user preferences

iberia / community struggles / opinión / análisis Wednesday April 18, 2018 23:42 byEmbat

El ámbito de Vivienda de Embat (Organización Libertaria de Cataluña) se constituyó hace unos meses y está formado esencialmente por militantes de base de varios grupos, sindicatos, asambleas o asociaciones vinculadas a la lucha por el derecho a la vivienda.

Nos dotamos de este espacio para poder plantear cuestiones de carácter más analítico y estratégico, que echamos de menos en nuestros espacios de militancia habituales por el ritmo frenético y de conflicto cotidiano que se deriva de la lucha por la Vivienda.

Las principales carencias que encontramos en este ámbito de cara a mejorar nuestra incidencia social, capacidad de movilización, reconocimiento público y construcción de poder popular en definitiva, son a nivel organizativo. Vemos la necesidad de construir un movimiento popular organizado.

¿Qué significa esto exactamente y cómo proponemos hacerlo?

Recientemente se han producido varias reuniones, al menos en el área metropolitana de Barcelona, que denotan cierto interés por remar en la dirección que apuntamos, por empezar a actuar más como un Movimiento Popular Organizado. Se mencionó la idea de la organización a medio y largo plazo durante el debate Por una posible ofensiva, el Movimiento de la Vivienda más allá de la resistencia, en el Ateneo Cooperativo La Base el día 24 de febrero; y también se tanteó durante el último encuentro del espacio Barcelona No Está en Venta, el 10 de marzo, con una alta participación de los movimientos de vivienda de Barcelona, ​ que consideramos podría ser un precedente importante a tener en cuenta. También durante las últimas semanas hemos visto como, a raíz la represión que ha sufrido la PAC Badalona, ​​se ha creado un espacio de coordinación entre colectivos.

Parece evidente pues, la necesidad de profundizar a nivel organizativo en Catalunya, tanto para mejorar nuestras capacidades defensivas como para obtener victorias que puedan darnos un empujón, demostrando que más allá de la resignación y la resistencia ante las vulneraciones más flagrantes, se puede hacer frente a las mafias a las que nos enfrentamos día a día en nuestros barrios. Somos conscientes de la diversidad que puede existir entre los grupos de vivienda y de lo importante de fortalecer la apuesta por la organización de base en los barrios, pero creemos que es posible y es imprescindible dotarnos de estructuras que vayan más allá de la atomización o de encuentros puntuales. Grupos, redes, sindicatos, oficinas de vivienda... Podemos ponerle nombres diferentes pero en el fondo es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Hay que hacer pues, de estos planteamientos comunes una fuerza que nos multiplique.

Es por ello que creemos necesario imaginar un Movimiento Popular Organizado por la Vivienda.

¿Cómo? Pues, aunque sabemos que no tiene ningún precedente claro en estas latitudes en los últimos años, creemos que la celebración de un congreso de movimientos sociales vinculados a la lucha por la vivienda, a la manera, salvando las distancias, del congreso de Sants de 1918, puede ser una fórmula a explorar. Para nosotros, hay tres elementos que definen un Movimiento Popular Organizado:

  • La existencia de objetivos comunes definidos a corto, medio y largo plazo. Más allá de la consigna "Ninguna vecina fuera del barrio" hay que analizar conjuntamente la situación y establecer objetivos alcanzables y contrastables.
  • Herramientas organizativas que nos permitan actuar como un solo músculo social cuando sea necesario. Tanto a escala de acción como de comunicación. Es decir, por un lado ser capaces de golpear juntas cuando la ocasión sea más propicia. Por otro, aumentar la eficiencia de nuestro esfuerzo cotidiano.
  • La existencia de tácticas y estrategias comunes que nos ayuden a alcanzar los objetivos. Como el enemigo, nosotros también necesitamos actualizar nuestras herramientas de lucha, que las compartimos y las podamos defender y desplegar juntas. Por ejemplo, si el objetivo común es evitar la expulsión del vecindario, la estrategia podría ser lograr una victoria contra un gran fondo de inversor concreto para marcar un precedente y la táctica podría ser detener su actividad económica a través de la acción directa o señalar a los responsables a través de escarnios u otras formas de ostracismo social.

    Evidentemente organizarse como movimiento requiere profundizar en nuestra capacidad para comprometernos entre nosotras, ser capaces de cumplir con unos acuerdos aunque manteniendo nuestra autonomía en lo cotidiano. El equilibrio entre esta autonomía y la creación de una fuerza colectiva es la clave para que este proceso nos potencie y nos lleve más allá de lo que los encuentros y coordinadoras precedentes nos han llevado.

    Un congreso se trata de un encuentro de diferentes actores sociales con el objetivo de debatir y aprobar una serie de materiales (documentos, dinámicas, responsabilidades, creación de comisiones, etc.) con carácter vinculante y que es finito en el tiempo. Hay que apuntar que el congreso es un proceso que dura meses en su preparación y que finalmente concluye en un encuentro presencial de varios días donde tomar decisiones. También creemos que la celebración de un congreso, además de hacernos más capaces a nivel organizativo, puede servir para dar visibilidad al movimiento e iniciar un proceso de ampliación de la base social organizada en este ámbito, aspecto del todo imprescindible si queremos cambiar la situación, pues, mal nos pese, seguimos siendo pocas en comparación a los ataques que estamos recibiendo. La preparación del congreso nos daría la oportunidad de reunirnos, debatir, dinamizar y decidir los puntos que nos organizarían como movimiento sin necesidad de prescindir de la fuerza militante del día a día, delegando esta tarea a un grupo reducido de gente.

