user preferences

américa del norte / méxico / luchas indígenas / news report Saturday January 14, 2017 17:00 byDemián Revart

En el municipio de Hopelchén en Campeche, la comunidad de San Franciso Suc-Tuc ha decidido regirse por usos y costumbres. ¿Qué significa esto?, los días 9, 10 y 11 de enero, tras una jornada de históricas asambleas deliberativas, los pobladores eligieron a un Consejo de Gobierno autónomo y a tres representantes que fungirán como tesorero, secretario y comisario, todos ellos, desconcentrados y revocables para la administración que se plantee en futuras asambleas, una diferencia radical de lo que enmarca el viejo orden constitucional.

Ahora, velarán por la gestión autónoma del territorio y la vida social en pos de los intereses comunes, y ya no por los que el Estado-Ayuntamiento siempre ha transformado en negocio y lucro de unos cuantos.

"Lo imposible sólo tarda un poco más"

-Alguien lo dijo. Hoy se replica en los muros (de la calle y del Facebook)-

Demián Revart
Hacia un panorama donde nosotros pongamos los reflectores

El orden capitalístico actual, ordena las imágenes del mundo –y la información- a su conveniencia. Las alternativas que muchos buscamos ante el deterioro global y esa dictadura mediática que impide que más personas tengan conocimiento de ellas, también se centraliza en vanguardias, en resistencias históricas, dejando en segundo plano otras propuestas que emergen, incluso, más sólidas que éstas.

La rutina del trabajo -y el estudio- no refiere únicamente a la explotación de nuestro tiempo, energía y oportunidades para realizar otras actividades que no recaigan en la monotonía, en el "desearía no estar aquí", le resta también panorama a nuestro entender-el-espacio, a ver otras geografías, a la posibilidad de entrelazarnos de sujeto en sujeto, de causa en causa. No es imposible salir de nuestras esferas.

Mientras se sigue hablando como principales tópicos sobre el #NoAlGasolinazo, la presidencia de Trump, la hipocresía de Obama en su último discurso, etc., una comunidad maya alejada de la metrópoli, se ha convertido en un nuevo estandarte de ese discurso que se repite y repite hasta el cansancio -y como la dieta que uno se propone para año nuevo- pocas veces se lleva a la práctica: ¡es hora de organizarnos!

En el municipio de Hopelchén en Campeche, la comunidad de San Franciso Suc-Tuc ha decidido regirse por usos y costumbres. ¿Qué significa esto?, los días 9, 10 y 11 de enero, tras una jornada de históricas asambleas deliberativas, los pobladores eligieron a un Consejo de Gobierno autónomo y a tres representantes que fungirán como tesorero, secretario y comisario, todos ellos, desconcentrados y revocables para la administración que se plantee en futuras asambleas, una diferencia radical de lo que enmarca el viejo orden constitucional.

Ahora, velarán por la gestión autónoma del territorio y la vida social en pos de los intereses comunes, y ya no por los que el Estado-Ayuntamiento siempre ha transformado en negocio y lucro de unos cuantos.

De la humillación silenciada a “la solución está en nuestra voz”

Suc-Tuc es un territorio comunal relativamente minúsculo que es atravesado por la carretera Campeche-Holpechén-Bolonchén, modernizada a mediados de 2015. Su sustento económico se consolida en la apicultura y la agricultura, principalmente en la producción del maíz criollo. En cuanto a la población, la mayoría es de descendencia maya y un 80% aún habla la lengua nativa, hay otros grupos como algunas familias guatemaltecas que se han incorporado a la localidad (representan a lo mucho un 2% de la población). Las cifras oficiales calculan un aproximado de 1179 habitantes, aunque ellos dicen que “empadronados sólo somos 653”.

Hay más factores a considerar para la lectura de este territorio. Desde su inmigración a México en 1922, algunos grupos de menonitas habitan en la ruralidad de Campeche, fenómeno demográfico que con el tiempo marcaría una clara segregación racial y de privilegios entre la mayoría productiva –indígena y mestiza- y la minoría –menonita-, esta última respaldada por los órganos estatales.

El despertar por la autogestión y un nuevo panorama de vida en Suc-Tuc tiene su primer cauce en el hecho de que el gobierno concesionara a Monsanto Company el 6 de junio de 2012 –con aval de la SAGARPA y SEMARNAT- 253,000 hectáreas para la producción de soya genéticamente modificada y otros productos. Entre los pilares más beneficiados por este jugoso e ilegal negocio, se encontraron familias menonitas y sub-empresas asociadas a este ecocida monopolio de transgénicos que instalaron sus maquinizados para comenzar a sembrar, y a la par, propiciaron una inmensa deforestación que se tradujo en serios problemas de la producción para los apicultores (de los 10-15 tambores que producían diariamente, la cantidad se redujo a 2-3).

La lucha fue de golpe en esos años y la gente se instruyó en el reto de la espontaneidad. “Cuando supimos y oímos lo de los transgénicos, que tampoco sabíamos qué cosa eran, ya los teníamos aquí. Luego, a través de nuestra organización, fuimos sabiendo qué cosa es transgénico, qué daño hace y quién lo trae. Entonces nos pusimos alerta y vimos también de los efectos que estaba haciendo en la apicultura” [1], narra José Luis, campesino maya y activista en torno a este primer precedente de organización.

Aunque los cultivos ilegales y estas afectaciones ocurrieron en las comunidades vecinas de Suc-Tuc (ubicadas en el centro de Campeche y en la frontera con Yucatán), fue el proceso de irrigación química por avionetas la causa de que se viera un daño directo en el ejido. La salud también ha estado en riesgo. En agosto de 2016, salieron a la luz pública diversas investigaciones del Centro de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México (EPOMEX) de la Universidad Autónoma de Campeche, confirmando la presencia de glifosato en el manto freático de Hopelchén, así como en la sangre y orina de mujeres y niños de Ich Ek, Suc-Tuc, San Juan Bautista Sacabchén y Crucero San Luis, donde productores menonitas han usado durante años ese herbicida, considerado como una mortal sustancia cancerígena [2].

Aunque la distancia es abismal entre los privilegios laborales de estos dos grupos, no existió un conflicto que llegara a la violencia en la región.

La mente es propensa a trazarse un solo rumbo, monótono, rutinario. Autoelimina las posibles alternativas para vivir de una manera más complaciente y placera, todo ello por la resignación y el temor de sacar a flote la conciencia, sentimientos negativos que provoca la explotación del trabajo y la falta de oportunidades en el campo, las provincias y –desde la Colonia- en las comunidades indígenas.

Un futuro incierto era lo único seguro para la gente de Suc-Tuc. Un imperio inconsciente cimentado en el “así nos toco vivir y así serán las cosas”. Reitero: era, en pretérito.

Y entonces… ¿qué es lo que provocó que Suc-Tuc decidiera autodeterminarse y trazar un nuevo rumbo? Vayamos a los hechos recientes. Por los primeros días de diciembre del año pasado, la comunidad tomó por asalto la iniciativa de reunirse, discutir y deliberar desde las suspicacias algo que inquietaba a la mayoría –aunque en principio, afectando directamente sólo a una minoría-. Posteriormente y con documentos oficiales a la mano -obtenidos por algunas instancias que investigan la supuesta ‘transparencia’ de los organismos gubernamentales-, el domingo 4 de diciembre, la población comprobó que la comisaría municipal Olivia Esther Ucán Chan, se constreñía en corrupción; desvió recursos y falsificó firmas en distintos documentos lícitos que corresponden a un programa de becas para jóvenes en la comunidad, padres de familia denunciaron la falsificación de identidades en esos documentos y, por obviedad, que el apoyo nunca llegó a sus manos.

La gente enarboló protestas en la cabecera de Hopelchén. El 14 de diciembre, la asamblea acudió al Ayuntamiento del municipio para ingresar la denuncia donde se acusa de fraude a la comisaria. De esa movilización, el poder municipal y el secretario del Ayuntamiento, Javier Soberanis Acosta –un personaje clave para entender el teatro que el gobierno ha montado contra el movimiento- se comprometieron a convocar a una reunión resolutiva, sin embargo, pasó que sólo dieron largas y largas.

El día acordado tuvo fecha el 16 de diciembre. Con cinismo, ninguna autoridad gubernamental se presentó a la reunión, a lo que, con gran enojo, los pobladores bloquearon la carretera Campeche-Hopelchén durante la noche. Después de tres horas llegaron tres funcionarios del Ayuntamiento a dialogar, se acordó “resolver el conflicto” en una asamblea en la comisaría ejidal de Suc-Tuc. El primer punto resolutivo fue la destitución definitiva de la comisaria. Al finalizar por la madrugada del 17 de diciembre, -ya cuando se había firmado la minuta con los acuerdos, e incluso, una persona iba en camino a la casa de Ucán Chan para que firmara su renuncia-, arribaron 4 camiones cargados de antimotines. Armados con gases lacrimógenos y macanas, ingresaron al lugar de la reunión con violencia verbal y psicológica en todo momento, hasta que empezaron a golpear a los pocos pobladores que aguantaron todo el día en la junta; detuvieron a 3 de ellos (Diego Armando Poot Pech, José Alfredo Poot Aguayo y Sergio Echazarreta Ucán). Afuera del lugar, corretearon, aventaron piedras y gases lacrimógenos a la gente que salió a auxiliar a los primeros agredidos, golpearon y rompieron los vidrios de varios automóviles y motocicletas por “puro gusto” [3]. La gente responsabiliza como actor intelectual de estos hechos al gobernador de Campeche, el priísta Alejandro Moreno Cárdenas, acusado de múltiples represiones durante su mandato desde septiembre de 2015.

Testigos que se encontraban en la junta, narran que al ingresar los antimotines de la Policía Estatal Preventiva (PEP), les gritaron con matiz de amenaza “¡liberen a los detenidos!”, a lo que mostraron estupefacción, pues las personas del gobierno “estaban sentados y hasta se estaban tomando un refresco”. Y en efecto, el contralor que fungió como instancia legal en la asamblea, acusó a los manifestantes de “privación ilegal de la libertad” y “obstrucción de las vías públicas”, delitos fabricados que se les imputan hoy en día. Como colofón, el “agredido” denuncia, literalmente:“firmé en contra de mi voluntad, la gente me retuvo”.

La organización Ka’ Kuxtal Much’ Meyaj A.C. [4] –de la cual forma parte uno de los presos- dio testimonio, de igual manera, sobre los hechos en un comunicado virtual, enunciando que “(…) la comunidad se replegó, muchos buscaron refugio para no ser víctimas de los golpes que la policía estaba dando, sin embargo, otros más se enfrentaron al ver que se estaban llevando a sus amigos o familiares, algunos pudieron liberarse, pero cuatro personas fueron subidas a las camionetas de la policía. De estas cuatro, una persona fue regresada a la comunidad. Las otras tres se encuentran detenidas. Una de estas personas, es miembro de nuestra organización” [5].

Ese clima madrugador de violencia, mentiras y rabia, despertó aún más la participación de la asamblea de Suc-Tuc. Se endurecen los bloqueos carreteros. Los mitines afuera del Congreso del Estado radicalizan su tonalidad. Bajo las consignas “no somos pandilleros, somos una comunidad indígena que exige justicia” y “el gobierno reprime al pueblo de Suc-Ttuc” más gente asiste a las movilizaciones con el ánima de colaborar por la liberación de los 3 presos. Actualmente, Sergio, Diego y José Alfredo se encuentran en calidad de ‘prisión preventiva’ en el Penal de San Francisco Kobén.

