user preferences

venezuela / colombia / movimiento anarquista / anarchist communist event Wednesday April 18, 2018 04:36 byGrupo Libertario Vía Libre

Tenemos el gusto de invitarles a participar del Ciclo Mijaíl Bakunin de los Encuentros Ácrátas organizados por el Grupo Libertario Vía Libre. La primera sesión: Acercamiento a su biografía, se desarrollara el próximo jueves 19 de abril a las 6 pm en la Fundación Prosiembra (Calle 31 a #16-23)

#VíaLibre #ActividadAnarquista #EncuentrosÁcratas #Bakunin

Encuentro Ácrata
Ciclo: Mijaíl Bakunin
Primera sesión: Acercamiento a su biografía

6:00 pm. Jueves 19 de abril
Fundación Prosiembra (Calle 31 a No. 16-23)
[Frente a la esquina noroccidental Parque Pony de Teusaquillo, una cuadra al occidente de la salida norte de la Estación Calle 26 de Transmilenio]

Link de la publicación: https://grupovialibre.org/2018/04/17/encuentros-acratas...2018/
Link del evento: https://www.facebook.com/events/1495539717223177/

Grupo Libertario Vía Libre

venezuela / colombia / represión / presos / opinión / análisis Wednesday April 11, 2018 09:47 byJosé Antonio Gutiérrez D.

Jesús Santrich es el primero que buscan encarcelar y extraditar, pero la intención del gobierno y del bloque oligárquico es ver a toda la dirigencia –y también la base- fariana tras las rejas, deportada o muerta.


Jesús Santrich: advertencia de lo que se viene

Hay quienes dicen que el problema de Colombia es que su pueblo no tiene memoria. Sin embargo, esa es sólo parte del problema. La otra parte del problema, quizás la más importante, es que la oligarquía colombiana tiene demasiada memoria. Es una oligarquía rencorosa y vengativa que no olvida y que no perdona a quienes osen cuestionar sus privilegios o siquiera perturbar su digestión. Como los déspotas de antaño, ellos pueden matar, desaparecer, violar, reprimir, mutilar y no pasa nada… ¡pero ay de quien ponga en entredicho la legitimidad de sus riquezas acumuladas mediante el fraude y la violencia desnuda! Así pasen décadas, apenas tengan la oportunidad de cobrarse en sangre algún susto que les hayan hecho pasar, se la cobran. La insistencia de las FARC en la reconciliación cae en oídos sordos, porque no hay con quien reconciliarse. A esta oligarquía –de médula terrateniente- no le interesa otra cosa que la más cochina venganza en contra de quienes participaron de un movimiento insurgente de fuerte raigambre campesina, un movimiento que buscó la justicia para los del campo y una transformación del país, pero terminó entrampada en un acuerdo de paz hecho a la medida del gobierno de Santos en el cual las estructuras opresivas contra las que alguna vez se alzaron en armas, quedaron intactas. Ahora que están sin armas y aisladas, tanto de sus bases sociales después de su salida de los territorios en que hacían presencia, como de una izquierda que no ha sabido construir procesos de unidad, la oligarquía tiene la oportunidad para hacer leña del árbol caído.

El último golpe que recibe este fracasado proceso de paz –convertido a pasos acelerados en una humillante rendición-, es la captura de Jesús Santrich por orden de Estados Unidos, quienes quieren extraditarlo a sus mazmorras para tenerlo junto a Simón Trinidad, como los cazadores cuelgan cabezas de bestias salvajes en sus roñosos muros. Todo se coordinó para que coincidiera con la visita de Míster Trump el sábado. Pero Míster Trump dejó a Míster Santos con los crespos hechos, porque ha dado prioridad a sus delirios bélicos en Siria. Sin embargo, Santrich está ahí, en la cárcel, a la espera. Santos, el Nóbel de la Paz, hizo correr sangre campesina con la masacre del Tandil (Tumaco), en Octubre del pasado año –bastó que el gobierno de EEUU exigiera respuestas en la lucha contra los cultivos de coca, para que Santos regara sangre colombiana para su amo[1]. Ahora, quieren ver rodar las cabezas de farianos, y Santos, que fantasea con ver a toda la dirigencia fariana muerta o tras las rejas, concurre de manera entusiasta. Acá no hay mera sumisión del gobierno colombiano –no se puede culpar sólo a los EEUU. Acá el Estado colombiano es igualmente responsable, y si cabe, aún más. El gobierno de EEUU puede tener la influencia que tiene en Colombia porque la oligarquía colombiana, en cabeza de este gobierno, se lo permite.

¿Por qué Santrich?

¿Por qué empezó el gobierno esta cacería de brujas con Santrich? Vieron a quién era al primero que había que callar y usarlo como una advertencia de lo que les puede pasar a los farianos desmovilizados que no se porten bien. Santrich es uno de los pocos de la dirigencia de las FARC que ha hablado con claridad sobre el fracaso del proceso de paz, sin temor a meter repetidamente el dedo en la llaga. Santrich no ha mostrado un arrepentimiento de Magdalena, defendiendo la legitimidad de la rebelión de la que hizo parte por casi tres décadas. Esta actitud de dignidad, que para la oligarquía es arrogancia, ha hecho que le tengan una animosidad particularmente enconada: él ha soportado durante meses la más grotesca persecución por parte de los medios e incluso por parte de ciertos dirigentes de las FARC arrepentidos, que deploran su radicalidad, y no han vacilado en atacarlo –directa o indirectamente- en sendas diatribas. Santrich se movilizó por la liberación de los presos, aun sufriendo una miserable campaña de desprestigio por parte de quienes afirmaban que buscaba quitarle protagonismo al acto de entrega de armas. Y por último, Santrich criticó de manera abierta la entrega apresurada de armas. En sus propias palabras:

