user preferences

ireland / britain / anti-fascism / non-anarchist press Friday August 10, 2018 17:14 byDavid Rosenberg

NOT content with calling Jeremy Corbyn a “fucking anti-semite and racist,” and treating herself as the victim when the Labour Party threatened to act on a third party complaint about her use of outrageous and abusive language against a fellow Labour MP whom she has known for several decades, and is the leader of the Labour Party, Margaret Hodge has had the chutzpah to compare her fight against Corbyn’s alleged anti-semitism with her fight in her Barking constituency against the British National Party (BNP).

She has cynically drawn on her family’s direct experience of the Holocaust to bolster her special right to pronounce on the subject.

The usual suspects who regularly target their venom at Corbyn instead of the Tory Party — and happen, coincidentally, to be members of Labour Friends of Israel — Ruth Smeeth, Luciana Berger, Jess Philips, Chuka Umunna and others, have all lined up to defend Hodge’s comments and have praised to the hilt her proclaimed brave and courageous fight against the BNP.

Let’s unpick this a little. In 2006, the BNP certainly pulled off a political surprise in the council elections when it won 12 seats in Barking and Dagenham, where the local MPs were Jon Cruddas and Hodge.

Labour paid the price of taking votes for granted and not doing the work on the ground to counter the narratives of the BNP.

The BNP replaced Labour councillors and former Labour voters provided most of the new voting strength of the BNP.

Nine out of those 12 new councillors were in the brave and courageous and effective anti-racist Margaret Hodge’s constituency.

It was certainly a failure of that Labour council but it was equally her failure. Maybe even more her personal failure.

Singer and writer Billy Bragg, who grew up in Barking and still has family there, pointed out that she didn’t even have an office in the constituency until after those 12 BNP councillors were elected.

She had effectively made a deal with the local Labour councillors that they look after the constituency and she would concentrate on her role at Westminster.

But it gets worse the more you dig. In the run-up to the elections of 2006, Hodge claimed that eight out of 10 white working-class people were thinking of voting BNP.

For the BNP activists this was manna from heaven. Those who were leaning towards the BNP policies but couldn’t necessarily see the point in voting as Labour always got in were suddenly very motivated to vote. Small wonder that the BNP sent Hodge a bunch of flowers to thank her.

A year later, what do we find this brave and courageous anti-racist doing? She is busy advocating a housing policy that talks explicitly of privileging “the legitimate sense of entitlement felt by indigenous families” over the “legitimate needs demonstrated by new migrants.”

Not exactly the words of an anti-racist champion who is entitled to casually throw accusations of racism at others.

She was widely accused, not least by the Refugee Council and several other anti-racist bodies, of legitimising BNP arguments, competing with the BNP on the territory they were establishing by absolutely conceding to their arguments.

Not surprisingly then BNP leader Nick Griffin saw Hodge’s seat as vulnerable to a far-right challenge at the next general election.

It is just a tad embarrassing and tasteless even that a politician who wields her family’s Holocaust history as a weapon to give her licence to say what she likes in arguments with fellow Labour MPs was being criticised then by leading refugee bodies for bolstering the racism of a party whose roots were in classical nazism.

What was Corbyn doing in the same period?

The same as he has always done — taking on the racists and fascists within his own and other constituencies, in tireless door-to-door work, on public platforms and on the streets, supporting grassroots anti-racist and anti-fascist activists and always advocating principled arguments that gave no ground at all to racism and helping to make Islington a borough that was proud to welcome refugees.

Hodge’s close pals on the right wing of the Labour Party talk of her “crushing the BNP in Barking.”

Thankfully, the fascists were defeated, but Hodge was part of the problem not the solution. It was the round-the-clock efforts of local left-wing Labour activists, trade unionists and local and national anti-racist and anti-fascist organisations who were responsible for seeing off the BNP councillors and Griffin’s parliamentary challenge in 2010.

It was an extraordinary effort. In every council seat the total number of voters went up, but the BNP vote went down. I did the easy bit with my fellow trade unionists — we put anti-racist and anti-fascist literature through the letter boxes of every home in Barking and Dagenham.

Bragg, though, returned to Barking and spent a month knocking on doors to have the face-to-face arguments with first-time BNP voters and to try to convince them to see things from a different perspective.

We did a bit of joint personal work. I interviewed Bragg for the West Ham football fanzine. It was published about six weeks before the election.

We discussed football and his feelings about the area he grew up in and its current social and economic problems, knowing that the cross-section of people buying that fanzine would have included a significant number of first-time BNP voters.

He gave sophisticated arguments for them not to vote BNP, without talking down to the voters or dismissing their sense of disenfranchisement and neglect.

In this, and in his work on the doorstep I am sure Bragg was much more effective than Hodge who had simply ended up boosting the BNP arguments in a typically unprincipled right-wing Blairite attempt at triangulation.

Bragg who, like Corbyn, has impeccable anti-racist credentials, has also commented in recent days on the controversy around the International Holocaust Remembrance Alliance (IHRA) definition of anti-semitism.

He is very supportive of those who have raised perfectly legitimate criticisms of it and in particular has praised and promoted the arguments of the Jewish academic Brian Klug, who in turn argued that what Corbyn and the NEC have done is a significant attempt at improving the IHRA document and making it fit to challenge anti-semitism and protect free speech and comment about Israel, Palestine and zionism.