En las mesas de diálogos posteriores al 17 de diciembre, las autoridades se centraron -¡mágicamente!- en la sustitución de la comisaria, de los tres presos se habló muy poco. Algunos de los argumentos que las autoridades jurídicas utilizan como retórica, son que “no hay pruebas contundentes, por eso no los trasladaron a la ‘grande’, se les da 3 meses de prisión preventiva (…) para el 31 -¡¿de marzo?!- estarán de nuevo en sus casas”.

Aunado a eso, la población se entera de que la comisaria Ucán Chan sigue sellando y validando documentos desde su domicilio, por tanto, el mensaje de que el Estado seguirá desatendiendo las peticiones del movimiento se convirtió, más bien, en un mensaje de humillación que encontró su último segundo de vida. La comunidad cierra el telón diciendo: “ya no vamos a seguir yendo al Ayuntamiento a manifestarnos, vamos a organizarnos localmente para elegir a nuestros representantes y cambiar de rumbo”.

El proceso

Vale no ser perniciosos, por lo que es de gran relevancia asentar que sería demasiado optimista dar de facto la instauración del autogobierno, al menos no en estos momentos, una definición concreta de lo que ocurre en Suc-Tuc es, como el título de este texto, la decisión mayoritaria de la comunidad por conformar y regirse en un autogobierno comunal. Los resultados y experiencias serán los factores determinantes para que en un futuro no muy lejano se escriba en todas partes que “Suc-Tuc es una comunidad autónoma”.

Así, podemos dibujar el cómo se gestó el proceso comunitario:

La convocatoria para elegir a sus autoridades por usos y costumbres se difundió de voz en voz para realizarse el 9 de enero, no obstante, la asamblea fue disuelta por la provocación de un agente infiltrado del PRI, desviando los objetivos que la gente ya tenía bien pensados, ocasionando a su vez que la asamblea se pospusiera para el siguiente día.

Ya el 10 de enero por la noche, Suc-Tuc eligió a los integrantes de un Consejo de Gobierno autónomo y a tres representantes que fungirán como tesorero, secretario y un nuevo comisario, respectivamente. Casi al finalizar este histórico momento, hizo acto de presencia -con total exasperación- Javier Soberanis, intimidando e intentando volver a desviar los acuerdos logrados.

Los abogados y defensores de derechos humanos que integran la organización Caracol ODDH -acompañantes y traductores también en otras instancias de diálogo con los distintos niveles de gobierno-, difundieron en sus redes sociales que “(...) a pesar de que en todo momento el secretario del Ayuntamiento trató de decirle a los pobladores que no era correcto elegir por usos y costumbres, “ya que en Campeche no existe ninguna comunidad que se gobierne así” y que esperaran los tiempos y procesos electorales del municipio, los pobladores eligieron a sus representantes y levantaron un acta de acuerdo, reconociendo así la nueva administración popular”. Como arma jurídica –que dejó sin argumentos a Soberanis- dieron lectura a los Artículos 2° y 39° constitucionales, pautas vigentes para la elección popular en cualquier momento.

La votación fue un acto de democracia directa con base en la confiabilidad y el apoyo mutuo que muestran tanto pobladores como los representantes electos. Es un nuevo esquema sin la participación directa/indirecta de los partidos políticos [6] y que descansa en una total horizontalidad.

El 11 de enero por la mañana, el pueblo llevó el acta del nuevo Consejo de Gobierno a la cabecera de Hopelchén. No resultó agradable el encuentro. En entrevista con Tribuna Campeche, los pobladores denuncian que el Ayuntamiento se negó a quitar del cargo a la comisaria, textualmente, diciendo que “lo más viable es que ella renuncie y facilite las cosas al pueblo”[7]. ¿Qué esperanza podemos tener en que una persona con tanto poder y con un estilo de vida resuelto a costa del trabajo productivo de los demás, renuncie a dichas comodidades de la noche a la mañana? Se les achacó con otras palabrerías, argumentándoles que “se tienen que esperar a 2018 porque ustedes eligieron a la comisaria (…) está bien que se organicen, pero su representante sólo puede ser civil, no comisarial”.

Si analizamos estas declaraciones podemos afirmar que… ¡es irrebatible!, el Estado busca todas las piezas de distracción-confrontación discursiva para ‘ganar tiempo’ y evitar que el autogobierno de Suc-Tuc logre consolidarse y comience a operar. De igual forma, Caracol ODHH informa que “Soberanis no quiso recibirles el acta porque no estaba "sellada" con el sello de la ex-comisaria, a pesar de que el acta consta de firmas de la mayoría de los pobladores empadronados de la comunidad”, pretexto difícil de superar bajo el esquema de la legalidad, ya que la comisaria no ha salido a la luz pública desde el conflicto que se desató a inicios de diciembre.

La solidaridad definitiva

Construir un autogobierno comunal no simboliza una salida temporal, es un germen que se trabaja día con día, es una tarea político-organizativa que conlleva demasiado esfuerzo y vulnerabilidad para quienes lo integren y respalden. El Estado es hostil y buscará todas las maneras existentes para contrarrestar la fuerza de la gente de Suc-Tuc, por ejemplo, el retiro de programas sociales, las becas –irónicamente, el punto de lanza de este movimiento-, la intimidación policial [8] y hasta decisiones extremas de represión violenta como se observó en la madrugada del 17 de diciembre.

La solidaridad debe ser urgente y DEFINITIVA por parte de México y el mundo, tanto por la liberación de los presos como para evitar el desmantelamiento del proceso.

Por eso decimos: que los textos no vacilen sólo en la información, dotémosles de un sentido práctico. Repliquemos lo que sucede en Suc-Tuc de voz en voz, en las calles, en el internet, por todos los rincones existentes. Estemos atent@s, ¡encendamos y coloquemos los reflectores –de los cuales escribí al inicio del artículo- allí donde se necesitan!

¡SOLIDARIDAD DEFINITIVA E INTERNACIONAL CON LA COMUNIDAD DE SUC-TUC!

¡LIBERTAD INMEDIATA E INCONDICIONAL A SERGIO, DIEGO Y JOSÉ ALFREDO, PRESOS POR LUCHAR POR LA VERDAD Y LA AUTODETERMINACIÓN!

¡LA AUTONOMÍA ES LA VIDA, LA SUMISIÓN ES LA MUERTE!

Notas críticas y referencias

[1] “Los mayas de Hopelchén resisten a la muerte de su maíz, sus abejas y su pensamiento” en Red en Defensa del Maíz, Gloria Muñoz Ramírez, 08 de marzo de 2014. http://redendefensadelmaiz.net/2015/09/opinion-mayas-de...el1-9

[2] “Encuentran glifosato en manto freático, agua embotellada y orina de habitantes de Hopelchén”, La Jornada por Lorenzo Chim, 30 de agosto de 2016, p. 28. http://www.jornada.unam.mx/2016/08/30/estados/028n1est

[3] Entrevista a Leonardo Poot Pech, padre de Diego Armando Poot Pech, uno de los detenidos del 17 de diciembre. “Sin justicia e igualdad” en ¡Por esto!, Dignidad, identidad y soberanía, por Adrián Ferráez y Jorge Caamal, 28 de diciembre de 2016. https://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSec...28645

[4] Ka’ Kuxtal Much’ Meyaj A.C “Organización indígena en defensa de las semillas” es una agrupación originaria de Hopelchén que apuesta por “construir como parte del pueblo maya, las condiciones educativas, organizativas y productivas para el buen vivir de nuestras comunidades”. Se ha dedicado enérgicamente a la concientización de la importancia de enfrentar al monopolio de la cosecha de transgénicos, logrando ganar amparos contra Monsanto. Han organizado también el “Festival de las Semillas Nativas” desde el año 2008, replicado en Iturbide, Dzibalchén, Suc-Tuc y otras comunidades de Campeche y Yucatán.

[5] Pronunciamiento de Ka' Kuxtal Much' Meyaj A.C. sobre la represión ocurrida en San Francisco Suctuc, 18 de diciembre de 2016. Publicación en Facebook: https://www.facebook.com/kakuxtalmm/posts/1118146738283452

[6] No es una asamblea que discrimine, al contrario, invita cordialmente a que los “hermanos partidistas” participen, pero dejando de lado las banderas y los colores. Es lógico, los restos de la sociedad ulterior y su democracia representativa no se erradican de tajo, sino con la participación mayoritaria en un nuevo diagrama político.

[7] “Que renuncie Comisaria Municipal de Suc-Tuc”, Tribuna Campeche, 12 de enero de 2017. http://tribunacampeche.com/municipios/2017/01/12/renunc...-tuc/

[8] En entrevista con Caracol ODHH, nos relatan que “la presencia policial es intermitente, a lo mucho hay 1 o 2 patrullas que rondan de forma esporádica en Suc-Tuc”. Otras causas que aminoran la presencia policial son la lejanía territorial a las cabeceras de Holpechén y Campeche, y el cobarde asesinato a golpes de Dennis Abraham Canché Trejo, ingeniero agrónomo y vecino de Bolonchén de Rejón el 1 de noviembre de 2014, por policías estatales.

américa del norte / méxico / economía / news report Thursday January 12, 2017 16:51 byDemián Revart

"Desde el Ángel marcharon decenas de miles. Niños, jóvenes, adultos y algunos valientes en su silla de ruedas. La consigna sigue siendo, como desde mayo de 2012: ¡Fuera Peña! Hay que ver más a fondo la problemática, no es el régimen peñanietista, ¡es todo el Estado-Capital! Decimos sin tapujos que nuestra consigna es: ¡Que se vayan todos!"

Demián Revart

¡QUE LAS PANCARTAS SE CONVIERTAN EN BARRICADAS!

Las calles resonaron de nuevo -hace mucho tiempo que el pentagrama social pecaba de silencios-. La coyuntura envuelve, las dudas se disipan. ¡Es la cuestión del bolsillo del mexicano!, la gasolina aumentó, se acerca la canasta básica, los servicios públicos, entre otras cosas (por ahí dicen que no estamos lejos de un panorama como el de Grecia-España 2008). Desde el Ángel marcharon decenas de miles. Niños, jóvenes, adultos y algunos valientes en su silla de ruedas. La consigna sigue siendo, como desde mayo de 2012: ¡Fuera Peña! Hay que ver más a fondo la problemática, no es el régimen peñanietista, ¡es todo el Estado-Capital! Decimos sin tapujos que nuestra consigna es: ¡Que se vayan todos!

No hubo percances ni conflictos. En algunas calles la presencia policíaca era exagerada. A algunos granaderos, como cosas, como objetos, como cuerpos sin conciencia propia, los colocaron como muro humano al frente de los grandes negocios y bancos sobre Avenida Reforma y en la Calle de Juárez. Hasta adelante, algunas organizaciones oportunistas de tinte partidista, pero después le seguían los estudiantes del IPN, UNAM, UAM, UACM, los comuneros de San Salvador Atenco, organizaciones de derechos humanos, colectivos estudiantiles de diversas facultades, brigadas antifascistas y pueblo en general.

Sí, no era toda la gente que está encabronada, faltaron miles, decenas de miles, cientos de miles, millones, pero la rutina del trabajo no permitió su asistencia, era el primer lunes después de unas largas vacaciones. ¿Quién dijo que todos están dispuestos a cambiar los espejismos de comodidad por la dignidad de la libertad?

Al llegar al Zócalo, los rostros de Peña y Trump ardieron en fuego (con alguien que te humilla y desconoce, no queda otra herramienta más que el fuego y la rebelión). No hubo asambleas esporádicas, sólo un llamado abstracto a “seguir organizándonos”. ¿Qué pasa con estas ‘vanguardias’ y ‘luchadores sociales’?, ¡esto es una guerra económica, mediática, del shock!, para triunfar es vital hacer del discurso y los buenos deseos, tácticas de confrontación y agitación.

