user preferences

Upcoming Events

Gender

No upcoming events.
venezuela / colombia / género / opinión / análisis Saturday March 23, 2019 07:37 byViaLibre

El pasado viernes 8 de marzo, se realizó una nueva jornada de protesta feminista por el día internacional de las mujeres trabajadoras y la convocatoria del paro internacional de mujeres. En la ciudad de Bogotá, aunque se sucedieron diversos actos en universidades públicas y sindicatos, la principal actividad del día giro en torno a la movilización nocturna de entre 3.000 y 5.000 personas, mayoritariamente mujeres, por el centro de la ciudad, en la que ya es de hecho la movilización feminista más grande de la historia reciente en la capital.

Balance de la movilización del 8 de marzo de 2019

El pasado viernes 8 de marzo, se realizó una nueva jornada de protesta feminista por el día internacional de las mujeres trabajadoras y la convocatoria del paro internacional de mujeres. En la ciudad de Bogotá, aunque se sucedieron diversos actos en universidades públicas y sindicatos, la principal actividad del día giro en torno a la movilización nocturna de entre 3.000 y 5.000 personas, mayoritariamente mujeres, por el centro de la ciudad, en la que ya es de hecho la movilización feminista más grande de la historia reciente en la capital.
La jornada convocada desde las 4:00 de la tarde, inicio hacia las 6:00 de la noche su recorrido como marcha de antorchas. La misma partió del Centro de Memoria Histórica, para luego atravesar la empobrecida localidad de Los Mártires y especialmente el sector de Santa Fe, tradicional zona de trabajo sexual de la ciudad, en donde la marcha fue acogida con alborozo por decenas y decenas de mujeres en situación de prostitución, que vitoreaban a las activistas, coreaban las consignas y se unían por algunas cuadras al recorrido. La movilización luego se dirigió por la avenida 19 hacia el oriente y posteriormente por la carrera séptima hacia la Plaza de Bolívar, donde se desarrolló el tradicional acto cultural. La jornada transcurrió en medio de demandas por el igual trabajo e igual salario entre hombres y mujeres, el aborto legal, seguro y gratuito, la defensa de la educación sexual integral y la pedagogía anti patriarcal, así como el cese inmediato de las violencias contra las mujeres, entre varias más.

Sobresalió el importante número de mujeres jóvenes e independientes que se sumaron a la jornada, aunque también fue relevante la presencia de las veteranas del movimiento de mujeres que irrumpió en el país especialmente desde 1970. Resulto renovadora la participación de un pequeño pero activo bloque de estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia, liderados por la Coordinadora Antripatriarcal que marcho desde la institución, y en el que participaban grupo de mujeres y delegaciones de procesos gremiales locales, así como grupos estudiantiles más pequeñas de varias universidades públicas y privadas de la ciudad. Especial mención merece la labor de acompañamiento y seguridad colectiva realizada por la Red Distrital de Derechos Humanos, formada en la coyuntura del paro nacional universitario del año pasado, con gran protagonismo femenino.

Fue importante la presencia de organizaciones de mujeres como La Morada, la Marcha de mujeres contra la guerra o la Campaña por el derecho al aborto, así como organizaciones defensoras de derechos humanos o fuerzas políticas como Mujeres Farianas y FARC, Modep, Congreso de los Pueblos, Partido Comunista, Brigadas Antiimperialistas y el Comité de Solidaridad Kurdistán-Colombia.
Aunque algunas activistas de la Asociación Distrital de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación (ADE) de docentes del sector estatal de la ciudad se sumaron a la marcha y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) había invitado a participar de la misma, una vez más fue clara la casi completa ausencia de las organizaciones obreras, algunas de las cuales realizaban en ese mismo momento un aislado y vaciado conversatorio a puerta cerrada en una sede sindical.

De gran relevancia resulto la actividad del bloque libertario, que supero en número y actividad a la mayoría de fuerzas de la izquierda leninista. Así a la cabeza de Mujeres en Lucha organización feminista de tendencia libertaria con sus pañuelos morados y rosados y la Colectiva Libertaria Severas Flores con sus banderas rosadas y negras, se movilizaba la columna del Encuentro por la Autonomía y la Vida Digna de la que también participaban delegaciones de la Coordinadora de Procesos de Educación (CPEP) En Lucha, Acción Libertaria Estudiantil (ALE), el Rincón Cultural El Caracol, así como activista animalistas independientes y el Grupo Libertario Vía Libre.
No dejo de ser curiosa la presencia de representantes parlamentarios de la oposición progresista en la movilización, varios de los cuales realizaron gestos de sorpresa y desagrado ante la fuerte presencia libertaria, que ya es tradicional y continuada en la lucha del movimiento de mujeres y disidencias sexuales. Su sorpresa revela su condición de turistas extraviados que no se enteran de estas actividades ni en las fotos de las redes sociales.

Discusiones de la jornada

Esta marcha supuso un salto de cantidad y calidad con respecto a lo conseguido en términos de movilización callejera del movimiento feminista en años anteriores. Factores como la labor de la Coordinadora Feminista que logro reunir más de un treintena de organizaciones de mujeres, el carácter unitario y central de la convocatoria, y la creciente influencia de los movimientos anti patriarcales internacionales, confluyen para explicar el por qué la marcha se masifico en lo que respecta a las convocatorias que se vienen presentando desde 2016 y suponían la organización de 2 o 3 actos paralelos, reducidos y separados. Sin embargo, aún es claro que en el país existe un movimiento muy pequeño en comparación con nuestros pares hispanoamericanos y es necesaria redoblar esfuerzos de proyección social.
Registramos las fallas logísticas que se presentaron en el recorrido de la movilización y el importante error de no hacer contacto con la Red de Mujeres Trans tal y como se había proyectado inicialmente. Creemos que las organizadoras se vieron desbordadas por la masividad de la jornada, y se presentaron errores tácticos influidos por las fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional que la fuerza de nuestra movilización hubiera podido rectificar. La parcial desarticulación de la marcha con las mujeres trans, nos muestra la gran importancia de incluir de forma más plena y coherente la perspectiva, el trabajo y las demandas de los movimientos de disidencias sexuales en el movimiento feminista, para luchar desde hoy por reivindicaciones que resultan urgente y vitales como la inclusión laboral trans o el cese de la violencia contra esta población fuertemente marginada.

El recorrido por la zona roja del barrio Santa Fe, en pleno apogeo de la actividad por ser la noche de viernes, resulto educativo y revelador para una mayoría de la concurrencia que desconocía la geografía del sector. Anotamos que la extraordinaria acogida que muchas de las trabajadoras del sector mostraron hacia la movilización fue sorprende y conmovedora. Sin embargo, el éxito momentáneo no debe hacernos perder de vista que aunque hay algunos trabajos, este sector explotado entre los explotados, sigue requiriendo muchísimos más esfuerzos por parte del movimiento de mujeres y disidencias sexuales.

