user preferences

venezuela / colombia / luchas indígenas / news report Monday March 27, 2017 09:02 byCentro de Comunicación y Educación Popular - EnRaizando

Después de que el pasado miércoles el imperio agroindustrial de INCAUCA asesinara al comunero indígena y Liberador de tierra JAVIER OTECA en la hacienda Miraflores de Corinto, el día de hoy aparece una nueva amenaza paramilitar contra el proceso de Liberación de la Emperatriz, en Caloto. Como otros panfletos que circulan en el Norte del Cauca desde enero del presente año, el grupo paramilitar de las Águilas Negras aparece como el autor de las amenazas de muerte, lo preocupante es que en este caso aparece el nombre y los apellidos de 13 Liberadores de Tierra de la Emperatriz. Además se ofrece dinero por el asesinato de cualquiera de ellos.

Después de que el pasado miércoles el imperio agroindustrial de INCAUCA asesinara al comunero indígena y Liberador de tierra JAVIER OTECA en la hacienda Miraflores de Corinto, el día de hoy aparece una nueva amenaza paramilitar contra el proceso de Liberación de la Emperatriz, en Caloto. Como otros panfletos que circulan en el Norte del Cauca desde enero del presente año, el grupo paramilitar de las Águilas Negras aparece como el autor de las amenazas de muerte, lo preocupante es que en este caso aparece el nombre y los apellidos de 13 Liberadores de Tierra de la Emperatriz. Además se ofrece dinero por el asesinato de cualquiera de ellos.

Las comunidades indígenas y campesinas del Cauca han venido siendo víctimas de una creciente persecución contra sus organizaciones y activistas sociales. Las amenazas, los intentos de asesinato y las muertes de luchadores sociales se han vuelto cotidianas, lo peor es que la violencia contra las organizaciones sociales tiende a aumentar al paso de los días.

Pese a las amenazas las comunidades indígenas no se han dejado intimidar ante la agresión del Estado y el accionar de poderosos intereses agroindustriales que actúan de la mano con los grupos paramilitares. Las organizaciones sociales y comunitarias han venido desplegando una estrategia de seguridad colectiva en sus territorios, construyendo puntos de control, realizando movilizaciones, fortaleciendo las guardias y los lazos comunitarios de solidaridad como único mecanismo de defensa efectivo de las comunidades. Es así que el número de puntos de control veredales va en aumento, mientras que para este 31 de marzo se espera una movilización en contra de la presencia de grupos paramilitares en Caldono.

Pero en los procesos de Liberación de Corinto, la Albania, Vista Hermosa, la Emperatriz y Quitapereza, el movimiento indígena es más vulnerable, se trata de un enfrentamiento por tierras entre una comunidad indígena empobrecida contra uno de los más grandes poderes económicos latinoamericanos, el consocio Ardila Lulle, que maneja sumas que superan los 5.000 millones de dólares de ganancias anuales. Además su poder económico y político le ha permitido a los intereses agroindustriales actuar con impunidad frente a la constante violación de derechos humanos en el Cauca, que para el año pasado registró el mayor número de asesinatos contra líderes sociales y comunitarios del país, con un total de 44 hechos de sangre.

Es evidente que las amenazas surgen como un intento de atemorizar a las comunidades indígenas en su legítimo reclamo por la reconstrucción de sus resguardos y territorios ancestrales, tal y como lo orienta el primer punto de la plataforma de lucha del CRIC de 1971. Pero además no es gratuito que esta amenaza surja a pocos días del asesinato del liberador de tierra JAVIER OTECA en Corinto, ya que la empresa INCAUCA esta buscando por todos los medios acallar los reclamos de justicia que la señalan como responsable material e intelectual del asesinato.