If Hodge was consistent she would have a go at Bragg, but she sees Corbyn as a more suitable target because this is not really about anti-semitism but is a battle to defeat the left of the Labour Party and defend Israel from criticism.

If Hodge and her sisters in struggle, Smeeth and Berger, were not craven opportunists and selective anti-racists and defenders of human rights, they might have been speaking out more, or even at all, about the disgusting and openly racist nation state bill that the Israeli government has just approved while Benjamin Netanyahu was simultaneously hosting a visit from the Hungarian PM Victor Orban — a political leader who is pushing anti-semitic, anti-Roma and Islamophobic themes at every opportunity.

You have chosen a side, Margaret. It is the wrong one. As The Beat sang about another Margaret, “Stand Down, Margaret, stand down please!”
irlanda / gran bretaña / imperialismo / guerra / opinión / análisis Tuesday June 26, 2018 18:26 byJosé Antonio Gutiérrez D.

Publicado originalmente en el número 1 de la revista anarquista chilena Vida Libre, Abril de 2018.


30 años de la masacre de Loughgall: rumores y contrainsurgencia británica

Gerry Adams, el dirigente del partido republicano irlandés Sinn Féin, es un personaje que genera polémicas y levanta pasiones. Para la base fiel del partido, Adams es visto con una devoción casi religiosa, como una especie de Mesías que terminó con el desangre que en el período 1966-1998 consumió miles de vidas en Irlanda del Norte, que convirtió un estancamiento militar en una victoria política al lograr el co-gobierno (power-sharing) mediante el Acuerdo del Viernes Santo, que permitirá a los republicanos, no sólo participar del poder en Irlanda del Norte, sino unir a toda la isla en un futuro más o menos lejano. Para los medios oficiales y la vaporosa “opinión pública”, que lo rechazan de manera visceral, Adams aparece como una figura contradictoria: por un lado, le reconocen haber ‘moderado’ al republicanismo, haber sido clave para terminar la campaña militar del Ejército Republicano Irlandés (Irish Republican Army, IRA)[1], pero a la vez lo culpan –sin mayor perspectiva histórica- de haber supuestamente sido igualmente clave en comenzar ese ciclo de violencia. Aun así ha logrado ser elegido en el condado –mayoritariamente republicano- de Louth, en la frontera con Irlanda del Norte. Para los republicanos por fuera de su partido, Adams es visto como un traidor que desarticuló la lucha contra el colonialismo británico en Irlanda y que ha normalizado la presencia británica en la isla mediante el co-gobierno.

Recientes revelaciones contenidas en documentos de 1987 desclasificados después de tres décadas, que aparecieron en la edición del 29 de Diciembre (2017) en los principales periódicos irlandeses, incluidos el Irish Times y el Irish Independent, reavivan las polémicas y levantan las suspicacias que hacia él sostiene un sector del movimiento republicano. Se trata de rumores, pero rumores que han rondado por décadas en círculos republicanos. En un cable del gobierno de Irlanda, el obispo Cahal Daly dice que tiene información de que Adams creía, ya en ese año, que la campaña militar del IRA no tenía futuro ni posibilidad de éxito y que estaba pensando propuestas para terminar la lucha armada, motivado, en su opinión, por ambiciones políticas. Esto con toda seguridad es cierto, independientemente de las opiniones que se pueda tener sobre sus motivaciones –se cree que ya a comienzos de los 1980 o aún antes, mientras el movimiento republicano escalaba las acciones militares, Adams ya estaba pensando en una estrategia de paz o pacificación, según el ángulo del que se le mire. Sin embargo, las revelaciones realmente delicadas, son relativas a rumores de colusión de Adams con los servicios de inteligencia británicos. El padre Denis Faul, quien tenía una relación tensa con el movimiento republicano, pese a ser famoso por su apoyo al movimiento por los derechos cívicos en Irlanda del Norte y a los huelguistas de hambre republicanos en 1981, menciona en otro cable que habría rumores circulando en 1987 de que Gerry Adams habría colaborado con el ejército británico para acabar con una unidad del IRA con la cual habría tenido tensiones y diferencias.

El 8 de Mayo de 1987 una unidad de ocho de los mejores combatientes del IRA, de la Brigada del Este de Tyrone (East Tyrone Brigade), atacó la estación de policía (RUC, Royal Ulster Constabulary) de Loughall en Irlanda del Norte: con una retroexcavadora cargada de explosivos reventaron media base, tras lo cual de un carro se bajó el resto de los combatientes cargando fusiles para enfrentar a los uniformados. En la estación, sin embargo, 24 unidades especiales del ejército británico (SAS, Special Air Service) los estaban esperando con una lluvia de plomo. Al cabo de unos escasos minutos, los ocho combatientes habían sido masacrados: Jim Lynagh (Séamus Ó Laighneach, 31 años), Pádraig McKearney (32 años), Patrick Kelly (30 años), Gerard O’Callaghan (29 años), Tony Gormley (25 años), Eugene Kelly (25 años), Declan Arthurs (21 años), y Seamus Donnelly (19 años). El ejército británico también asesinó a Anthony Hughes (36 años), un mecánico católico que pasaba en ese momento por el lugar del ataque. El golpe de Loughgall no sólo fue el más duro que recibió el IRA en tres décadas de campaña militar y su mayor número de bajas en una acción, sino que prácticamente paralizó las operaciones en la zona de Tyrone/Fermanagh por un tiempo, sin que nunca se pudiera recuperar el nivel de actividad sostenido previo a la emboscada. También privó al IRA de algunos de los combatientes más experimentados y comprometidos, en la unidad más eficiente en su estructura militar.