Es claro que la marcha misma, no es el lugar ideal para resolver diferencias doctrinales sobre la regulación o la abolición del trabajo sexual, aunque es claro que estas diferencias arreciaran durante la actividad. En ese sentido la postura mayoritariamente regulacioncita del movimiento bogotano se reflejó precisamente en la organización de esta ruta colectiva. Frente a esta discusión, consideramos que es importante tener presente que en la ciudad y en el mismo sector de Santa Fe, coexisten por un lado una práctica mayoritaria de trabajo sexual “voluntario” en condiciones de precariedad y una más marginal práctica de elite con altas ganancias, con una minoritaria pero angustiante realidad de esclavitud sexual y tráfico de mujeres con fines sexuales, especialmente fuerte entre la población migrante más pobre. Consideramos que ambos fenómenos deben ser investigados y abordados en su complejidad por el movimiento de mujeres y disidencias.

El crecimiento exponencial que mostro esta jornada, es un pequeño triunfo del movimiento de mujeres que nos marca tareas para el futuro. Una nueva sensibilidad más crítica hacia las estructuras patriarcales se está colando entre la grietas de la cultura hegemónica, y está llamando a la lucha a nuevas generaciones de mujeres, muchas de ellas sin experiencia política y social previa y con fuertes distancias iniciales con las propuestas revolucionarias. Es nuestra tarea construir con este nuevo sector, alternativas militantes acordes a la nueva población, para potenciar el feminismo en clave libertaria, socialista y popular, crear un movimiento de mujeres y disidencias sexuales fuerte, democrático y articulado, para estimular la plena participación de las silenciadas de ayer, en todas las luchas sociales y populares del presente.

¡Arriba las que luchan!
Grupo Libertario Vía Libre

argentina/uruguay/paraguay / género / opinión / análisis Wednesday March 20, 2019 19:39 byFederación Anarquista Uruguaya

No es lo mismo una trabajadora o desocupada que una milica que reprime en los barrios a las hijas e hijos de las trabajadoras. Este es el día de la mujer de abajo, muchas veces sostén económico del hogar, que se encarga de la crianza de sus hijos e hijas, de las tareas de la casa, entre otras cosas, sin valorización de todo ese trabajo. Hay una cuestión de clase que marca una línea divisoria. No es el día de todas las mujeres, es el día de la mujer que marcha junto a los oprimidos con sus sueños de un mundo distinto y mejor.

Un nuevo 8 de Marzo
POR UN FEMINISMO DE CLASE Y DE ABAJO

El 8 de Marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Es el día de la mujer que practica la resistencia, de la mujer que lucha contra el patrón y el Estado. Es un día de nuestra clase, de las de abajo. Su origen está históricamente ahí. El 8 de marzo de 1857 las trabajadoras costureras y textiles de Nueva York se declararon en huelga. En la textil Cotton las trabajadoras fueron encerradas por el patrón para evitar que se unieran a la huelga, prendiendo este fuego a la fábrica con las compañeras dentro. ¡Un crimen de clase! Ese es el origen del 8 de Marzo.

Luego vendrán una serie de movilizaciones con el paso de los años reivindicando esa fecha y recordando a las trabajadoras asesinadas. En estas el papel de la militancia anarquista fue importante. Compañeras trabajadoras, que abrazaron el ideal libertario, organizaron sindicatos, actividades, conferencias sobre diversos temas atinentes a la mujer obrera. Todo ello en el marco de una perspectiva emancipadora de clase y de género. Pese a los roles dominantes determinados desde todos los mecanismos y dispositivos del arriba, se comprendía que la mujer tenía que incorporarse a la lucha igual que el hombre, estar en la primera línea de la pelea en la forja de un mundo más justo, igualitario y solidario.

Entre tantas compañeras, podemos destacar la intensa actividad militante y de protagonismo en distintas revoluciones a Emma Goldman y Louise Michel o Teresa Claramunt, Teresa Mañé y la generación de compañeras integrantes de Mujeres Libres en plena Revolución Española. Compañeras que sufrieron represiones, persecuciones, prisión, clandestinidad y algunas fueron fusiladas, pero siempre fieles a su compromiso con su clase y sus ideas. Mujeres anarquistas, clasistas, anticapitalistas, combativas y solidarias.

En el Río de la Plata están los ejemplos de militancia abnegada de Virginia Bolten, Juana Rouco Buela, María Collazo, solo por mencionar las más notables. Compañeras que organizaban sindicatos de trabajadoras, sostenían publicaciones de combate, daban charlas y conferencias e impulsaban la conquista y defensa de los derechos de la mujer, y que fueron perseguidas y expulsadas de la Argentina por la Ley de Residencia. Aquellas compañeras defendieron reivindicaciones puntuales como la postura a favor del aborto o la abolición de la prostitución, entre otras temáticas que hoy continúan vigentes pero que se presentan a nivel masivo como novedosas, y que estas militantes anarquistas han trabajado hace más de un siglo.

Ya a mediados de la década de 1880, publicaciones anarquistas en nuestro país hablaban acerca del papel de la mujer en la lucha contra el sistema capitalista y por la construcción de una nueva sociedad. Veamos qué dice en 1884 el periódico La Lucha Obrera: “La nueva sociedad se edificará lentamente… y si las mujeres se abstienen de tomar parte en los nuevos arreglos, los hombres no le ofrecen ciertamente el mejor sitio. Es necesario que la mujer pueda poner con el hombre las bases de la sociedad del porvenir”.

Tenemos presente que nos encontramos en una etapa distinta del capitalismo que, pese a mantener su núcleo duro intacto, son muchos los cambios operados. Muchas también las luchas y resistencias de los y las de abajo en todo este periodo, en el que el feminismo ha dado pasos de cierta importancia logrando distintas reivindicaciones y poniendo al descubierto entramados de opresión y discriminación que estaban invisibilizados y hasta naturalizados.

Teniendo todo ello muy en cuenta, en términos de contenido fundamental, los y las anarquistas de FAU ubicamos nuestra concepción del feminismo en esta larga tradición del Anarquismo, donde un conjunto importante de compañeras militantes realizaron valiosos aportes, organizaron pueblo y se jugaron la vida luchando.

La nueva “Marea” feminista

En gran parte como fruto de una larga pelea, en estos últimos años ha crecido la movilización feminista y también la problemática de la mujer en el seno de la sociedad. Se ha reivindicado con énfasis el rol de la mujer y se han puesto en evidencia una serie de opresiones que sufre en el seno de esta sociedad patriarcal y capitalista. Entre otras, se denuncia la violencia de género y los femicidios. Todo ello ha ganado un espacio social importante. Se han hecho visibles ciertas opresiones que siempre se escondían detrás de otras y que son muestra de la brutalidad con que el sistema capitalista opera día a día en la vida cotidiana de la gente, y de cómo ha producido roles con miras a su reproducción permanente. Así, ha hecho frente a las ideas conservadoras que se quieren introducir desde algunos sectores sociales y políticos.