En la base del pensamiento genuinamente fariano nunca estuvo presupuestado entregarle a nadie, menos a un tercero las armas, y en esto quiero recordar las palabras del camarada Manuel cuando dijo a un periodista argentino: ‘De acuerdo con la experiencia que hemos acumulado a lo largo de 40 años de lucha, para resolver los problemas sociales de este país se requiere de la presencia de las FARC. Nosotros haremos un acuerdo en algún momento, pero nuestras armas tienen que ser la garantía de que aquí se va a cumplir lo acordado. En el momento en que desaparezcan las armas, el acuerdo se puede derrumbar. Ese es un tema estratégico que no vamos a discutir’. (…) Creo que estas palabras tienen absoluta vigencia. Llevan a pensar que, como FARC, conociendo la catadura históricamente traicionera de este régimen, cometimos un error estratégico y estructural al haber convertido la dejación en entrega de armas sin que los aspectos centrales del Acuerdo se hubiesen concretado, al menos en sus bases y en el diseño fáctico de sus garantías de cumplimento.”[2]

Van por todos

Jesús Santrich es el primero que buscan encarcelar y extraditar, pero la intención del gobierno y del bloque oligárquico es ver a toda la dirigencia –y también la base- fariana tras las rejas, deportada o muerta. Esta intención ya quedó clara con el montaje que se hizo con los supermercados Supercundi, tras lo cual la voz unánime del establecimiento llamó a quitarle los “beneficios” a los ex comandantes guerrilleros[3]. También queda claro por donde quieren seguir: en el grupo de cuatro arrestados, se encuentra también un sobrino de Iván Márquez, otro de los que identifican como de la “línea dura” a la que hay que aplastar. Pero van por todos, hasta por los más blandos. Habrá a quienes los utilicen durante algún tiempo, para pasearlos por todo el país pidiendo perdón y llamando a la calma a unas bases que se han visto burladas, pero que no quepa la menor duda de que cuando ya no les sirvan, se desharán de ellos de manera para nada ceremoniosa. Es su naturaleza y lo han venido demostrando históricamente en todos los procesos de paz. Esto no había que ser un genio para verlo venir. El mismo Santrich, de manera profética, lo había previsto respecto a la Justicia Especial para la Paz:

Esta JEP quedó convertida en una letal trampa para colocar solo a la insurgencia en el banquillo de los acusados, mientras se amplía el manto de impunidad para los militares y los llamados terceros agentes del Estado. Tal trampa buscará, con la ayuda de la corrupta fiscalía, colocarnos en manos de la venal y descompuesta justicia ordinaria hasta llevarnos a la cárcel. En este plano lo que se viene para los excombatientes de las FARC es la más pertinaz y vengativa persecución judicial, que irá de la mano de la persecución paramilitar e incumplimientos de todo tipo, como el de terminar de liberar a los más de medio millar de compañeros y compañeras que siguen en prisión.”[4]

Pero el gobierno se adelantó y ni siquiera han querido esperar a la JEP para adelantar el linchamiento jurídico de los ex guerrilleros, mientras garantiza la impunidad para agentes de Estado, así como para los oligarcas que financiaron y se enriquecieron con el paramilitarismo. Esto a lo que asistimos no es más que un burdo montaje mediante el cual pretenden asesinar la personalidad de Santrich y denigrarlo como si se tratara de un narcotraficante. ¿Cómo podría Santrich haberse involucrado en las actividades mafiosas que, sin aun entregar pruebas, los EEUU y la Fiscalía afirman que abría tomado parte, si vivía en un barrio rodeado de ejército y acompañado permanente por miembros de la Unidad Nacional de Protección del Estado? Exigir al Estado colombiano, ante lo espurio de estos cargos, un proceso “legal, transparente y justo para Jesús Santrich”[5] es una soberana estupidez. Este Estado no puede garantizar nada de esto. ¿Es necesario insistir, a esta altura del partido, que esto es un remedo de juicio político, y que, por lo mismo, no hay ni habrá garantías de ninguna clase? Esta actitud suplicante recuerda las patéticas cartas del partido socialista italiano, en pleno auge del fascismo, pidiendo a Mussolini que ordenara a las bandas fascistas que dejaran de matar a sus militantes[6]. Es hora de abandonar los eufemismos y cualquier ingenua ilusión en la naturaleza dizque democrática del gobierno de Santos. Al montaje hay que llamarlo por su nombre y hay que exigir la liberación inmediata de Santrich.