Tan sólo se trataría de rumores, es verdad. Nada podrá ser comprobado hasta que no se desclasifiquen documentos de la inteligencia británica que prueben, más allá de cualquier duda, quienes –si es que hubo alguien- en la dirigencia del movimiento republicano tuvieron algo que ver con los hechos de Loughgall. En mi opinión, creo muy improbable que Adams haya colaborado con la inteligencia británica en esta operación, o siquiera que haya tenido conocimiento previo de ella. Sin embargo, aunque estos sean sólo rumores, hay algunas certezas que permiten armar el rompecabezas de cómo funcionó la contrainsurgencia británica. Está más allá de toda duda que el movimiento republicano y que el IRA estaban altamente infiltrados. También sabemos que algunos de los agentes al servicio de los británicos se encontraban en las más altas esferas del IRA, como Denis Donaldson, quien fue ejecutado finalmente en el 2006 por disidentes republicanos. Él gozó de amplio acceso al Comando del Norte (Northern Command), que supervisaba las operaciones militares de las unidades en los seis condados del Norte (Antrim, Armagh, Derry, Down, Fermanagh, Tyrone) y otros que componían la zona de operativos militares en la frontera con la República (Cavan, Donegal, Leitrim, Louth, Monaghan). La operación en Loughgall era del conocimiento del Comando del Norte. Freddie Scappaticci, otro agente británico, estaba ni más ni menos que a cargo de la contra-inteligencia republicana[2]. Esto es lo que se conoce, pero podemos sospechar que no es sino la punta del iceberg. Estos agentes fueron claves en la intensificación de la campaña contrainsurgente en Irlanda del Norte.

Con esta inteligencia, por una parte, el ejército pudo dar golpes selectivos a la estructura militar del IRA, como el asesinato en estado de indefensión de tres miembros desarmados del IRA, Seán Savage (Seán Sabhaois), Danny McCann y Mairéad Farrell (Máiréad Ní Fhearghail), ocurrido el 16 de Marzo de 1988, en Gibraltar. Mientras tanto, los paramilitares del UDA/UFF (Ulster Defence Association/Ulster Freedom Fighters) y del UVF (Ulster Volunteer Force) –con plena colusión del Estado británico- se concentraron en golpear al movimiento político republicano, en particular Sinn Féin, a familiares de republicanos, y a comunidades católicas en las cuales el republicanismo tenía apoyo. El escalamiento de atrocidades y asesinatos, así como la incapacidad o inhabilidad del movimiento republicano de proteger a su entorno, tuvieron un efecto devastador en este movimiento. No es descabellado suponer que estos agentes también podrían haber estimulado acciones contraproducentes que contribuyeran a desgastar la estrategia militar del movimiento republicano: acciones mal preparadas, para las cuales no había capacidad, que terminaran en pérdidas de cuadros militares, o acciones que generasen rechazo en la población, como la bomba de Enniskillen en 1987 (en la que murió un policía y diez civiles, quedando 63 más heridos). Es decir, sabotear la campaña militar desde adentro. Tales acciones quitaban piso a la legitimidad de la lucha armada y fortalecían la necesidad de desarrollar un canal institucional. Como lo reconocería en entrevista más adelante un miembro de la dirección del IRA de este período, Brendan Hughes:

El IRA estaba en un muy mal estado; era un desorden. Yo sostuve en muchas ocasiones que no se debía hacer más operativos, especialmente en lugares como el sur de Armagh, Tyrone y Donegal; que debían ser suspendidas hasta cuando el Ejército [el IRA] estuviera fortalecido, reforzado y más disciplinado. Pero creo ahora [ie. 2002] (…) que esto fue hecho probablemente a propósito, que el Ejército estaba siendo hundido a propósito.

No creo que fuera mala suerte [ie. La emboscada de Loughgall]. Creo que ahí hubo informantes. También creo que la operación se llevó a cabo sin inteligencia adecuada, sin una organización adecuada, ni un entrenamiento adecuado. Yo recuerdo haber argumentado en contra de realizar operaciones [como esta] (…) pero había una especie de actitud triunfalista de parte de gente como [Martin] McGuinness que presionaba por estos operativos. (…) No estábamos preparados para esa clase de operativos. (…) Pero la gente quería seguir adelante con todo esto, y una persona en particular, Martin McGuinness. (…) Yo creí en ese momento que se trataba de un error. Pero ahora sospecho, dada la situación en que nos encontramos ahora, que también pudo haber intencionalidad de ocasionar un desastre.

-¿Un sabotaje?