Para callar la exigencia de justicia ante el asesinato, los directivos de la empresa INCAUCA desataron primero una campaña que buscó criminalizar a la comunidad indígena al señalarla públicamente como responsable de secuestro, cuando la comunidad hizo uso de su derecho constitucional al ejercicio de la Jurisdicción Especial Indígena, tal y como lo reconoció el día de ayer en Audiencia Publica un representante de la Fiscalía. Luego ha intentado lavarse las manos al responsabilizar del homicidio de JAVIER OTECA a los trabajadores del ingenio, buscando desatar un conflicto entre las comunidades afro e indígenas de Corinto. Sin embargo los indígenas mantienen su llamado de articulación y solidaridad con las comunidades negras y campesinas, entendiendo que solo la articulación de los sectores populares puede generar la fuerza necesaria para enfrentar la violencia de los grupos estatales y paraestatales del departamento. Ahora se despliega una nueva estrategia, atemorizar a las comunidades a través de amenazas de muerte a sus procesos organizativos. Sin embargo la comunidad indígena no dejara de exigir justicia por el asesinato de JAVIER OTECA, como tampoco cesara en su reclamo por reconstruir sus territorios ancestrales, tal y como lo obliga la ley, el Derecho Mayor indígena y la necesidad de tierra de las comunidades, ya que el despojo histórico de tierras en el Cauca ha llevado a la formación de grandes monopolios económicos, mientras que la población indígena subsiste bajo el peso de una grave crisis alimentaria, así mientras los agroindustriales poseen el 60,22% de la tierra, en donde se encuentra la casi totalidad de tierras planas y fértiles, las comunidades indígenas poseen solo 0,37 hectáreas por persona, muchas de ellas en terrenos empinados y poco fértiles en las montañas.

Mientras no se encuentre una solución efectiva al problema de tierra en el Cauca, mientras se quiera saquear los territorios indígenas con la invasión de empresas multinacionales mineras, mientras se quiera dominar a través de la violencia los territorios, las comunidades indígenas del Cauca continuaran resistiendo y luchando por Liberar la Tierra, ejerciendo un control efectivo del territorio en defensa de la vida.

Extendemos un saludo de resistencia a los compañeros de Caloto y Corinto para que sigan adelante en su lucha por Liberar la Madre Tierra, como hacemos un llamado a todos los sectores sociales y populares para que se movilicen en solidaridad con el movimiento indígena nasa, que en estos momentos esta siendo perseguido por el Estado, como por los poderes agro industriales y paramilitares del Norte del Cauca.

venezuela / colombia / luchas indígenas / news report Monday March 27, 2017 08:51 byCentro de Comunicación y Educación Popular - EnRaizando

Después del asesinato del liberador de tierra JAVIER OTECA, registrado el día de ayer a la 1:30pm en la hacienda Miraflores, los actores intelectuales del asesinato arremeten de nuevo contra la comunidad, orquestando una estrategia de persecución judicial contra los indígenas que intentaron tomar medidas de justicia conducentes al esclarecimiento y judicialización de los responsables materiales de este repudiable asesinato.

Después del asesinato del liberador de tierra JAVIER OTECA, registrado el día de ayer a la 1:30pm en la hacienda Miraflores, los actores intelectuales del asesinato arremeten de nuevo contra la comunidad, orquestando una estrategia de persecución judicial contra los indígenas que intentaron tomar medidas de justicia conducentes al esclarecimiento y judicialización de los responsables materiales de este repudiable asesinato.

El día de ayer la comunidad indígena retuvo a 6 trabajadores del Ingenio INCAUCA involucrados en el asesinato de JAVIER OTECA. Estas acciones de justicia autónoma no solo encuentran sustento legal en la Jurisdicción Especial Indígena, sino que además son medidas que responden a la repetida impunidad que domina los casos de amenazas, persecución y asesinatos contra la comunidad indígena.

Pese al clamor comunitario de justicia frente al asesinato de JAVIER OTECA, desde el día de ayer el conglomerado económico y financiero Ardila Lule ha desatado una campaña en los medios hegemónicos de comunicación en la que se señala a la comunidad indígena de ser responsable del secuestro de 6 trabajadores del ingenio INCAUCA, lo que indica que se está entretejiendo una estrategia de criminalización y persecución judicial contra la comunidad.

Esta estrategia de persecución judicial responde al interés del ingenio INCAUCA de encubrir su responsabilidad directa en el asesinato de JAVIER OTECA, revictimizando a la comunidad indígena al acusarla de secuestro, buscando refundir en la cárcel a los luchadores sociales que, desde el 16 de diciembre del 2014, con piedras y caucheras se han atrevido a desafiar a uno de los más grandes poderes económicos latinoamericanos, el conglomerado económico de Ardila Lule.