Acabando con la ilusión de la paz a garrotazos

A garrotazo limpio están acabando con lo poco o nada que iba quedando del proceso de paz. No hay que esperar a Iván Duque para que haga trizas el acuerdo de paz: en realidad esta tarea ya se ha adelantado eficazmente en el gobierno de Santos. No se puede seguir tapando el sol con un dedo e insistir que solamente se trata de tropiezos, de dificultades pasajeras, o de “desafíos”. En lugar de abrir un espacio político, las FARC se han ido progresivamente quedando sin espacio alguno, en parte por sus propios errores, pero sobre todo por la guerra sucia que la oligarquía en su conjunto ha venido librando para impedir que puedan desarrollar su actividad política, guerra en la cual los garrotazos al acuerdo de paz y los incumplimientos de éste, cumplen un rol primordial. Que no se hagan ilusiones en las FARC que llegarán a ocupar sus curules: por medios legales o extralegales, la oligarquía neolaureanista está determinada a no permitirlo y a tratar de acabar con toda la izquierda en el Parlamento –el caso del senador Alberto Castilla como botón de muestra. En lugar de permitir un avance de los movimientos populares y de la izquierda “legal”, como pronosticaban los socialbacanos seguidores ciegos de las tarugadas de Daniel Pecaut, la desmovilización de las FARC-EP ha sido seguida de un incremento de los asesinatos a líderes sociales y el copamiento paramilitar de los territorios, bajo las narices del propio Ejército que hoy ocupa gran parte del territorio abandonado por los ex insurgentes. Mientras tanto, los mismos que se enriquecieron con la guerra –más algunos cuantos advenedizos de todo el espectro político que olieron la oportunidad de negocios que se cocinaba en la Habana- ahora buscan enriquecerse con la paz[7]. Con paz o con guerra, es la misma oligarquía de siempre la que seguirá enriqueciéndose a manos llenas mientras el pueblo acumula solamente carencias.

En medio de la desmovilización, en medio del aislamiento en el que quedó esta nueva-vieja fuerza política, hay que buscar la manera de practicar la solidaridad con Jesús Santrich, quien ha dado nuevamente una muestra de dignidad al adelantar una huelga de hambre. Esto no es fácil. El retroceso del movimiento popular respecto a los niveles de movilización del 2012-2013 es evidente y el tema del acuerdo de paz no ocupa un lugar central en la agenda popular. Pero la represión que enfrenta Santrich avanza a todo el movimiento popular y a dirigentes de izquierda, que enfrentan los montajes judiciales de la Fiscalía y el plomo paramilitar. Como dice un proverbio haitiano, el pavo nunca debe reírse cuando despluman al pollo. Hoy, la exigencia de libertad para Santrich y para todos los presos políticos y de guerra que abarrotan las cárceles, debe ir de la mano de un cuidadoso recalibramiento político, de una lectura crítica y franca de los errores cometidos, de una renovación de la agenda política por la transformación social y la unidad de todos los sectores golpeados por este modelo económico-social.

José Antonio Gutiérrez D.
11 de Abril, 2018


[1] http://anarkismo.net/article/30570 y http://anarkismo.net/article/30580
[2] https://lanzasyletras.org/2018/04/10/para-los-excombati...-2001
[3] https://www.lafm.com.co/politica/todo-esta-contemplado-...undi/
[4] https://lanzasyletras.org/2018/04/10/para-los-excombati...-2001
[5] https://prensarural.org/spip/spip.php?article22934
[6] Una colección de estas cartas se encuentra en la obra de Daniel Guérin, “Fascismo y Gran Capital”.
[7] https://www.elespectador.com/noticias/investigacion/el-...48709

venezuela / colombia / género / comunicado de prensa Tuesday March 13, 2018 06:17 byColectiva Libertaria Severas Flores

Como personas asignadas “hombres” al nacer, disidentes del género binario y del sexo heteronormado, reconocemos que nuestro papel en la lucha feminista puede ser establecer puentes de solidaridad efectiva/afectiva, contribuir en la construcción de espacios en los que las mujeres puedan alzar la voz y trabajar en la eliminación de las violencias que las relega al silencio o a agachar la cabeza. Este esfuerzo nos obliga a trabajar la deconstrucción de privilegios que, aún por los ejercicios de naturalización cotidiana, siguen siendo invisibles a los ojos de muchos y muchas. Por eso, como nos dice la compañera sodomita Asier Santamarica (2018) la lucha marica (no la lucha gay/blanca homosexual) tiene que ser una lucha profundamente adscrita a la lucha feminista “Porque empoderarnos como maricas es empoderarnos en nuestra feminidad. Es aunar nuestras otredades “no-hombre” y nuestras fronteras para cercar a esos machunos y decirles con absoluto convencimiento que somos muchas. Por esto como opresores, es decir hombres en el sentido de cuerpos que personifican las relaciones del patriarcado debemos dejar el dramatismo y la autovictimización cuando se nos interpela en relación a nuestras prácticas machistas; es pues nuestro deber plantarle cara a estas violencias, reconociendo que cada privilegio del que gozamos implica una opresión que alguien sufre.


COMUNICADO SOBRE EL 8 DE MARZO

En esta fecha conmemoramos no sólo el asesinato de 130 mujeres trabajadoras en una fábrica de Nueva York en 1908, sino todas las muertes y diferentes violencias que las personas asignadas al nacer como mujeres, o que son leídas como femeninas, continúan sufriendo y resistiendo en nuestros días a raíz del contundente y organizado sistema que entendemos como heteropatriarcado articulado con el capitalismo, el racismo y los demás sistemas de opresión.

Sin embargo, y al igual que sucede con la fecha del 1 de mayo, hemos visto una serie de estrategias descaradas del poder hegemónico vigente , para aumentar el consumo y por ende las ganancias entorno al “día de la mujer”, por ejemplo entregando rosas cultivadas por mujeres campesinas empobrecidas y explotadas para decir un feliz día a personas que el resto del año reciben un maltrato sistemático desde diversas y complejas vías en que la heteronorma busca subordinarlas, violarlas, ningunearlas y asesinarlas. Es necesario preguntarnos si es apropiado conmemorar masacres regalando flores, dulces y chocolates. Los feminicidas, maltratadores, abusadores o violadores no son personas locas, enfermas, desviadas o sencillamente casos aislados; todo lo contrario, son hijos sanos del machismo que desde nuestra infancia nos ha moldeado en la familia, el colegio, a través de los contenidos audiovisuales, públicos, en nuestras prácticas sexo-afectivas y un sinfín de espacios que conforman el espectro educativo de un ser humano.

