user preferences

New Events

Bolivia / Peru / Ecuador / Chile

no event posted in the last week

Las Poses y Caretas de un Fascista:

category bolivia / peru / ecuador / chile | la izquierda | portada author Sunday February 19, 2006 03:10author by Franz Libertad - Grupo Estrella Negraauthor email grupo_esne at riseup dot net Report this post to the editors

El Caso Ollanta Humala

Estas últimas semanas en el Perú han acontencido sucesos que han puesto en revelación lo que ya los/las anarquistas denunciamos hace mucho. Esta vez la prensa burguesa se encargó de reiterar nuestras denuncias acerca del carácter fascista del Comandante EP Ollanta Humala.
Aquí nuestro colectivo muestra un análisis desde nuestra postura y nuestra perspectiva sobre el particular.

Estas últimas semanas en el Perú han acontencido sucesos que han puesto en revelación lo que ya los/las anarquistas denunciamos hace mucho. Esta vez la prensa burguesa se encargó de reiterar nuestras denuncias acerca del carácter fascista del Comandante EP Ollanta Humala.
Aquí nuestro colectivo muestra un análisis desde nuestra postura y nuestra perspectiva sobre el particular.


LAS POSES Y CARETAS DE UN FASCISTA:

EL CASO OLLANTA HUMALA

Dentro del panorama político (mejor dicho politiquero) en el Perú y ya en medio de las campañas electorales, se puede ver una gama variopinta de personajes con propuestas de todo tipo, desde las falsas esperanzas de siempre hasta las canalladas del momento, pero sin lugar a duda dentro de este juego electoral, destaca un personaje conocido por muchos aquí en el Perú, pero desconocido para el exterior, con tan solo meses en la política y con una pasado que lo señala directamente; nos referimos al milico Ollanta Humala, quien entró al terreno de las elecciones con su Partido Nacionalista Peruano, una suerte de madriguera de otroras politiqueros de anteriores regímenes y reciclados en este partido que bajo la consigna fascista de un nacionalismo exacerbado pretende crear un "nuevo modelo de partido político".

Es ya conocida su prédica demagógica y súper populista llamando corruptos a los partidos tradicionales de derecha y su afán por figurar constantemente con su llamado a la identidad nacional, lo que le ha servido para calar en la población que no lo conoce y que vé en el a un nuevo prototipo de salvador o Mesías a los problemas populares. Pues es muy cierto que la población está hastiada de los mismos rostros de siempre y de las gigantescas sumas de dinero que se embolsan los politiqueros de turno: esto es demostrado una y mil veces por los sectores marginales que día a día luchan y protestan frente a un sistema que nos excluye y nos explota y del cual solo recibimos migajas humillantes. Entonces frente a esta crisis política y al enorme descontento popular surge ese nuevo rostro según él mismo ya más depurado y alejado de la rutina militar y ya inmerso en la rastrera vida electoral pretende ganarse los votos del pueblo a base de pretensiones infundadas, metafísicas y militaristas.

UNA MACABRA RESEÑA

Durante muchos meses el comandante Ollanta Humala ha representado una "amenaza social" a los intereses de grupos de poder oligarcas y neoliberales del país por sus demandas seudo populares asustando así a cuanto burgués criollo se le metía en su camino. Esto le valió para ser llamado el candidato "antisistema". Es tan cierto también que para la clase representante este tipo sólo reflejaba una candidatura trasnochada e infantil, pero el echarlo de menos y después el atacarlo públicamente lo convirtió en el candidato enemigo de la burguesía. Sobre Ollanta podríamos empezar diciendo que hizo una carrera militar privilegiada a la sombra de poderosos protectores. El general Cano Angulo, Jefe de la Región Militar con sede en Arequipa y actualmente preso por cometer diversos delitos, fue uno de ellos. Se encargó de asegurar para el oficial un lugar destacado en una guarnición de frontera, el puesto de Locumba, que hizo noticia un 29 de septiembre del 2000, el mismo día que el otrora dictadorzuelo y jefe de Humala, el fascista Alberto Fujimori se fugaba del país con sumas de dinero y con videos comprometedores. Así se inscribe la llamada telefónica que hizo desde el velero Karisma –y por teléfono satelital- al fuerte Locumba para hablar con el Comandante Ollanta, "sublevado" de inmediato. Nunca se ha revelado, sin embargo, el contenido real de esa conversación, ni se ha sabido si ella se produjo en forma directa o a través de terceros. Pero ocurrió y eso ya dice mucho de lo real de este "levantamiento contra la dictadura".