    Un congreso se puede montar de multitud de maneras hay toda una serie de cuestiones a ser habladas y debatidas antes de que se fije una fecha para celebrarlo.

    Es necesario que exista, por tanto, un grupo motor que dedique parte de su tiempo militante a cerrar estos temas. Este sería el responsable de elaborar los documentos base, preparar la convocatoria y crear, en definitiva, una propuesta completa de congreso. Hemos detectado varios retos de cara a comenzar un proceso de esta magnitud: ¿Qué colectivos estarán invitados? ¿Qué herramientas y documentos tendremos para deliberar, debatir y hacer enmiendas? ¿Cuál será la forma de voto? Individual por militante, delegado por grupo? ¿Cuál sería el alcance de los debates dentro de este congreso para poder llegar a acuerdos y no atascarse en los ámbitos donde seguramente no se pueden dar acuerdos? Este trabajo, no es fácil, ni tendrá resultados inmediatos, pero en el medio y largo plazo puede ayudar a dotarnos de un esqueleto a los pequeños músculos sociales que tenemos repartidos por el territorio. Tampoco pueden primar las prisas en un proceso así. Si la propuesta se ve con buenos ojos y se comienza la preparación de un congreso de este tipo, es posible que no pueda celebrarse hasta que hayan pasado algunos meses.

    Con este documento queremos haceros llegar la propuesta formal de poner en marcha un proceso que, en resumen, sería el siguiente:

    - Aceptación por una parte importante de los colectivos y grupos de vivienda en la participación en un congreso que nos ayude a conformarnos como Movimiento Popular Organizado.

    - Creación de un grupo motor con delegadas con capacidad ejecutiva por parte de los diferentes grupos involucrados.

    - Apertura de un período de unos meses para la preparación del congreso en dos fases: definición del modelo de congreso, inicio del proceso deliberativo con la definición de los puntos a tratar y el envío de ponencias.

    - Congreso presencial de un par de días de donde pudiéramos salir con acuerdos claros y, porque no, con algún tipo de declaración pública.

    Sabemos que no todos los grupos tienen las mismas energías ni situaciones, por eso para valorar si sacar adelante una propuesta como esta os pedimos una respuesta de entre las siguientes:

    A- Nuestro grupo quiere participar en el congreso y puede destinar al menos una persona en su preparación.

    B- Nuestro grupo quiere participar en el congreso pero actualmente no puede destinar ninguna persona a su preparación.

    C- Nuestro grupo no quiere participar en el congreso.

    Conscientes de los ritmos que tenemos los grupos de vivienda, hemos pensado dar un mes de margen para recibir las respuestas de todos los grupos, en función de la cantidad de grupos interesados ​​(respuestas A y B) convocaremos un primer encuentro del grupo motor.

    Aclarar que el papel de Embat-Habitatge en este asunto acabaría con la convocatoria de esta primera reunión donde participaremos, si así lo decide nuestro grupo, como militantes de nuestros respectivos colectivos y no como Embat-Habitatge.

    Saludos fraternales, arriba las que luchan!

  • ibèria / community struggles / opinion/analysis Wednesday April 18, 2018 23:40 byEmbat

    Llançem una proposta que valorem com a necessària per organitzar-nos millor i construir #PoderPopular en la lluita pel dret a l’habitatge. Aquí podeu llegir el què, el perquè i el com de la proposta #CongrésHabitatge #ConstruimMPH #MovimentPopularHabitatge.

    L’àmbit d’habitatge d’Embat (Organització Llibertària de Catalunya) es va constituir fa uns mesos i està format bàsicament per militants de base de diversos grups, sindicats, assemblees o associacions vinculades a la lluita pel dret a l’habitatge.

    És un espai que hem dotat per a poder plantejar qüestions de caire més analític i estratègic, que trobem a faltar als nostres espais de militància, pel ritme frenètic i de lluita quotidiana que s’esdevé en la lluita per l’Habitatge.

    Les principals mancances que trobem en aquest àmbit de cara a millorar la nostra incidència social, capacitat de mobilització, reconeixement públic i construcció de poder popular en definitiva, són a nivell organitzatiu. Trobem la necessitat d’esdevenir un moviment popular organitzat.

    Què significa això exactament i com proposem fer-ho?