Como personas asignadas “hombres” al nacer, disidentes del género binario y del sexo heteronormado, reconocemos que nuestro papel en la lucha feminista puede ser establecer puentes de solidaridad efectiva/afectiva, contribuir en la construcción de espacios en los que las mujeres puedan alzar la voz y trabajar en la eliminación de las violencias que las relega al silencio o a agachar la cabeza. Este esfuerzo nos obliga a trabajar la deconstrucción de privilegios que, aún por los ejercicios de naturalización cotidiana, siguen siendo invisibles a los ojos de muchos y muchas. Por eso, como nos dice la compañera sodomita Asier Santamarica (2018) la lucha marica (no la lucha gay/blanca homosexual) tiene que ser una lucha profundamente adscrita a la lucha feminista “Porque empoderarnos como maricas es empoderarnos en nuestra feminidad. Es aunar nuestras otredades “no-hombre” y nuestras fronteras para cercar a esos machunos y decirles con absoluto convencimiento que somos muchas. Por esto como opresores, es decir hombres en el sentido de cuerpos que personifican las relaciones del patriarcado debemos dejar el dramatismo y la autovictimización cuando se nos interpela en relación a nuestras prácticas machistas; es pues nuestro deber plantarle cara a estas violencias, reconociendo que cada privilegio del que gozamos implica una opresión que alguien sufre.

Es necesario reconocer que el trabajo doméstico en los hogares continua como uno de los principales lugares de explotación que ha sido naturalizada e invisibilizada, por lo que tenemos que continuar creando estrategias en nuestros espacios tanto domésticos, laborales y organizativos para promover prácticas de autonomía en las que los que ensucian, limpien; los que comen, cocinen y el trabajo se comparta de maneras más colectivas. El trabajo doméstico tiene que dejar de ser imposición y explotación para las abuelas, las madres, las hijas y mujeres empobrecidas a través del denominado servicio doméstico. El día conmemorativo internacional de la mujer trabajadora nos lleva a cuestionar como se ha asumido convencionalmente el trabajo en el marco de una lucha feminista reconociendo las posturas de los feminismos de color que han denunciado como los procesos de racialización dan un matiz a las relaciones de genero patriarcales, así para muchas mujeres negras su situación de opresión no habría estado localizada en el ámbito del hogar y la familia; así como el trabajo no habría consistido en una experiencia liberadora puesto que durante mucho tiempo fueron y son obligadas a trabajar en plantaciones de algodón o azúcar, de forma precaria en la fabricas industriales o en las casas de mujeres blancas.

Esta fecha es una oportunidad para visibilizar las millones de mujeres que son explotadas día a día, de todas las formas posibles, mujeres cuyo trabajo es menospreciado y por lo tanto no se reconoce como susceptible de ser remunerado; confinadas a trabajos que procuran la vida y el cuidado, pero que sin embargo son despreciados en la lógica masculina dominante del sistema hegemónico que procura la muerte y explotación de millones de seres y especies en la tierra. Ese trabajo es eclipsado y apropiado por figuras masculinas que se llevan todos los créditos.

Nos proponemos cuestionar para destruir estas dos categorías únicas posibles en las que el régimen heterosexual nos obliga a vivir; constituye una lucha que debemos dar contra nosotras mismas y contra el sistema como parte de una lucha feminista antihetero-binaria. No nos sirve el binarismo mujeres-domestica-emociones-cuidado y hombres-publico-racional-guerra; por esto lo queremos atacar marikeandonos todes, haciendonos mas cuidadores, más responsables de nosotres mismes y de las situaciones en las que somos opresores y de igual manera tornarnos más revolucionarios para transformar las situaciones en las que somos oprimidas. No queremos más violencias hacia personas trans o hacia personas de las disidencias sexuales y de género. También resistimos el heteropatriarcado y seguiremos atacando la norma machista cristiana que impera en las casas, en las calles, lugares de estudio y trabajo.

Como lo señalan los feminismos Negros y de Color, estas violencias no solo se presentan en clave del patriarcado sino también del racismo, el especismo, el capitalismo y otros sistemas que producen y reproducen cuerpos oprimidos y lugares de opresión. Por lo tanto no se puede atacar a un sistema efectivamente sin la intención de atacarlos a todos al tiempo. Esto no nos debe llevar a un inmovilismo en donde haga lo que haga, siempre violento a alguien, entonces ¿qué importa?; sino que debe llevarnos paso a paso, autocríticamente y de forma colectiva en el camino de ir desmontando todas estas estructuras violentas que viven a partir de nuestras acciones diarias, acción u omisión.

De igual forma cuestionamos los dispositivos políticos que construyen cuerpos feminizados destinándolos a lugares de violencia y opresión, por ejemplo a las animales no humanas asignadas como hembras a quienes se las somete a la explotación, tortura y finalmente consumo por un capricho y privilegio perpetuado por los sistemas de opresión. Es una masacre y explotación que continúa siento ocultada y naturalizada pues para muchos y muchas esas vidas siguen sin importar.

Por éstas razones y como parte de nuestro ejercicio autocrítico-decolonizador, debemos cuestionarnos el lugar de lo humano-masculino como un lugar privilegiado desde el cual se ejercen violencias hacia las mujeres, los animales no humanos, las personas trans y disidencias sexuales entre otras categorías subalternizadas a el hombre; es menester entonces tomar partido para construir juntas un mundo mejor, en el que nos relacionemos de manera horizontal, solidariamente, respetando a la otra, desde la multiplicidad de formas de existencia para la construcción de vidas sin explotación, libres para crear autonomía y bienestar en nuestras comunidades.