Entendemos que toda esta movilización social, sin soslayar lo que tiene de específico, hay que articularla con otras luchas, y sobre todo, con otros posicionamientos que nos interpelan también, fundamentalmente el de clases oprimidas. Allí es donde reside para este movimiento su potencialidad del carácter rupturista. Esto también vale para gran parte de las movilizaciones por reclamos inmediatos, por ejemplo, a favor de la legalización del aborto en Argentina y en el Ele Nao en Brasil contra Bolsonaro y el machismo de corte fascistoide que naturaliza con su prédica y políticas. Asimismo con esa articulación se fortalecen otras movilizaciones y peleas de los y las de abajo en otros campos específicos.

Una política para lavar y confundir

En fechas recientes, el propio sistema capitalista tuvo la necesidad de intentar hacer un fuerte lavado ideológico respecto a la memoria histórica e identidad de los y las de abajo, especialmente ante el resurgir del movimiento de mujeres con la fuerza de estos últimos años. En ello se percibe una sostenida e intensa campaña de quitarle connotación de clase a la conmemoración del 8 de Marzo, del mismo modo en que ya desde hace un buen tiempo, por diferentes vías, se le ha quitado todo el contenido posible por al 1º de Mayo.

Hoy, en este caso específico, procuran que en general se conmemore el día de la mujer mostrando como iguales a las burguesas y a las trabajadoras, igualando a mujeres millonarias que viven en Carrasco con mujeres de los sectores populares.

Ello se manifiesta claramente y con total desparpajo cuando vemos como figuras mediáticas del 8 de Marzo personajes como Beatriz Argimón o Glenda Rondán; o con la participación en la marcha de mujeres integrantes de los “sindicatos” policiales o las empresarias. Para nosotros no es lo mismo una obrera de la aguja que Beatriz Argimón, una docente que María Julia Muñoz, que, entre otras cosas, aplicó la esencialidad contra las docentes en huelga en el año 2015. No es lo mismo una trabajadora o desocupada que una milica que reprime en los barrios a las hijas e hijos de las trabajadoras. Este es el día de la mujer de abajo, muchas veces sostén económico del hogar, que se encarga de la crianza de sus hijos e hijas, de las tareas de la casa, entre otras cosas, sin valorización de todo ese trabajo. Hay una cuestión de clase que marca una línea divisoria. No es el día de todas las mujeres, es el día de la mujer que marcha junto a los oprimidos con sus sueños de un mundo distinto y mejor. No es el día de mujeres como Angela Merkel, causante del desempleo y hambre del pueblo griego, o Hillary Clinton, responsable de la muerte de miles de niños y mujeres en Libia, o de Marine Le Pen, connotada fascista. Importa y mucho, dónde está ubicado en términos de clase cada grupo o movimiento en la estructura social. Importa mucho ver todo lo ideológico-cultural que pertenece al capitalismo patriarcal, que a través de sus relaciones y mecanismos de opresión trata de reproducir para seguir sembrando miseria, explotación, desigualdad extrema y dominación.

Independencia de clase en toda forma organizativa de los oprimidos

“Una concepción y una práctica de poder popular tiene su producción específica, tiene su propio universo. Tiene su propia producción. Para que juegue como fuerza transformadora, condicionante de coyunturas, produciendo avances desestructurantes hay una condición necesaria: debe mantener en todo momento su independencia. “Independencia de clase” se decía en otros momentos del desarrollo histórico, hoy diríamos, con ajuste al nuevo contexto: independencia de las clases oprimidas, vale decir, de todos los movimientos populares.

Ya es bien sabido, las mallas del poder dominante trituran, manipulan, moldean. Insertan en su seno, partidos, ideologías, movimientos, historias, los amasan y después los devuelven como buenos seguidores de lo viejo y reproductores de lo actual. El mecanismo se repite una y otra vez. Y se reiteran un montón inconmensurables de fuerzas girando en esa rueda loca. A estos dispositivos es a los que hay que dispararle con propuestas y acción de un contenido diferente. Con una coherencia que permita pisar firme. Pues de más está remarcar que la circulación al infinito de las mismas dinámicas y lógicas no puedan crear algo nuevo, sólo recrear lo existente, con mayor o menor fantasía.

Para hacer posible otras relaciones sociales, los hechos parecen indicar la necesidad de uso de otros materiales para esa nueva construcción. Otro enfoque, otra perspectiva, otra lógica, otras prácticas, otros mecanismos. Otro punto de partida. Nada original, es la nueva civilización que bosquejaron los viejos socialistas. Ese proceso debe descansar y desplegarse en una férrea independencia de las clases oprimidas. De un pueblo construyendo su destino al ritmo que las condiciones históricas habiliten. Los escollos, las relaciones, las propias alianzas tácitas y explícitas deben hacerse desde esa perspectiva de independencia. Como no puede ni debe aislarse, como debe estar en el medio del pueblo y los complejos y variables acontecimientos sociales ese factor adquiere una importancia de carácter estratégico de primer orden”. (Documento Wellington Gallarza y Malvina Tavares, Fau-Fag)

8 de marzo y feminismo hoy

Como en todo movimiento de esta dimensión hay diversidad de opiniones y corrientes de pensamiento. Lo mismo pasa con el movimiento obrero y sus organizaciones sindicales. No son pocos los que hablan de “feminismos” para designar esta variedad. Allí encontramos a los sectores más vinculados a la socialdemocracia europea y ONG’s, también a sectores decididamente liberales, hasta en algún caso liderado por alguna ultra millonaria, o a los organismos internacionales como la ONU opinando acerca de cuáles son los principales problemas de las mujeres. También están aquellas corrientes que colocan a la mujer como víctima y la victimizan aún más, tratándola como parte de la población a “la que hay que atender” con alguna política social, pero nunca como sujeto con voluntad propia, y asignándole un rol infamemente prefabricado. Por otra parte están aquellos grupos que ponen el acento principal en la violencia de género y toman esa triste e indignante realidad puntual y existente aislándola del contexto de descomposición social del sistema que lo produce. Por otra parte, un feminismo de clase y emancipador, que entiende que el cambio real y de fondo se va a construir en conjunto, entre los y las de abajo, entre mujeres y hombres del pueblo, sin exclusión de ningún tipo.

Combatiendo el sistema que es padre del engendro histórico infame de todo un disciplinamiento y sus respectivos dispositivos para tratar de mantener esa cruel doble opresión que en determinado grado necesita para su mantenimiento como sistema.

Todos los oprimidos y las oprimidas para ese largo y difícil trayecto de pelea orientado al cambio profundo, para su labor de resistencia y construcción cotidiana, deben munirse de la estrategia correspondiente pues: “En la medida que aumenten las posibilidades de una práctica de la acción directa y de la democracia directa, pueden asumir responsablemente la defensa de sus intereses y adquirir, a su vez, la capacidad necesaria para fortalecer su posibilidad de decisión; madurando en la medida en que se hacen cargo de sus aciertos y sus errores asumiéndolos como propios y evitando subordinarse a planteos externos y ajenos que los colocan en situación subalterna. Los métodos de acción directa deben englobar todos los ámbitos de quehacer social, político, ideológico, cultural, económico, etc. que constituyen la capilaridad y el conjunto de todo el cuerpo social”. (Documento Wellington Gallarza y Malvina Tavares, Fau-Fag).