    > Seguiu llegint el document

    venezuela / colombia / movimiento anarquista / anarchist communist event Wednesday April 18, 2018 04:36 byGrupo Libertario Vía Libre

    Tenemos el gusto de invitarles a participar del Ciclo Mijaíl Bakunin de los Encuentros Ácrátas organizados por el Grupo Libertario Vía Libre. La primera sesión: Acercamiento a su biografía, se desarrollara el próximo jueves 19 de abril a las 6 pm en la Fundación Prosiembra (Calle 31 a #16-23)

    #VíaLibre #ActividadAnarquista #EncuentrosÁcratas #Bakunin

    Encuentro Ácrata
    Ciclo: Mijaíl Bakunin
    Primera sesión: Acercamiento a su biografía

    6:00 pm. Jueves 19 de abril
    Fundación Prosiembra (Calle 31 a No. 16-23)
    [Frente a la esquina noroccidental Parque Pony de Teusaquillo, una cuadra al occidente de la salida norte de la Estación Calle 26 de Transmilenio]

    Link de la publicación: https://grupovialibre.org/2018/04/17/encuentros-acratas...2018/
    Link del evento: https://www.facebook.com/events/1495539717223177/

    Grupo Libertario Vía Libre

    bolivia / peru / ecuador / chile / historia del anarquismo / opinión / análisis Tuesday April 17, 2018 17:15 byJosé Antonio Gutiérrez D.

    Artículo que apareció originalmente en el número 21 (Primavera 2007) de la publicación comunista-anárquica chilena "Hombre y Sociedad" con motivo del décimo aniversario de esta importante revista, en el que se hace un recuento histórico de su surgimiento, de algunos aspectos del anarquismo en Chile en la década de 1980 y 1990, y una evaluación de su impacto.


    HOMBRE Y SOCIEDAD (SEGUNDA EPOCA) APAGA DIEZ VELITAS

    A la memoria de nuestro querido compañero y amigo Ego, un verdadero padre en el anarquismo, cuya sensible pérdida (diciembre del 2002) aún lamentamos

    Este octubre, se cumple una década desde que comenzamos a editar la revista comunista anárquica “Hombre y Sociedad”, en su segunda época. Esta revista ha marcado, de una manera u otra, una trayectoria dentro del movimiento anarquista criollo y ha planteado a la discusión una serie de cuestiones que han sido fundamentales dentro del desarrollo de un movimiento libertario de lucha. Más aún, ha servido como tribuna de debate en el que éste movimiento, desde su gestación hasta el presente, se ha ido reflejando y perfilando a la vez.

    La historia de la revista es indisociable de la figura de dos entrañables camaradas: me refiero a los compañeros Hugo Carter y José Ego-Aguirre. El primero, un compañero del gremio del Cuero y Calzado de la época del viejo Ernesto Miranda, activo militante del Movimiento Unitario Nacional de Trabajadores, uno de los forjadores de la clásica Central Única de Trabajadores (1953) y veterano de la Huelga General del 7 de Julio de 1955. El segundo compañero, el viejo “Ego”, obrero mecánico de profesión, fue un dedicado organizador y militante anarquista toda su vida, desde su militancia en la IWW, habiendo sido delegado sindical en múltiples ocasiones desde las faenas mineras del árido norte hasta la Disputada de las Condes. De origen peruano, participó activamente en numerosas publicaciones ácratas, como ser “La Protesta” (dirigida por Félix López) y “Tierra y Libertad”, órgano de un grupo anarquista que operaba en los años ’40 en el sector de La Legua. Estos dos compañeros, más un núcleo de jóvenes y viejos sobrevivientes de la represión pinochetista, a mediados de los ’80 dieron vida a la primera publicación anarquista con posterioridad al golpe de Estado de 1973. Esa revista fue “Hombre y Sociedad”.

    Esta publicación fue posible gracias al apoyo recibido internacionalmente por compañeros del exilio, particularmente por el “Comité de Trabajadores Exiliados Chilenos” de Italia y por el Grupo “Pedro Nolasco Arratia” de Francia. El apoyo de la Radio Libertaria de París también fue crucial para el desarrollo de esta publicación y de la rearticulación del movimiento. Los compañeros Nestor Vega y Urbano Burgos, residentes en Francia e Italia respectivamente, jugaron un papel importantísimo en este proceso, de manera absolutamente desinteresada y con una devoción incansable. Nuestro movimiento tiene una enorme deuda con estos compañeros en el exilio que, aún a la distancia, tuvieron el corazón siempre junto a su pueblo en lucha. Su apoyo y perseverancia fueron vitales.

    El movimiento libertario chileno de hoy tiene sus raíces clavadas en aquel momento histórico, en que comenzó a levantar nuevamente en medio de la efervescencia anti-dictatorial y de un creciente movimiento de masas que se expresaba de multiformes maneras. Era la época de los cacerolazos populares, de los paros cívicos nacionales, de las convocatorias a protesta nacional, de las barricadas y de “todas las formas de lucha”. Los libertarios supieron comenzar a buscar un espacio de expresión para sus iniciativas y planteamientos en ese movimiento de gigantescas dimensiones y la publicación “Hombre y Sociedad” jugó pues un papel humilde pero significativo en este proceso de reconstitución en la lucha.