Es en este esquema, cuando en enero del 2005 Antauro Humala (hermano de Ollanta) se alzó con sus reservistas en el puesto policial de Andahuaylas, los núcleos del fujimorato que no tuvieron reparo en apoyar la amnistía parlamentaria a Ollanta que le permitiera continuar su carrera militar, buscaron darle a esa acción un carácter que no tenía: la presentaron como la insurgencia de un sentimiento de rechazo al proceso democrático con todas sus limitaciones. Inmediatamente después, buscaron “copar” a los Humala rodeándolo de seguridades y garantías. A esa estación pertenecen los lazos con el Fujimorismo: Fernan Altuve como “asesor”, los Wolfenson en pleno apoyo, la propaganda de “La Razón”, el amparo legal de Torres Caro (actual candidato a la vicepresidencia en la formula Humala).

Pero los sucesos acontecidos en el denominado "Andahuaylazo" del 01 de enero del 2005 cuando las hordas etnocaceristas toman una comisaría asesinando a cuatro efectivos policiales y el líder de ese hecho, el hermano de Ollanta, Antauro Humala abiertamente dice que todo cuanto hacían ahí era por orden del Comandante Ollanta (hasta distribuyen un pasquín con su nombre), lo cual ya es un claro antecedente de su línea fascistoide y más aún cuando el Mayor Antauro declara sin vacilar que ellos no son comunistas ni rojos ni nada eso, pero que al mismo tiempo se declaran enemigos del orden actual. De tal maraña de versiones podemos deducir que se trata de un fascismo puro y duro anticomunista y "anticapitalista" en apariencia.

Aquí también resalta la presencia de su ejército etnocacerista, conformado por aquellos ex reclutas de cuartel “vueltos machos” a punta de torturas, humillaciones, vejaciones y tratos indigno, soldaditos que creen hallar en algunas familias mestizas -“casualmente” las suyas propias (caso Antauro y Ollanta Humala Tasso)- el summum de pureza étnica y legitimidad para encaramarlas en el poder cual “monarcas” de un nuevo Tahuantinsuyo, siguiendo, dicen, el ejemplo del tayta Cáceres (Andrés Avelino Cáceres)- al que el compañero Manuel González Prada llamaba: ese bruto de uniforme ensangrentado, que no dudáse en traicionar a los guerrilleros indios que lo apoyaron en la resistencia contra el invasor chileno y el infame Iglesias para así ganarse el favor de los terratenientes que acabaron eligiéndolo presidente del Estado Peruano.

Ya luego del fracaso de la intentona militarista y ya con Antauro en la cárcel, el hermano mayor Ollanta se lanza a la candidatura con una sarta de incoherencias como el posible fusilamiento a los corruptos, el volver a la constitución de la época velasquista, la estatización de las empresas nacionales, la vuelta al servicio militar obligatorio, legalización de la hoja de coca, y no es que estemos en contra por ejemplo del alto a la persecución de los campesinos cocaleros y su libre cultivo en beneficio del progreso de los sectores campesinos, pero es que el punto es que en boca de politiqueros todo se torna falso, engañoso y contrario, lo cierto es que todos estos temas solo causó entre la burguesía de la derecha recalcitrante, miedo y espanto, pues se avecinaba otro gobierno soldadesco que amenazaba su tan amada democracia burguesa y ponía en riesgo sus patrimonios económicos, por eso se creó un fantasma alrededor de Humala, se le vio como el "cuco" de las elecciones, como el subversivo radical que amenazaba a los blanquitos y criollos del país, también es justo reconocer que por esto es que la gran población marginal y étnicamente identificada con Humala y con su predica del poder indigenista sobre los "pituquitos" de siempre y por esto su "apoyo" en sectores de la sierra central, sur y también en la selva.