Que los reflectores se cambien por debates organizativos. Que las pancartas se conviertan en barricadas.

Fotografías: Ernesto Puga (Colectivo "El Hijo de la Higuera")

Publicado el 10 de Enero de 2017 en:

http://rupturacolectiva.com/un-mexico-en-las-calles-un-...nado/

américa del norte / méxico / workplace struggles / entrevista Thursday January 12, 2017 15:41 byDemián Revart

México no está al borde del colapso financiero… ¡ya lo está! Tenemos que ser realistas, y por tanto, nuestro análisis debe serlo de igual forma. Entrevista a obrero petrolero en lucha de PEMEX en Veracruz, México, sobre la crisis económica en el país.

La muerte de PEMEX, el gasolinazo y la crisis que se aproxima:
Entrevista con trabajador de la Coordinadora por la Defensa de PEMEX

Demián Revart

México no está al borde del colapso financiero… ¡ya lo está! Tenemos que ser realistas, y por tanto, nuestro análisis debe serlo de igual forma. Tras el anuncio a finales de diciembre de 2016, a bombo y platillo, del aumento de los precios de las gasolinas en su máximo histórico desde 1998, diversos estados del país salieron a las calles a protestar con bloqueos carreteros y en las gasolineras. La táctica del terror y la infiltración no se hizo esperar, el Estado y su mass-media bañaron de prioridad a una serie de saqueos a tiendas departamentales y centros comerciales que iniciaron el 4 de enero en diversas zonas del Estado de México, replicándose después en Veracruz, Hidalgo, CDMX y otros estados. Así, “la gente comenzó odiando al gasolinazo, pero terminó odiando a los saqueadores”, enunciado facebookero que describe el cómo la atención e impulsos de organización popular fueron desviados de lo que representa el atentado del capital contra la industria energética, y por tanto, a los precios de los productos que esta provee.TUXTLA GUTIERREZ, CHIAPAS, 02MAYO2015.- Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, tomaron una docena de gasolineras de la ciudad y regalaron el combustible a los conductores. FOTO: CORTESÍA /CUARTOSCURO.COM

¿Por qué conocer la resistencia que emerge desde las entrañas del monstruo petrolero? Porque el gasolinazo es el síntoma, la privatización de la industria es la enfermedad. La Coordinadora por la Defensa de PEMEX nace en Veracruz a inicios de marzo de 2015 –realizando su primera declaración pública el 1º de mayo del mismo año- como uno de los pocos grupos autónomos de obreros que conocen y repudian los mecanismos de subordinación del sindicalismo estatal, y es a su vez un núcleo de fuerzas que ha realizado distintas actividades políticas de concientización y difusión por la organización nacional de los trabajadores de PEMEX hacia lo que sus integrantes denominan la Segunda Nacionalización de Petróleos Mexicanos. ¡Sonaría descabellado este fin de no conocer los efectos negativos del desmantelamiento de Pemex!, porque en efecto, el reciente fenómeno del gasolinazo engloba una causación directa por los golpes del gobierno y el capital extranjero a una de las empresas que más recursos financieros y energéticos ha dado al país desde su surgimiento en 1938.

En la más reciente protesta nacional del 9 de enero, le gritamos enardecidos a la gente en una liberación de torniquetes que “es una cuestión lógica, si se desmantelan y precarizan las industrias que sostienen casi un 20% de la economía nacional, los precios de sus productos aumentarán indudablemente”.

Bajo esa idea y dentro de una coyuntura muy importante, socializamos esta entrevista-compartición con el compañero Mario Díaz –uno de los fundadores de la Coordinadora y luchador social por la democratización de las instancias laborales en PEMEX desde hace varias décadas-, un documento que se impregna de información detallada y rigurosa sobre lo que sucede dentro y fuera de la empresa.

En el momento por el que atraviesa México, es importante escuchar la voz de los directamente afectados, no por misericordia o referencia vacía, sino como un gancho bibliográfico y de praxis que sirva para entender la enorme crisis económica que se aproxima para estos meses.

gasolinazo-702x468

DR: Un saludo combativo, compañero Mario. Te agradecemos por tomarte un tiempo y concedernos esta entrevista-compartición. La idea es poder expandir la voz directa de los trabajadores petroleros en México y el mundo, en torno a la inminente muerte de PEMEX que se ha venido dando sigilosamente desde el embate neoliberal de hace unas décadas, pero también de cómo se están organizando para contrarrestar su privatización.

Mario Díaz: Gracias a ustedes. Estamos aquí recibiendo el llamado de medios libres para exponer como está la situación de la lucha obrera aquí en la parte sur de Veracruz, y particularmente con los petroleros.

La problemática de PEMEX es histórica. Desde mediados del siglo XX han existido organizaciones de los obreros para luchar por sus derechos laborales. En este nuevo siglo, fue la Reforma Energética el bastión que comenzó a privatizar complejos, dañar los contratos colectivos y arrastrara los trabajadores a la incertidumbre con despidos masivos. ¿Puedes resumirnos cuál es la problemática en PEMEX?

Con mucho gusto, sólo hago algunas precisiones. Primero, los obreros petroleros comienzan a organizarse a inicios de 1930; en 1935 se constituyen en un sindicato único, en el 38’ participan al frente del pueblo mexicano y junto con Lázaro Cárdenas, apoyando la Expropiación Petrolera. A 78 años de esta gesta heroica de los trabajadores de esa generación, nos trajeron bonanza, estabilidad y un proceso de desarrollo sustentable del país. A raíz de comenzarse el proceso de privatización por allá en la década de los 80’s, se vio una mano siniestra contra las principales empresas que desarrolló el estado benefactor (denominado así, en un tiempo dado por los historiadores).

Con la entrada de Carlos Salinas de Gortari, comenzó el golpeteo a todas las paraestatales; con la venta de DICONSA, la Azufrera Panamericana y la CEDI en el sur del estado de Veracruz, igualmente con la planta productora de azufre en Jáltipan de Morelos, a cuyo sindicato desaparecen y despiden a miles de trabajadores azufreros. Los petroleros, de ahí hacia delante, no podríamos ser la excepción, después de ser encarcelado el líder petrolero Joaquín Hernández Galicia en 1989, quedó un hueco donde todos las prestaciones sindicales que ganamos en la lucha tendieron a menos, a la entrada de este tipo nefasto –Guzmán Cabrera–, para concluir con el entronizamiento de Carlos Romero Deschamps. Hubo altibajos dentro de la lucha por la democratización del sindicato petrolero aquí en la zona sur desde la lucha de los transitorios de Agua Dulce, Ver., adscritos a la Sección 22 del STPRM, con su consigna de basificación del empleo y trabajo de planta para los derechosos, por su antigüedad laboral, arriba de los quince años o más, a finales del ’78 al ’79, logrando algunos triunfos, sin menoscabo de algunas luchas aisladas de los trabajadores de la construcción como lo fue la Liga de Soldadores en Reforma, Chiapas y en la construcción de la Cangrejera. A inicios de la década de los noventa, concisamente en el 92’ los trabajadores de SPCO fueron despedidos. En el 94’ se ‘insurrecionaron’ trabajadores petroleros de planta para formar el Grupo de los Azules en Coatzacalcos, al interior de la Sección 11 -igualmente del STPRM- y el Grupo Orientador Renovador Sindical, posteriormente, el ala disidente del oficialismo.

Hoy, en estos tiempos de privatización galopante de la industria petrolera, surge la Coordinadora por la Defensa de PEMEX, secundada por la Unión Nacional de Técnicos Profesionistas Petroleros, quienes desde antes de 1998 habían desarrollado luchas por lograr mejores condiciones de trabajo como técnicos y profesionistas, hasta lograr constituirse como sindicato alterno al STPRM en PEMEX.

¿Qué hacemos actualmente? Estamos en contra de los despidos, la lucha contra las cláusulas regresivas del nuevo Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) 2015-2017, igualmente contra la privatización de PEMEX, y hemos considerado que estamos iniciando la lucha por la “Segunda Nacionalización de Petróleos Mexicanos”.

Nos nace una cuestión de índole histórica: la mayor parte de los centros de trabajo y sindicatos han terminado cooptados poco a poco por la patronal y distintos mecanismos estatales. En torno a eso, ¿qué papel tiene aquí el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y cómo se ha organizado la Coordinadora al margen de este?

Hay que señalar que el STPRM no siempre ha sido como lo que es hoy, un sindicato corporativo, represor, anti-democrático, etc. No. Su surgimiento fue revolucionario, insisto, para su época, nos legaron planteamientos importantes, ahí tenemos el Acta Constitutiva y la Declaración de Principios, y que hoy la burocracia sindical encabezada por Ramón Hernández Toledo y a nivel nacional por Carlos Romero Deschamps, se han dado a la tarea de ocultar todo esto para que los obreros no tengamos memoria histórica.

¡Es obvio!, nosotros estamos en condiciones mucho más adversas. El sindicato no ha metido las manos por los trabajadores, no los ha defendido. Por ejemplo, Hernández Toledo ha dicho en una de sus últimas declaraciones que, “se tendrán que ir los que tengan que irse”, así, textualmente, cuando desde el año antepasado (2015) nosotros advertimos este proceso de liquidación y desmantelamiento.

Las explosiones y accidentes en la industria [1] son parte de una estrategia política tratando de decir, que es una empresa deficiente, ineficaz, que los trabajadores son flojos. Todo es con la malsana intención de inducir ante la opinión pública aspectos negativos de PEMEX, para cubrir su estrategia privatizadora y de desmantelamiento de la empresa.

¿Qué tenemos en la actualidad? Decenas de miles de trabajadores liquidados, despedidos por diversos mecanismos, ya sea como lo establece la propia Cláusula 20 del Contracto Colectivo de Trabajo (CCT) donde se habla de antigüedades determinadas, para reacomodos de la plantilla laboral -si no hay reacomodos, se da la jubilación extracontractual y la liquidación del trabajador- y por último, el despido indiscriminado con magras liquidaciones.

Según los cálculos y las notas periodísticas, van a compactar a su máxima expresión a la base trabajadora, por cualquiera de estas tres formas ya descritas, así como lo hace cualquier empresa privada.

Me acabo de enterar que todo el tren de aromáticos y de etileno han sido desaparecidos del Complejo Cangrejera, todos este gas y recursos asociados a la producción del crudo, los están conduciendo directamente a la empresa Etileno Siglo XXI, que es una empresa privada, y a PEMEX lo están dejando sin materia prima, por consiguiente, sin materia de trabajo para los obreros.

En la zona de Campeche, más de 5,000 trabajadores han sido despedidos y se están cerrando las plataformas petroleras, esto ha traído una parálisis económica que posteriormente se va a traducir en un serio problema de tipo social. En el norte de Veracruz, específicamente en Poza Rica, ya se está resintiendo el fenómeno social por el desempleo y por la desaparición del Complejo Petroquímico “El Escolín” [2].

Los trabajadores activos intentan defenderse y anteponer juicios de amparo contra los despidos y las cuestiones más adversas en que la empresa los envuelve, los gerentes han dicho últimamente que “quien no acepte las condiciones de trabajo, pues la puerta está muy ancha”.

Estamos en el marco del 78º Aniversario de la Expropiación Petrolera, ante lo cual, decimos que no tenemos nada que celebrar, porque en las razones de la misma, están siendo echadas por la borda con una rampante privatización y descapitalización de nuestra industria petrolera. Estamos inmersos igualmente en una lucha en contra del Contrato Colectivo de Trabajo 2015-2017 completamente leonino, regresivo y estamos anteponiendo recursos legales en nuestra defensa como lo es una demanda laboral lisa y llana en contra de todas aquellas cláusulas regresivas del actual CCT.