Es este un día de clase, de compañeras y compañeros que tienen claro que mientras haya capitalismo habrá sociedad patriarcal, injusticias en todos los terrenos, desigualdad creciente y un puñado de dueños del poder y de la riqueza. Esto no significa posponer en nada la lucha cotidiana de la mujer por múltiples reivindicaciones de corto y mediano plazo.

Reivindicamos, entonces, a las mujeres resistentes integrantes de las clases populares: trabajadoras, desocupadas, amas de casa, estudiantes, presas, a todo el conjunto de mujeres que codo a codo con los hombres, forman parte del pueblo, de las clases oprimidas que no se resignan a vivir miserablemente y que luchan y sueñan por nuevas y justas relaciones sociales. Y porque entendemos que la perspectiva es de Emancipación Social, es que creemos que debe potenciarse una visión clasista del feminismo, enraizada en las luchas populares, en clave de ruptura, camino hacia el Socialismo y la Libertad.

Esa es para nosotros la cuestión central: la emancipación es del pueblo en su conjunto, de todos los oprimidos y las oprimidas. Al decir de Bakunin no somos verdaderamente libre más que cuando todos los seres humanos que nos rodean, hombres y mujeres, son verdaderamente libres. Siempre teniendo presente lo específico de esta fuerza social de mujeres, igualmente podemos decir que en lo de fondo es un tema de clase, más que de género, en este sentido bien puede parafrasearse aquello de Chomsky: la clase trasciende al género. La emancipación debe ser protagonizada por las clases oprimidas en su conjunto. Todos los logros que vayan realizando las fuerzas sociales con resistencia y lucha deben tener presente ese horizonte fundamental. No es tarea sencilla pero no hay duda: “La complejidad que reviste un proceso de transformación exige un alto nivel de comprensión de los mecanismos sociales. Obliga a caminar con un proyecto finalista de tal ductilidad que pueda ser operativo en las más diversas circunstancias coyunturales. Plantearse y resolver problemas, planificar periodos de acción, estar atento a los cambios, estimar las fuerzas propias, las del enemigo y de amigos puntuales. Desarrollar una capacidad de análisis que permita visualizar acontecimientos para poder operar con mayor eficacia en ellos. Trabajar por un desarrollo técnico y político que permita la incidencia pertinente… asegurar la continuidad de la estrategia… Ubicar lo más precisamente posible al Estado como estructura política especial del enemigo de clase; toda su capacidad represiva, todas sus instituciones de “perversa fantasía”: elecciones, parlamentos, etc. Pero teniendo presente al mismo tiempo que el poder dominante no se encuentra solamente ahí, que corre por distintas arterias del cuerpo social”. (Documento Wellington Galarza y Malvina Tavares, Fau-Fag)

Resumiendo. El sistema capitalista quiere llevar el agua a su molino

Señalamos antes que en los últimos años las movilizaciones del 8 de Marzo han tomado una masividad inédita. Ello ocurre a lo largo y ancho del mundo. Esa lucha histórica bien lo merece, su contenido aún más. Pero también, una vez más debemos estar alerta ante las estrategias que intenta el enemigo de clase. Diversas instituciones del sistema capitalista, han promovido sútil y tramposamente un “feminismo integrado” al propio sistema. Pretenden, como ha ocurrido en los medios obreros clásicos, realizar su política de “conciliación de clase”. Hay fuerte incidencia de las corrientes liberales y de la socialdemocracia para tratar de domesticar a un movimiento con un potencial cuestionador y movilizador importante. En Uruguay es claro y este fenómeno ya tiene algunas décadas, el despliegue de varias ONG’s que con una política totalmente socialdemócrata, desarrollan una concepción de la mujer como “objeto” al que hay que atender o estudiar como decíamos más arriba. No está en su concepción organizar para luchar, menos aún el anticapitalismo. En todo caso, suman su voz a un planteo muy útil al sistema que es el de la “cuota” en cargos de gobierno, haciendo causa común con la clase política. Intentando llevar el feminismo a ese corral de ramas de la institucionalidad burguesa.

Claro está, para el sistema capitalista es útil un feminismo que no cuestione las bases estructurales de la sociedad, que solamente coloque la problemática en compartimentos puntuales. Al sistema no le interesa nada un feminismo que critique la incidencia de las estructuras sociales en las relaciones humanas. De cómo las clases sociales, toda la estructura de poder dominante, opera e influye en la problemática de género. Tratan de presentar tramposamente como motivos principales aquellos, que pese a tener su importancia puntual, son secundarios. Pero no siempre logran sus maquiavélicos propósitos, hay sectores que tienen presente cuales son unos y otros objetivos de la lucha.

Es así que debemos destacar en América Latina, las movilizaciones y coordinaciones de movimientos feministas cuyos planteos son de clase en Brasil, Argentina, Bolivia, Chile, México etc. y donde esa lucha se articula con otras. Un saber que producto de sufrimientos y resistencias lo fue indicando: la lucha de las mujeres no puede ser una lucha aislada, se debilita y debilita la estructura de pelea de los oprimidos y las oprimidas de la que forma parte.

“ ´El sujeto también es una producción histórica´” nos avisan los estudiosos y por lo tanto hay que poner en funcionamiento prácticas de liberación que lo vayan produciendo y organizando. O fortalecer aquellas que ya están funcionando… Siendo así, otro sujeto histórico no vendrá de la nada, no aparecerá como por arte de magia, deberá ser el fruto de prácticas que internalicen otras cuestiones que chocan con lo dominante. La participación efectiva, la autogestión, la acción directa, la forma federal de funcionamiento realmente democrático, la solidaridad y apoyo mutuo, necesitan de mecanismos, organizaciones, prácticas regulares para su desarrollo. Y sólo si se produce en el pueblo podrá hacer realidad el cambio… necesita constantemente organización en el seno de su activa creación. La continuidad que necesita, para un despliegue que permita el cambio, requiere de una sostenida estrategia. Una estrategia coherente, para que no se desteja lo que en un momento dado se teje. Una estrategia que tenga en su interior un mundo distinto que va desplegando desde el seno de otro que le es antagónico”. (Documento Wellington Gallarza y Malvina Tavares, Fau-Fag)

Nuestra plena identificación con el 8 de marzo
Por un feminismo de clase y de abajo

Porque somos anticapitalistas. Porque creemos que el patriarcado está en la composición misma de la estructura capitalista. Porque queremos la igualdad social entre los seres humanos. Porque estamos convencidos que todo esto solo puede lograrse en una organización social totalmente distinta a la actual. Porque queremos que todas las fuerzas sociales converjan en la formación de un Pueblo Fuerte. Porque bregamos por un Frente de categorías sociales y clases oprimidas. Por todo ello impulsamos un feminismo clasista, de abajo, resistente. Lo entendemos en el seno de las luchas del pueblo, con inserción social y protagonismo de las compañeras, hombro con hombro con los compañeros. Deben ir juntas las luchas populares, nos debe cohesionar una ideología de unidad de los y las de abajo. Porque el camino final de emancipación es de socialismo y libertad para todas y todos.