Lo cierto es que este tipo, políticamente carece de posturas pues no tiene trayectoria ni ideología propia y solo se cuelga de prototipos y modelos que en ciertos sectores de la población han calado, como las reformas agrarias del dictador, General Velazco, lo que lo convierte en un camaleón politiquero que maneja un doble discurso entre los sectores populares y las esferas empresariales.

UN CAMALEÓN POLITIQUERO

Como venimos diciendo, este militar en un inicio lanzaba denuncias contra lo que para él representa la clase ya fracasada y se mostraba muy radical, pero ya luego decayó su palabreo y ahora se muestra más complaciente y servil con la inversión extranjera, es decir en un principio él apoyo a la burguesía nacional contra la extranjera pero ahora ha cambiado su discurso patriotero por uno mas convencional y más a tono con los tiempos neoliberales que se vive en el Perú y Latinoamérica luciendo perspectivas ajenas a su programa nacionalista contradiciendo totalmente sus comienzos, lo que para muchos analistas políticos refleja la falta de consecuencia y un simple títere más del poder capitalista.

En su plancha electoral incluye a personajes con pasados escabrosos fieles a la mafia fujimorista y que en mas de una vez se mostraron serviciales a los mandatos del SIN de Montesinos.

Hace algunas semanas fuimos testigos de la desfachatez humalista al llamar a la unión de las izquierdas en el Perú, haciendo una invitación formal a grupos electoreros de izquierda como Movimiento Nueva Izquierda (ahora participan en las elecciones como Frente Amplio de Izquierda que tiene como candidato a la vicepresidencia al amarillo vende-obreros, Juan José Gorriti, dirigente de la CGTP, traidor a los intereses realmente proletarios, además de otras agrupaciones izquierdistas del ambito reformista, electoral, patriotero, aburguesado, en pocas palabras solo representan a la izquierda del capital), al Partido Socialista del también corrupto Javier Diez Canseco y amigote de empresarios acaudalados a los cuales ayuda previa coima, etc. Lo cual genero indignación entre nuestros gloriosos políticos izquierdistas y pegaron un grito en el cielo cuando todos ellos, además de Susana Villaran de Concertación Decentralista, salieron a decir a la prensa que como es posible que un tipo como Humala sin pasado ni militancia dentro de la izquierda vaya a llamar a esa unidad bajo su partido y bajo sus reglas de juego (muestra de autoritarismo militar), ya para en este entonces el soldadito Humala candidateaba por UPP (Unión Por el Perú, partido según ellos de centro izquierda, que lo había acogido como candidato por los problemas legales de su partido de origen y otro partido burgués y enemigo del pueblo según nosotros que quiere copar curules en el congreso con la figura de Ollanta).

Lo unico cierto aquí y lo que advertimos los comunistas libertarios es que una vez mas se muestra el verdadero rostro de la politiquería representativa, esa que tanto nos asquea, donde se ven tipejos de toda laya en pos del poder que les otorgará control sobre los destinos populares, una vez más vemos como esperpentos militaristas vomitan amenazas contra un sistema al que han defendido por muchos tiempo y que no dudamos siguen defendiendo y lo harán hasta el día de su muerte, agregamos también que si tendríamos que ponernos en el plano de clasificación política, de hecho pondríamos a Humala en la derecha como el resto de partidos que "critica", incluso en una ultraderecha disfrazada pero como nuestra postura realmente revolucionaria y por nuestra condición de proletarios, no caemos en esos jueguillos, sino que los calificamos como enemigos irreconciliables del pueblo: derechas, izquierdas, fascistas, nacionalistas y militares, todos enemigos de la clase trabajadora que ve en la autonomía, la autogestión y en la conciencia de clase, armas contundentes para su emancipación total y verdadera.