No más impunidad

De la masacre del Nilo en 1991 al asesinato de JAVIER OTECA se esconde un oscuro plan de represión, persecución y exterminio contra las formas de acción y organización de la comunidad indígena nasa en lucha por la tierra. En la sentencia T 030 del 2016 la Corte Constitucional reconoció 23.200 violaciones de los derechos humanos contra la comunidad indígena nasa, por lo que se declaró a la comunidad en riesgo real de extermino. Por su parte desde que inició el nuevo ciclo de lucha por la tierra en el 2005 las fuerzas policiales han sido responsables materiales de los asesinatos de Belisario Camacho, quien cayó muerto el día 10 de Noviembre de 2005 en la Hacienda el Japio, Pedro Poscué quien fue asesinado el día 16 de mayo del 2006 en la María Piendamó, Lorenzo Largo Dagua, quien fue asesinado el 29 de noviembre del 2007 en la Hacienda la Emperatriz, Guillermo Pavi, joven de 19 años quien fue asesinado por dos disparos de bala el día 10 de abril del 2015 en la Hacienda la Emperatriz y JAVIER OTECA, asesinado el día de ayer en la hacienda Miraflores, propiedad de INCAUCA.

Pero la violencia y la persecución judicial no se restringe a la comunidad indígena nasa, tras el proceso de paz se ha desatado la avanzada de los grupos paramilitares en Colombia. El fortalecimiento de los escuadrones de la muerte busca someter a los movimientos sociales como mecanismo para la inversión del capital multinacional en los territorios indígenas y campesinos. Vienen por el oro, por el petróleo, el carbón, el agua, la tierra, el coltan. Vienen por todos los recursos naturales, vienen por la sobreexplotación de la fuerza de trabajo. Los únicos que constituyen una amenaza real a la penetración de las multinacionales en los territorios son los movimientos sociales indígenas y campesinos, de allí la razón de su asesinato y persecución.

De acuerdo al informe de Indepaz durante el transcurso del 2016 se presentó la lamentable cifra de 117 asesinatos, 350 amenazas, 46 atentados y 5 desapariciones forzadas contra activistas sociales y organizaciones comunitarias y populares en todo el territorio nacional. Sin embargo la fiscalía solo reconoce 63 asesinatos de activistas sociales a nivel nacional. De estos casos reconocidos no se ha presentado una sola condena, la fiscalía ha fallado en su obligación de investigar, identificar y castigar a los responsables materiales e intelectuales de estos asesinatos.

De los 117 asesinatos registrados el 66,6%, se concentraron en el sur-occidente colombiano, de ellos el departamento del Cauca ha sido el más golpeado por la acción de los grupos paramilitares con 43 homicidios, mientras que se presentaron 9 en Nariño y 5 en el Valle. La violencia contra las organizaciones sociales se tiende a concentrar en las zonas donde se presentan los mayores procesos de resistencia contra la implementación de megaproyectos mineros y agroindustriales, por otro lado se ha presentado un incremento de las acciones de represión en aquellas regiones en donde existía mayor presencia de las FARC-EP, de manera tal que, de manera trágica y paradójica, la violencia se incrementa con la implementación de los acuerdos de paz, ya que sobreviene la reconfiguración de los poderes locales que buscan ejercer la hegemonía armada sobre territorios y recursos.

El Estado, lejos de perseguir y castigar a los responsables materiales e intelectuales de estos hechos de muerte, niega la existencia de una estrategia de exterminio contra la comunidad nasa y los movimientos sociales en Colombia. La impunidad sobre estos hechos, como la incapacidad del Estado para ejercer justicia, abre el camino para la repetición de los atentados contra la vida de los miembros de las organizaciones sociales y populares. No solo no se hace justicia frente a los asesinatos realizados en contra de los movimientos sociales en Colombia, sino que además se persigue a las víctimas, acusándolas de terroristas y secuestradores.

Frente a la impunidad no queda otro camino que el desconocimiento de la falsa justicia estatal, la organización comunitaria y el ejercicio directo del poder. Ante la desprotección y persecución del Estado las comunidades deben asumir su propia protección, como único poder legítimo y de base. Tanto la Guardia Campesina y Popular, como la Guardia Indígena ya vienen construyendo puntos de control en los territorios como un mecanismo que busca proteger a las comunidades ante la avanzada de los grupos paramilitares y la militarización del territorio. Las comunidades deben tomar las medidas conducentes a garantizar justicia frente a los asesinatos contra los activistas sociales, persiguiendo a los culpables para que se genere un precedente que impida la repetición de nuevos homicidios.