En esa senda han militado numerosas compañeras libertarias a lo largo de la historia que siempre recordamos. Por esa senda pretendemos que se continúe construyendo el feminismo libertario de FAU.

Construyendo un pueblo Fuerte todos los días.
Por avanzar sin tregua hacia el Poder Popular
Por el socialismo y la libertad
¡Arriba las y los que luchan!

FEDERACIÓN ANARQUISTA URUGUAYA

Σπάμε το φόβο στηρίζοντας αλληλέγγυα η μια την άλλη. Οργανωνόμαστε συλλογικά ενάντια σε κάθε μορφής πατριαρχική επιβολή. Σπάμε τη σιωπή μιλώντας για ότι έχουμε βιώσει.

Fuerza femenina - Ελευθεριακή φεμινιστική συλλογικότητα στο Βόλο
1
Από τη γέννηση μας βιώνουμε την πατριαρχία μέσα από την οικογένεια, το σχολείο, τη δουλειά, τις προσωπικές σχέσεις, στο δρόμο, στη καθημερινότητα μας. Μας πνίγουν καθημερινά περιστατικά έμφυλης βίας που κλιμακώνονται από τα έμφυλα στερεότυπα και διακρίσεις, τα σεξιστικά σχόλια και αστεία, τη ψυχολογική και σωματική βία, την υποτίμηση των γυναικών μέχρι τις επιθέσεις, τους βιασμούς και τις γυναικοκτονίες. Μας πνίγει η ομοφοβία, ο τρανς-μισογυνισμός, η διαπόμπευση οροθετικών γυναικών, η περιθωριοποίηση μεταναστριών και η κοινωνική απαξίωση σεξεργατριών. Όλο αυτό το παγόβουνο της έμφυλης βίας που καταλήγει στις γυναικοκτονίες στηρίζεται στη κανονικοποίηση και στη συγκάλυψη. Στη συνένοχη σιωπή της οικογένειας, της γειτονιάς, της παρέας πολιτικών χώρων και ευρύτερων κοινωνικών συνόλων.

Σπάμε το φόβο στηρίζοντας αλληλέγγυα η μια την άλλη. Οργανωνόμαστε συλλογικά ενάντια σε κάθε μορφής πατριαρχική επιβολή. Σπάμε τη σιωπή μιλώντας για ότι έχουμε βιώσει.

ΓΙΑ ΝΑ ΜΗ ΓΥΡΝΑΜΕ ΣΠΙΤΙ ΜΕ ΤΑ ΚΛΕΙΔΙΑ ΣΤΟ ΧΕΡΙ
ΚΑΜΙΑ ΚΟΙΝΩΝΙΚΗ ΑΠΕΛΕΥΘΕΡΩΣΗ ΔΕΝ ΘΑ ΕΡΘΕΙ ΟΣΟ ΥΠΑΡΧΕΙ ΠΑΤΡΙΑΡΧΙΑ
ΚΑΜΙΑ ΜΟΝΗ, ΟΥΤΕ ΜΙΑ ΛΙΓΟΤΕΡΗ

Μπορείς να ενώσεις τη φωνή σου με τις φωνές μας. Μπορείς να μοιραστείς με ασφάλεια το βίωμα σου μαζί μας: fuerzafemenina-volos@tutanota.com

brazil/guyana/suriname/fguiana / gênero / comunicado de imprensa Saturday March 09, 2019 22:58 byFAG/CAB

“Neste momento decisivo em que as definições devem ser traduzidas de forma fulminante em feitos e as posições em ações contundentes, a definição e posição das mulheres – de mulheres livres, das que afirmam sua vontade resoluta de ser – nos dão os fatos e ações que essas páginas coletam da maneira mais plausível possível. Junto à mão suave das mulheres que curam feridas, cuidam das crianças ou oferecem um gole de água para a sede ardente do combatente, destacamos o braço forte da mulher que ergue um fuzil. Isso não significa, de maneira alguma, a renúncia de um sentido humano que queremos proclamar acima de tudo. Mas nosso sentido humano é integral, ativo e beligerante. E é transcendente. Isto é, atinge mais do que alívio imediato da dor imediata. Aspira à eliminação radical da dor, pelo menos da dor social que nasce da opressão política e da injustiça econômica.
[…] Enquanto isso, o nosso sentido humano, precisamente o nosso sentido humano, obriga-nos à luta dura, cruel, implacável contra um inimigo implacável. Através da morte, sobre a morte, defendemos a vida. A única vida que merece ser defendida: a vida em plena liberdade “.
Nosso sentido humano, Revista Mujeres Libres

Nesse 8M, importante data de luta para as mulheres oprimidas do mundo, nós, mulheres da Federação Anarquista Gaúcha, convidamos todas e todos para uma reflexão e para somarem-se na luta por uma vida digna, por uma vida em liberdade.
A crise que enfrentamos no planeta é uma crise econômica, política e ecológica. Forças reacionárias e conservadoras espalham-se como praga apresentando-se como solução salvacionista. No andar de cima, paletós, canetaços, fuzis, dinheiro dão as regras do jogo. Saqueiam nossos territórios, destroem nosso planeta, atacam direitos e liberdades, matam o nosso povo. No Brasil, o fim do pacto e a escalada agressiva do capitalismo financeiro sobre os direitos sociais culminaram com a eleição de Bolsonaro. O desmonte dos movimentos sociais levado a cabo pelos governos petistas (que transformaram lutadores em governo e fragilizaram a capacidade de reagir), a associação das ideias de esquerda com as estruturas da velha política, os interesses vorazes do capitalismo, junto com a ascensão conservadora mundial pós crise de 2008 são alguns elementos que nos trouxeram a essa etapa de Estado Policial de Ajuste. É o aprofundamento do modelo agressivo do capitalismo neoliberal com controles policiais e estatais. A militarização é o aspecto conservador e repressivo da crise do capital na ofensiva do sistema financeiro sobre os bens comuns e os direitos sociais.
Nessa guerra anti-povo há uma investida especialmente contra os movimentos de mulheres e LGBTQI+, povo negro e povos originários.
O racismo colonial e o patriarcado se atualizam e nos impõem o desafio de organizar as lutas com firmeza, sem recuar. Algumas pautas nos exigem especial atenção e ação imediata na luta.