A todo esto se suma otro hermano más del clan Humala, el otro hermanísimo, Ulises Humala, candidato por Avanza País (recopilación de lo que alguna vez fue el sector barrantista con el ex alcalde de Izquierda Unida en Lima, nos referimos a Alfonso Barrantes Lingán y que ahora tiene como vicepresidente a Constante Traverso, director del diario Liberación, con denuncias por malos manejos y casos de corrupción) y este hermano Humala, para ganar protagonismo se opone a los lineamientos ollantistas por considerarlo falso nacionalismo, alineándose con el hermano preso Antauro, por ser él la verdadera cara del nacionalismo radical, según Ulises Humala. Una muestra mas de circo electoral entre dimes y diretes que solo buscan engatusar al pueblo que cada vez confía más en el voto viciado, el voto de lucha.

¡EL DESTAPE!, NOTICIA VIEJA PARA LOS ANARQUISTAS

Llegamos al punto central del articulo, hace algunos días un noticiero local difundió imágenes y un reportaje donde se señala al candidato Ollanta Humala como culpable de crímenes de lesa humanidad y violaciones de derechos humanos, lo que ocasionado escándalos entre los demócratas de turno y los moralistas hipócritas que se rasgan las vestiduras por sacar de carrera al comandante.

Tal destape vislumbra lo que para los anarquistas ya era cuento conocido, pues desde que aparece en escena Antauro Humala con su ejercito de reservistas etnocaceristas y luego Ollanta, nosotros los anarquistas denunciamos y advertimos a la población de las atrocidades que se avecinaba con estos tipejos, en periódicos, conferencias, volantes, marchas barrios, universidades, calles, se hizo propaganda contra el fascismo humalista, recibiendo escepticismo de parte de muchas personas y rechazo por parte de los PCs Patria Roja, Unidad, PSR, Comite Malpica, partidos y grupos o mejor dicho pocilgas de caducos rojos que insistían en la unión y el diálogo con los etnocaceristas, nacionalistas humalistas y con sus mellizos de la PANACA (Partido Nacionalista de las Comunidades Andinas).

Ahora oficialmente se demuestra que en el año 1992 en la zona del Alto Huallaga, en la Base Militar Contrasubversiva de Madre Mía, operaba el comandante Ollanta Humala bajo el seudónimo de Capitán "Carlos", donde como fue típico durante la dictadura fujifascista, bajo la consigna de lucha contra subversiva y paz social, torturó, asesinó y desapareció lugareños, comuneros y campesinos por considerarlos terroristas o cómplices de Sendero Luminoso.

Hasta el momento la Defensoría del Pueblo (nombre irrisorio y contradictorio) ha decretado como oficiales la desaparición de 6 personas, entre los que destaca la desaparición de Hermes Estela Vasquez entre otros/as. Es importante agregar que el Capitán EP "Carlos" operó y asesinó también en la zona de Aucayacu, Santa Cruz y La Morada, lugares cercanos a la Base Madre Mía.

Estos últimos días hemos visto a Humala salir a decir que todo no es mas que una complot en su contra departe de partidos y personas que buscan desacreditarlo, pero no se puede negar ni tapar el sol con un dedo, hoy salen a la luz las declaraciones de los pobladores que foto en mano reconocen directamente al Comandante "Carlos" como Ollanta Humala, el asesino, el torturador y el culpable del dolor de las muchas familias que tuvieron la desgracia de estar en el mismo lugar que el militarismo sangriento del antiguo régimen. En declaraciones publicas los padres de los jóvenes asesinados relatan los detalles de como fue la masacre perpetuada en sus comunidades por el terror que sembró, siembra y seguirá sembrando el estado y su brazo armado: el ejercito.