Hemos visto que existe una resistencia en el Complejo Petroquímico Pajaritos, diversos obreros de esta industria se han acercado a organizaciones de izquierda radical, universidades y otras asociaciones de trabajadores en la zona metropolitana para hablar de su situación. ¿Nos puedes platicar qué ha pasado en Pajaritos [3]?

Prácticamente ha desparecido. Desde 2015, fue partido en dos, fue ‘desincorporado’, lo subrayo y entrecomillo porque no fue mas que una venta disfrazada a escondidas de lo que era el estatus del CPQ Pajaritos. René Marquina, afectado directamente junto a un grupo de trabajadores sindicalizados, han realizado actividades contra el despido de los trabajadores de ‘avanzada’.

Mexichem -petroquímica de vinilo- absorbió al 50% de los trabajadores de los 2,300 petroleros que laboraban en Pajaritos, el resto anda deambulando por distintos complejos de la región donde supuestamente se iba crear una “superintendencia de mantenimiento”, es decir, operarios especialistas y mano de obra calificada, ahora iban a trabajar de jardineros, barrenderos, etc [4]. A ese grado a llegado la descomposición del Contrato Colectivo de Trabajo en Pajaritos, cuando estos grandes especialistas tenían todas las facultades para reparar y mantener las principales máquinas que hacen producir a la petroquímica.

Es muy probable que si no hay una lucha de resistencia importante, grande y sistemática, desaparezca oficialmente. Estamos observando que otras cinco refinerías podrían ser licitadas (vendidas), con el objetivo, como dicen ellos, de paliar la crisis de PEMEX, cosas completamente estultas, poco seria, porque esto no es un problema de caja o de falta de liquidez, sino la intención de desbaratar y capitalizar todos los activos del cual dispone una empresa tan grande como lo es PEMEX y venderla a la iniciativa privada y a extranjeros.

Haciendo un análisis político a las reformas estructurales, sabemos que van en un ligamen lógico y capitalizador. En la Huelga del IPN en septiembre de 2014, los estudiantes adquirieron la conciencia de que las empresas están minimizando al mínimo a la base trabajadora como mencionas…

–sí, se les quiso reducir de categoría, de ingenieros y fuerza de trabajo altamente calificada a simples técnicos y obreros–

… ajá, en este sentido, ¿qué mensaje le darían a los estudiantes y demás sectores sociales que están en la mira de la aplicación inmediata de las reformas?

Hay que decirlo: el IPN y el IMP están indisolublemente ligados al desarrollo nacional e industrial de PEMEX y otras empresas. A raíz de la carencia de técnicos en 1938 para sacar adelante la iniciativa de expropiación ante la falta de ingenieros petroleros y tecnología, justamente por eso se creó el IPN, y para capacitar a manuales y especialistas, fue creado años después el IMP [5].

Lo que podemos decirle a los futuros egresados del IPN en carreras afines a la industria petrolera y no-petrolera, es que tienen que insistir en que la educación no se privatice. Segundo, que pugnen siempre porque la educación siga siendo científica, popular y que esté al servicio de la patria, que nunca cedan a la tentación de los ‘cantos de sirenas’, que no va haber una ascenso en la escala social sólo por tal o cual grado educativo y se olviden de la razón de ser de esa gran institución educativa. Desde la perspectiva de los trabajadores, vamos a luchar mancomunadamente con ellos para que se mantenga la educación pública en todos sus niveles, pero especialmente por el desarrollo de las universidades y centros de investigación, para que estén realmente al servicio del pueblo, de la nación.

Nuestro llamado es que exista una alianza con los obreros, que los estudiantes dejen de ser pequeñoburgueses, que acudan a las fábricas, que vayan al encuentro de los trabajadores de la ciudad y el campo, que vivan y piensen como ellos. Que la educación sirva para resolver los problemas que tiene el país. Que no pierdan la esencia de la educación pública.

Últimamente se han erigido varias huelgas obreras en México, por ejemplo, los compañeros de Lexmark y Eaton Bussmann en Ciudad Juárez, Chihuahua, los mineros de la subsidiaria Arcelor Mittal organizados en la Sección 271 del Sindicato de Mineros, también en Cementos Fortaleza en Hidalgo. Ahora que hay un retorno al concepto histórico del “movimiento obrero” (no porque digamos que haya desaparecido, sino porque se congeló la combatividad de este por la deformación de los movimientos sociales o su estratificación), ¿qué puedes decirle como trabajador en lucha de PEMEX a estos referentes?

Que todos los sectores gremiales, sociales, etc., en lucha, que ninguna de ellas debe ser o estar aisladas una a las otras, que teniendo un mismo enemigo –la patronal y su gobierno- toda lucha y movilización debe ser vinculatoria, global, unificada, sin omitir que deben luchar por sus necesidades inmediatas y sectoriales. Debe ser una reacción conjunta ante el cúmulo de perjuicios que traerán la aplicación en los hechos las contra-reformas estructurales, que no tiene sentido estar luchando cada quien por su propio contrato de trabajo o por mejoras en sus relaciones laborales, por separado. Tenemos que romper las causas que nos atan a la condición de esclavos asalariados modernos, que los cambios que se están operando en el país y en las relaciones de producción, son para una mayor explotación de los obreros de la ciudad y el campo, una mayor expoliación para el conjunto de la sociedad en pleno siglo XXI en esta aldea global con las políticas neoliberales impulsadas desde los principales círculos financieros y de la banca internacional y acatadas por sus personeros en este país, aún llamado México. Que nos preparemos para una lucha de mayor envergadura y de mediano y largo plazo. Que tendrá que ser la conjunción de los gremios y estamentos sociales en unidad para iniciar la contraofensiva y no estar siempre a la defensiva, de manera reactiva para en un primer momento, continuar con las luchas de resistencia contra lo más nocivo del neoliberalismo económico y político de este régimen dictatorial que encabeza Peña Nieto.

Estamos por al reunificación de los movimientos en Veracruz y estamos por entablar nexos con los diversos estamentos en lucha a nivel nacional. Tengan la plena confianza que hacia allá nos dirigimos en pleno, porque no hay escapatoria, no hay salida, ya no hay futuro, ante lo más nefasto de la política económica expoliadora de Enrique Peña Nieto, su gabinete y sus partidos políticos.

A principios de marzo de 2016, hablamos de un inicio de la lucha por la Segunda Nacionalización de Petróleos Mexicanos, dentro de otras consideraciones que ya hicimos públicos a través de un manifiesto.

Ahora que mencionabas a los partidos políticos como antagonismos por su papel en la aprobación de las reformas estructurales a la entrada del régimen peñanietista, ¿cuál es la posición de la Coordinadora ante ellos?

Los principales partidos de este país (PRI-PAN-PRD) y la rémora que orbitan a su alrededor [6] están en contra de los trabajadores. Si alguien como MORENA o Movimiento Ciudadano, etc., está en contra de las reformas estructurales, bienvenidos sean; si están en contra del desmantelamiento y privatización de PEMEX, bienvenidos sean; si están a favor de nuestra lucha, bienvenidos sean, ¡ah!, ¿pero saben qué?, ¡van a la cola! Los trabajadores somos quienes encabezaremos y decidimos el rumbo de la lucha siempre. No podemos descartar ninguna alianza ni estrategia, ninguna táctica para detener estas reformas que están afectando al pueblo a lo ancho y largo del país y en particular a los trabajadores.

Hay que dejar en claro esto, en efecto el no cerrar las puertas a nadie, para tener la más amplia solidaridad y apoyo posible en contra del régimen de Peña Nieto.

Vamos a las estadísticas. Los números son alarmantes, existe muy poco conocimiento sobre el desmantelamiento masivo (diría yo, un magnicidio del derecho al trabajo) en PEMEX. El imaginario social piensa que la empresa sólo se concentra en las costas, pero también hay centros de operaciones, administración y extracción en otros estados. ¿Aproximadamente, cuántos trabajadores han sido –y serán- despedidos por la implementación de la reforma?

En 2016, captamos una información fidedigna. Si en 2014 y 2015 despidieron a alrededor de 15,000 trabajadores, en este 2016 va una cantidad similar a ‘cuenta gotas’, de manera sigilosa. Aquí se les llama “despidos hormiga”, incluso ya hay una circular que nos entregaron a los trabajadores en donde, prácticamente, establece que se deben tomar medidas de carácter económico con base al Acuerdo F3133-9 del 2015 para ejecutarse en el segundo semestre del 2016 y que conlleva el despido de 16,553 trabajadores.

Como colofón, no tan sólo es PEMEX, tenemos el caso del seguro social, los pensionados del ISSSTE, los trabajadores del CFE (que ya les redujeron sus prestaciones) y por lo que he leído, la van a dividir en 10 direcciones, ¿qué significa esto?, van a barrer con los derechos laborales segmentando a la base trabajadora.

Ese es el negro panorama para la clase obrera de la gran industria en el país.

¿De cuántos trabajadores se forma la base laboral de PEMEX?

Antes de la firma del Contrato 2015-2017 –31 de julio de 2015-, habían 150,000 trabajadores.

–¡Casi un 10% de la plantilla laboral fue despedida­–

Así es, pero debido a las exigencias internacionales para entregar en bandeja de plata a PEMEX, entre 2014, 2015 y 2016 se tenía que despedir al 20%.

A principios de este año se instalaron gasolineras de PEMEX en algunos territorios de Estados Unidos con un precio mucho más barato que en México, casi al 50% de su costo. Los periodicazos y las notas periodísticas apuntalaron a esa idea de ‘progreso’ en la industria petrolera, pero los más críticos, anuncian la inminente venta de PEMEX al capital extranjero. ¿En qué consiste este hecho de la instalación de gasolineras y sus repercusiones económicas?

Abrir el mercado de las gasolinas era un promesa para 2018, pero el gobierno adelantó los tiempos. PEMEX no es tan sólo la producción, refinerías, extracción y los complejos petroquímicos, es distribución, comercialización y sobre todo, lo que son los ductos y la transportación de gas y crudos. Todo eso ya se está concesionando a la iniciativa privada.

La entrada de gasolineras al país supone el reparto del mercado, lo que antes era un monopolio estatal, con la llegada de las gasolineras extranjeras van a hacer cerras las puertas de PEMEX. Por otro lado, un alto porcentaje del costo por litro de gasolina corresponde a impuestos, en Estados Unidos una gasolinera de PEMEX tiene un poco más del costo de producción pero mucho menos en cuanto a impuestos, por eso se dice del precio más bajo a casi un 50%.

¡No nos chupamos el dedo!, es parte del desmantelamiento del monstruo en beneficio del país, que simbolizaba y significaba Petróleos Mexicanos.

Tenemos los datos y un seguimiento político a la Coordinadora. ¿Cómo se organiza y cómo nace esta agrupación?

La Coordinadora por la Defensa de Pemex surge porque hay un núcleo de obreros democráticos dentro del STPRM en el sur del estado de Veracruz, que ha dado luchas en diversos momentos de la historia. Primero fue en 1992 con el grupo de “Los Azules” que pugnaba por la democratización de la Sección 11 del STPRM, con el fin también de establecer a nivel nacional un nuevo tipo de sindicalismo; en 1997-1998 se forma el Grupo de Orientación Renovación Sindical (GOR) aquí mismo en la Sección 11; y hoy, ante la avalancha de despidos se forma la Coordinadora.