¡Por un mundo marika en el que quepan muchos mundos!

¡Arriba las que luchan!

venezuela / colombia / género / comunicado de prensa Tuesday March 13, 2018 06:06 byCoordinadora de Procesos de Educación Popular En Lucha

Como educadoras populares nuestra responsabilidad con la lucha feminista es la construcción de una educación no sexista; fomentando y desarrollando escenarios educativos que rompan con la reducción de la diversidad humana a la dupla hombres-mujeres, las normas de la heterosexualidad como única forma de vida y el machismo. Desde nuestra práctica, dentro y fuera del aula, buscamos generar resistencias al sistema patriarcal y construir proyectos educativos con perspectiva de género, donde las voces históricamente silenciadas cobren protagonismo, donde se fomente una educación sexual crítica que nos permita el reconocimiento, el goce y el cuidado de nuestros cuerpos, donde se estimule la organización y participación igualitaria de las mujeres y las diversidades sexuales en todos los ámbitos de la vida. Así que científicas, filósofas, historiadoras, poetas, académicas, campesinas y lideresas sociales recorren nuestros programas educativos y enriquecen las sesiones de clase.


¡POR UN 8 DE MARZO DE LUCHA Y FEMINISTA LAS EDUCADORAS POPULARES NOS MOVILIZAMOS!

¡El 8 de marzo de 2018 las calles serán de las mujeres movilizadas! Lo serán para recordar y denunciar las opresiones y las agresiones a las que históricamente, las mujeres han sido sometidas. Indígenas, afrocolombianas, campesinas, trabajadoras sexuales, feministas, defensoras de los DDHH, víctimas del conflicto armado, educadoras populares, estudiantes, mujeres transgénero, intersexuales, lesbianas, lideresas sociales, entre otras, vestirán las calles de arcoíris de piel porque: ¡No olvidamos! Porque la lucha continúa y porque la defensa de los derechos de las mujeres y la construcción de una sociedad sin patriarcado ni normas que sólo reconozcan la obligación de la heterosexualidad es ahora.

Lo que buscamos es igualdad de condiciones en el ámbito educativo y laboral. Luchamos por la liberación de los cuerpos porque las mujeres puedan salir a las calles sin miedo y porque sean reconocidas como lo que son: personas. Gritamos: “Ni una menos”, porque estamos cansadas de ver mujeres asesinadas que a diario encabezan las portadas de los periódicos amarillistas o los titulares de los noticieros. Gritamos: “Ni una más”, porque no queremos más agresores que violen y golpeen los cuerpos de las personas que han sido asignadas como mujeres; estamos hartas de la atribución sobre los cuerpos, ajenos que muchos creen, pasando por encima de las decisiones de las mujeres sobre su propio cuerpo. “Ni una menos” porque queremos que las mujeres dejen de ganar menores salarios que los hombres y estén más expuestas al trabajo precario, el desempleo y el acoso laboral, “Ni una más” porque buscamos que las mujeres dejen de estar atadas al trabajo doméstico no reconocido ni remunerado, excluidas de la participación política y sometidas a las normas que les enseñan a sentir y callar.

Como educadoras populares nuestra responsabilidad con la lucha feminista es la construcción de una educación no sexista; fomentando y desarrollando escenarios educativos que rompan con la reducción de la diversidad humana a la dupla hombres-mujeres, las normas de la heterosexualidad como única forma de vida y el machismo. Desde nuestra práctica, dentro y fuera del aula, buscamos generar resistencias al sistema patriarcal y construir proyectos educativos con perspectiva de género, donde las voces históricamente silenciadas cobren protagonismo, donde se fomente una educación sexual crítica que nos permita el reconocimiento, el goce y el cuidado de nuestros cuerpos, donde se estimule la organización y participación igualitaria de las mujeres y las diversidades sexuales en todos los ámbitos de la vida. Así que científicas, filósofas, historiadoras, poetas, académicas, campesinas y lideresas sociales recorren nuestros programas educativos y enriquecen las sesiones de clase.

Finalmente, queremos manifestar todo nuestro apoyo a Andrea Gómez, docente transgénero de Tuluá (Valle del Cauca), que fue agredida, violentada y discriminada, por ser mujer y lesbiana que, además, no cumple con el prototipo de “mujer” de esta sociedad. Rechazamos las acciones de los directivos de la Institución Educativa La Inmaculada al exigirle a Andrea que se presente como un hombre o a que se vista como “mujer” y rechazamos, con contundencia, las acciones de violencia que casi le cuestan la vida. Hoy decimos: Yo apoyo a mi profe Andrea y le enviamos, desde la fría Bogotá, un abrazo caluroso y lleno de solidaridad. Como educadoras populares nuestra apuesta es por construir una educación transformadora que no sólo busca acabar con la desigualdad social sino, también, romper con toda forma de opresión.

En este sentido, rechazamos el agresivo control sobre cuerpos que se salen del orden binario de división de los sexos y la heterosexualidad. No buscamos la tolerancia, sino un cambio profundo que no tenga como modelo el pequeño y excluyente molde al hombre burgués heterosexual blanco. Por el contrario, buscamos una educación y un sistema que reconozca todas las identidades; una educación multicultural, multiétnica y que no reproduzca las opresiones de clase, género y raza, en resumen, una educación y un mundo más justo y más libre para las mujeres.