Este no es el único caso que se le imputa a Ollanta sin muchos otros en las zonas de conflicto interno durante la década pasada, en comunidades de Ayacucho, Apurimac o con la participación del Mayor EP Antauro Humala: los cien asesinados de Acobamba lo señalan.

Estas son solo algunas joyitas de una familia ultranacionalista y "antisistema" con un patriarca como Isaac Humala (otrora dirigente marxista) cuyo papel de DEformador ideológico de sus hijos y de una madre también con un pasado igual, pues en la universidad era conocida como "Nikita", pero tan nacionalistas que no dudaron en poner a sus hijos en colegios extranjeros, como el colegio japonés, el colegio francés, etc., y que se sienten cómodos en las exclusivas zonas de Surco, etc., además de haber tenido formación universitaria en el extranjero de todos los hijos.

Ayer, hoy y siempre de lo que se trata es de atacar y destruir al Capitalismo (aún al “nacionalista”, útil sólo a los intereses da las burguesías nacionales blancas y /o provincianas) y al Poder -es decir el Estado, monárquico o republicano, dictatorial, democrático o popular, es por ello que los anarquistas no nos cansaremos de denunciar a estos asesinos, a los que sin medias tintas llamamos FASCISTAS en pensamiento y en acción. Hacemos un llamado a la población a luchar contra todo intento de dominación, fascismo y convocamos a que las personas conscientes denuncien públicamente a estos reaccionarios y fascistas reciclados como una opción ya históricamente experimentada y por completo fracasada.
¡No a la impunidad, ningún crimen sin castigo!
¡Crear, forjar, poder popular!

GRUPO ESTRELLA NEGRA

Lima - Perú

e-mail: grupo_esne@riseup.net

humala.jpg

Ollanta en el alzamiento de Tacna
Ollanta en el alzamiento de Tacna

titulares02.jpg

author by Ragdielpublication date Tue Jan 31, 2006 08:58author address author phone Report this post to the editors

Muy interesante el articulo sobre los Humala.

Falta agregar los "coqueteos" con Hugo Chavez, dictador de Venezuela, por la afinidad "militar" entre ambos y por sus consignas pseudonacionalistas, cuando ellos no tienen nada mas que ignorancia atrevida, insolencia de cuartel, prepotencia facista y odio social, aupada con la nueva estrategia: todos los demas son corruptos, etc. etc.

Basta ya de tanto aventurerismo político, el Perú no es un cuartel de soldados y cabitos. La dignidad del peruano no puede dar cabida a esta demencia trasnochada, producida en momentos algo grises.

Recordando a Sofocleto, solo les diría a los seguidores humalistas que no sean "Cojudos a la Vela", de esos que se dejan llevar por el viento que sopla sin saber de donde viene mi adonde va. Olviden sus complejos de minusvalia social y luchen por la UNIDAD DE TODOS, pese a la diversidad, porque es la única herencia histórica del Imperio de los Incas.

author by FREDDY - nulapublication date Sat Feb 11, 2006 00:49author address author phone Report this post to the editors

Te invita a conocer mejor la REALIDAD VENEZOLANA, antes de hablar sobre temas que no manejas, viva el pueblo, viva la revolucion del pueblo bolivariano

author by Ángel Páezpublication date Sun Feb 19, 2006 03:14author address author phone Report this post to the editors

Tras haber alcanzado a velocidad de un fenómeno el primer lugar en las encuestas de intención de voto para la presidencia de Perú, el candidato nacionalista Ollanta Humala sufre ahora una notoria caída de popularidad debido a la exposición de su pasado como oficial del ejército.

Testimonios de familiares de víctimas de la represión militar acusan a Humala de haber violado los derechos humanos en su actuación como jefe de la base contrainsurgente de Madre Mía, una localidad enclavada en el amazónico valle del Alto Huallaga, en 1992, cuando las columnas armadas de Sendero Luminoso cobraron fuerza al aliarse con traficantes de drogas.

"No he matado a nadie, no he torturado a nadie", dice repetidas veces a la prensa y a sus seguidores en sus mítines en busca del gobierno de Perú en la primera vuelta electoral del 9 de abril.