    Vale destacar que Hombre y Sociedad no era tan sólo una revista: era un Centro de Estudios Sociales, con sede en la calle Toesca, en pleno centro de la capital, donde convergían anarquistas, feministas, feriantes y sindicatos de trabajadores del sector informal, sindicalistas y amplios sectores de la oposición a la dictadura. En ese local fue donde se dio vida al primer número de “Hombre y Sociedad” en abril de 1985. La revista tenía un tiraje extremadamente humilde, de tan sólo 250 ejemplares. Pero fue como el grano de arena que se convirtió en avalancha, ya que posteriormente a esta revista, numerosas publicaciones de orientación libertarias comenzarían a aparecer en diversos lugares del país. “Hombre y Sociedad” llegaría a su término en 1988, dejando como legado varias declaraciones, comunicados y unas cuantas publicaciones con contenido de sumo interés para comprender el proceso que vivió Chile en aquel crucial momento en que se vivía el ocaso de la dictadura. El Centro de Estudios Sociales también dejaba de existir en ese momento. Pero les sobrevivía un renovado interés en el anarquismo por parte de generaciones jóvenes que se encargarían de la resurrección política del movimiento anarquista a fines de los ’80 y comienzos de los ’90.

    Fue el año 1997, específicamente en marzo, cuando se convocó a un congreso anarquista nacional por parte de unos compañeros residentes en Temuco. Este congreso se celebró en el legendario local de Serrano 444 en la capital y coincidía con el momento en que el movimiento popular comenzaba a despertar, luego del sopor de aquel largo reflujo tras el arribo de la “democracia”. Veníamos recién saliendo del punto más bajo de luchas desde el cierre del negro capítulo de la dictadura. Grandes protestas estudiantiles, el resurgimiento de la lucha del pueblo mapuche y las heroicas luchas de los trabajadores del carbón, marcaban el telón de fondo de este momento.

    Del encuentro no sacamos mucho más en limpio que darnos cuenta de la disparidad de opiniones y de la confusión en los círculos anarquistas. Sabíamos que la unidad no era posible en el estado en que se encontraba el movimiento. Era necesario discutir, debatir, entregar elementos, desarrollar el pensamiento, contrastar las ideas con la práctica, fortalecer la acción. Era necesario buscar puntos de acuerdo, puntos de disenso, entender dónde convergía un movimiento libertario de determinadas características que nos permitiera volver a ser una fuerza viva en el campo de las luchas populares. Había mucho por hacer y no sabíamos donde comenzar. Pero había que comenzar por alguna parte y decidimos que la edición de una revista de calidad era la prioridad en aquel momento. Una revista donde pudiéramos tratar, con desarrollo y extensión, de cuestiones teóricas, de los problemas del movimiento, de aspectos de la historia, donde pudiéramos discutir con otros sectores, donde pudiéramos exponer algunos documentos clásicos de difícil acceso. No nos interesaba una revista donde dormirnos en los laureles y conformarnos en la auto-adulación sobre lo “maravilloso” que era el anarquismo. Ante todo, nos interesaba la crítica y la búsqueda.

    En esa misma ocasión, contactamos al compañero Ego y al compañero Carter, y con ellos fuimos rumiando poco a poco la idea de esta publicación. Comenzamos a reunirnos todos los sábados en la Plaza de Armas, donde conversábamos y discutíamos y de ahí nos íbamos a una cantina que quedaba cerca, en el sector de Mapocho, llamada el “Patio Esmeralda”, uno más entre ese universo de rinconcitos capitalinos con carácter y magia que fueron víctimas de los intentos por modernizar el centro, quitándole su espíritu y encanto. Ahí, en el Patio Esmeralda, discutíamos ya específicamente de la revista, desde su carácter hasta los aspectos técnicos de ésta. Discutíamos lo que duraba un vaso de ese dulce vino añejo de la casa, y entonces dábamos por terminada la discusión, hasta el próximo sábado, dejando por propina a los mozos propaganda anarquista que siempre recibían ávidamente.

    Fue así como a mediados de año Ego y Carter nos propusieron retomar la labor de “Hombre y Sociedad”. Tal propuesta la asumimos como un honor. Y empezamos a trabajar en ella, retomando la tradición del movimiento libertario, pero a la vez, infundiéndole nueva vida con propuestas y planteamientos nuevos, con discusión pertinente para el presente. Creo necesario destacar, en este punto, la crucial labor de un gran compañero y amigo, César Sánchez, quien fuera diagramador de la revista desde 1997 hasta el 2005, y quien siempre ayudara con reflexiones e interrogantes a mejorar la calidad de la revista en su contenido también. Sin él, la revista jamás hubiera llegado a ver la luz y no hubiera sido más que el mediocre remedo de lo que ha sido.

    El primer número de esta segunda época apareció a fines de octubre de 1997, poco después de publicar, a nombre del grupo “Hombre y Sociedad” un volante contra el 12 de Octubre. La idea era sacarlo mensualmente. Al poco andar, tal cosa no fue sostenible, convirtiéndose HyS en una de las revistas de más larga trayectoria en los últimos años del anarquismo chileno, pero también en una de las más irregulares. Con todo, HyS marcaba el comienzo de un camino que llevamos ya una década transitando, en el cual hemos ido madurando junto al movimiento. Como mencionaba una vez un compañero, HyS fue una puerta para explorar las posibilidades del anarquismo en Chile, más allá de los tabús y de las engañosas certidumbres adquiridas por costumbre y mantenidas en el tiempo por pereza intelectual. Más que repetir consignas nos interesaba, y sigue siendo nuestro principal interés, el pensar un anarquismo nuestro, uno que sea pertinente para nuestro contexto y momento histórico.