Comunicado 8 marzo

¡Apoyemos a la profesora Andrea!

¡A construir una educación no sexista!

¡Las educadoras populares nos movilizamos

contra la educación sexista y el sistema patriarcal!

Coordinadora de Procesos de Educación Popular en Lucha

venezuela / colombia / género / comunicado de prensa Tuesday March 13, 2018 06:01 byGrupo Libertario Vía Libre

Pensamos que el feminismo y el movimiento de mujeres y diversidades sexuales juega hoy un papel clave en las luchas sociales a nivel local y mundial. En ese sentido la lucha contra la dominación masculina tiene un potencial liberador que se enriquece sí aportamos una mirada libertaria que junta esta pelea con la apuesta por un mundo sin ninguna otra dominación social. Creemos que la pelea por la liberación de las mujeres va en paralelo y es una condición necesaria para la eficaz liberación de la clase trabajadora y los pueblos del mundo. Continuemos entonces la lucha por el feminismo, el socialismo y la libertad.


Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras – 2018

Este 8 de marzo celebramos y conmemoramos un nuevo Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras. Este hito de la historia contemporánea, fue creado por las propias mujeres obreras y rebeldes en los primeros años del siglo XX como una fecha propia, fruto de sus esperanzas y búsquedas de una nueva sociedad, opuesta a las celebraciones oficiales y eclesiásticas que reforzaban su condición de dominadas. La fecha fue inicialmente una jornada general de protesta en demanda de los plenos derechos civiles, políticos y económicos, organizado en la Conferencia Mundial de Mujeres Socialistas de 1911. Más tarde sería fortalecida en 1917 cuando en los mismos días del año, una huelga obrera mayoritariamente femenina iniciada en la industria textil de Petrogrado pidiendo pan y paz, desencadenaría los acontecimientos de la Revolución Rusa.

Este 8 marzo también está convocándose un segundo Paro Internacional de Mujeres, tras la poderosa y renovadora experiencia del 2017. La convocatoria en países con movimientos sindicales fuertes como Argentina, Uruguay y España va a asumir la forma parcial de una huelga laboral, mientras que en Colombia y la mayor parte del mundo será sobre todo un llamado a reforzar la movilización e interrumpir las labores domésticas y de cuidado.

El Paro de Mujeres cuenta con significativos antecedentes como la huelga de mujeres del 4 de octubre de 1975 en Islandia por la igualdad sexual en el trabajo que consiguió paralizar la industria telefónica, la prensa, la televisión, la banca, la educación y el sector de alimentos, y obtener la primera ley nacional de igualdad salarial; las movilizaciones mundiales del 2000 y el 2001 organizadas por la Campaña Mundial por un Salario por el Trabajo Doméstico contra la guerra y por el reconocimiento económico de las labores del hogar; la protesta negra del 3 de octubre de 2016 realizado por el movimiento de mujeres en Polonia en rechazo al proyecto de prohibición total del aborto que sería finalmente derrotado; y el Paro Nacional de Mujeres del 19 de octubre de 2016 en Argentina contra los feminicidios, la violencia machista y patriarcal que lograría generar demostraciones masivas y la Marcha de las Mujeres en Washington del 21 de enero de 2017, por los derechos de las mujeres y contra el gobierno de Donald Trump en Estados Unidos.

Este 8 de marzo, pues nos reunimos para conmemorar una historia de lucha de las mujeres por el pleno disfrute de la vida, para movilizarnos por las históricas y nuevas las demandas y para preparar y acumular fuerzas para un paro económico y político que demuestre con la fuerza de las que luchan, que el mundo no puede funcionar sin el trabajo de las mujeres.

Hoy luchamos

Hoy denunciamos los asesinatos de mujeres por razón de su género, femicidios que solo en este 2018 han cobrado la vida, entre otras, de Valentina Fajardo en Huila, Leidy Sofía Torres en Bolívar, Yeniffer Andrea Bedoya en Antioquia, Rosileny Huertas Gómez y Beatriz Zuliema Troches en el Valle. Según la cifras de la policía en 2017 se registraron 940 femicidios en Colombia, es decir que en el país del Sagrado Corazón se asesina a una mujer, solamente por el hecho de ser mujer, cada 9 horas. Por esto reafirmamos la necesidad imperiosa de caminar hacia la abolición del patriarcado y toda la cadena de violencias y agresiones sexuales y de género que preparan el femicidio, así como construir nuevas relaciones afectivas, proteger la vida de las mujeres con políticas estatales eficaces y con presupuesto, con redes de cuidado robustas tejidas entre ellas y los movimientos populares y con ideas sobre el valor de su vida y la importancia de la denuncia y la auto defensa.

Hoy decimos basta de asesinatos de lideresas sociales y populares, teniendo presente a Yolanda Maturana activista ambiental en Risaralda, Sandra Yaneth Luna activista campesina en Norte de Santander, Luz Yeni Montaño activista comunitaria en Nariño, Liliana Astrid Ramírez dirigente magisterial en Tolima e Idali Castillo Narváez dirigente campesina en Cauca, asesinadas desde mediados de 2017 hasta hoy. Según la Defensoría del Pueblo entre 2016 y 2018 se han presentado 40 asesinatos de lideresas sociales, que significan una muerte cada 19 días. Y esto en el contexto general del asesinato de 322 líderes sociales entre 2016 y febrero de 2018, según registros de Indepaz, que acercan al país a una nueva ola de genocidio político contra la izquierda y los movimientos populares. Por eso defendemos la necesidad de arrancar programas de protección para las lideresas vulnerables, desmontar de raíz los rearmados grupos paramilitares fomentados por terratenientes y empresarios y visibilizar a los responsables políticos e intelectuales que actúan desde la economía, la política, la academia y la gran prensa empresarial.