Si. Si. Creo que es una posibilidad y que este paso prematuro fue intencional… estamos hablando de McGuinness y Adams, quienes… estuvieron involucrados en la decisión de ir adelante (…) Ahora, viendo cómo se han desarrollado las cosas, sospecho que pudo haber habido mucha colusión en todo eso, mucha conspiración (…)

Es especulación… no lo sé. Puede ser porque tengo tantas sospechas de la gente que ahora está en posiciones de poder, que me hace pensar en la posibilidad de que haya habido colusión. No lo sé, puedo estar siendo justo, o puedo estar siendo injusto
”[3].

La inteligencia británica y el rol de los agentes infiltrados en el movimiento republicano fueron clave para desarticular a los efectivos del IRA y a las comunidades donde tenían apoyo. Pero es evidente que su rol difícilmente se limitó a esto. Como observó el conocido activista republicano y excombatiente del IRA, Tommy McKearney, el impacto de los agentes británicos en el plano militar es evidente, pero es más difícil constatar cuál fue su impacto real sobre la dirección y la política del movimiento[4]. Esta influencia se pudo dar por dos canales: directos e indirectos. De manera directa, podría especularse que hubo elementos infiltrados que marginaron a los elementos considerados “radicales” y propugnaron por una línea política aceptable para el Estado británico, como terminó siéndolo el Acuerdo de Viernes Santo y la propuesta de cogobierno en el marco de la pertenencia inequívoca de Irlanda del Norte al Reino Unido. De manera indirecta, los golpes selectivos, al concentrarse en los elementos “intransigentes” o los que eventualmente podrían haberse opuesto a una solución al conflicto aceptable para el Estado británico, habrían generado, por sustracción de personal, una masa crítica más favorable a esta clase de acuerdo. Es decir, matamos a aquellos con quienes no queremos negociar, y dejamos vivos a los que consideramos manejables. A la vez que se golpeaba y desmoralizaba al movimiento republicano, la contrainsurgencia activó los canales políticos mediante los cuales buscaban que, tras el desgaste militar de los insurgentes, éstos terminaran finalmente aceptando una propuesta de cogobierno elaborada originalmente en 1973 y luego presentada nuevamente, como si fuera una novedad, como parte del Acuerdo de Viernes Santo en 1998[5].

Es sabido que los republicanos asesinados en Loughgall (y al parecer también los de Gibraltar) representaban un sector que no se encontraba del todo contento con el giro que estaba dando Sinn Féin a mediados de los 1980. En la asamblea general (Ard Fheis) de 1986, el partido republicano terminó con su política de no reconocer al Estado al sur de la frontera en Irlanda. Esto provocó un quiebre en el que algunos veteranos del movimiento, como Dáithí Ó Conaill, Ruairí Ó Brádaigh y Liam Mac Aoidh (Billy McKee), formaron Republican Sinn Féin. Aunque la Brigada del Este de Tyrone se quedó en el IRA, estaban descontentos con la dirección del movimiento, pues pensaban –con razón- que el término de la política abstencionista en relación a las instituciones estatales en el sur, llevaría al reconocimiento del Estado británico y su administración en Irlanda del Norte. Estaban pensando en formar una unidad táctica autónoma del Comando del Norte del IRA. Su idea era formar una columna móvil con algunos satélites, como las de Cork, en el sur de Irlanda, durante la guerra de independencia en 1919-1921. Que los combatientes abandonaran sus casas y sus pueblos, internándose en la región comprendida entre el Este de Tyrone, Armagh, el sur de Derry, y Monaghan, para realizar acciones dirigidas fundamentalmente en contra de las bases policiales y militares en esa región, destruyéndolas, previniendo su reconstrucción y dejando a las fuerzas británicas sin terreno para operar, como ya habían hecho en los ataques de Ballygawley (Diciembre, 1985) y The Birches (Agosto, 1986). Se buscaba así crear zonas liberadas para el movimiento republicano. Aunque como observaría Hughes faltaba disciplina y organización, sobraban armas: se había conseguido un importante cargamento de armas a través de Muamar Gadafi y el mismo Lynagh había ido a Libia en 1986 para ser entrenado en su uso. Este armamento serviría para preparar una gran ofensiva[6]. Aunque la organización, en general, no estaba en condiciones de una arremetida de esta envergadura, si había una unidad con la suficiente cohesión para implementarla, esa era la Brigada del Este de Tyrone. Un golpe a la base de Loughgall como el que se pretendía dar, hubiera sido un punto de inflexión que hubiera favorecido esta línea de acción estratégica.

Ellos, que probablemente ya estaban en proceso de constituirse en un grupo político-militar diferenciado, se habrían con toda certeza opuesto de manera frontal al desarrollo de la política de paz desarrollada por Gerry Adams. Además, personas como Jim Lynagh tenían el carisma, la credibilidad, el respaldo y el arraigo en sus comunidades que les daba la capacidad de construir un liderazgo alternativo al de Adams y McGuinness: pese a los intentos de los medios de demonizar la figura de Lynagh como un pistolero demente y matonesco, lo cierto es que él había sido elegido concejal en Monaghan, cargo que todavía tenía a la hora de su muerte, pero el cual nunca aceptó siguiendo la tradición republicana de rechazar sus cargos por no reconocer al Estado ni en el sur ni en el norte. Sin embargo, esta oposición nunca llegó a concretarse. La emboscada de Loughgall acabó con casi toda la unidad. Otras operaciones encubiertas del SAS en esos años, acabaron de manera selectiva, en ejecuciones extrajudiciales, con otros combatientes del IRA que compartían esta orientación político-militar y que podrían haberse convertido en un liderazgo colectivo alternativo: Seamus McElwaine, Kieran Fleming, Antoin MacGiolla Bhride, Dessie Grew, Pete Ryan y Liam Ryan (este último asesinado por el UVF). Según la ex-combatiente del IRA, Marian Price:

Figuras claves del movimiento republicano fueron removidas. Gente clave que no hubieran seguido al Sr. Adams en su camino, y que representaban una amenaza significativa. Gente que pudo haber asumido liderazgo, a la que hubiera seguido la gente, y que hubieran sido un gran problema para el Sr. Adams… Maireád [Farrell] no era la clase de persona que hubiera sido reservada en su desacuerdo con este camino que se estaba siguiendo, y yo creo que ella se hubiera opuesto a él. Creo que es bastante diciente que en Gibraltar, había un equipo de cuatro personas, y la única que salió viva fue Siobhán O’Hanlon quien era la secretaria del Sr. Adams. Creo que eso habla por sí solo”[7].

Nuevamente, se trataría de especulaciones y rumores, pero las coincidencias no dejan de sorprender: los muertos de estos años recayeron sobre todo en la facción reconocida como “radical”. Imposible pensar que no había trabajo de inteligencia en todo esto, un trabajo de inteligencia que buscaba eliminar al sector radical de cara a las negociaciones que comenzarían unos años más tarde. Irónicamente, en el funeral de los Mártires de Loughgall, como serían conocidos, Gerry Adams insistió que Loughgall sería la tumba de la política británica para Irlanda y que cualquiera que negociara con los británicos serían estúpidos dispuestos a vender al pueblo de Irlanda. Sin embargo, lo que no era un hecho conocido para los asistentes, es que pese a su encendida retórica, tanto Adams como el segundo al mando de Sinn Féin, Martín McGuinness, precisamente en esos momentos buscaban, a través de contactos en los servicios de inteligencia británicos y en el gobierno de la República de Irlanda, una negociación con los británicos para terminar la lucha armada[8], a la vez que impulsaban un escalamiento de acciones ofensivas militares que sobrepasaban la capacidad del movimiento. El objetivo era supuestamente adelantar una versión irlandesa de la “Ofensiva del Tet” en el marco de una estrategia de “Guerra Prolongada” en un país pequeño y sin gran densidad poblacional. Price dice que:

(…) los republicanos no están programados para una guerra prolongada y por eso es que las campañas del IRA en el pasado han durado como máximo seis años, porque lo que sucede es que… hay gente asesinada, gente que va a prisión, las familias se queman, entones el movimiento debe parar porque los recursos se agotan. No estamos diseñados para una guerra prolongada, sino para dar golpes cortos y contundentes, y luego retirarse, por lo que todo el concepto de la guerra prolongada es un sinsentido… A Gerry Adams se le ha dado crédito por haber diseñado la llamada guerra prolongada, pero yo no lo creo ni por un segundo. Yo creo que lo que Gerry Adams estaba orquestando, era el largo proceso de paz”[9].

Como he dicho, la supuesta colusión de Adams con la inteligencia británica es un rumor que no puede ser comprobado mientras no haya pruebas sólidas desclasificadas por parte del Estado británico. A mí me parece improbable. La masacre de Loughgall, sin embargo, revela un patrón de contrainsurgencia británica que no consistía en sencillamente aplastar al adversario insurgente, o en neutralizarlo, sino que en moldearlo –consciente e inconscientemente- acorde a sus fines políticos. Haciéndose eco de un sentimiento muy extendido entre la militancia republicana que viene de las luchas de las décadas de 1970 a 1990, Brendan Hughes se quejaba amargamente de esto:

la dirección socialista revolucionaria… por la cual yo luché fue abandonada. (…) Todas las cosas que eran importantes para mí, por la que luchamos y morimos, principalmente… por el mejoramiento de la situación de la gente de clase trabajadora en Irlanda, han sido abandonadas… El tipo de personas que se han acercado a Sinn Féin no son el tipo de personas a las que me habría asociado durante la lucha del IRA. Son gente de clase media, políticos profesionales (…) En mi opinión, ahora, todo se trata de llegar a las posiciones de poder. Y cito de nuevo a Liam Mellows[10] -la gente llega a posiciones de poder y se aferran a ellas por los privilegios que les da el poder. Veo a muchísima de esta gente ahora en Sinn Féin, en el movimiento. Eventualmente, llevaron al IRA a la posición en la que siempre le quisieron. Lo intentaron en 1972, lo intentaron en 1975, y fallaron en ambas ocasiones. Ahora han logrado convertir a un movimiento revolucionario en una organización conservadora, una con la que pueden negociar y con la cual están felices de poder negociar”[11].