    No puede decirse que la revista ha carecido de orientación, pero difícil es decir que ha sido un bloque monolítico. Incluso en ese camino, nosotros mismos hemos ido cambiando de opiniones, pasando de una orientación primordialmente anarco-sindicalista a una primordialmente anarco-comunista, hacia fines de 1999. Pero siempre hemos mantenido espacio abierto para reflexiones, notas históricas y documentos de otros sectores del anarquismo organizado y comprometido con el cambio social. También hemos estado abiertos a la publicación por parte de otros sectores políticos con quienes hemos convergido en la calle o en los espacios de lucha. Ante todo, nos interesa la crítica y el debate. Y en ese camino de buscar respuestas y preguntas, hemos ido ayudando a fortalecer al movimiento libertario con reflexión propia surgida de la práctica.

    Sabemos que nos falta mucho todavía y en eso estamos. Es necesario seguir fortaleciendo el debate, pero también el posicionamiento, la duda, pero también la afirmación, la crítica, pero también la construcción. Es necesario seguir analizando el presente sin olvidarnos de cambiarlo. Para todo ello, es necesario seguir construyendo esta revista, seguir utilizándola como la tribuna para ventilar nuestras inquietudes y planteos. Este espacio se sigue pensando a sí mismo, sigue buscando caminos y sigue explorando posibilidades para el futuro. Cumplimos una década al servicio del pensamiento revolucionario con orgullo, pero con plena conciencia de que el camino que transitamos aún es demasiado largo. ¡A apurar el tranco entonces, carajo!

    José Antonio Gutiérrez Danton,
    22 de Septiembre del 2007

    No hay práctica revolucionaria sin teoría revolucionaria, ni hay teoría revolucionaria sin práctica revolucionaria

    région sud de l'afrique / divers / opinion / analyse Monday April 16, 2018 17:56 byLeroy Maisiri

    Cela fait environ cent jours depuis la naissance du "nouveau" Zimbabwe. Cent jour qu'il en est enfin fini des 37 ans de règne autoritaire par Robert Mugabe, chef d'état depuis 1980. Le Zimbabwe a un nouveau président, Emmerson Mnangagwa, qui a accédé au pouvoir grâce à un coup d'état militaire "soft" contre Robert Mugabe et son successeur choisi, Grace Mugabe. Récemment le Zimbabwe a également pleuré la mort de Morgan Tsvangirai, un leader de l'opposition, issu du syndicalisme, qui a passé la plus grande partie de sa vie à se battre contre Mugabe.


    Cela fait environ cent jours depuis la naissance du "nouveau" Zimbabwe. Cent jour qu'il en est enfin fini des 37 ans de règne autoritaire par Robert Mugabe, chef d'état depuis 1980. Le Zimbabwe a un nouveau président, Emmerson Mnangagwa, qui a accédé au pouvoir grâce à un coup d'état militaire "soft" contre Robert Mugabe et son successeur choisi, Grace Mugabe. Récemment le Zimbabwe a également pleuré la mort de Morgan Tsvangirai, un leader de l'opposition, issu du syndicalisme, qui a passé la plus grande partie de sa vie à se battre contre Mugabe.

    Mais qu'est ce qui a changé? Et que pouvons nous attendre désormais? Cet article s'oppose à la notion selon laquelle "des changements profonds ont lieu". La légère libéralisation de la vie politique (illustrée par l'hommage de Mnangagwa à Tsvangirai par exemple) et certaines promesses de réformes économiques (bonnes et mauvaises) sont certes importantes. Mais les changements à la "Maison Blanche du Zimbabwe" se centrent sur la suppression d'un d'état vicieux type capitalisme gestionnaire pour faire place à un autre, et n'apporteront pas la libération des masses populaires.

    Ce remplacement n'aborde pas les problèmes auxquels le Zimbabwe est confronté : une classe dirigeante impitoyable, un état prédateur, un capitalisme en crise et le pouvoir de l'impérialisme. Le problème n'est pas les individus : le système est le problème. Cet article est anti-Mugabe et anti-Mnangagwa, mais il est aussi anti-étatique, contre cette forme d'organisation sociale qu'est l'état. Tous les états oppriment les prolétaires, les paysans et les pauvres, et l'état zimbabwéen en est juste un exemple extrême. Cet article tient l'état du Zimbabwe comme coupable du plus haut degré de restriction individuelle de liberté et de choix économiques, coupable d'interdiction d'une vie digne pour tous les citoyens et coupable de promouvoir les intérêts des élites économiques et politiques (la classe dirigeante) au détriment des citoyens. Cet article rejette l'idée que Mugabe était le champion des pauvres et des sans-terre ainsi que l'affirmation que son éviction était une défaite pour les forces progressistes. Mais il n'y a aucune illusion en ce qui concerne Mnangagwa.

    Pourquoi une perspective anarchiste aide-t-elle?

    La théorie anarchiste nous aide pour comprendre ce qu'il se passe. Elle fournit une conceptualisation holistique de l'état et de sa classe. L'approche anarchiste explique comment l'état lui-même n'est pas un instrument de démocratie mais un pilier du système de classes : il centralise le pouvoir et la richesse, créant et laissant place à la domination par une minorité et travaillant avec des alliés capitalistes privés. Les changements dans le personnel peuvent affecter la politique et le style, mais pas le système.