A norma para o povo pobre, negro e periférico, em qualquer governo, sempre foi o estado penal. Os governos petistas incrementaram a máquina criminal da ordem pública com todo um aparato legislativo-judicial que reproduziram o super encarceramento dos pobres e negros, que atinge a marca de 726 mil detentos e tem cerca de 64% de negros cumprindo pena, segundo o Infopen. A atualização de uma doutrina de segurança nacional com inicio desde os mega eventos no governo Dilma e de forma ainda mais perigosa com os recentes movimentos da caserna promovem a continuidade e ampliação do superencarceramento, numa perigosa mudança no contexto da segurança pública e justiça criminal. Fica evidente a atuação do estado não só em deixar morrer, mas em matar. Como exemplos, o genocídio do povo negro e das populações originárias enquanto um projeto de estado, a violência policial, as intervenções federais, a guerra às drogas enquanto guerra ao nosso povo e do encarceramento em massa. É o cerco que se fecha sobre a pobreza e os movimentos sociais. Racismo e patriarcado se articulam de forma dramática colocando as mulheres negras na base de todas as opressões, as que mais sentem na carne a violência dos homens e do estado.
No sistema fundando sobre o patriarcado, que tem o homem branco heterossexual e rico no topo da hierarquia social, a violência que nos atinge é pelo fato de sermos mulheres. As violências econômicas do ajuste fiscal aumentam nossa vulnerabilidade diante da violência machista, que tem seu ápice no feminicídio, mas que nos atingem de diferentes formas, todas cruéis. Exemplo disso, 2019 iniciou com uma das maiores taxas de feminicídio do Brasil, 107 casos de feminicídio registrados nos primeiros 20 dias do ano. No Brasil, a taxa de feminicídios é de 4,8 para cada 100 mil mulheres, a quinta maior do mundo, segunda a Organização Mundial de Saúde (OMS). Assassinatos cruéis, mutilações, violações, torturas e degradações dos nossos corpos, esse são problemas reais que enfrentamos cotidianamente por causa da violência machista da nossa sociedade. De uma forma mais ampla, também sentimos mais o desemprego, a precarização e carestia de vida.
Entre as formas perversas de violência contra a mulher, a cultura do estupro se faz presente em toda a sociedade. No Brasil é parte constituinte da formação social, pois sob a consigna da miscigenação cultural (ou falácia da democracia racial) existe um país formado a partir do estupro colonial de negras e indígenas. As estatísticas nos mostram que 70% das vítimas de estupro no Brasil são crianças e adolescentes, segundo levantamento do IPEA, feito com base em dados de 2011; cerca de 15% dos estupros registrados no sistema do Ministério da Saúde envolveram dois ou mais agressores; 70% dos estupros são cometidos por parentes, namorados ou amigos/conhecidos da vítima. Em 2014, o Brasil teve um caso de estupro notificado a cada 11 minutos. A cultura do estupro existe a partir da inadmissível ideia que os corpos e as vidas das mulheres servem naturalmente à dominação masculina. Reside em nosso meio como permanente lembrança de que vivemos em uma sociedade extremamente violenta com as mulheres. E essas violências tendem a se agravar diante do avanço do conservadorismo que estamos enfrentando. Cada vez mais se faz presente a certeza de que precisamos de espaços de autodefesa, participação e fortalecimento para as mulheres. Frente a tais dados, a proposta surpreendente (de tão absurda) do atual presidente é a castração química como punição para estupradores; forma paliativa de evitar que o agressor possa manter relações sexuais. Entretanto, tristes dados reais apresentam relatos de vítimas violentadas com outros instrumentos, sujeitadas, humilhadas e expostas à condições indignas de atendimento médico, sob o julgamento dos olhares patriarcais da sociedade e mostrando que estupro não se trata de sexo, mas do poder de sujeitar. A cultura do estupro, as estatísticas sangrentas e o pacote de PL’s em tramitação que nos tocam diretamente evidenciam que a luta pelo direito de decidir sobre nossos corpos é pauta fundamental. Nós exigimos um mundo onde nossos corpos não sejam entendidos como bens públicos e propriedade dos homens e do estado. Queremos a liberdade de andar no espaço público sem sermos assediadas. Que nem homens, nem estado, nem igreja decidam como, quando e se vamos ter filhos. Que ninguém nos diga como agir, o que vestir, quem amar. Nos queremos ingovernáveis!
Depois da reforma trabalhista e terceirização irrestrita que nos impactaram de forma mais intensa, vem aí a nefasta reforma da previdência do governo Bolsonaro, que se aprovada vai empurrar gerações de idosos para a miséria e nos matar de tanto trabalhar e é ainda mais perversa para nós mulheres. Ela desconsidera a divisão sexual do trabalho ainda presente em toda sociedade, que nos destina os piores salários, as piores condições de trabalho e maiores responsabilidades e acúmulo do trabalho não remunerado. As mulheres trabalhamos em média 7,5 horas a mais por semana, por conta das duplas e triplas jornadas. Esse projeto dificulta ainda mais o acesso dos idosos mais pobres e das famílias mais vulneráveis aos benefícios previdenciários; desconsidera a realidade das milhões de mulheres desse nosso país: trabalhadoras do campo e da cidade, mães, ambulantes, domésticas…Não existe privilégio na aposentadoria das e dos trabalhadores! Para sustentar a farra dos ricos querem arrancar nosso sangue e nos fazer trabalhar até morrer. É nossa tarefa tomar lugar no centro das lutas populares, desde baixo, defender cada direito que ameaçam nos arrancar.
São muitas as violências e há muito o que fazer. Essa história não começa conosco e tampouco termina amanhã.
Isabel, Maria de Lourdes, Branca, Alzira, Elvira, Angelina. Lucy, Mercedes,Lucia, Fanny. Elena, Louise, Amparo. Macarena, Claudia, Marielle, Tatiana.
Tantas outras lutadoras anônimas apagadas na história dos homens.
São muitas as que nos precederam. Muitas as que caíram, muitas as que não estão.
Nesse 8M também fazemos memória a tantas que são exemplos de militantes na luta incansável pela libertação de nossos corpos e pela conquista de uma vida digna. Carregamos em nós seu legado.
Como anarquistas, acreditamos que a luta antipatriarcal e o feminismo, assim como a luta antirracista e anticolonial são estratégias fundamentais para destruir esse sistema que nos aniquila de muitas formas. Entendemos que as relações de poder se estruturam de formas específicas e é preciso compreende-las se queremos destruir o sistema de opressão em seu conjunto. Acreditamos na construção de um tipo de militância que tenha participação ativa nas organizações populares. Que desenvolva atuação por meio da ação direta e da democracia direta. Um feminismo classista e de base. Nosso feminismo é luta social e coletiva. Não acreditamos numa especialização da luta feminista, mas sim que o feminismo deve atravessar o conjunto da nossa organização. Que as formulações e metodologias feministas podem aportar não para a liberdade individual, mas sim para a conquista da liberdade de cada território e de cada corpo oprimido.
As mulheres no dia 8 de março não têm o que comemorar, mas sim ousar. Embandeirar nossa luta nas trincheiras do cotidiano machista, racista e patriarcal. Descolonizar o território de nossos corpos, solidarizando as conquistas, pois uma mulher lutando o futuro de todas está modificando!
Nesse 8M e em todos os dias, com vínculos solidários e responsabilidade coletiva, tomemos nosso lugar na luta por um mundo sem injustiça. Usemos as armas que forem necessárias. Não tenhamos medo, tenhamos corpos indignados.
Pelas que lutaram antes de nós, por todas as que não estão e por nenhuma a menos.
MULHER É RESISTÊNCIA!
ARRIBA LAS QUE LUCHAN!

image 8M em Porto Alegre Brasil 2019. Foto: Guilherme Santos Sul 21 0.08 Mb image 8M em Porto Alegre Brasil 2019. Foto: Guilherme Santos Sul 21 0.08 Mb

brazil/guyana/suriname/fguiana / gênero / opinião / análise Saturday March 09, 2019 22:30 byCAB

A nossa história tem sido, desde sempre, marcada por repressão e resistência. Contudo, nesses últimos anos, vimos se consolidar no Brasil uma retomada de forças conservadoras, – forças essas que nunca deixaram de constituir as estruturas patriarcais do Estado e o imaginário da nossa sociedade -, mas que, agora, potencializadas por vozes que fazem questão de se afirmarem – entre outras coisas – antifeministas, encampam uma luta contra os direitos e organização das mulheres.

