la Mujer (en singular), y a la que se le reconoce como “creación perfecta”, “regalo divino”, “dadora de vida”, “musa”, “santa”, y un largo etcétera que define una forma, única y exclusiva, de ser mujer en el mundo.

Para nosotras, cada 8 de marzo es una posibilidad de encontramos en la diversidad y recordar, denunciar, gritar fuerte, hacer ruido, marchar e ir a la huelga: rebelándonos a siglos de pesado silencio. Es por eso que celebramos y nos sumamos a las iniciativas que se desarrollarán hoy y que van desde hacer efectivo un Paro Internacional de Mujeres hasta salir a marchar para decir: ¡basta!, y hacerle frente al giro neo-conservador que está dando el mundo a partir de gobiernos abiertamente misóginos, defensores de la familia tradicional, la propiedad y el capital.

Hoy nos movilizamos para denunciar que las mujeres en Colombia no solo ganan menos que los varones, también están sub-representadas en el mundo laboral debido a que la tasa de desempleo para las mujeres está en un 11,6 %, casi el doble que entre los hombres (6,6 %)[1]. Nos movilizamos, para manifestar que las mujeres gastan alrededor de 3 horas en tareas domésticas y de cuidado y este trabajo no es retribuido o remunerado[2]; salimos a denunciar que las situaciones anteriormente nombradas aumentan la vulnerabilidad de las mujeres frente a la violencia machista, obligándolas – por sus necesidades económicas- a aguantar y callar.

Vamos a salir a las calles para gritar que en Colombia 7 de cada 10 mujeres son víctimas de agresiones violentas y que en un 47,27% de los casos, la violencia es perpetuada a manos de los compañeros sentimentales de las mujeres agredidas[3]; diremos con fuerza que a las mujeres las violentan en sus casas, que las matan en sus hogares; vamos a marchar por las víctimas de femicidio, recordando -en cada paso- a Yuliana Samboní y a Rosa Elvira Cely, gritando por las voces que apagó el patriarcado; vamos a movilizarnos por las lideresas asesinadas en nuestros territorios, por las lesbianas y travestis que agreden y matan por su identidad sexual, por las mujeres que mueren al practicarles abortos inseguros, por las desaparecidas a manos de las redes de trata y por las víctimas de la explotación sexual.

Hoy saldremos a las calles pero nuestro llamado no busca ser agotado en la conmemoración del 8 de marzo; queremos generar articulaciones, procesos amplios y permanentes que tengan presente que el patriarcado, como sistema de opresión, se interconecta con otros sistemas que permiten la misma dicotomía entre opresores y oprimidas como el capitalismo, el racismo, el especismo, el colonialismo, entre otros. Por esto es clave entender las diversas maneras en que operan dichos sistemas en nosotras, las personas cercanas y las colectividades en las que incidimos, pues tanto los actos de violencia más visibles como las micro-violencias son recreadas diariamente por acción u omisión.

Finalmente, reconocemos que es pertinente y necesario pensarnos un proyecto educativo transformador que cuestioné cada aspecto presente en nuestro quehacer pues el macho violento vive no solo en el “otro” -al que se suele señalar como el “enfermo”-, también vive en nosotras mismas y es nuestro deber cuestionarlo y combatirlo en todos los espacios en donde tengamos incidencia.

Seguiremos movilizándonos, gritando, marchando, incomodando, escandalizando, y visibilizándonos para recordar que han sido arduas las luchas que nos han precedido y serán arduas las que están por venir. Seguiremos creyendo en que podemos ser libres y en que podemos cambiar el mundo.

¡Por un 8 de marzo de lucha y feminista!

¡Ni una menos, vivas nos queremos!

¡Contra la educación sexista y el sistema patriarcal, pedagogía feminista y educación popular!

Suscriben:

Coordinadora de Procesos de Educación Popular (CPEP) En Lucha

Acción Libertaria Estudiantil (ALE)

Colectiva Libertaria Severas Flores

La Voz de la Mujer


______________________

[1] ___________, La desigualdad de género, un obstáculo en Colombia. El País (Internacional). En Web:http://internacional.elpais.com/internacional/2015/12/1....html

[2] ___________, Informe Sobre Desarrollo Humano 2015: Trabajo al servicio del desarrollo humano. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Colombia. En Web:http://www.co.undp.org/content/colombia/es/home/pressce....html

[3] ___________, Se conmemora Día internacional para eliminar violencia contra la mujer. El Tiempo. En Web: http://www.eltiempo.com/politica/justicia/cifras-de-vio...58400

This page has not been translated into 한국어 yet.