Es un organismo que nace bajo algunas características, ya con una cierta comprensión de la lucha, que para poder triunfar es necesario democratizar al sindicalismo petrolero, e igualmente, tiene que estar muy pendiente de lo que sucede dentro de la empresa. Nos irritamos tanto cuando anuncian que el Consejo de Administración de Pemex le da una patada en el trasero a la representación sindical (cuando corren vergonzosamente a Carlos Romero Deschamps[7]), pero no por la situación de ese personaje, sino por la representación de los trabajadores en la toma de decisiones en la empresa. Todas estas decisiones arbitrarias van en contra del control obrero de la administración que debería existir y que es uno de principios básicos inscritos en nuestros estatutos y que los charros la han convertido en letra muerta.

¿Qué estamos haciendo nosotros? Primero, entrando en coordinación con organizaciones sindicales y obreras, principalmente con las 36 Secciones de nuestro sindicato, enfatizando que el vínculo es con grupos pequeños y grandes de obreros democráticos, si te doy un ejemplo, entre ellos está la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP).

Estamos muy ocupados con el 78º Aniversario de la Expropiación Petrolera, hubo una respuesta muy satisfactoria, donde los trabajadores se volcaron a la consigna “ya no hay de otra”, y pasando esta fecha, estamos entrando a un ritmo para mostrar una solidaridad con los trabajadores del campo el 10 de abril y preparando también un programa de reivindicaciones de la clase obrera y de los campesinos para hacer público el 1ero de Mayo. No vamos a ceder ni un dieciseisavo de pulgada de nuestros objetivos y metas en una lucha dual: la democratización del STPRM y la defensa de nuestra empresa, que ésta siga estando al servicio de la Patria.

Ha sido muy nutrida toda la información que nos han explicado. ¿Cómo podemos mediatizar su lucha para que existan más puentes de solidaridad con su causa?

Tenemos magníficas relaciones con medios de comunicación electrónicos e impresos a escala local en Veracruz, somos referente para otros sectores allende de nuestro estado, afortunadamente. En las redes sociales publicamos todo el trabajo programático y organizativo, todo lo que consideramos acerca de la lucha petrolera y todo lo que es necesario expresar, la página la encuentran como “Coordinadora por la Defensa de Pemex” y en Facebook en el muro de un servidor (Mario Díaz).

Estamos en proceso de construir una radio en línea que ya hemos denominado ‘PetrolerosOnline’, de tal manera que tengamos voz propia. Aprovechamos siempre todo lo que electrónicamente esté a nuestro alcance. Tenemos un espacio todos los miércoles en una radio por internet denominada “Radio Sur Veracruz” (http://surveracruz.com.mx/-) que opera en Minatitlán.

Queremos manifestarle a todos los escuchas y lectores que esto va para largo, vamos a hacer todo lo humanamente posible para ir paso a paso consolidando los espacios y en un futuro lejano podamos decir que cumplimos la meta y objetivo que nos propusimos: LA SEGUNDA NACIONALIZACIÓN DE PEMEX.

no-mas-despidos
Notas críticas y referencias

[1] La negligencia es un factor endémico a la vida de la clase obrera –y muchas veces se extiende a la gente que vive cerca de fábricas, refinerías y complejos petroquímicos-. Tan solo recordemos esta lista: (1984) la trágica explosión en San Juanico, Estado de México, –las fuentes oficiales hablaron de medio millar de fallecidos, pero otras fuentes indicaron más de 2000; (1991) se registra una fuga de gas en una tubería de 8 pulgadas en la Planta de Clorados III en el CPQ ‘Pajaritos’ lo que provocó una explosión en cadena en la tubería de la planta de Cloruro de Vinilo, –6 muertos y más de 1000 heridos, algunos familiares reportaron a sus cercanos como desaparecidos de los que algunos cuantos no aparecieron jamás; (1992), explosión en Guadalajara por una fuga de gasolina que llegó al drenaje de la ciudad –210 muertos; (1998) choque de dos helicópteros que transportaban personal de PEMEX en Campeche, –22 muertos; (2006) explota un tanque submarino que estaba anclado en la Terminal Marítima de Pajaritos, –8 muertos, algunos desaparecidos y 15 heridos; (2007) hubo una colisión de dos plataformas marinas en el Golfo de México provocando una enorme fuga –por ende, contaminación ambiental- del pozo petrolero, –18 muertos; (2010) se reporta una fuga de combustible que terminó en un incendio de oleoducto en la comunidad de San Martín Texmelucan, Puebla, –30 muertos, 50 lesionados, más de 5 mil personas evacuadas y daños colaterales en 80 casas; (2012) explota una planta de gas de la instancias Pemex Exploración y Producción (PEP) a 19 kilómetros de Reynosa, Tamaulipas, –30 muertos, decenas de heridos; (2013) estallan las oficinas centrales de Pemex en la CDMX, por acumulación de gas metano, -32 muertos y 120 heridos-; (2015) explosión en la plataforma ‘Abkatún’ en Campeche, cerca de la Península de Yucatán (en la llamada ‘Sonda’), -4 muertos-; (2015) un ducto de de crudo estalla en el municipio de Cárdenas en Tabasco -4 muertos-; (2016) de nuevo, se registra un incendio en Abkatún -3 muertos-. Para fechas detalladas, consultar los artículos sobre la industria petrolera que serán publicados en Ruptura Colectiva (RC).

[2] Ubicado en Poza Rica, Veracruz, iniciaron las suspicacias de su baja por “haber superado su vida útil” desde finales de 2013, en años posteriores, el líder sindical de la Sección 30 del STPRM, confirmaría a medios de comunicación su venta definitiva. Léase: “Da PEMEX de baja el Complejo Escolín en Veracruz”, Imagen del Golfo, 30 de octubre de 2013 y “Confirma Sergio Quiroz venta de Escolín” por Andrea Galicia, Noreste, 17 de febrero de 2016.

En línea en: http://imagendelgolfo.mx/resumen.php?id=40967265 y http://noreste.net/noticia/confirma-sergio-quiroz-cruz-...olin/

[3] La entrevista fue realizada unos días antes de la histórica explosión de la Planta Clorados III en Pajaritos el día 20 de abril de 2016, tragedia que dejó 36 obreros muertos y más de 160 heridos. Desde el 30 de julio de 2013, Pajaritos fue desincorporado oficialmente en el Diario Oficial de la Federación para dejar las puertas abiertas al consorcio privado Mexichem S. A. B. de C. V., dejándole el 58.46% de las acciones de las dos plantas que producían intensamente cloruro de vinilo. Tras la explosión, se adjudica a Mexichem como la principal responsable, por tanto, se extiende la idea de que la entrega acelerada -y sin supervisiones técnicas y científicas- de los complejos al capital extranjero, producirá un enorme deterioro e inseguridad en las condiciones de trabajo de las demás plantas que aún laboran.

Como recuerdo adicional, en marzo de 1991 estalló también la Planta de Clorados III, lo que deja entrevisto la falta de supervisión en las condiciones de seguridad de este espacio laboral desde hace décadas. (Léase la nota a pie 1 de esta entrevista).

[4] A mediados de 2016, obreros petroleros despedidos de esta región, iniciaron actos coordinados de toma de casetas, dejando el paso libre para pedir cooperaciones a los automovilistas contándoles de su despido indiscriminado. En la web de Revolución Internacional / World Revolution hemos mediatizado un video referente a estas tomas: https://www.facebook.com/HistoriayOrganizacionPorLaLibe...7107/

[5] Instituto Mexicano del Petróleo, creado el 23 de agosto de 1965 con el fin de gestionar una instancia de investigación y capacitación descentralizada en torno a la industria petrolera que iba en una escala de producción histórica en esa década.

[6] O también llamados “partidos satélite”, como lo son el Partido Verde (brazo del PRI), Nueva Alianza, Partido Humanista, Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo. MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional) es una fuerza socialdemócrata y nacionalista que no es considerada como parte de dichos partidos satélite en un sentido estricto del espectro, pero no deja de pertenecer a la “izquierda” del capital que en lugar de llevar a los trabajadores a su emancipación, impone siempre sus políticas y llama al “cambio nacional” para las elecciones de este 2018.

[7] En diciembre 2013 se aprueba la Reforma Energética por el Senado, en una de las votaciones, se decide sacar al sindicato y sus líderes del Consejo de Administración de PEMEX, lo que facilitó que partidos ‘contrincantes’ (porque pelean en tiempos de votos, pero en la decisión de la vida política de la nación, van siempre de la mano) votaran a favor de la reforma.

Publicado el 10 de Enero de 2017 en:

http://rupturacolectiva.com/la-muerte-de-pemex-el-gasol...xima/

north america / mexico / community struggles / interview Tuesday December 27, 2016 00:15 byKdog

The General Defense Committee of the Industrial Workers World (IWW) has become an important pole of struggle for pro-working-class revolutionaries in the Twin Cities. While active on a number of different fronts it is the participation of the General Defense Committee (GDC) in the year-long struggle against police killings and brutality in the Twin Cities that has largely led to the significant growth of the organization. The GDC has grown to approximately 90 dues-paying members in Minnesota, and has several active working-groups. In the wake of Trump’s election victory, Wobblies (1) and others across the country have begun establishing their own GDC locals – strongly influenced by the Twin Cities’ model.

First of May Anarchist Alliance spoke to Erik D. secretary of the Twin Cities GDC Local 14 about the history and work of the General Defense Committee there. Erik is a father, husband, education worker, and wobbly, who’s also been involved in the youth-focused intergenerational group, the Junior Wobblies.

Fellow Worker Erik – can you tell us about the origins and history of the General Defense Committee, its relationship to the IWW and how the militants who founded the current Local conceived of it?

As I understand it, the General Defense Committee (GDC) was first founded by the Industrial Workers of the World (IWW) in 1917, in response to the repression of wobblies and anti-WWI draft protests. I haven’t learned enough about the historic GDC to really speak much about it. I joined the IWW in 2006, and we didn’t formally charter the current local as a GDC until 2011. In 2011, the committee was 13 wobblies. But we had actually started organizing ourselves prior to 2011, calling ourselves the Local Defense Committee.

Are there historical or modern examples or inspirations that influence the way GDC sees itself, its activity and organization?

One of the things I’ve appreciated about the Twin Cities GDC is the very practical intention to learn, with a specific focus on learning in order to act. From the very beginning we engaged in mutual education. Since one of our early orientations was to anti-fascist and anti-racist work, we did a fair bit of reading on the topic of fascism and anti-fascism (Sunday mornings with coffee).

I mention this period of mutual education because we have a lot of inspirations, but none of them have been role models, per se. We have looked to previous movements largely in order to inform our own work and to learn from our elders and the experience of previous generations, but not as Role Models To Be Emulated. That’s been important.

With that caveat, we have a lot of inspiration. I get new inspiration every time I read a book, it seems. Some of the inspiration is local: here, I’d specifically highlight Anti-Racist Action and Teamsters Local 544. Anti-Racist Action (ARA) came out of a Minneapolis-based group of anti-racist skinheads who decided they needed to find a way to kick racist skins and organized fascists out of the Twin Cities. Teamsters Local 544 was the local that organized the 1934 strike that made Minneapolis a union town, innovated new forms of the picket (specifically, the ‘flying picket’), and engaged for a short time in open physical confrontation on the streets.

Beyond the Twin Cities, I think our members have a lot of very different inspirations. One of mine has always been John Brown, but I grew up partly in Kansas. I guess the Black Panther Party would be the most common source of inspiration among early members; our advocacy of Community Self Defense certainly owes a lot to the Panthers, including their Survival Programs. The most recent addition to my ‘Hall of Inspiration’ is Rudy Shields, whom I learned about from Akinyele Omowale Umoja’s We Will Shoot Back: Armed Resistance in the Mississippi Freedom Movement.