Hacemos un llamado de solidaridad a las organizaciones sociales y populares para que estén pendientes de los acontecimientos de Corinto, para que se movilicen en rechazo del asesinato de JAVIER OTECA y para que ejerzan una dura resistencia contra la posible judicialización y persecución de los activistas sociales de Corinto.

venezuela / colombia / luchas indígenas / news report Friday March 24, 2017 11:26 byCEP Enraizando

Hoy 22 de marzo a la 1:30 pm fue asesinado en la zona rural de Corinto el indígena y liberador de la Madre Tierra JAVIER OTECA. Este asesinato fue perpetrado por miembros de la seguridad privada de la hacienda Miraflores, con complicidad de Ejercito Nacional quienes, pese a que se encontraban a pocos metros del lugar donde fue baleado JAVIER OTECA, no hicieron nada por detener a los responsables sino que, por el contrario, cubrieron su escape.

Hoy 22 de marzo a la 1:30 pm fue asesinado en la zona rural de Corinto el indígena y liberador de la Madre Tierra JAVIER OTECA. Este asesinato fue perpetrado por miembros de la seguridad privada de la hacienda Miraflores, con complicidad de Ejercito Nacional quienes, pese a que se encontraban a pocos metros del lugar donde fue baleado JAVIER OTECA, no hicieron nada por detener a los responsables sino que, por el contrario, cubrieron su escape.

Minutos después del asesinato fueron llegando poco a poco liberadores y miembros de la comunidad indígena quienes, en el ejercicio de la Jurisdicción Especial Indígena, se dieron a la tarea de retener a 6 trabajadores del Ingenio INCAUCA, que al parecer están relacionados con los hechos. Debe ser por todos conocido que a estas 6 personas detenidas se les ha tratado con el mayor respeto a su integridad física y psicológica, poniendo en práctica el reconocimiento de los derechos humanos que es propio de la comunidad indígena como, además, solo estarán retenidos mientras se esclarecen los hechos de manera que sea posible identificar a plenitud a los perpetradores materiales e intelectuales de este repudiable hecho.

El asesinato de JAVIER OTECA no es un hecho aislado hace parte de una cadena de asesinatos contra las comunidades indígenas nasa que obligaron a la Corte Constitucional a declarar a la comunidad Indígena Nasa en riesgo real de exterminio, con 23.200 violaciones a los derechos humanos, discriminados del siguiente modo: 20.800 desplazados, 650 homicidios, 550 heridos, 500 detenciones ilegales, 250 amenazas, 150 masacres, 100 desapariciones, 100 reclutamiento de menores, 60 actos de tortura, 15 actos de violencia sexual. Por su parte los procesos de Liberación de Tierra que iniciaron con fuerza desde 1971 fueron duramente reprimidos y decayeron después del asesinato de 20 comuneros y comuneras indígenas en la masacre del Nilo, el 16 de diciembre de 1991. En este nuevo ciclo de luchas, que inició desde el 2005, se han presentado una serie de asesinatos que intentan intimidar a las comunidades con el fin de detener los reclamos justos y organizados por la restitución de los territorios ancestrales, el primero de ellos fue Belisario Camacho, quien cayó muerto el día 10 de Noviembre de 2005 en la Hacienda el Japio, Pedro Poscué quien fue asesinado el día 16 de mayo del 2006 en la María Piendamó, Lorenzo Largo Dagua, quien fue asesinado el 29 de noviembre del 2007 en la Hacienda la Emperatriz y, por último, se encuentra el registro de Guillermo Pavi, joven de 19 años quien fue asesinado por dos disparos de bala el día 10 de abril del 2015 en la Hacienda la Emperatriz. A esta serie de asesinatos se suma la muerte de JAVIER OTECA.

Todos los hechos de violencia contra las comunidades indígenas Nasa se encuentran hoy en la impunidad, el Estado Colombiano no solo ha fallado en su obligación de impartir justicia sino que, además, es responsable material de dichas muertes.

Para el día de mañana las comunidades indígenas de Corinto convoca a una audiencia publica con el fin de abrir un espacio de encuentro, denuncia y solidaridad frente al asesinato de JAVIER OTECA.