Pero Humala ha tenido dificultades con la verdad. Parientes de personas torturadas, desparecidas o asesinadas declararon a los medios de comunicación que el ahora candidato a suceder a Alejandro Toledo usó el apelativo de "capitán Carlos" en su actuación en Madre Mía y dicen reconocerlo en las fotografías de la época.

El líder nacionalista primero negó ser el oficial de nombre falso, luego rectificó y dijo que era uno de los cuatro militares que utilizaron ese nombre de guerra y que lo estaban confundiendo. Después afirmó que hubo un violador de los derechos humanos que efectivamente se hacía llamar capitán Carlos, y que él sabía quién era pero que no lo iba a decir.

Fuentes del despacho de la fiscal superior Luz Ibáñez, que coordina la investigación del Ministerio Público de los casos de violaciones de derechos humanos atribuidos a Humala, informaron a IPS que han comenzado a recolectar los testimonios y que próximamente se desplazarán a la localidad de Madre Mía.

"No sólo se trata del caso de Ollanta Humala, porque en el periodo que actuó en la zona también habían otros tres capitanes Carlos", dijeron.

"Que me denuncien, yo voy a responder a todos los cargos. Que me metan preso si quieren, pero el nacionalismo avanzará", se ha defendido Humala públicamente. "Que me cite el juez, yo me haré presente", añadió, mientras siguen apareciendo testigos. Al menos hay cinco personas que lo señalan de modo directo.

Ollanta Humala Tasso se graduó en 1984 en la Escuela Militar de Chorrillos, quedando en el puesto 59 entre los 150 alumnos. Escogió la especialidad de artillería. Su foja de servicios de 24 años y 10 días de carrera militar no indica qué hizo en 1983. De ese modo no consigna un dato fundamental que él tampoco se molesta en referir.

Es que entre octubre y noviembre de ese año hizo un curso en la Escuela de las Américas, el tristemente célebre centro militar estadounidense donde muchos oficiales latinoamericanos se entrenaron en prácticas de tortura y asesinatos en el marco de la llamada lucha contra el comunismo, con manuales violatorios de los más elementos derechos humanos.

En la Escuela de las Américas se graduaron, entre otros oficiales del ejército peruano, Vladimiro Montesinos, el ex asesor de inteligencia del presidente Alberto Fujimori (1990-2000), preso actualmente acusado entre otros delitos de ejecuciones extrajudiciales.

También aparecen en esa lista Telmo Hurtado Hurtado, hoy buscado por la justicia y que en 1985 en el poblado andino de Accomarca fusiló y quemó a 69 campesinos, en su mayoría niños, niñas y mujeres, y Santiago Martín Rivas, jefe del grupo paramilitar Colina, que bajo las órdenes de Montesinos y la aprobación de Fujimori secuestró, torturó y asesinó al menos a 35 personas.

La organización School of Americas Watch (SOAW), que hace un seguimiento de los militares de América Latina y el Caribe que se adiestraron en ese centro de Estados Unidos, registra a Humala en el listado de graduados.

Ante multitudinarias concentraciones de sus partidarios en plazas de distintos puntos del país, Humala ha sostenido que las atribuciones de violaciones de los derechos humanos que le hacen de cuando enfrentó al insurgente Sendero Luminoso, es una campaña de desprestigio para que no gane las elecciones. Además acusa a la prensa de haberse confabulado para destruirle.

Es cierto que ningún canal de televisión y radio de Lima lo apoya o simpatiza con su candidatura, y que casi toda la prensa no oculta su afinidad con la aspirante conservadora Lourdes Flores.

Este militar retirado, de 43 años y originario de Lima, perdió la primacía en las simpatías de los ciudadanos peruanos a manos de Flores, quien recuperó así el puesto que el año pasado había ocupado en las encuestas de intención de votos, manteniendo el tercer lugar el ex presidente Alan García (1985-1990).