    C'est exactement ce qui est arrivé au Zimbabwe : la dynastie Mugabe a été évincée, mais le pouvoir de la classe dirigeante n'a pas été supprimé. En fait, il n'y a même pas eu de changement dans le parti politique au pouvoir. Mnangagwa et Mugabe sont du même parti, l'Union Nationale Africaine du Zimbabwe - Front Patriotique (ZANU-PF), qui dirige le pays depuis 1980. La prise de pouvoir est le résultat des scissions du groupe dirigeant du ZANU-PF, qui s'est déchiré en son centre pour savoir qui remplacerait Robert Mugabe. Cela a entraîné un changement de dynamique de pouvoir. Le changement ne venait pas d'en bas, mais à travers Mnangagwa utilisant son pouvoir dans l'armée contre le pouvoir de Mugabe dans la bureaucratie et la police.

    La culture politique autodestructrice.

    Robert Mugabe est arrivé au pouvoir en 1980, lorsque l'Union nationale africaine du Zimbabwe (ZANU) a remporté les premières élections libres. Mugabe a repris la partie quelques années auparavant, et la partie a maintenu une prise d'étranglement sur le pays depuis. Les années 1980 ont vu les syndicats réprimés et les partis rivaux attaqués : les massacres perpétrés par l'armée contrôlée par la ZANU dans le Matabeleland entre 1983 et 1987 ont tué 20 000 personnes et ont écrasé l'Union populaire du Zimbabwe (ZAPU). ZAPU a été forcé de fusionner en ZANU, maintenant rebaptisé ZANU-PF. Au début des années 1990, la ZANU-PF dirigeait un empire commercial, imposait des politiques néolibérales et se livrait à une corruption généralisée.

    Le Zimbabwe a connu une agitation politique massive à la fin des années 1990. Cela a été en grande partie motivé par les syndicats, les groupes d'opposition et les étudiants qui luttaient contre la répression de la ZANU-PF et le néolibéralisme. Les ex-soldats, frustrés par la corruption dans le système des retraites et la lente réforme agraire, étaient actifs. C'est à cette époque que Tsvangirai a fondé le Mouvement pour le changement démocratique (MDC).

    Cependant, la combinaison de la répression systématique, de la faiblesse de l'opposition (le MDC a toujours été devancé et manipulé par le ZANU-PF), de la propagande étatique, des élections truquées, du favoritisme et d'un programme de réforme agraire controversé ont permis au ZANU-PF de garder le pouvoir. Des occupations de terres spontanées avaient lieu depuis des années : le ZANU-PF désespéré, faisant face au MDC, détournait les occupations, distribuait les meilleures terres à ses dirigeants et alliés et plaçait le reste sous contrôle de l'État, pour extraire les impôts et les loyers des petits agriculteurs pour ainsi piéger dans des relations de patronage dirigées par le parti. La réforme agraire a également presque détruit la section de la classe dirigeante la plus opposée à la ZANU-PF, les fermiers capitalistes blancs, qui avaient remplacé leur soutien antérieur à Mugabe par un soutien à Tsvangirai.

    Le Zimbabwe est passé par un processus de réécriture de son histoire, toute l'histoire devenant une histoire patriotique de Robert Mugabe, un culte de la personnalité où tous ceux qui s'opposaient au régime - ouvriers, étudiants, paysans, pauvres, MDC - étaient considérés comme traîtres et opposants impérialistes. Alors que le financement des anciens alliés de Mugabe - le gouvernement impérialiste britannique - s'éteignait sur les réformes agraires, Mugabe trouva de nouveaux alliés, avides de ressources africaines - le gouvernement chinois, se lançant maintenant dans une grande poussée impérialiste en Afrique. Cela a nécessité l'octroi de concessions chinoises et l'ouverture des frontières pour les importations chinoises bon marché.

    Dans cette situation, il y a eu un déclin économique majeur, avec une baisse de l'agriculture et la fermeture de l'industrie locale. Plutôt que de mettre un terme à la dépendance impérialiste, le ZANU-PF n'a fait que négocier avec les impérialistes. Les réformes sociales et éducatives très positives des les années 1980 ont été ébranlées par le néolibéralisme, puis étranglées par la corruption et la crise économique, et le chômage massif - plus de 80% - a contraint une grande partie de la classe ouvrière à entrer dans l'économie informelle. Le syndicat le plus important des années 1990 était le syndicat des travailleurs agricoles ; aujourd'hui c'est fini, et le plus grand syndicat est celui des marchands de rue.

    L'état prédateur et ses problèmes.

    Le Zimbabwe est devenu un exemple classique d'état prédateur, où le contrôle de l'appareil d'État par une petite élite est essentiel à l'accumulation par cette élite, où cette accumulation repose sur l'extraction des ressources de la société par les impôts, la nationalisation et les pots-de-vin et ou même le capitaliste privé ne peut faire des affaires que s'il remplit des offres publiques. La grande armée joue un rôle clé dans ce système, permettant au processus de s'étendre dans les pays voisins, comme la République démocratique du Congo, où le Zimbabwe a rejoint la guerre.