This page can be viewed in
English Italiano Català Ελληνικά Deutsch



Gender

Wed 26 Apr, 10:17

browse text browse image

vl.jpg image[Colombia] Comunicado público ante situación de violencia machista al interior de nuestra ... Apr 12 02:17 by Grupo Libertario Vía Libre 0 comments

img_2072.jpg image[Chile] Las mujeres decimos No+AFP Apr 10 17:29 by María Carrasco 0 comments

Dublin's main bridge was occupied imageThousands take part in pro-choice #Strike4Repeal in Ireland Mar 30 17:46 by Andrew 0 comments

17506357_10210827130486771_208209559_n.jpg imageFeminismo para vencer: Asamblea de Mujeres de La Bandera Mar 24 00:17 by Meribel González 0 comments

de15bd21b3e001320fade618529959e8.jpg image[Colombia] Por un 8 de Marzo Feminista y Popular Mar 13 06:06 by CPEP En Lucha, ALE 0 comments

image.png imageLa liberación de las hijas del sol y el fuego Mar 11 12:48 by Alejandro Azadî 0 comments

17098449_10202782067788643_6029611647994281172_n.jpg imageNós anarquistas saudamos o 8 de março: dia internacional de luta e resistência das mulhere... Mar 09 13:57 by Coordenação Anarquista Brasileira 0 comments

anarsistkadinlar031.jpg imageÖzgürlüğümüz Mücadelemizdedir Mar 08 16:18 by Meydan 0 comments

anarsistkadinlar031_1.jpg imageOur Freedom Is In Our Struggle Mar 08 16:14 by Meydan 0 comments

feminizm2.jpg imageIWD 2017: Celebrating a new revolution Mar 08 02:58 by Melbourne Anarchist Communist Group 0 comments

a9268db448.jpg imageOTTO MARZO SCIOPERO INTERNAZIONALE DELLE DONNE Mar 01 18:48 by Alternativa Libertaria/FdCA 0 comments

donne.jpg imageDonne Contro Feb 28 03:40 by Alternativa Libertaria/FdCA 0 comments

weallcandoit1.png imageVerso l'8 marzo, sciopero internazionale delle donne Feb 21 23:38 by Alternativa Libertaria/FdCA 0 comments

anarchist_women.jpg imageA Call From Anarchist Women / İstanbul Feb 16 02:25 by Anarchist Women 0 comments

"When the women rise, the people advance" imageA Conservative Threat Offers New Opportunities for Working Class Feminism Feb 07 14:31 by Romina Akemi and Bree Busk 1 comments

cuandolamujer1024x830_1.jpg imageUna Amenaza Conservadora Crea Nuevas Oportunidades para un Feminismo de Clase Feb 07 14:18 by Romina Akemi y Bree Busk 0 comments

capturadepantalla20170201alas04.33.14.png imageLas mujeres no somos objetos, somos personas | Feminismo Comunitario Bolivia Feb 05 18:53 by Ruptura Coleciva (RC) 0 comments

16002995_10208929912544910_1237592031980817320_n_1.jpg imagePrimo incontro femminista di Solidaridad – Federación Comunista Libertaria Jan 22 04:25 by Mesa Feminista Solidaridad 0 comments

16002995_10208929912544910_1237592031980817320_n.jpg imagePrimer encuentro feminista Solidaridad – Federación Comunista Libertaria Jan 21 13:49 by Mesa Feminista Solidaridad 1 comments

textCómo se convirtió la prostitución en la profesión más moderna del mundo Dec 26 16:57 by Kajsa Ekis Ekman 0 comments

hospitales.jpg imageSalute e patriarcato Dec 23 04:02 by Melissa Sepúlveda 0 comments

25novembre.png imageCirca i fatti di Parma nella sede della RAF Dec 20 00:58 by Romantic Punx 0 comments

niunamenos39862.jpg imageFeminicidios en Chile: apenas la punta del iceberg Dec 08 14:51 by Catalina A. Mura 0 comments

fem_indig4.jpg imageLa praxis feminista desde la realidad social Dec 07 07:26 by Melissa Sepúlveda 0 comments

14721483_337668683252440_3378481963766854878_n.jpg imageEl rol de mujer dentro de la configuración del proceso de democracia directa y autonomía d... Dec 06 22:30 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

460_0___30_0_0_0_0_0_15111087_1786563878290518_1121866889955481545_o.jpg imageEl Estado es una violación Dec 02 17:07 by Anarşist Kadınlar 0 comments

hospitales.jpg imageSalud y patriarcado Nov 28 23:13 by Melissa Sepúlveda 1 comments

460_0___30_0_0_0_0_0_15111087_1786563878290518_1121866889955481545_o_2.jpg imageLo Stato E' Stupro Nov 28 21:52 by Organizzazione delle Donne Anarchiche 0 comments

460_0___30_0_0_0_0_0_15111087_1786563878290518_1121866889955481545_o_1.jpg imageΤο κράτος είναι β ... Nov 28 18:32 by Αναρχικές Γυναίκες - Αναρχκή Οργάνωση Γυναικών 0 comments

460_0___30_0_0_0_0_0_15111087_1786563878290518_1121866889955481545_o.jpg imageDevlet Tecavüzdür Nov 28 16:36 by Anarşist Kadınlar 0 comments

more >>
© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]