Hoy nos movilizamos para revindicar la lucha de las maestras, la principal fuerza del movimiento docente, que el pasado 21 de febrero, realizaron una gran huelga de 24 horas en procura de sus exigencias laborales, y las mujeres que de forma minoritaria pero activa han participado en las huelgas de los trabajadores tercerizados de Ecopetrol, Indupalma y pilotos de Avianca. Según estudios de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, las mujeres ganan, ejerciendo los mismas tareas y en los mismos cargos que los hombres, un 7% menos en el caso de las asalariadas, un 35% en el de las independientes y un 12% en el de las universitarias. Son ellas también las expuestas al más marcado desempleo con el 12.8% varios puntos por encima de los hombres, así como a trabajos más precarios y menos valorados, prácticas recurrentes de acoso y negación de beneficios socioeconómicos. Todo en un contexto donde el 65% de la población trabajadora no alcanza a ganar el salario mínimo, solo un tercio de la población obrera cuenta con trabajo formal y se presentan 600 muertes anuales en accidentes laborales. Por eso retomamos con fuerza la demanda de a igual trabajo igual salario, llamamos a sindicalizar y formalizar laboralmente de forma masiva a las mujeres para conseguir la igualdad laboral en todos los órdenes, mejorando a su vez las condiciones laborales y económicas de toda la clase trabajadora.

Hoy nos reunimos para que las mujeres decidan de forma libre e informada sobre sus cuerpos, sexualidad y reproducción. Reclamamos políticas de educación sexual crítica e integral en todos los niveles educativos, programas anticonceptivos gratuitos y de acceso universal provisto por el sistema de salud y el aborto libre, seguro y legal. Según el Ministerio de Salud 93.000 mujeres anualmente sufren serias afectaciones a su salud debido a la práctica de abortos inseguros y clandestinos, una de las principales causas de muerte de mujeres jóvenes en el país.

Hoy nos congregamos para que las mujeres participen en pie de igualdad en la vida pública, sus pensamientos, voces y experiencias sean valoradas y su liderazgo reconocido y potenciado. Buscamos cimentar una perspectiva feminista y de género transversal a todas los movimientos sociales y populares, conformar espacios específicos de mujeres y géneros en todos los planos de la lucha social, construir organizaciones seguras, agradables y solidarias para el completo desarrollo de las capacidades de las féminas, generar liderazgos colectivos y con criterio de equidad de género, y rodear al movimiento de mujeres y diversidades sexuales de las más amplia solidaridad y el más activo compromiso por parte de la clase trabajadora y el pueblo.

Hoy recodamos al joven Sergio Urrego empujado al suicidio en 2014 por el acoso institucional al que fue sometido por directivas de su Colegio, llenas de odio hacia la diversidad sexual y que nos reafirman en la urgencia que es construir desde hoy una educación no sexista. Hoy apoyamos a la profesora Andrea Gómez, docente trans de la ciudad de Tuluá que sufre tanto la persecución laboral de sus empleadores como de intentos de asesinato por su valiente decisión de afirmar su identidad, lo que nos muestra lo imperativo de luchar por la plena inclusión laboral de trans y diversidades sexuales así como la garantía de la vida y el ejercicio de los derechos personales y gremiales.

Perspectiva anarquista

Apuntamos que candidatas mujeres como la neoliberal y guerrerista Marta Lucia Ramírez, mal que les pese, lograron sus posiciones como consecuencia de la larga lucha feminista por la igualdad política. Sin embargo sus figuras y programas no representan ningún avance para el movimiento de mujeres, antes bien, muestran la acción del sector femenino de una clase política estructuralmente corrupta y violenta que se congracia con el patriarcado, buscando para sí y solo para sí la obtención de ciertos derechos que debieran ser universales y se convierten en privilegios de casta, mientras reafirma los valores tradicionales machistas y las políticas estatales de precarización que confina a la mayoría de mujeres trabajadoras a la opresión y el silencio.

Pensamos que el feminismo y el movimiento de mujeres y diversidades sexuales juega hoy un papel clave en las luchas sociales a nivel local y mundial. En ese sentido la lucha contra la dominación masculina tiene un potencial liberador que se enriquece sí aportamos una mirada libertaria que junta esta pelea con la apuesta por un mundo sin ninguna otra dominación social. Creemos que la pelea por la liberación de las mujeres va en paralelo y es una condición necesaria para la eficaz liberación de la clase trabajadora y los pueblos del mundo. Continuemos entonces la lucha por el feminismo, el socialismo y la libertad.

¡Por un 8 de marzo de lucha y feminista!
¡Arriba las que luchan!

This page has not been translated into 한국어 yet.