En estas lamentables circunstancias se hace un llamado de solidaridad con a las organizaciones sociales y populares para que denuncien estos hechos, como para que estrechen los lazos activos de ayuda mutua para presionar para que estos hechos no queden en la impunidad, de lo contrario se deja la puerta abierta para que estos hechos continúen repitiéndose.

https://soundcloud.com/…/declaracion-sobre-el-asesinato-del…

¡La sangre del pueblo jamás será olvidada! ¡Ni perdón a los asesinos, no olvido a los caídos!

américa del norte / méxico / luchas indígenas / news report Monday March 13, 2017 18:32 byRuptura Coleciva (RC)

¡Que retemblen sus centros la tierra!

Ruptura Colectiva (RC)

Los días 11 y 12 de marzo se llevó a acabo el evento "Mujeres que Luchan y se Organizan" en la Explanada del Palacio de Bellas Artes, en el que participaron diversas delegadas del Congreso Nacional Indígena (CNI) para exponer sus percepciones y metodologías comunitarias hacia la creación de un Concejo de Gobierno Indígena, acuerdo resolutivo del CNI del 1° de enero del 2017. En un placero diálogo con la gente asistente, se charlaron puntos como la nula incidencia de los organismos oficiales de Derechos Humanos en los conflictos territoriales a lo largo y ancho del país; la necesidad de erradicar de una vez por todas los modelos verticales en la toma de decisiones, pasando de la democracia representativa a la democracia directa; el papel de la violencia de la capital en la desintegración de las comunidades y la eliminación de la historia como herramienta de construcción colectiva; se preguntó también el cómo estar al tanto de las acciones del CNI-EZLN, a lo que se respondió que "ya existen decenas de canales autónomos de información en redes sociales, radios comunitarias y medios libres".

Este evento intentó ser minado por granaderos de la SSP de la Ciudad de México en la mañana del sábado 11 al colocarse por hileras en la Explanada, intimidando para que la gente organizadora no pudiera instalar las carpas y mesas de compartición. No se logró y el evento fue un gran éxito. Para acompañar esta iniciativa polítio-cultural, diversas agrupaciones culturales y artísticas se presentaron, algunas de ellas: Taller de Gráfica, Brigada Cultural Subversiva, Proyecto Gráfico Móvil , Javier Arelyss / Gráfica en vivo & Impresiones de Grabados referentes al #M8, Colectiva Gráfica Hidalguense, Exposición Fotográfica del CNI.

Publicado el 12 de Marzo de 2017 en:

http://rupturacolectiva.com/mujeres-cni-reiteran-creaci...2018/

venezuela / colombia / luchas indígenas / opinión / análisis Monday February 27, 2017 03:33 bySteven Crux

En Julio de 2014, cerca de su casa en Facatativá y con escasos 42 años, fue ultimado con varios disparos por la espalda Augusto Tyhuasuza, indígena muisca y activista social de los municipios de la sabana de Bogotá, territorio ancestral y que ha sufrido los grandes estragos de un modelo metropolitano de miseria, que desplaza las oportunidades y ordena los privilegios del centro hacia afuera.

“Es desde esta visión que se hace pertinente salvaguardar la Memoria, volver la mirada a nuestro Territorio como un proceso de ordenamiento de las relaciones vitales, donde el individuo reconozca y se reconozca como un ser que ha relacionado su existencia en torno a esas huellas indelebles del pasado indígena que subsisten en nuestro mestizaje y que hoy se pretenden desdibujadas o convenientemente olvidadas”- Augusto Tyhuasuza, 11 de Julio de 2013.

Hace cerca de dos años y medio la sabana de occidente se despertó con una persona menos, un luchador menos por la libertad…

En Julio de 2014, cerca de su casa en Facatativá y con escasos 42 años, fue ultimado con varios disparos por la espalda Augusto Tyhuasuza, indígena muisca y activista social de los municipios de la sabana de Bogotá, territorio ancestral y que ha sufrido los grandes estragos de un modelo metropolitano de miseria, que desplaza las oportunidades y ordena los privilegios del centro hacia afuera.

Augusto fue militante del histórico Proyecto Cultural Alas de Xue, referente libertario por obligación a la hora de hablar del anarquismo contemporáneo en Colombia, así como uno de los impulsores del llamado “anarco-indianismo”, síntesis que buscaba lo libertario dentro del indianismo y meterle indianismo a lo libertario. Además de ello, fue un organizador del proceso de recuperación de memoria muisca en cabildos como Cota o Suba, así como en municipios cómo Facatativá y Tibaitatá (hoy conocido como Madrid), donde de la mano con diferentes procesos sociales y populares venía haciendo el trabajo de reconstrucción territorial de la memoria propia, a través de procesos de formación y semilleros de investigación.