One of the first projects of the Twin Cities GDC was organizing a “Picket Training”, which seems like a kind of simple project, but you all attached some importance to it. How come?

I think the history of the Picket Training is actually the beginning of the history of the local GDC, so forgive me for a longer answer. The IWW was always heavily involved in local May Day events, naturally. In both 2007 and 2008 we had dispiriting and potentially dangerous experiences in marches that were organized by other groups. These happened when we were ‘out-marshaled’ and ‘peace-policed.’ Folks might remember the 2006 “Day Without An Immigrant.” In 2007 immigrant protection and rights continued to be major issues, and the march was partly centered around pro-immigrant demands.

So it was worrying when wobblies who had been active in local anti-fascist actions saw someone they thought they knew from a fascist rally elsewhere in the state videotaping the crowd (we were never able to confirm the identity because of what happened next). Fascists videotaping an immigrants rights march is extremely concerning; they were likely videotaping either to research immigrants rights’ groups (including antifa groups), or to identify potentially undocumented people.

A few wobblies went to talk to the videotaper and get in the way of the camera. Shouting commenced, and the self-appointed organizers of the march successfully pushed the wobblies back into the crowd, allowing the videotaping to continue.

The May Day parade the next year found wobblies promoting militant chants shut down by the same sort of marshals.

At roughly the same time, the local IWW was doing a lot of organizing. While some of us had prior experience in organizing pickets and direct actions, the Starbucks Workers campaign, the Jimmy John’s campaign, the Sisters Camelot Canvas Union, and the Chicago-Lake Liquors campaigns all provided early experience and training in planning and executing pickets and direct actions, in a context where we were already committed to IWW ideas and practices. Some of these were particularly challenging, such as doing intelligence and the occasional flying picket of scab canvassers in the Sisters Camelot campaign. Since they never stayed put, it felt like a throwback to the 1934 strikes and the flying pickets. It was cold both Winters.

There was one particular occasion at the University of Minnesota AFSCME strike in 2007 where the IWW promoted, and executed, a hard picket line in the early morning hours at a delivery dock. This was going extremely well until a UMN delivery truck driver rammed the picket line. I was in the wrong place at the moment, and ended up on his hood. I found out later I’d crushed three neck vertebrae; it took two surgeries and a lot of physical therapy to get past it. It also gave me a serious motivation for doing pickets and direct actions better. Just a week after a truck hit me, a delivery truck hit another picketer at an IWW picket of D’Amico’s restaurant, thankfully without serious consequences.

Finally, 2008 was the end of an intense two-year process organized at disrupting the Republican National Convention. Most of us already had a critique of ‘summit hopping’ styles of disruption, few of which have been effective since before the FTAA in Miami 2003. But a number of wobblies were serious and on occasion influential participants in (at least the early period of) the two years of planning that ended up calling itself the “Welcoming Committee.” The Welcoming Committee meetings (which were held in the same community space as the early IWW at the time, the Jack Pine Community Center) hammered out some early agreements and principles, including, along with other interested groups, the well-known Saint Paul Principles. This process also gave local wobblies experience in critically thinking through on-the-street tactics and what it would take to actually win goals and actions on those streets, whether in labor pickets or direct actions(2).

All these motivations and experiences were in the forefront of our minds when we thought up the picket training. We knew we had to get better at this, and though we all had some experience, that’s not the same thing as having teachable knowledge. So we researched, wrote, debated, and practiced. We adopted a principle of teaching the tactics quickly rather than perfecting the training first, and encouraged people to think about themselves as the next trainers. In order to keep track of our curriculum and to make it portable, we created a trainer’s manual, a trainee manual, and a setup manual, which we update frequently.

We offer the trainings to non-wobblies, and while we avoid being an on-call security group, we are trusted locally as providing quality security and planning successful actions. With the rise of the Black Lives Matter movement and on-the-streets protest since Ferguson, I think the GDC has earned a bit of respect from other local organizations as a result.

Anti-fascism seems to have been a key concern for the Twin Cities GDC from the start. Can you explain a bit about why this was the case and how the GDC intended to “do” anti-fascism a bit differently than other antifa groups?

Partly that was organic, because of the people involved. One of our members was a member of the Baldies, and later Anti-Racist Action, and brought a lot of experience on that front to the table(3) .Others also had anti-fascist experience. Given that density of experience and expertise, it was fairly natural that we were interested in anti-fascism from the beginning.

Our first major action was the disruption of a David Irving event(4). Like most of his events in recent years, promotion and entrance to these is secretive and even paranoid. We created fake identities and profiles, acquired tickets and location information, and mobilized over 80 locals who hated the idea of fascists meeting in our city. This put our early group’s planning abilities to the test, since the meeting was on an upper floor of a downtown hotel with a front desk by which everyone would have to walk.

As we went along, and based in part on discussions and debates both internal to the GDC and to the local IWW, we formulated a clearer understanding of the relationship we think should exist between anti-fascist work (I think these days, I’d say “Community Self Defense,” which would include antifa work) and unionism(5).

Part of the clearer rationale was to establish faith and credit with groups that may have bad impressions of unions, or prioritize other forms of work, and to bring a more diverse group of fellow workers into the IWW. Another part was the understanding that if the IWW ever gets close to its goal of genuinely challenging the foundations of capitalism, we will have to have a group and an orientation capable of defending the union and its workers. We didn’t feel that we should wait until the attack came to organize to fight it.

I think the most significant difference of our anti-fascism from other anti-fascist groups is our relatively public, or mass, orientation. Many anti-fascist groups operate largely as affinity groups, stressing secrecy and small numbers, for good reasons. But the types of pressure we can place on the fascists with these sorts of organizations is limited, and the risks to members enormous. Our anti-fascism has taken a mass orientation: we aim for the largest, most public, and most militant forms of engagement possible, consistently pushing for more radical analysis and actions. While some groups consider mass organizations fundamentally reactive and apolitical, the GDC has made its own anti-capitalist and revolutionary politics clear, in order to avoid being captured by liberals.

It seems apparent that the GDC really “took off” during the recent upsurge against police killings in the Twin Cities (Jamar Clark, Philando Castile, Phil Quinn, Michael Kirvelay & others) – could you say a little bit about why this was the case, how the GDC oriented itself and what allowed it to be a place for militants to come and to grow?

Right. The GDC began to grow very rapidly with the engagement at the Fourth Precinct. I want to talk for a minute about the types of engagement that we practiced there, but first I would like to point out the time difference: we’d been meeting irregularly since 2009, were chartered in 2011, and began to ‘take off’ in 2015. We didn’t develop in a rush, despite our feeling of urgency. In retrospect, we should have done more, earlier, and more seriously. You can only prepare to be ready for crisis and then wait to respond in an organized fashion. By the time the police murdered Jamar Clark, after Ferguson and other places had already seen massive protests, we were ready to respond in public, I think.

About two months previously, we’d tested our ability to organize a disciplined mass march and directly confront racists. A group of racists organized a Confederate Flag display on the state capitol grounds. The state sold them a permit. We weren’t going to tolerate that. We had meetings ahead of time to organize a counter-protest. We had decided to explicitly make clear that this was a GDC action, and to use our own marshaling teams, and worked with a large variety of other groups. One especially important person in that entire process person is the aunt of Marcus Golden, who murdered by the Saint Paul Police Department in January 2015. She joined the IWW and the GDC shortly afterwards, and seems to be everywhere at all times, moving the work along.

The march began where Marcus was murdered, and ended at the Christopher Columbus statue on the capitol grounds, after ensuring that the Confederate Flag wavers were no-shows. The sheer numbers of people and organizations pledging to come, along with our clearly demonstrated militance, scared them off.

When Jamar was killed, GDC members mobilized quickly. Young Black activists began an occupation of the Police Fourth Precinct. The Fourth Precinct is in North Minneapolis, which is a heavily policed Black neighborhood. In the 1960s, the building of the Fourth Precinct was constructed as a community center called “The Way,” in response to two Summers’ of uprisings demanding racial justice in the USA. As a metaphor of how unfulfilled the promises made to the civil rights movement have been, I can’t think of a starker local one than the transformation of a Black-oriented Community Center into a fortress of blue terror.

Once the occupation was established, which took a matter of minutes to hours, activists began setting up the infrastructure for a long haul. It was already cold, but it got arctic during the eighteen days of the occupation. GDC members were heavily involved in the direct confrontations with police, to be sure, but far more importantly, we created direct relationships with local militants and young people from the neighborhood, whose politics and responses were often directly at odds with the activists who had started the occupation.

Local youth tended to a far greater degree of militancy, and simply understood more clearly what was necessary to protect the encampment, regardless of whether the self-appointed official protest leaders thought. We often provided security at night, when cars would drive at us menacingly, or shots would be fired in nearby alleyways. We were not present in an organized fashion at the moment when White Supremacists showed up and shot people at the occupation, and so I can’t say how well we would have responded that night.

An important point about the rise in our local appeal during the struggle for the Fourth Precinct was that we were a largely disciplined group that could reliably be counted on to do what we promised. Equally important is that while we showed up consistently and stayed in solidarity with the protest, we never relaxed our principled criticism of other groups’ tactics. Critiques weren’t made on social media or publicly, but we were consistent in pushing in person for more radical and militant approaches.

At one point, the self-appointed protest leaders had had enough of being challenged by local youth and militants like ourselves. Pissed that they were losing the obedience of the crowd, which was largely demanding increased militance, one of them grabbed a mic during a tense moment during the encampment and id’d one of our white members as an undercover cop. Frankly, we were fortunate that the person she accused has been active in anti-racist circles for decades and is locally well-known as a result. If the accusation had been made against one of our younger members, the outcome might have been less peaceful.

As a consequence of that event, and a lot of others similar to it, the GDC wrote and released a public statement explaining ‘badjacketing’ and demanding that no one involved in seeking justice should engage in it(6). We pushed that line hard for what felt like months, but was really just about a week during the occupation. Then the tide started turning and a large number of groups and individuals began to consider the downsides of that sort of action, and condemn it. I think the outcome of our stance against badjacketing actually was greater over time and after the occupation.

For those that aren’t so familiar with the last year of activity in the Twin Cities, what have been some high points and challenges of this struggle against the police- and how has the GDC concretely participated in and contributed to this struggle?

With specific reference to our anti-police work, a few things have come together. Those of us who’d been involved in previous actions had some knowledge of police personnel and leadership already; like most municipalities, our local cop leadership would be laughably incompetent if they weren’t so oppressive and largely untouchable. A few particular people had started to catch our attention over the years, among them especially Bob Kroll, who was elected President of the local cop union in 2015.

Kroll has a long and documented history of brutality on the job and off, and has been accused of wearing a “White Power” badge on a jacket, and being involved in a process where the then-chief presided over the demotion, retirement, or firing of every single Black officer in the MPD. He also called the first Muslim to serve in the US Congress a “terrorist.”

We had already written up a report on Bob Kroll, summarizing his history with documentation, but hadn’t really distributed it(7). When Kroll started lying in public about the details of Jamar Clark’s murder by two MPD officers, we released the report along with a demand that local reports stop allowing him to comment on subjects related to race and policing, without mentioning his background. We had a big effect in publicizing Kroll’s history, to the point that he’s been complaining about how frequently people refer to his background, calling him a White Supremacist, etc. We’ve had little to no effect on local reporters, unfortunately.

