user preferences

Nuevos informantes

category venezuela / colombia | antifascismo | non-anarchist press author Wednesday February 10, 2010 00:03author by Óscar Collazos - El Tiempo Report this post to the editors

En los primeros años de la "Seguridad Democrática", el Presidente de la República dispuso que la Fuerza Pública debía servirse de informantes civiles. Y se destinaron partidas de monto desconocido para pagarles por ventanilla. Cada cierto tiempo, veíamos a los enmascarados cobrando lo que les correspondía.

No se había aprobado todavía la ley de Justicia y Paz. Es decir, el paramilitarismo tenía aún vivo su proyecto de "refundar la patria" y un amplio sector de la clase política, elegida al Congreso con los mismos votos que eligieron al Sr. Uribe Vélez, firmaba en Ralito el compromiso que conduciría al "nuevo amanecer" que tantas veces vimos anunciado en la prosa chisporreante del ministro Londoño Hoyos.

No se conoce aún el número de falsos testimonios ni los señalamientos que hizo ante fiscales y organismos de seguridad esa nueva fuerza escondida. Se sabe que muchos señalados fueron liberados por falta de pruebas y que otros, marcados por la sapería que cobraba enmascarada las recompensas, fueron asesinados a la vuelta de algunos días.

Ahora, en la fase superior de la Seguridad Democrática, que parece ser el primer escalón del Estado de Opinión, al Presidente de la República se le ha ocurrido convertir a los estudiantes de Medellín y acaso a los estudiantes del resto del país en informantes, con la condición de que sigan estudiando. Y no ha apelado al sentido de la responsabilidad ciudadana sino a otra de las cartas de una baraja moral de tahúr : la recompensa de 100.000 pesos mensuales a aquellos que cumplan con el deber de informar a la Fuerza Pública sobre movimientos sospechosos de los criminales.

Una vez dado este paso, sólo falta que el Presidente introduzca por decreto una nueva reforma educativa, proponiendo una materia que hable de las relaciones íntimas y altamente patrióticas entre la recompensa económica y la ética ciudadana. La contrarreforma moral que se ha estado ensayando desde hace siete años se serviría eclécticamente de las técnicas de vigilancia de nazismo y comunismo.

La reforma contemplaría, eventualmente, la necesidad de ofrecer cursos de polígono a los jóvenes matriculados en estas células de sapería. Y, por último, un adiestramiento en técnicas de espionaje electrónico para que los estudiantes hagan estricto seguimiento a "la vida de los otros", no sea que detrás de un compañero se esconda un peligroso criminal.

Los informantes que sirvieron para que los paramilitares asesinaran a sospechosos de pertenecer a las guerrillas se inscriben en la primera época de la Seguridad Democrática. Esos anónimos "patriotas" nunca tuvieron rostro. Llegaron incluso a clonar el texto de sus denuncias y no faltaron fiscales que se prestaran a injusticias que desembocaron a veces en crímenes.

Los informantes que van a servir en las universidades para seguirles la pista al narcotráfico y a las bandas criminales de este u otro signo serán el sello con broche de oro de una estrategia desesperada. Al no haber podido impedir que el excedente de mano de obra criminal desmovilizado "hiciera alianzas con las bandas urbanas de siempre, sumadas a las emergentes", hay que meter más gente en el conflicto y abrir un nuevo rubro en la paraseguridad que pague estos servicios.

Al Presidente no le importa introducir un nuevo elemento de desconfianza en la comunidad universitaria. La guerra que a menudo han llevado al campus los actores del conflicto tendrá ahora un nuevo frente. Para que le crean, ha dicho que "el homicidio lo erradicamos de la ciudad en la medida que todos ayudemos". Para que le surta efecto la propuesta, ha dicho que se pagará por el servicio.

Related Link: http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/oscarcollazos/nuevos-informantes_7053388-1
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch

Front page

Declaración Anarquista Internacional: A 85 Años De La Revolución Española. Sus Enseñanzas Y Su Legado.

Death or Renewal: Is the Climate Crisis the Final Crisis?

Gleichheit und Freiheit stehen nicht zur Debatte!

Contre la guerre au Kurdistan irakien, contre la traîtrise du PDK

Meurtre de Clément Méric : l’enjeu politique du procès en appel

Comunicado sobre el Paro Nacional y las Jornadas de Protesta en Colombia

The Broken Promises of Vietnam

Premier Mai : Un coup porté contre l’un·e d’entre nous est un coup porté contre nous tou·tes

Federasyon’a Çağırıyoruz!

Piştgirîye Daxuyanîya Çapemenî ji bo Êrîşek Hatîye li ser Xanîyê Mezopotamya

Les attaques fascistes ne nous arrêteront pas !

Les victoires de l'avenir naîtront des luttes du passé. Vive la Commune de Paris !

Contra la opresión patriarcal y la explotación capitalista: ¡Ninguna está sola!

100 Years Since the Kronstadt Uprising: To Remember Means to Fight!

El Rei està nu. La deriva autoritària de l’estat espanyol

Agroecology and Organized Anarchism: An Interview With the Anarchist Federation of Rio de Janeiro (FARJ)

Es Ley por la Lucha de Las de Abajo

Covid19 Değil Akp19 Yasakları: 14 Maddede Akp19 Krizi

Declaración conjunta internacionalista por la libertad de las y los presos politicos de la revuelta social de la región chilena

[Perú] Crónica de una vacancia anunciada o disputa interburguesa en Perú

Nigeria and the Hope of the #EndSARS Protests

How Do We Stop a Coup?

Aλληλεγγύη στους 51 αντιφασίστες της Θεσσαλονίκης

No war on China

© 2005-2021 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]