Más allá de la discusión de si Adams tuvo responsabilidad directa en la masacre de Loughgall, algo que sería irresponsable afirmar sin evidencia concreta, y que de todos modos parece improbable, lo cierto es que su línea política se fortaleció mediante estos golpes y que, finalmente, el movimiento republicano terminó siendo moldeado para integrarse a la propuesta de co-gobierno de una Irlanda del Norte firmemente amarrada al Reino Unido. Este patrón de contrainsurgencia británico con certeza ha sido aplicado en otras latitudes. El presidente colombiano ha dicho que ha aprendido las lecciones de Irlanda del Norte y que se ha inspirado en esta experiencia para adelantar el proceso de paz colombiano, el cual se encuentra hoy empantanado por los incumplimientos del gobierno y por la desnaturalización a la que ha sido sometido por el legislativo. El movimiento republicano irlandés ha participado asesorando procesos de paz como el colombiano, y también ha tenido un importante peso en la decisión de ETA de parar la lucha armada en el País Vasco, cuyo movimiento separatista se encuentra hoy desarticulado y desmoralizado, al punto que casi no reaccionó ante los eventos de Cataluña. El problema no es el cuestionamiento o la oposición a la lucha armada como táctica de lucha; el problema real es el desarme ideológico, político, de los movimientos, la progresiva aceptación del status quo y el abandono de la capacidad de tener un imaginario radical que nos permita trabajar por acercar esos otros mundos posibles al capitalismo, que termina finalmente en la desmovilización y el electorerismo como callejón sin salida.

José Antonio Gutiérrez D.
2 de Enero, 2018


[1] En realidad, lo que llamaremos IRA en este artículo, se trata del IRA “Provisional” (PIRA), la facción que emergió del quiebre entre los oficialistas que ya no deseaban continuar la lucha armada, y los que querían seguirla, en 1969. Existen otros IRA (oficial, por la continuidad, real, nuevo, etc.) que no son parte de este relato. El nombre que ha sido utilizado internamente por el IRA, sea cual sea su facción, siempre ha sido la versión en gaélico Óglaigh na hÉireann, Soldados de Irlanda, que es además el nombre adoptado (o apropiado) por las fuerzas armadas oficiales de la República de Irlanda en lengua gaélica.
[2] El servicio secreto de la República de Irlanda también tenía infiltrados. Seán O’Callaghan fue el más conocido de ellos.
[3] Ed Moloney, “Voices from the Grave”, Faber & Faber, 2011, pp.264-270.
[4] “The Provisional IRA. From Insurrection to Parliament” Pluto Press, 2011, p.143
[5] http://rebelion.org/noticia.php?id=220924
[6] Ed Moloney, “A Secret History of the IRA”, Penguin Books, 2007, capítulo 11.
[7] Andrew Sanders, “Inside the IRA”, Edinburgh University Press, 2012, p.142
[8] Moloney, “Secret History”.
[9] Sanders, op.cit., p.255
[10] Revolucionario irlandés, que se opuso a la partición de Irlanda, que buscó una república con contenido social, y que fue asesinado en 1922 por el “Estado Libre” en el sur de Irlanda. Es una de las figuras emblemáticas del republicanismo socialista irlandés.
[11] Moloney, “Voices from the Grave”, pp.292-293.

image mural_of_loughgall_volunteers.gif 0.29 Mb image La estación de Loughgall después del ataque de Mayo de 1987 0.05 Mb

ireland / britain / repression / prisoners / feature Tuesday June 12, 2018 19:13 byWSM
featured image

Tuesday, June 12 (Russia Day) We are asking for a day of action to highlight the torture and detention of Russian Antifascist Anarchists who are being detained with forced confessions for charges of terrorism.

The Actions: Please take photos of yourselves with messages of support and solidarity for the Anarchist prisoners. You can include signs with the names of those detained and tortured (names are below).

Workers Solidarity Movement Ireland will be holding a demo outside the Russian embassy on the 20th of June at 7pm with such posters and signs.

[Français] [Italiano] [Ελληνικά]

Le Mardi 12 juin ( journée de la Russie) nous appelons à une journée d'action pour mettre en lumière la détention et la torture d'anarchistes antifascistes russes qui sont détenus sur la base d'aveux extorqués concernant des accusations de terrorisme.

Les actions proposées: prenez vous en photo avec un message de solidarité et de soutien aux prisoniers anarchistes. Vous pouvez inclure des panneaux comportant les noms des personnes détenues ou torturées (liste des noms ci-dessous)

Le Worker Solidarity Movement Ireland manifestera le 20 juin à 19h devant l'embassade Russe avec des panneaux de ce type.

Nous espérons que vous nous rejoindrez pour cette journée d'action et de solidarité.

Egor Zorin — Arrêté en Octobre 17-18. Il est le premier à avoir été arrêté, et le premier à faire un aveux. Il est actuellement assigné à résidence.

Ilya Shakursky — Arrêté le 19 Octobre. La police a dissimulé deux grenades et un révolver sous le siège arrière de la voiture de Shakursky. Torturé à l'aide de chocs électriques dans le sous-sol du centre de détention provisoire jusqu'à ce qu'il formule un aveux. Il est actuellement en détention provisoire.

Vasily Kuksov — Arrêté le 19 Octobre. Passé à tabac et torturé en garde à vue. Des pistolet ont été dissimulés dans sa voituré (dont la serrure est cassée). Il n'a pour l'instant ni formulé ni validé de témoignage auprès de la police. Il est actuellement en détention provisoire.