Siendo un mayor (sabio) y un gran poeta, sus intervenciones estaban cargadas de sabiduría y simbolismos, de referencias a los mitos creacionales chibchas, de la lucha de los zapatistas y los mapuches, de lo que nos enseñaban los compañeros indígenas en el Cauca y en la Sierra Nevada de Santa Marta, del recuerdo de las decenas de disturbios que tuvo que vivir en las universidades y calles de Bogotá y la Sabana, así como de su gran experiencia que nos hablaba a los más jóvenes de mirar nuestras ideas con crítica, sin adulaciones y sabiéndonos desprender de los dogmas que nos retrasan.

La muerte de Augusto pasó por lo bajo de los círculos anarquistas, quienes en ese momento sufrían otra lamentable noticia: el suicidio de Sergio Urrego en el centro comercial Titán Plaza. Para entonces, cuando se cumplían escasos días del asesinato de Augusto, se llevaba a cabo el Encuentro Anarquista de Bogotá y Pueblos de la Sabana, donde varias compañeros, amigos o simplemente conocidos de Tyhua, como le decíamos con cariño a Augusto, llamábamos la atención sobre su caso y la poca atención que estaba teniendo por parte del movimiento libertario, mientras la asociación de cabildos muiscas y la ONIC se apresuraron a sembrar su memoria.

El miedo se apoderó de muchos de nosotros, quienes bajo la amenaza latente del peligro de morir por luchar, hicimos lo poco que se pudo para mantener viva su memoria, y sin embargo hasta ahora ha sido insuficiente. Este corto texto es un pequeño pago a la deuda con la historia, con la memoria y la dignidad, esa historia de tercos que no los cansa ni la muerte, de esos tercos que luchan contra quienes anteponen su proyecto de muerte frente a quienes reclamamos, con la mirada en el cielo y los pies en la tierra, vida digna:

Augusto era un gran estudioso, a pesar de no haber culminado ninguno de sus estudios universitarios que empezó en las universidades Distrital, Pedagógica, Nacional y Pedagógica Tecnológica de Tunja, en la mayor parte de ellas interesado por las Ciencias Sociales y la Historia. En este paso por el movimiento universitario de entonces, donde las ideas libertarias parecían tener gran influencia, pudo establecer los cimientos de su vida y la necesidad de articular el estudio, la investigación y la memoria con las luchas populares. Desde muy joven participó en el movimiento anarquista, ingresando a sus 17 años al Proyecto Alas de Xue, donde militó por varios años hasta su práctica disolución. A pesar de lo complicado que parecía para entonces, incluso con los recelos de parte de diferentes procesos anarquistas de Europa que miraban con prejuicio a diferentes movimientos indígenas que defendían concepciones propias de nación y cultura, Augusto rápidamente encontró puentes entre el pensamiento muisca y el libertario. Sin embargo, su preocupación nunca fue encasillar el proceso muisca dentro de las etiquetas anarquistas, sino por el contrario, ver que podía aportar cada mirada de manera mutua y sincera.

A pesar de su afinidad por la academia, su trabajo siempre fue hecho desde abajo y para las de abajo: más allá de la teorización o artículos de investigación, de sus reflexiones se encuentran poemas, cartillas, murales y memorias de caminatas y rituales. Esta mirada libertaria heterodoxa lo llevó finalmente a darse de lleno a su comunidad, participando activamente desde finales de los años 90 en los procesos de recuperación de tierras por parte de comunidades mestizas muiscas en Suba, Cota y Sesquilé, así como iniciar caminos similares en Facatativá.

“El anarquismo es la común-unidad”, decía Augusto cuando le preguntábamos sobre su cosmovisión de la idea libertaria. Con desazón señalaba las A circuladas y las prácticas que se alejaban de la gente, del pueblo. Admiraba esa contracultura naciente en la sabana de Bogotá que, a gritos guturales y vestimentas negras y de jean, le hablaba a la juventud sobre el ilógico servicio militar obligatorio, sobre las problemáticas de sus padres y madres en la floricultura, sobre la necesidad de rescatar el territorio de las garras del capitalismo. Para él, el anarquismo era una forma de vida y aptitud frente a las luchas, pero nunca una etiqueta que había que manifestar explicita y reiteradamente, “se vive siendo libertario, no diciéndolo”, comentaba al lado de una hoguera mientras nos hablaba de los “tropeles” en la Distrital en los 90, de la placa de Biófilo Panclasta que existió durante casi dos décadas en las paredes del restaurante de la Pedagógica, de la triste muerte de Beatriz Sandoval en la Nacional, una de sus amigas de salsas, merengues y carrangas, del proceso de exterminio al que casi fue llevado el pueblo muisca durante los 80, de los históricos paros cívicos del 98 y 2008 en la Sabana.