While the Fourth Precinct occupation was ongoing, we caught wind of a fundraiser being held by Sheriff Stanek (heavily involved in the crackdown on the protesters at the RNC Convention in 2008) for his reelection at a bar and bowling alley in Northeast Minneapolis. The site was about ten blocks from the Minneapolis cop union’s headquarters. We planned and announced a march to the cop union headquarters at night from a local park.

The very same day, however, the police forced the Fourth Precinct occupation out. There was a great deal of anger and disappointment over the course of the day, and people weren’t ready to give up just yet. We went ahead with our planned protest, starting with about 20 protesters at our rally site.

We began to march not to the cop union headquarters, but to the bar and bowling alley where the fundraiser was being held. The vast majority of Black Lives Matter protesters were across the river in downtown Minneapolis, inside City Hall. When they left City Hall, a large contingent came and joined us outside the bar. By the time they arrived, many of the fundraiser guests had fled, and the rest had locked themselves inside. We held an impromptu rally outside the bar, and then marched to the cop union headquarters. It was an energetic, militant march. We’d made the cops so nervous that they’d installed security fencing around the property, and had placed snipers in the upper floors of the building across the street.

A few GDC members continued to help hold down the Justice4Jamar movement locally after the eviction from the precinct. They joined a new coalition called the Twin Cities Coalition for Justice 4 Jamar, and showed up outside the Hennepin County Attorney Mike Freeman’s office every Friday for “Freeman Fridays,” keeping Jamar’s name in the news and the demand fresh. I was out of the country at the time, but on one of the coldest days of the year, the GDC played a large part in a mass march. The cold caused some innovations: entering local Cub Foods for a while looked like fun!

Of course, the local police haven’t stopped murdering people since Marcus Golden and Jamar Clark. This year we had a number of people murdered by the police: Michael Kirvelay, whose sisters called the police for help while he was in a mental crisis, and who was murdered by them; Phil Quinn, a Native man also experiencing a mental health crisis, was murdered in 2015. Map Kong, a Cambodian-American murdered in his car while having a bad reaction to drugs, Geno Smith, and Philando Castile. The last is a bit closer to me than the others, since Philando worked at the school where my son went for 7 years, and my daughter had been there for 6 years already. They both knew and loved Philando (“Mr. Phil,” they called him), like all the students did. Personally, I’m grateful I started fighting against police murder when I did; I think if I hadn’t had some actual experience I would have been far more shaken when it came that close to home.

We’re still fighting for justice for Philando and all those murdered by the cops. After Philando was murdered, a group of mostly younger activists marched to Minnesota Governor’s Mansion, not far from the school where Philando worked. That occupation remained in place for some time, but never reached the militancy or organization that we saw at the Fourth Precinct, for a bunch of different reasons. After the occupation was cleared out, the GDC organized and called for a rally and march to shutdown the two municipally owned liquor stores, which help to directly fund the police department whose officer, Jeronimo Yanez, murdered Philando.

We organized this as a GDC-led action, and as such we organized it in our fashion. We did a lot of turnout work, education about the connection between the stores and the police department, and publicly promised that we would picket the stores with the intention of denying them important Saturday evening business.

This action drew the attention of more racists who tried to troll us. This was average and expected. We also drew explicit threats from Wisconsin National Guard veterans who claimed they would show up armed, and posted images of personally owned military weaponry on our pages to scare us off. We took these very seriously and began research and documentation. Shortly after, we released our security report on the situation, along with a public statement that we were unafraid, provide for our own security and don’t rely on police, and we were going ahead. We did create a few new security tactics appropriate to the situation, which were useful in keeping us all safe.

Despite the threats, the protest was large and well-attended. We rallied at a point midway between the two stores, not letting on which store we were heading to. Before we even began marching, the both stores closed, which represented significantly more economic damage than we’d even hoped to inflict by picketing one of the stores.

What kind of folks began to join and participate in the GDC? How was its composition similar or different from the IWW or the anti-police movement in general? So far, the GDC seems to have “succeeded” as a multi-racial organization – how is this?

Most significantly were newer Black members and other members of color. Some had joined prior to the precinct, but it’s my impression that anti-confederate flag action, and the precinct occupation, were important moments in attracting Black members. The African People’s Caucus of the IWW was active prior to both of these events, and I think that their work, which was often behind the scenes, was often the most important work done, communicating revolutionary and antifascist politics to people who may not have encountered them in this way previously.

Probably the best way to describe the membership of the GDC in general is that members often have direct experience with forms of oppression that are not based solely in the workplace, and a desire to confront those challenges from a revolutionary and consistent place. All of our working groups arose either from skills members already had or had developed and were willing to share, or from needs we had. In addition to Anti-racism and anti-fascism, and training people to do more effective pickets and direct actions, we struck working groups like cop watch, harm reduction, and survivor support.

New working groups seem to have a period of incubation after being struck, during which the people involved start to think out, collectively and carefully, what a GDC and community self defense oriented approach would look like, and then get started. Once disciplined action is taken, especially if it’s successful, we seem to have an influx of new members who are also affected by or concerned with those forms of oppression. I’m happy with the way that this approach has found knowledgeable and skilled members and connected them with others.

The Twin Cities IWW has been a fairly sizable and active Branch for years – this no doubt provided a good basis to build from, but there has also been some informal controversy and debate within the Branch over some Wobblies’ orientation towards the GDC. What were the concerns and how has that played out?

Yes. The local GDC wouldn’t exist without the local IWW, and I strongly feel that GDC locals should encourage all eligible members to join the IWW and begin workplace organizing. In terms of controversy, it’s my impression that there were criticisms; I was definitely aware from the beginning that a few members opposed the formation of a GDC, but there wasn’t ever a clear debate or discussion. GDC members solicited critique and engagement from wobblies, but nothing much really came of it, unfortunately.

Some concern was definitely based in the notion that organizing against fascists would put IWW members as a whole at risk of fascist attack. A few other objections seem possibly to have been that this was macho adventurism, and a distraction from the work of organizing at the workplace. All of these deserve a serious response. In some ways, however, the GDC’s more controversial ideas have become common sense. The idea that anti-fascism is optional for unionists, for instance, seems to be moot at the moment. This isn’t as much because of our work, necessarily, as because of recent history: it’s hard to retain any illusion about the role of the police, or the threat of fascism to workers, after Ferguson, or after Trump’s election.

How has the GDC maintained a democratic culture in the context of constant action and growth? What are the main ways for Defenders to communicate, raise ideas, and debate issues? How does political development work within the GDC – what would you like to see in terms of political and educational culture within the GDC?

The people involved at the beginning were all wobblies with a fair bit of experience in the organization and a dedication to democratic practice. So in that sense there was already a basic common culture and attitude. I’m not certain we’ve always done this as well as we could, though we usually self-correct fairly quickly. I think over the last year the most important nuts-and-bolts contribution to a democratic practice and culture has been found in improving our paperwork and bureaucracy, actually. With regular minutes and agendas, asking people to write motions ahead of time, and being as organized as possible, our organization has grown in transparency.

I’m not certain that we currently have the practices and culture in place to maintain this without serious new effort. The rapid growth in membership proposes a challenge to this: it means that the serious and lengthy process of mutual education, which was the basis of our common understandings and analysis, and made our planning and actions easier and more coherent, will now have to be sped up and transformed into a process that can handle large numbers of new members.

There is a very serious need for lots of educational initiatives, as well as finding ways to encourage people to take part in them. We need lots of writing, lots of one-on-ones, lots of explanations, and lots of patience. If you’ve been around for awhile, get used to hearing the same explanations of ideas, acronyms, etc. That’s a sign that we’re growing. If it’s irritating, please get involved in making the explanations better. Along with speedily connecting new members to working groups, I think continuing the practice of mutual education is our greatest current challenge.

What initiatives of the GDC are you excited about and what do you see as the biggest challenges and weaknesses to overcome as we move into the Trump era?

The GDC has experienced solid growth as an institution for the last few years. Here in the Twin Cities, we helped folks in St Cloud organize and apply for charters for a new IWW and a new GDC local, both of which I believe were just approved.

The projects we take on in the GDC are organized by working groups. As we’ve grown in numbers and capacity, the number of working groups has grown. Every new working group makes me excited.

The Survivor Support working group is our newest working group, and has already taken numerous successful direct actions. I’m really excited about this project. It remains the case that many more people of color are murdered by police than fascists, and many more women experience rape and violence at the hands of partners, friends, and acquaintances than they do from the faces of the Men’s Rights groups. We must address everyday violence and oppression in our attempt to build Community Self Defense.

The post-election moment feels very new, at least at the moment. In the days immediately following, a very large swell of interest in both the GDC and the IWW happened, and a lot of my personal energy recently has gone into helping other groups charter by giving as much practical advice and history as possible. Because I am convinced that the GDC and the IWW have immense potential for the next few years, this growth is thrilling and exhausting at once.

It’s thrilling partly because of the new energy, and the sudden appearance of people who are, perhaps for the first time, to fight. It’s exhausting because the task ahead of us is immense, and will require a nearly constant process of mutual education.

Thankfully, creating trainings is something we’ve been doing well in the Twin Cities, and with the new energy, I’m hopeful we can continue to both grow and consolidate our growing power. We’ve started thinking about what the process of doing mass, mutual education would look like, and thinking of how to implement it. The point of all of our trainings, beyond the specific skills taught, is to spread the skills and analysis we have as widely as possible among the working class, in order to increase our confidence, competence, and militancy. The next year is going to lit, if we do it right.

Finally, we’ve been debating and developing a long-term strategy for GDC growth in the Twin Cities. Without going into details, I’ll just say that the long term strategic and nut-and-bolts planning of our group is inspiring, and gives me hope.

The Twin Cities IWW General Defense Committee Local 14 contact info:

Web: https://twincitiesgdc.org

Facebook: https://www.facebook.com/TC.GDC/

Twitter: @TCGDC

Contribute $: https://fundly.com/support-revolutionary-community-orga...polis

Address: c/o Twin Cities IWW 2 E Franklin Ave Suite 1, Minneapolis, MN 55404

Members of the First of May Anarchist Alliance are among those active in the Twin Cities IWW General Defense Committee. For more information on First of May: m1aa.org

Notes:

1 A nickname for members of the Industrial Workers of the World union (I.W.W.)

2 For a discussion of the “St. Paul Principles”: http://www.dailykos.com/story/2012/2/16/1065414/-A-Prin...ilure; For more on IWW activity during the 2008 RNC: http://www.iww.org/nl/node/4384

3 The Baldies were among the first anti-racist skinhead crews in the U.S. Anti-Racist Action, is a radical direct action anti-fascist network that was a key to fighting KKK and neo-nazi organizing from the late 80’s until recent times.

4 David Irving is probably the most famous Holocaust-denier “historian” in the world. https://en.wikipedia.org/wiki/David_Irving

5 “Unionism and Anti-Fascism” (2013) https://twincitiesgdc.org/antifascism/

6 “No To Badjacketing: the State Wants To Kill Us; Let’s Not Cooperate” (2015) https:// twincitiesgdc.org/badjacketing/

7 “Robert Kroll: Not Credible on Race or Policing” (2015) https://twincitiesgdc.org/2015/11/29/ kroll-report/

américa del norte / méxico / community struggles / opinión / análisis Wednesday December 21, 2016 03:39 byDaniele Fini

La historia del Estado de Guerrero, en México, encuentra su hilo conductor en la violencia, en particular la violencia política. La actitud autoritaria y represiva de las élites locales, tratando de mantener las grandes desigualdades que atraviesan a la región, se ha enfrentado continuamente con los intentos organizativos rebeldes de las clases populares.