This page can be viewed in
English Italiano Català Ελληνικά Deutsch



Rojava: Mensaje urgente de un compañero anarquista en Afrin

Rojava: Mensaje urgente de un compañero anarquista en Afrin

Venezuela / Colombia

Thu 26 Apr, 13:00

browse text browse image

encuentro_crata._bakunin.jpg imageEncuentros Ácratas. Ciclo: Mijaíl Bakunin. 1era Sesión. Abril 19 de 2018 Apr 18 04:36 by Grupo Libertario Vía Libre 0 comments

Santos, el dizque presidente de la paz imageJesús Santrich: advertencia de lo que se viene Apr 11 09:47 by José Antonio Gutiérrez D. 1 comments

severas_flores.png imageComunicado sobre el 8 de Marzo Mar 13 06:17 by Colectiva Libertaria Severas Flores 0 comments

publicidad_8_de_marzo_cpep.jpg imagePor un 8 de marzo de lucha y feminista las educadoras populares nos movilizamos Mar 13 06:06 by Coordinadora de Procesos de Educación Popular En Lucha 0 comments

plantn_8_de_marzo.jpg imageDía Internacional de las Mujeres Trabajadoras 2018 Mar 13 06:01 by Grupo Libertario Vía Libre 0 comments

defensor_dh_thumbnail.png image28 mujeres luchadoras sociales han sido asesinadas en el marco del pos-acuerdo Mar 11 09:28 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

12036837_10207892763181262_1760571797521532023_n.jpg imageElecciones, "Castrochavismo, "paz" y movimiento popular. Mar 09 09:41 by SubVersión 0 comments

asesinatos_de_lideres_sociales__en_enero_de_2018_1.jpg imageLe sociocide colombien Feb 27 04:33 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

asesinatos_de_lideres_sociales__en_enero_de_2018.jpg imageEl socialicidio colombiano Feb 27 04:30 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

p_29_11_2016.jpeg image¿Por dónde cortar el nudo gordiano en la negociación ELN-Gobierno de Colombia? Feb 03 09:06 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

“el anterior año fue de los más trágicos en una guerra perpetua que, parece ser, la elite no quiere acabar contra las pobres”. Foto: Contagia radio imageLa consigna libertaria es no olvidar el año viejo Jan 22 23:38 by Steven Crux 0 comments

venezuela_protest31.jpg imageΛαϊκή Εξουσία στ_... Dec 19 18:57 by FAU 0 comments

Foto Archivo: Toma estudiantil de la Universidad Nacional de Colombia con sede en la ciudad de Palmira, departamento del Valle del Cauca imageRecuerdos en resistencia Dec 02 20:57 by Alexander Escobar 0 comments

cine_mujeres_y_acuerdo_de_paz_remap.jpg imageCine, Mujeres y Acuerdo de Paz Nov 12 22:38 by Alexander Escobar 0 comments

sm.jpg imageXIII Seminario Militante: Revolución Rusa y Anarquismo Oct 30 12:34 by Grupo Libertario Vía Libre 0 comments

masacretumaco.jpg imageDe la tragedia a la farsa: la represión estructural muestra el cobre en Tumaco Oct 12 05:58 by José Antonio Gutiérrez D. 1 comments

Argelia, Cauca, desde el corregimiento de la Belleza (Fotografía de José Antonio Gutiérrez D.) imageLa Batalla de Argelia, Cauca: La disputa por el territorio en clave del post-acuerdo Oct 10 23:44 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

543002_1.jpg imageLa sangre de Llorente, Tumaco: masacre e infamia Oct 10 23:12 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

dkpromgwaaautal.jpg imageLa Movilización de los Trabajadores Aeroportuarios en Bogotá, Colombia. Sep 30 03:50 by Via Libre Grupo Libertario 0 comments

moneytalks.jpg imageLos vividores de la paz: Una mirada desde Pradera, Valle del Cauca Sep 26 19:08 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

Pescando de manera responsable en la ciénaga de Simoa con las nuevas regulaciones comunitarias (Fotografía de José Antonio Gutiérrez D.) imageLa cultura anfibia amenazada: Ciénagas y Zonas de Reserva Campesina en el Sur de Bolívar Sep 24 16:24 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

Foto: Tomada hoy por comunero indígena en el lugar de los hechos. A quien le agradecemos y reconocemos su importante trabajo de registro fotográfico imageEjército Colombiano Asesinó a un Campesino y Dejó Dos Más Heridos en Zona Rural de Corinto... Sep 22 08:39 by Centro de Comunicación y Educación Popular Enraizando 0 comments

php8phxsipm.jpg image2.095 días (y contando) de la huelga de SINTRADIT-Buga en contra de Cristar SAS Sep 19 05:32 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

Trabajo de minería en cajón o laberinto, Sevilla, Valle del Cauca (Fotografía de José Antonio Gutiérrez D.) imagePequeña minería… ¿artesanal o criminal? Sep 18 00:12 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

21743794_2359218560970241_2229552498711815839_o.jpg image“NADA PARA ATRÁS, TODO PA’ DELANTE” Liberador de la Madre Tierra herido por el Ejército Na... Sep 17 02:39 by Centro de Comunicación y Educación Popular - Enraizando 0 comments

Camiseta recordando a Edgar Quiroga, dirigente asesinado en 1998 por las AUC en Cerro Azul, San Pablo (Fotografía de José Antonio Gutiérrez D.) image“Porque nos cansamos de arrancar”, el proceso organizativo en Micoahumado, Serranía de San... Sep 16 07:55 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

460_0___30_0_0_0_0_0_portada72.jpg imageEl Libertario: Arma falaz de la contrainformación en Venezuela Sep 03 21:34 by Gabriel Oliveros 1 comments

Rafal Uzcatégui: funcionário da ONG Provea imagePeriódico El Libertário da Venezuela: O “anarquismo” de direita à serviço da burguesia e d... Sep 01 14:39 by anoerror 0 comments

nota15.jpg imageRéférendum d’initiative populaire et bataille pour le territoire en Colombie: Cajamarca (d... Aug 27 10:13 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

santiagomaldonado1024x768.jpg imagevideoPlantón por Santiago Maldonado, desaparecido en Argentina por apoyar la causa Mapuche Aug 22 03:10 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

more >>
© 2005-2018 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]