Cada conversación estaba cargada de rituales, donde cada cosa tenía su razón de ser. La palabra fluía con el fuego, por eso era necesario mantenerlo prendido, tarea encomendada a un “taita” del fuego. “El gran error de querer anarquizar el indianismo, es no dejar indianizar el anarquismo… dejemos de lado esas visiones eurocentricas”, apuntaba luego de jornadas de discusión cuando ya partíamos en bicicletas por la noche a nuestras casas, mientras charlábamos sobre la actualidad del movimiento anarquista del país, del cual ya hace años estaba desapegado por no encontrar en sus reuniones y encuentros soluciones y alternativas para las de abajo. “Miremos lo que hacen los zapatistas: articulémonos en base a nuestra realidades y no dogmas, que muchas veces están fuera de nuestras realidades”, decía cuando debatíamos sobre la necesidad de fortalecer los procesos autónomos y populares de la Sabana.

Su partida nos dejó un profundo vacío que todavía no hemos podido llenar, no solo por las experiencias que se pudieron haber vivido, sino por la deuda que parece quedar en el aire con todos sus conocimientos y saberes. Augusto se nos fue bajo un halo de desasosiego, de creer que también su partida nos ha dejado sin varias palabras que se pueden decir en los debates que nos corresponde como movimiento libertario en Colombia, pero también como procesos populares y autónomos. Su visión de lo libertario inserto en las comunidades y desprendido de escalas, estéticas y etiquetas morales absolutas (que muchas negamos), nos deja la enseñanza de ser pueblo y actuar como tal, de leer nuestro entorno, nuestras realidades, de a veces dejar de lado la ilustrada y bien escrita historia e ideología occidental y voltear a mirar al lado, a la montaña, la laguna y los ríos, a las abuelas y los niños.

Uno de sus mejores amigos y compañero de lucha por largos años en la Sabana nos señalaba días después de su muerte el gran hueco que nos deja con su partida: “Creo que con Augusto se fueron una cantidad de cosas frente al pensamiento ancestral de origen muisca, tanto así que en el rito de su funeral la única persona que sabía cómo se hacia era él, entonces tocó casi que reinventarlo todo”.

Steven Crux
Febrero 2017

image trompeta.png 0.51 Mb

This page has not been translated into 한국어 yet.

This page can be viewed in
English Italiano Català Ελληνικά Deutsch



Indigenous struggles

Fri 31 Mar, 08:35

browse text browse image

17523503_2240490616176370_2385045589157817666_n.jpg imageNuevas Amenazas Paramilitares Contra La Liberación De La Tierra En El Cauca Mar 27 09:02 by Centro de Comunicación y Educación Popular - EnRaizando 0 comments

17425080_2238934159665349_5177126937307903569_n_4.jpg imageIncauca Asesina Y Persigue Judicialmente A La Comunidad Indígena Nasa Mar 27 08:51 by Centro de Comunicación y Educación Popular - EnRaizando 0 comments

17425080_2238934159665349_5177126937307903569_n.jpg imageJavier Oteca muere para vivir Mar 24 11:26 by CEP Enraizando 0 comments

ezln.jpg imageMujeres integrantes del CNI reiteran creación del Concejo de Gobierno Indígena para 2018 e... Mar 13 18:32 by Ruptura Coleciva (RC) 0 comments

11428569_1096983846998333_1845338116667769481_n.jpg image“No es solo sembrar semilla, es sembrar pensamiento”, en memoria de Augusto Tyhuasuza Feb 27 03:33 by Steven Crux 0 comments

16938587_405244779828163_6867164121804656776_n.jpg imageLa Fundación Del Cric Y La Lucha Indígena Del Cauca En Los Años 70 Feb 26 03:13 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