Andrey Chernov — Arrêté début Novembre. Torturé jusqu'à ce qu'il avoue sa culpabilité. Il est actuellement en détention provisioire.

Arman Sagynbayev — Arrêté début Novembre à St Péterspourg. Sagynbayev serait en proie à de sérieux problèmes de santé et a besoin d'assistance médicale. Brutalement torturé. Actuellement en détention provisoire.

Dans la ville de St Pétersbourg.
Viktor Filinkov — enlevé dans un aéroport par le FSB le 23 Janvier, et torturé jusqu'à ce qu'il signe un aveu. Actuellement en détention provisioire.

Igor SHishkin — enlevé et torturé jusqu'à ce qu'il signe un aveu. Actuellement en détention provisioire.

Ilya Kapustin — un témoin. Torturé et interrogé. Il est libre.

Depuis l'automne l'année dernière, le FSB s'est mis à arrêter des antifascistes et des anarchistes qui organisaient un boycott des élections présidentielles et de la prochaine Coupe du Monde de Football qui aura lieu en Russie. Le FSB a inventé un groupe anarchiste terroriste appelé "Le réseau" et a utilisé toute la créativité de l'État pour rendre cette fiction crédible. Le FSB a fabriqué de fausses preuves, a procédé à des enlèvements et a systématiquement battu et torturé au moyen de chocs électriques afin d'obtenir des aveux. Nos camarades sont détenus dans des conditions insoutenables dans des centres de détentions surpeuplés afin de les détruir psychologiquement et physiquement. Nous devons mettre fin au silence. Le monde entier portera son attention vers la Russie à l'occasion de la Coupe du Monde de Football qui commence le 14 Juin.
Levons nos bannières et ne laissons pas nos camarades tomber dans l'oubli.

Martedì 12 giugno (festa nazionale della Russia) chiamiamo a una giornata di azione per denunciare la tortura e l’incarcerazione di alcuni anarchici antifascisti russi,che al momento si trovano in carcere a seguito di confessioni estorte con la violenza.

Le azioni: postate una vostra foto con messaggi di sostegno e di solidarietà per i prigionieri anarchici. Potete includere dei cartelli con i nomi dei compagni detenuti e torturati (riportati qua sotto).

Il Workers Solidarity Movement Ireland condurrà inoltre una protesta il 20 giugno alle 7 della sera fuori dall'ambasciata russa a Dublino, con cartelli e striscioni simili.

Speriamo che vi unirete a noi in questa giornata di azione e di solidarietà.

Egor Zorin — Arrestato intorno al 17-18 ottobre, è stato il primo a essere arrestato, e il primo a rilasciare una confessione. Attualmente si trova agli arresti domiciliari.

Ilya Shakursky — Arrestato il 19 Ottobre. La polizia aveva nascosto due bombe a mano e una pistola sotto il sedile posteriore della macchina di Shakursky. Torturato con scariche elettriche nel seminterrato di detenzione preventiva fino a ottenere una confessione. Attualmente in custodia cautelare.

Vasily Kuksov — Arrestato il 19 ottobre. Picchiato dalla polizia e torturato in custodia cautelare. Nella sua macchina (il cui sportello ha la serratura rotta) erano state nascoste delle pistole. Al momento si rifiuta di rilasciare o confermare testimonianze alle forze dell’ordine. Attualmente in custodia cautelare.

Andrey Chernov — Arrestato a inizio novembre, è stato torturato finché non ha ammesso di essere colpevole. Attualmente in custodia cautelare.

Arman Sagynbayev — Arrestato a inizio novembre a San Pietroburgo, Sagynbayev sarebbe affetto da gravi problemi di salute e bisognoso di assistenza medica. Brutalmente torturato, attualmente si trova in custodia cautelare.

Nella città di San Pietroburgo
Viktor Filinkov — Rapito in aeroporto dal FSB il 23 gennaio e torturato finché non ha firmato una confessione. Attualmente in custodia cautelare.

Igor Shishkin — Rapito e torturato finché non ha firmato una confessione. Attualmente in custodia cautelare.

Ilya Kapustin — Un testimone. Torturato e interrogato, è stato infine rilasciato.

A partire dallo scorso autunno, il FSB ha iniziato ad arrestare antifascisti e anarchici coinvolti nell’organizzazione del boicottaggio delle elezioni presidenziali e della prossima Coppa del Mondo FIFA che si svolgerà in Russia. I servizi segreti hanno inventato l’esistenza di un’organizzazione anarchica terrorista chiamata "La Rete" e hanno dato fondo a tutta la creatività dello stato affinché questa montatura risultasse credibile. Il FSB ha falsificato prove, sequestrato i sospettati e ha sistematicamente fatto ricorso pestaggi e scariche elettriche in modo da ottenere false confessioni. I nostri compagni sono detenuti in condizioni disumane in centri di detenzione sovraffollati, in modo da distruggerli fisicamente e psicologicamente. Tutto ciò non può passare sotto silenzio. L'attenzione del mondo intero si rivolgerà verso la Russia il 14 giugno, data di inizio della Coppa del Mondo. Non lasciamo che i nostri compagni vengano dimenticati!