En los ’70 operaron en este estado las dos principales guerrillas rurales mexicanas. Hoy en día no han parado los asesinatos y desapariciones de activistas o políticos locales. En cambio, se ha incrementado, al igual que en muchos Estados del país, la violencia supuestamente relacionada con la delincuencia organizada. Guerrero en 2015 representaba la entidad del país con el mayor numero homicidios en relación al numero de habitantes, y en este año 2016 han aumentado respecto al anterior. En la prensa local a diario se reportan noticias de asesinatos o eventos delictivos, pero lo interesante que se nota es que casi la totalidad de estos acontecimientos ocurren en las regiones del centro, norte y occidente del Estado. En cambio, las regiones llamadas Montaña y Costa Chica, en el sur oriente del Estado, los índices de violencia relacionada a la criminalidad organizada son mucho mas bajos que en las demás. En varios municipios de estas dos regiones, desde hace más de veinte años funciona un Sistema de Seguridad y Justicia Comunitaria que toma el nombre de CRAC-PC (Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria).

La CRAC-PC surgió en 1995 en un clima de inseguridad que afectaba a los campesinos cuando se trasladaban de sus comunidades a la única ciudad de la región para ir a vender su cosecha de café. En aquellos años eran frecuentes asaltos en las brechas y caminos. Varias veces terminaban con asesinatos y violaciones a las mujeres. Representantes de las comunidades y dirigentes sociales empezaron a convocar asambleas para resolver este asunto, pero, frente a la insensibilidad mostrada por los diferentes niveles de gobierno, decidieron que la única alternativa que les quedaba era organizarse ellos mismos para atender su seguridad. El 15 de octubre 1995, representantes de 28 comunidades acordaron conformar su propios grupos de seguridad, que nombraron Policía Comunitaria. En los meses siguientes, en cada localidad se eligieron en asamblea a un grupo de policías, que funciona en base al “sistema de cargos” y la lógica del servicio de las comunidades indígenas.

No era nada nuevo la existencia de grupos de seguridad comunitarios en los pueblos indígenas mexicanos. Siempre hubieron en la historia, y en muchos lugares aún siguen funcionando al interior de sus propias comunidades. La novedad de esta Policía Comunitaria fue que sus grupos se coordinaron entre ellos para patrullar y moverse por todo el territorio, puesto que el problema en aquel entonces eran los asaltos en los caminos. En la practica se generó un proceso de articulación a nivel regional de grupos de seguridad que no dependían de las instituciones oficiales sino que de sus instancias comunitarias, coordinados bajo el mando de comandantes regionales y de una asamblea regional.

Investigaciones y reportajes periodísticos han registrado los éxitos del proceso comunitario: una bajada de los indices delictivos entre 90% y 95%, alcanzando gran respecto y consenso en toda la región. Inicialmente los delincuentes o supuestos tales que eran detenidos se entregaban a los entes de justicia oficiales. Pero, el contexto de corrupción e ineficiencia de estos órganos provocaba que en muchos casos fuesen dejados en libertad dentro de pocas horas o días, causando un gran malestar en la población. Así que en 1998 en una asamblea regional los pueblos decidieron constituir su propia instancia de justicia comunitaria, que hoy en día se llama Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, conformada por un consejo de autoridades nombradas en la asamblea, encargado de la impartición de justicia. A partir de aquel entonces, los detenidos son juzgados por este órgano, en su propria lengua, y según procedimientos de las comunidades locales, que no preven la intervención de abogados y privilegian la conciliación entre las partes. Si son condenados, entran en un proceso que llaman reeducación. Son privados de su libertad, pero no van a una cárcel, sino que son enviados en las comunidades por temporadas de 15 días. Ahí los policías comunitarios y las autoridades locales son los encargados de resguardar a los presos, de proporcionarles comida y de hacerlos trabajar 8 horas la día, de lunes a sábado, en actividades para la comunidad.

Con los años el proceso se ha expandido, integrando a su interior comunidades campesinas mestizas, y más recientemente población urbana, llegando a ser una institución comunitaria regional y pluriétnica: actualmente participan ahí poblaciones de alrededor de 150 localidades, de cuatro étnias diferentes. A pesar de algunas escisiones internas pasadas en los últimos tres años, el espacio de la CRAC-PC se ha vuelto también un ámbito de articulación entre sus pueblos para enfrentar problemas de varios tipo. Esto se comprobó en 2011 cuando, frente la amenaza de proyectos de minas a cielo abierto en toda la región, fue desde las asambleas regionales de la CRAC-PC que se impulsó el movimiento de defensa del llamado territorio comunitario. Dichos proyectos por el momento están suspendidos, debido a la pronta reacción de las comunidades, pero la región sigue siendo bajo la mirada de las grandes empresas extractivas por la supuesta presencia de metales preciosos. Muchos analistas han interpretado que el aumento de represión y de los intentos gubernamentales de cooptacion contra de la CRAC-PC que se han dado en los últimos tiempos, se deben a que ella representa el principal obstaculo a los intereses de estas empresas capitalistas.

Desde 2013 han surgido decenas de grupos de defensa comunitaria o ciudadana en todo el Estado de Guerrero, como respuesta al recrudecimiento de la violencia de la criminalidad organizada contra la población. En la actualidad, fuentes periodísticas reportan la existencia en la entidad –además de la CRAC-PC– de 4 sistemas de seguridad y justicia ciudadana y 5 grupos de autodefensa, en los cuales participan alrededor de 20 mil ciudadanos armados. Algunos de estos grupos surgidos recientemente ingresaron en la CRAC-PC, pero sus acciones se confrontaron en manera directa con las instancias gubernamentales, lo cual le causó una dura represión. El ejemplo más conocido ha sido el encarcelamiento de Nestora Salgado, Comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá, debido a que su grupo detuvo a un funcionario del ayuntamiento acusado de estar vinculado a un grupo criminal de aquella zona. Gracias a una campaña internacional y a movilizaciones en Guerrero, a inicio del 2016 Nestora Salgado alcanzó la libertad, aunque en la actualidad siguen aún 3 integrantes de la CRAC-PC en la carcel. El ataque a la organización comunitaria no ha parado: además de la existencia de un gran numero de ordenes de aprehensión en contra de algunos de sus miembros, a finales de noviembre 2016 fue secuestrado y posteriormente asesinato el coordinador de la Policía Comunitaria de Tixtla -municipio conocido por alojar la escuela normal de Ayotzinapa- a través de una acción de explicito desafió a la organización reivindicada por un grupo criminal de la zona.

This page has not been translated into 한국어 yet.

This page can be viewed in
English Italiano Català Ελληνικά Deutsch



Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

North America / Mexico

Mon 16 Jan, 17:44

browse text browse image

15941001_690919024408604_2504680982688502753_n.jpg imageLa comunidad de Suc-Tuc en Campeche decide conformar un autogobierno ante la corrupción y ... Jan 14 17:00 by Demián Revart 0 comments

gasolinazo1024x683.jpe imageUn México en las calles, un México en rabia Jan 12 16:51 by Demián Revart 0 comments

cnte_gasolineras_chiapas1.jpg imageLa muerte de Pemex, el gasolinazo y la crisis económica que se aproxima Jan 12 15:41 by Demián Revart 0 comments

IWW GDC Speaker on Street March Against Killer Cops imageBuilding Working-Class Defense Organizations: Dec 27 00:15 by Kdog 0 comments

policiacomunitariaguerrero620x350.jpg imagePolicía Comunitaria de Guerrero: una institución de los pueblos para la seguridad y justic... Dec 21 03:39 by Daniele Fini 0 comments

electionprotestswas_kuma759.jpg imageNot My President! Dec 17 03:40 by Wayne Price 2 comments

crsjpcpguerrero.jpg imagevideoIndigenous Armed Group Created in the Mountains of Guerrero Dec 16 08:31 by Ruptura Colectiva 3 comments

captura_de_pantalla_20161214_a_las_04.45.48.png imageNace grupo armado indígena en la Montaña de Guerrero, México: "luchamos desde la autonomía... Dec 15 17:54 by Ruptura Coleciva (RC) 0 comments

textA 5 años del cobarde asesinato policial de los normalistas Gabriel y Alexis: ¡ni perdón ni... Dec 13 15:46 by Ilse Trejo 0 comments

599651_238643996256462_28038506_n.jpg imageMisunderstanding syndicalism Dec 06 20:23 by Tom Wetzel 3 comments

trumpgraph700.jpg imageTrump and the myth of the progressive but misled 'white working class' voters Dec 06 17:36 by andrew 1 comments

la_1.jpg imageΚόκκινος Νοέμβρη... Nov 17 18:29 by Dmitri 0 comments

la.jpg imageRed November, Black November – An Anarchist Response to the Election Nov 16 00:27 by Black Rose Anarchist Federation/Federación Anarquista Rosa N 3 comments

ourdreamsblurry.jpg imageΚανείς δεν έρχετ^... Nov 12 18:10 by First of May Anarchist Alliance 0 comments

textNo One is Coming to Save Us Nov 12 12:18 by M1AA 1 comments

donaldtrumpgageskidmore600x400.jpg imageΜερικές σκέψεις ^... Nov 11 16:36 by Martin Smith και Tash Shifrin 0 comments

iwanttomakeamericagreatagain.jpg imageTrump’s victory speaks to a crumbling liberal order Nov 10 14:38 by Jerome Roos 1 comments

p_01_11_2016.jpeg imageTrumpazo al establecimiento en EEUU: la lucha de clases y el magnate excéntrico Nov 10 05:39 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

solidaritywithstandingrockdefendtheland.jpg imageResistance at Standing Rock Nov 04 14:04 by Wayne Price 1 comments

14627755_10209284102413695_803572706_n.jpg imageLos Zapatistas, las Elecciones y la Autonomía Oct 18 00:33 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

textModern Day Slavery in USA Oct 08 14:28 by Pink Panther 0 comments

030416trumpc_fitbox_1000x1000.jpg imageIs Trumpism Fascism? Oct 07 08:34 by Wayne Price 3 comments

prisonstrike.jpg imageAnnouncement of Nationally Coordinated Prisoner Workstoppage for Sept 9, 2016 Sep 09 18:21 by Support Prisoner Resistance - Free Alabama Movement - IWOC 0 comments

46_cartoon_pr.gif imageShould the Left Call for a Third Party? Sep 07 01:02 by Wayne Price 0 comments

25666062.jpg imageParty of Which People? Aug 01 05:38 by Wayne Price 1 comments

la_lucha_cmyk_300dpi42d144a479511d620fbf06fa2783573f.jpg imageLa Lucha: the illustrated story of Human Right defenders and their struggle in Mexico Jul 28 01:30 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

textToronto Anarchist Bookfair 23rd, 24th July Jul 23 23:37 by TorontoAnarchist 0 comments

nochixtlanpolicebarricade696x391.jpg imageΓια τα γεγονότα σ ... Jun 23 04:20 by αναρχική ομάδα “δυσήνιος ίππος” 0 comments

El ataque en la Pulse Night-club puede inclusive, volver a unificar el discurso del Partido Republicano, que hasta sexta pasada, preparaba uno desembarque masivo de la campaña de Trump. imageEl atentado de Orlando y las opciones presidenciales de los EUA Jun 21 07:46 by BrunoL 0 comments

Embora ataques com armas automáticas sejam um fenômeno regular nos EUA, o atentado contra a Pulse, atingindo majoritariamente latino-americanos e descendentes vivendo em Orlando e região, foi o pior massacre doméstico desde o 11 de setembro de 2001. imageO atentado de Orlando e as opções presidenciais dos EUA Jun 19 09:11 by BrunoL 0 comments

more >>
© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]