16996348_1101451536631678_1627039852747632571_n.jpg imagePronunciamiento de solidaridad con Standing Rock desde México Feb 24 19:21 by Ruptura Coleciva (RC) 0 comments

chiapasoventicmaizewoman.jpg imagevideoLa Resistencia del Maíz Feb 24 00:35 by CEP-Enraizando 0 comments

unnamed_1.jpg imageLa nación democrática: sociedad multiétnica en Rojava Feb 22 09:52 by Alejandro Azadî 0 comments

textPalestine-Israel, Celebrating a 12 years of persistent struggle in Bil'in and a small vict... Feb 18 14:32 by Ilan S. 1 comments

liberacion_madre_tierra_corinto.jpg image[Audio] Violento desalojo del ESMAD a proceso de liberación de la Madre Tierra Feb 14 20:44 by Centro de Educación y Comunicación Popular - Enraizando 0 comments

16473095_2205171906374908_5881832011825268645_n.jpg imageSolidaridad y Defensa de las Comunidades Frente al Avance del Paramilitarismo en el Cauca Feb 13 15:15 by Centro de Educación y Comunicación Popular - Enraizando 0 comments

16707457_10208940458005680_6921674367361292267_o_1.jpg imageNace la Radio Comunitaria Hueyapan 105.5 FM; “un paso más para lograr nuestro autogobierno... Feb 12 05:49 by Demián Revart 0 comments

textPANTERE NERE Jan 28 23:29 by Gianni Sartori 0 comments

15622109_10208518233530332_3586227400383865381_n.jpg image“Tenemos un sueño, que Hueyapan se convierta en municipio autónomo” Jan 25 19:26 by Demián Revart 0 comments

15941001_690919024408604_2504680982688502753_n.jpg imageLa comunidad de Suc-Tuc en Campeche decide conformar un autogobierno ante la corrupción y ... Jan 14 17:00 by Demián Revart 0 comments

crsjpcpguerrero.jpg imagevideoIndigenous Armed Group Created in the Mountains of Guerrero Dec 16 08:31 by Ruptura Colectiva 3 comments

captura_de_pantalla_20161214_a_las_04.45.48.png imageNace grupo armado indígena en la Montaña de Guerrero, México: "luchamos desde la autonomía... Dec 15 17:54 by Ruptura Coleciva (RC) 0 comments

15073542_353619641657344_4329290357288863864_n.jpg imageLiberación de la Uma Kiwe, autonomía y territorio: una mirada libertaria para la comprensi... Dec 15 07:19 by Steven Crux 0 comments

freedylanvoller.jpg imageAustralia: Dylan Voller plans hunger strike Dec 07 18:56 by Dmitri (republishing) 0 comments

tumblr_n9shb7ifx11t0dswdo1_500.jpg imageElementos para una izquierda anti-racista en Chile: La cuestión colonial mapuche Dec 07 07:08 by Claudio Alvarado 0 comments

15241292_362162674136374_8014599528954031485_n.jpg imageComunidades Indígenas Y Campesinas Se Movilizan Para Encontrar Y Expulsar A Grupos Paramil... Dec 05 10:10 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

15037142_355399941479314_7494995057027465752_n.jpg imageDel tiempo en espiral como mecanismo contra el terror en la lucha por la tierra Nov 27 23:12 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

15027836_353866834965958_2947771895459148195_n.jpg image“Hermano, sabed que vuestra lucha continúa en la tierra”, en memoria de Javier Ascue Caliz Nov 16 09:03 by Rebeldía Cotrainformativa 0 comments

textPalestine-Israel, After 13 years of joint struggle (and 12 in Bil'in), we won the right fo... Nov 12 16:36 by Ilan S. 1 comments

solidaritywithstandingrockdefendtheland.jpg imageResistance at Standing Rock Nov 04 14:04 by Wayne Price 1 comments

fem_indig4.jpg image12 de octubre: Multisectoralidad, interculturalidad y la deuda de la izquierda Nov 01 15:21 by Nitram Cerda 0 comments

14627755_10209284102413695_803572706_n.jpg imageLos Zapatistas, las Elecciones y la Autonomía Oct 18 01:33 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

14034833_954430388036531_5036652134993266582_n.jpg imagevideo[Colombia] [Audio/Entrevista] Violenta arremetida del ESMAD contra indígenas de la Emperat... Oct 16 22:23 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

14680554_335231406829501_2872418514104908888_n.jpg imageNuevas Tomas Y Liberaciones De Tierra En El Cauca Como Resistencia Indígena A Los Neo-colo... Oct 15 02:47 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

more >>
© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]