    La survie de la section de la décision basée sur l'état est directement liée à l'exploitation massive et à la répression de la classe ouvrière, des paysans et des pauvres, qui ont été martelés au cours des dernières décennies, constamment économiquement, socialement et politiquement battus.

    Ce que cela signifie, c'est que l'état est un site central pour l'accumulation, et cela signifie que les combats pour les bureaux clés et les sections de l'état sont des affaires sérieuses. Au Zimbabwe, la classe dirigeante est maintenant principalement basée sur une élite de l'état en grande partie Noire, qui a fini par compter sur l'accumulation de capital par le biais du pouvoir de l'état. Perdre son poste signifie perdre l'accès à la richesse et au pouvoir.

    Le coup d'État a été célébré comme étant sans effusion de sang et il a été accueilli avec joie par les masses, qui sont sorties nombreuses. Mais le déclencheur n'était pas les masses, mais un combat entre deux factions de la ZANU-PF. Les forces utilisées dans le coup d'Etat n'étaient pas le pouvoir du peuple, mais les moyens de coercition contrôlés par l'Etat - plus précisément, par un groupe puissant du ZANU-PF, les généraux autour de Mnangagwa. C'est après tout l'armée qui a placé Mugabe en résidence surveillée, qui a été le premier à occuper les rues, qui a pris en charge toute la radiodiffusion nationale et un général (Mnangagwa) a publié la nouvelle vision du Zimbabwe. Et c'est par le même moyen de coercition que les citoyens ordinaires ont été privés de la possibilité de diriger et de reconstruire un Zimbabwe qui reflète leur lutte. Une fois que l'armée a été utilisée pour régler la question de savoir qui succéderait à Mugabe, les citoyens ordinaires ont été de nouveau déplacés, on leur a dit de retourner chez eux et d'attendre que leur avenir soit à nouveau entre les mains de l'élite étatique. Et la nouvelle direction du ZANU-PF n'était pas si nouvelle : Mnangagwa était un leader de longue date de la ZANU-PF, qui a joué un rôle central dans les massacres du Matabeleland.

    La ZANU-PF avait, dès le début, utilisé son contrôle des moyens de coercition - l'armée et la police - pour consolider le pouvoir de ses dirigeants - qui contrôlent complètement l'appareil du parti - afin de détenir le pouvoir de l'état, tout en utilisant les moyens d'administration - la bureaucratie d'état, y compris son contrôle sur la terre, les licences, l'éducation, les médias, etc., pour reconstruire le Zimbabwe en propriété privée de la ZANU-PF. Il ne s'agit pas que de Mugabe. Ce n'est pas aussi simple : il y a eu de durs combats pour empêcher le ZANU-PF de perdre le contrôle et beaucoup de mesures qui aident l'élite de l'état-parti ZANU-PF à accumuler des richesses (comme la corruption et le contrôle des terres) peuvent causer de graves problèmes économiques. De manière générale, les classes dirigeantes sont basées sur des élites économiques (normalement aujourd'hui des capitalistes privés) et des élites politiques (dans l'état), et ces deux secteurs trouvent généralement un terrain d'entente : au Zimbabwe, la crise de la fin des années 1990 ont vu l'élite politique (Noire) écraser l'élite économique (principalement Blanche); mais les masses ont toujours été laissées de côté.

    De quoi a besoin le nouveau Zimbabwe?

    C'est le cycle de la politique officielle : occuper et prendre en charge l'appareil d'État pour générer un changement transformateur, plutôt que de mettre le pouvoir et la richesse entre les mains des masses.

    L'élite dirigeante - dans l'ancienne Rhodésie puis au Zimbabwe - a toujours été incapable de répondre aux besoins populaires. Les décisions ont été basées sur les avantages pour la classe dirigeante. La combinaison d'un règne autoritaire, d'abord sous Ian Smith, puis sous Robert Mugabe, le pouvoir de la classe dirigeante, le manque d'analyse de classe cohérente de la gauche au Zimbabwe (qui considérait l'État comme un outil de changement révolutionnaire) et les faiblesses des syndicats ont permis au Zimbabwe d'être le tabouret de la ZANU-PF.

    La vraie et réelle liberté ne passera jamais par le parlement, elle ne viendra pas par des prises de contrôle militaires, ni par des vieillards qui se relayeront pour lancer une rhétorique néo-libérale ou ultra-nationaliste, alors que leurs mains sont couvertes de sang. La vraie liberté pour le Zimbabwe repose sur l'action de masse, qui est le moteur de la transformation pour construire un véritable socialisme démocratique sans état, basé sur l'autogestion, la liberté politique, la tolérance et la propriété commune : l'anarchisme. Tant qu'il y aura ne serait-ce qu'un seul zimbabwéen qui se retrouve sans nourriture, qui n'a pas les moyens de s'éduquer, qui n'a pas accès au logement, à l'emploi, à la dignité, notre combat n'est pas terminé. Ce qu'il faut, c'est sortir de l'illusion Mnangagwa et commencer à s'organiser concrètement parmi les masses, pour la liberté et la justice, et comprendre clairement que l'état est une structure hiérarchique et bureaucratique qui aide à créer la minuscule classe dirigeante qui nous opprime tous.