As tentativas de deslegitimar socialmente o feminismo e as feministas atacam as conquistas e a luta das mulheres como um todo. A direita/extrema direita constrói um discurso que inferioriza nossas urgências e pautas e nega a realidade de violências sofridas por nós mulheres. Toda essa ofensiva repercute em efeitos concretos, como o retrocesso de nossos direitos, a precarização de políticas públicas já existentes e impedimento de novas políticas públicas. Barreiras para qualquer avanço em nossas reivindicações!

É, por isso, que a defesa do feminismo se faz necessária hoje como forma de defesa da própria luta das mulheres em sentido amplo.

Espetáculo da crueldade e da violência: o “Messias” contra as mulheres

O estado penal para a pobreza sempre foi a norma das instituições da democracia burguesa. Os governos do PT, desde Lula, incrementaram a máquina criminal da ordem pública com todo um aparato legislativo-judicial que reproduziu o super-encarceramento das/os pobres e negras/os e a parafernalha repressiva que ataca as lutas sociais e dá poder ao magistrado burguês como ator reacionário. Nessa nova conformação do arranjo de poder das/os de cima, o pacto foi rompido e o colaboracionismo rasgado pra dar lugar a uma agenda agressiva do capitalismo financeiro sobre os direitos sociais, as liberdades parciais e os bens públicos que foram conquistas históricas do movimento popular. E, nesse cenário, nós mulheres estamos na mira dessas contra-reformas e ataques conservadores, que arrancam nossos direitos, duramente conquistados.

A campanha do atual presidente, que se e lançou nas mídias como um ‘‘messias’’ da extrema direita nacional, alcançou popularidade graças ao seu posicionamento racista, machista, lgbtfóbico e intolerante de diversas formas. Ganhou visibilidade com ameaças de estupro, falas racistas e homenagens a torturadores, sanguinários e pedófilos como Ustra, Stroessner, Pinochet, os generais da ditadura, as milícias. Seus discursos de ódio se concretizaram tanto nas ruas tanto quanto nas urnas, pois encontraram terreno fértil na misoginia que permeia nossas relações. O antipetismo e o medo de um suposto comunismo que ronda o Brasil (ou podemos dizer, medo de qualquer tentativa de reparação social) foram peças fundamentais da campanha presidencial. A tão falada ‘‘ideologia de gênero’’ foi um mote central da campanha de Bolsonaro, principalmente a fake news do kit gay defendida pelo candidato.

Educação em disputa: a nova era de colonização dos nossos corpos e mentes

Ideias essas que fortaleceram ainda mais o discurso de ‘‘doutrinação ideológica’’, levantado pelo movimento Escola Sem Partido que, desde 2015, vem tentando propor ou inspirar projetos de leis nas câmaras municipais, assembleias legislativas e no Congresso Nacional contra a liberdade de ensino, laicidade e introdução de debates importantes na educação, como iniciativas contra a lgbtqfobia e o abuso sexual. A ofensiva da direita e todo o governo Bolsonaro colocam a Educação no centro de uma disputa pelo Estado, disputa para que a sociedade seja controlada por forças conservadoras, retrocedendo em qualquer mínimo avanço que tenhamos alcançado. O controle da Educação está alinhado ao controle de nossas mentes e nossos corpos. No quadro geral que se define aos poucos, observamos a investida para que o Estado tenha, de modo ainda mais rígido, o controle de nossas vidas; a partir das ideias retrógradas da direita, de todo um conservadorismo preconceituoso e excludente. E essas movimentações tornaram ainda mais evidente para nós como as políticas e debates relacionados à sexualidade e gênero se apresentam como pautas prioritariamente combatidas, em nome de uma moral que norteia nossos processos políticos desde a colonização e que visa manter relações de dominação bem definidas.

Estímulo à violência, precarização do trabalho e aumento do custo de vida: quem são as primeiras vítimas?

Todo esse discurso não caminha só, são as ações que mostram sua investida destrutiva sobre os corpos e as subjetividades das mulheres, principalmente mulheres negras, pobres e lgbts. A política que se constrói é cada vez mais um ataque contra as trabalhadoras, a partir das reformas trabalhista e da previdência, da ampla terceirização, da precarização do trabalho formal e informal, principalmente, tendo em vista que são as mulheres que chefiam e sustentam grande parte das famílias. Famílias essas que em sua maioria não se encaixam no padrão nuclear da heteronorma e que o vice presidente Mourão chamou de ”fábrica de desajustados” por não contarem com uma ”figura masculina”. Ataques contra as indígenas, quilombolas e mulheres sem terra através do roubo e exploração dos seus territórios com negação ou retirada de demarcações, assassinatos e agressões durante as ocupações de terra, o que consequentemente também leva ao ataque de suas tradições e modos de vida. Ataques contra todas as mulheres negras que lidam com o genocídio da juventude negra e as violências que interseccionam raça e gênero. Ataques contra nossa saúde e autonomia com relação a à criminalização do aborto e outras negações de direitos reprodutivos. Ataques contra nossas formas de viver e amar, intensificação da lesbofobia e transfobia. Por fim, contra a nossa existência como um todo, tendo em vista principalmente a liberação da posse de armas, levando à probabilidade de aumento dos feminicídios já tão presentes em nosso país. Os números do Feminicídio são gritantes e nos cobram olhar com atenção para essa pauta de luta, para todas as mulheres que estão morrendo diariamente vítimas das opressões do sistema de dominação. Segundo o mapa da violência de gênero do CNJ , o feminicídio aumentou no Brasil. Entre 2003 e 2013, passou de 3.937 casos para 4.762 mortes. Em 2016, uma mulher foi assassinada a cada duas horas no país. Ao mesmo tempo que diminuiu sua ocorrência em mulheres brancas, aumentou entre as mulheres negras. No mesmo ano o Fórum de Segurança Pública aponta quase 50 mil estupros, o que representa uma média de 135 estupros por dia.