This page has not been translated into 한국어 yet.

This page can be viewed in
English Italiano Català Ελληνικά Deutsch



Rojava: Mensaje urgente de un compañero anarquista en Afrin

Rojava: Mensaje urgente de un compañero anarquista en Afrin

Ireland / Britain

Sun 19 Aug, 22:18

browse text browse image

textStand down, Margaret! Aug 10 17:14 by David Rosenberg 0 comments

Monumento a los mártires de Loughgall McKearney y Lynagh en Drumfurrer, Monaghan (Imagen de José Antonio Gutiérrez D.) image30 años de la masacre de Loughgall: rumores y contrainsurgencia británica Jun 26 18:26 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

rssnprsnrs.jpg imageCall for Solidarity with our Russian Comrades! Jun 12 19:13 by WSM 0 comments

rssnprsnrs_1.jpg imageAppel à la solidarité avec nos camarades Russes! Jun 10 20:31 by WSM 0 comments

rssnprsnrs_2.jpg imageAppello di solidarietà con i compagni russi! Jun 10 20:29 by WSM 0 comments

repeal8thwsmbannerthin.jpg image8 reasons anarchists are voting Yes to Repeal the hated 8th May 25 19:44 by WSM 2 comments

repealbanner.jpg imageWSM International Women’s Day Message - 2018 Mar 08 19:13 by WSM women 0 comments

Collage showing politicians who announced referendum in front of one of the protests that forced them to act imageDecades of organising wins new abortion referendum in Ireland Feb 02 18:43 by Emilia & Andrew 0 comments

textRallying for Choice in Belfast Oct 14 00:31 by Kellie 0 comments

textThe WSM on the struggle for abortion rights in Ireland Oct 13 23:32 by National Conference 0 comments

The front of the march passed the GPO imageMarch for Choice 2017 - report & video from Dublin Oct 13 23:03 by Dermo & Andrew 0 comments

shoutprochoice.jpg imageFrom Dublin to Brussels demand universal access to abortion Sep 26 20:09 by International Sec 0 comments

textNational Conference Workers Solidarity Movement Ireland Sep 03 21:37 by Nic 0 comments

textIn Ireland Jobstown not Guilty verdict points to a Garda conspiracy Jul 21 00:26 by Andrew 0 comments

rally4choiceimage.jpg imageRally 4 Choice successfully sees off annual anti-choice parade in Ireland Jul 21 00:17 by Andrew 0 comments

jobstownjoan.jpg imageIrish state fails in bid to frame community activists for false imprisonment Jun 30 23:27 by Various 0 comments

badgeagecorbynfurcoatsportscarc4publicity.jpg imageAbsolute boy - The Youth Revolt that led Corbyn to a victory of sorts Jun 15 20:24 by Andrew Flood 0 comments

standwithbusworkers.jpg imageSuccessful secondary pickets bring public transport to a halt in Ireland Mar 31 19:04 by Andrew 0 comments

Dublin's main bridge was occupied imageThousands take part in pro-choice #Strike4Repeal in Ireland Mar 30 18:46 by Andrew 0 comments

homesweethome.jpg imageOrganizing against the Irish housing emergency Mar 21 01:18 by Tomás Lynch 0 comments

screenshot20170315at8.38.17a.m..png imageAodhan Ó Ríordáin: Playing The Big Man in America Mar 18 02:25 by Tomás Lynch 0 comments

textDimissioni di Mc Guinness: ritornano i Troubles? Jan 20 08:19 by Gianni Sartori 0 comments

460_0___30_0_0_0_0_0_513b8frmipl.jpg image[Belfast] Book Launch: “Revolution in Rojava” by Michael Knapp, Anja Flach and Ercan Aybog... Dec 05 06:28 by Rojava Calling! 0 comments

513b8frmipl.jpg image[Dungannon] Book Launch: “Revolution in Rojava” by Michael Knapp, Anja Flach and Ercan Ayb... Dec 02 07:15 by Rojava Calling! 0 comments

513b8frmipl_2.jpg image[Cork] Book Launch: “Revolution in Rojava” by Michael Knapp, Anja Flach and Ercan Ayboga (... Nov 30 21:33 by Rojava Calling! 0 comments

513b8frmipl_1.jpg image[Dublin] Book Launch: “Revolution in Rojava” by Michael Knapp, Anja Flach and Ercan Ayboga... Nov 30 20:48 by Rojava Calling! 0 comments

513b8frmipl.jpg image[Cavan] Book Launch: “Revolution in Rojava” by Michael Knapp, Anja Flach and Ercan Ayboga ... Nov 30 20:42 by Rojava Calling! 0 comments

watercharge17srpt2016crowd.jpg imageDublin protest to force the government to back down and scrap water charges sees 1000s on ... Sep 20 19:31 by Brian 0 comments

Retrato de Roger Casement realizado por Jim Fitzpatrick imageUn siglo del asesinato de Roger Casement, precursor de la solidaridad internacionalista Aug 04 06:13 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

Nigel Farange in front of a Leave poster which many pointed out was very similar to a Nazi propaganda film. imageMaking sense of the Brexit tide of reaction and the reality of the racist vote Jun 30 06:19 by Andrew 5 comments

more >>
© 2005-2018 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]