    On peut y résister mais on ne peut pas l'utiliser. »

    This page has not been translated into 한국어 yet.

    This page can be viewed in
    English Italiano Català Ελληνικά Deutsch



    Rojava: Mensaje urgente de un compañero anarquista en Afrin

    Rojava: Mensaje urgente de un compañero anarquista en Afrin

    Thu 24 May, 13:23

    browse text browse image

    33125681_1637440596376773_969028897825882112_o.jpg image[Colombia] Encuentros Ácratas. Ciclo: Mijaíl Bakunin May 22 07:56 by Grupo Libertario Via Libre 0 comments

    cntaero.png image[Sevilla] CNT convoca huelga indefinida en Aerotecnic Metallic SLU May 22 04:07 by CNT Aerotecnic 0 comments

    Cuadro 1 imagePara una teoría de la estrategia May 21 00:22 by Coordinadora Anarquista Brasilera (CAB) 0 comments

    cit3.jpg imageFundada en Parma la Confederación Internacional del Trabajo (CIT) May 20 22:56 by ALB Noticias 0 comments

    congresoiasr2018.jpg imageEntrevista al Secretario de Exteriores de la CNT May 20 22:49 by CNT 0 comments

    indigenas1.jpg imageColombia: La guerra contra las comunidades continúa May 20 22:42 by Sub★Versión 0 comments

    p_18_05_2018.jpeg imageComunicado de CGT sobre la Nakba, 70 años de dolores para el Pueblo Palestino May 20 13:38 by Secretariado Permanente 0 comments

    download.jpg imageΝα Ξανασκεφτούμε... May 19 20:00 by Χρήστος Καραγιαννάκης 0 comments

    repeal8thwsmbannerthin.jpg image8 reasons anarchists are voting Yes to Repeal the hated 8th May 18 19:33 by WSM 0 comments

    Ba Jin em 1928 imageO movimento anarquista no Japão: os mártires de Tóquio May 18 04:17 by Ba Jin 0 comments

    32587435_613916275627678_8428096706708504576_n.jpg image“La minga es un tema de unión, de fuerza”, entrevista en memoria de Ramón Ascúe May 17 04:09 by Rebeldía Contrainformativa 0 comments

    macri_fmi_sale.jpg imageFuga de dólares na Argentina e o papel dos acordos abutres no governo Macri May 16 21:42 by BrunoL 0 comments

    Omar Aziz image"Τοπικά Συμβούλι^... May 14 19:28 by Hourriya 0 comments

    0000.jpg imageDemocracy, Radical Democracy, and Anarchism—A Discussion May 13 14:41 by Wayne Price 0 comments

    again1.jpg imageSouth Africa: Minimum wages can’t end suffering when the rich abuse the poor May 12 19:31 by Bongani Maponyane 0 comments

    41cbhezm4nl_1.jpg image“Zero de Conduite” του Jean Vigo May 11 21:00 by Barrie Sargeant 0 comments

    suizaexplota.jpg imageLa CNT de Gijón es acusada de organización criminal y extorsión May 10 15:02 by Todo Por Hacer 0 comments

    thetake.jpg imageResist-Occupy-Produce: What can Anarchists and Syndicalists Learn from Factory Take-Overs ... May 10 05:52 by Leroy Maisiri & Lucien van der Walt 0 comments

    textThe Family-Party-State Nexus in Nicaragua May 10 03:06 by Trevor Evans 0 comments

    no5.jpg imageΣκαντζόχοιρος #5 May 09 21:53 by εκδ. Σκαντζόχοιρου 0 comments

    Ba Jin. imageO patriotismo e o caminho para a felicidade dos chineses May 09 04:33 by Ba Jin 0 comments

    Jorge Vega Galvis en Monterrey, Cartagena de Chairá, Septiembre del 2017 (Fotografía de José Antonio Gutiérrez D.) imageAtentado contra Jorge Vega Galvis, dirigente campesino y comunitario de Cartagena de Chair... May 09 03:33 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

    Ba Jin. imageComo construir uma sociedade de liberdade e igualdade genuínas May 08 12:03 by Ba Jin 0 comments

    placasnicolas.jpg image[Colombia] Sigamos luchando en memoria de Nicolás Neira May 07 23:31 by Grupo Libertario Via Libre 0 comments

    bare1525625868647.jpg imageΟ μύθος της “κινημ&#... May 07 18:31 by Vectrum 0 comments

    1.jpg imageΑναρχικό Κοινωνι... May 07 18:25 by ΑΒΡΑ 0 comments

    41cbhezm4nl.jpg imageBook Review: Jean Vigo by P.E. Salles Gomes (1998) May 07 11:09 by Barrie Sargeant 0 comments

    gider1 imageYoung Workers Association's in the streets in May Day May 05 22:35 by GİDER 0 comments

    socialismbernie.jpg imageΑναβίωση του αμε`... May 05 19:49 by Wayne Price 0 comments

    unityandsolidarity.jpg imageAutogestión y cooperativismo. El avance sobre la producción. May 03 04:02 by José Luis Carretero Miramar 0 comments

    more >>
    © 2005-2018 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]