Feminismo classista, antirracista e não excludente: pela construção do poder popular

Neste 8 de março, ao nos debruçarmos sobre a memória da luta das mulheres, luta que atravessa séculos, enxergamos que um feminismo classista, antirracista, não excludente, é uma urgência na defesa de nossos direitos e de nossas próprias vidas. A construção desse feminismo deve ser fortalecida por todos os cantos do Brasil. Esse cenário não se resume ao atual governo, que se mostra muito mais como um resultado, pois essa violência e construção de um movimento repressivo são parte da reação dos opressores à organização das e dos de baixo, aos movimentos de mulheres, do povo negro, das populações originárias, das comunidades pobres e marginalizadas. Repressão contra todas e todos que se movimentam, resistem e constroem um novo horizonte social, ameaçam o sistema de privilégios que sustentam nossas opressões. Uma vez que nossos direitos podem cair a qualquer momento com as canetadas de deputados, senadores ou do governo federal, fica evidente também que nosso feminismo deve estar enraizado na luta de todos os dias das mulheres. Um feminismo que combata Estado, Capitalismo, Racismo e Patriarcado! Nós mulheres precisamos que esse feminismo seja um feminismo combativo e atuante na construção do poder popular.

Somando a pauta do dia das mulheres, nesse mês completa um ano do assassinato de Marielle Franco. No dia 14 de Março de 2018, executaram uma militante, mulher, negra, lésbica, nascida na Favela da Maré, defensora dos Direitos Humanos, vereadora pelo PSOL e relatora da comissão responsável por fiscalizar a Intervenção Militar no Rio de Janeiro. Estaremos nas ruas, reivindicando a memória dessa lutadora social e lutando por justiça! Marielle, presente!

Com as debaixo, pelas debaixo.

Coordenação Anarquista Brasileira

This page has not been translated into 한국어 yet.

This page can be viewed in
English Italiano Català Ελληνικά Deutsch



Neste 8 de Março, levantamos mais uma vez a nossa voz e os nossos punhos pela vida das mulheres!

Neste 8 de Março, levantamos mais uma vez a nossa voz e os nossos punhos pela vida das mulheres!

Gender

Sun 24 Mar, 00:45

browse text browse image

whatsapp_image_20190310_at_6.47.jpeg imageBalance de la movilización del 8 de marzo de 2019 Mar 23 07:37 by ViaLibre 0 comments

cartaopinionfaumayo2018.png imageUn Nuevo 8 de Marzo: Por un Feminismo de Clase y de Abajo Mar 20 19:39 by Federación Anarquista Uruguaya 0 comments

safe_image.png imageFuerza femenina Mar 19 03:57 by Fuerza femenina 0 comments

8M em Porto Alegre Brasil 2019. Foto: Guilherme Santos Sul 21 imageAs anarquistas e a luta por uma vida em liberdade Mar 09 22:58 by FAG/CAB 0 comments

8m2019.jpg imageNeste 8 de Março, levantamos mais uma vez a nossa voz e os nossos punhos pela vida das mul... Mar 09 22:30 by CAB 0 comments

52898522_2051319301832217_1969862792982822912_n.jpg image[Colombia] ¡POR UN 8 DE MARZO DE LUCHA Y FEMINISTA! Mar 09 10:07 by Encuentro por la Autonomía y la Vida Digna 0 comments

52823438_2023874587733370_4549129407444287488_n.jpg image[Colombia] 8 de Marzo Feminista Mar 09 04:17 by Grupo Libertario Vía Libre 0 comments

fotoafisa_832019.jpg image8 Μάρτη Mar 08 04:14 by Αναρχική Συλλογικότητα mⒶnifesto 0 comments

viastes300x216.jpg imageΠέφτοντας από τα ... Feb 27 18:43 by Ανθός – Ελευθεριακό σχήμα 0 comments

textLa apropiación patriarcal del discurso feminista Feb 16 17:45 by Paula Fraga Arias 0 comments

untitled_1_k8qnmvj.jpg imageΤην Ελένη δολοφό_... Dec 14 15:07 by Αnornin@ 0 comments

wsmclgenderviolence.jpg imageWSM marks International Day for the Elimination of Violence against Women at their strateg... Nov 26 21:12 by Andrew 0 comments

text[South Africa] Health Care Forum calls on working class women to boycott the National Gend... Oct 27 08:34 by Gauteng Community Health Care Forum 0 comments

zak.jpg imageΟ σύγχρονος φασι`... Oct 03 06:38 by DmitriΑναρχική Συλλογικότητα Manifesto 0 comments

screen_shot_20180929_at_21.18.png imageMulheres Tomam a Frente da Resistência! Povo Forte Vence nas Ruas! Sep 30 04:21 by Federação Anarquista Gaúcha 0 comments

“Working Women Against the Precaritization of Life,” taken during the 2018 march for International Working Women’s Day. Source: El Grano imageA Feminist Movement to End Capitalism Sep 30 04:09 by Bree Busk 0 comments

ceb6ceb1ceba.jpg imageΚοινωνικός κανιβ... Sep 29 18:04 by Ελευθεριακή Συνδικαλιστική Ένωση 0 comments

0004f0c1_big610x380.jpg image«Δεν φοβόμαστε» Sep 21 19:23 by Black Rose/Rosa Negra 0 comments

3.jpg image#Nobastan3Causales: seguimos luchando por aborto libre en Chile Jul 18 06:33 by Gema Ortega 0 comments

textNow it's Aotearoa's Turn For Abortion Referendum May 30 11:13 by AWSM 0 comments

repeal8thwsmbannerthin.jpg image8 reasons anarchists are voting Yes to Repeal the hated 8th May 25 19:44 by WSM 2 comments

1.jpg imageΓια την κουλτούρ^... Apr 16 13:06 by Μωβ καφενείο 0 comments

img20150308wa0066.jpg imageVre Sans 8 Mas Klas Ouvriyè A Mar 13 20:46 by Batay Ouvriye 0 comments

severas_flores.png imageComunicado sobre el 8 de Marzo Mar 13 06:17 by Colectiva Libertaria Severas Flores 0 comments

publicidad_8_de_marzo_cpep.jpg imagePor un 8 de marzo de lucha y feminista las educadoras populares nos movilizamos Mar 13 06:06 by Coordinadora de Procesos de Educación Popular En Lucha 0 comments

plantn_8_de_marzo.jpg imageDía Internacional de las Mujeres Trabajadoras 2018 Mar 13 06:01 by Grupo Libertario Vía Libre 0 comments

cgt.png imageLa Huelga General del 8 de Marzo, un hito histórico Mar 12 06:16 by SECRETARIADO PERMANENTE DEL COMITÉ CONFEDERAL 0 comments

defensor_dh_thumbnail.png image28 mujeres luchadoras sociales han sido asesinadas en el marco del pos-acuerdo Mar 11 09:28 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

8march300x169.jpg image8 Μάρτη: Ενάντια στ&... Mar 08 03:52 by Aναρχική Συλλογικότητα mⒶnifesto 0 comments

weallcandoit1.png imageDünyadan Anarşist Kadınların Mücadele Mesajları Mar 07 11:37 by Meydan 0 comments

more >>
© 2005-2019 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]