Pero la presunta autoría de torturas, secuestros y asesinatos es otra realidad ante la que tiene que responder, sobre todo porque poco o nada ha dicho al respecto.

Humala ha preferido exigir al ministro de Defensa, el ex general del ejército Marciano Rengifo, que "responda a los reclamos de las organizaciones de derechos humanos y a las autoridades" que piden información sobre su actuación en Madre Mía.

"Hay cosas que debe decir el ejército" sobre mis funciones en ese poblado, señaló.

Ya en otras ocasiones el Ministerio de Defensa ha dicho formalmente que sus archivos sobre la guerra antiguerrillera ha sido incinerado "por razones de seguridad". Quizás no haya nada sobre el capitán Carlos, u Ollanta Humala.

Otro de los argumentos que esgrime el candidato nacionalista para defenderse es que el informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, la entidad que investigó la violencia política desatada entre 1980 y 2000 en Perú, "no consigna mi nombre en ninguna parte".

Es una media verdad.

No aparece en el reporte de la Comisión, efectivamente, Humala como autor de asesinatos y abusos contra civiles durante la guerra contra Sendero Luminoso.

Sin embargo, el ex presidente del cuerpo investigativo Salomón Lerner y dos ex comisionados, Sofía Macher y Carlos Tapia, aclararon que, debido al corto tiempo de indagación, numerosos testimonios quedaron pendientes de documentación en muchos casos. Especialmente los que se recogieron en la selva amazónica, donde actuó el capitán Carlos.

Además, en el archivo de casos que la Comisión de la Verdad y Reconciliación no pudo concluir, se encuentra al menos el testimonio de familiares de los esposos Natividad Ávila Rivera y Benigno Sullca Castro, desaparecidos en Madre Mía a manos del capitán Carlos, el 17 de junio de 1992. En esa fecha, Ollanta Humala era el jefe de la base de dicha localidad.

Según el testimonio registrado por la Comisión, al que tuvo acceso IPS, junto a este matrimonio también fue detenido Jorge Sullca Castro, hermano de Benigno, quien logró sobrevivir.

Jorge Sullca Castro apareció en un programa de televisión para afirmar que el capitán Carlos fue el asesino de su hermano y de su cuñada.

Luego, la hermana de Natividad, Teresa Ávila, se sumó a los testimonios para decir directamente a Ollanta Humala: "Tú eres el capitán Carlos, yo te conozco".

Teresa Ávila sostuvo que en junio de 1992, al enterarse de la detención de su hermana y de su cuñado, fue a la base de Madre Mía y exigió al capitán Carlos, a quien identificó como Ollanta Humala, que liberara a sus familiares.

Pero el oficial se negó, indicó. "Yo fui a suplicarle que los dejara en libertad. Yo lo conozco, se lo digo en la cara", declaró Teresa Ávila quien, en febrero de 2002, testimonió el caso ante la Comisión. En esa época Humala ni se imaginaba que sería candidato a la presidencia.

"Ya he dicho que me pongo a disposición de la justicia y que voy a responder por todo lo que me imputan. Tengo la conciencia tranquila. No he matado a nadie", reitera Humala.

Sin embargo, el único capitán Carlos que dirigió la base militar de Madre Mía en 1992, como está documentalmente demostrado, fue Ollanta Humala, el líder nacionalista que tiene que resolver los problemas de su pasado antes de acariciar un futuro de eventual presidente de Perú.

author by José Antonio Gutiérrezpublication date Tue Feb 28, 2006 03:19author address author phone Report this post to the editors

Humala es una figura extraordinariamente compleja en el panorama político latinoamericano hoy en día. Por una parte, el imperialismo yanqui y la oligarquía peruana desconfían de él, más que nada por ser un "aparecido", un extranjero en las esferas del poder limeño, así como por su retórica populista que azota a criollitos y pituquitos. Pero por otra parte, les es funcional a la hora de evitar una canalización del patente descontento popular por la izquierda. Así tambien su discurso patriotero es ajeno a la temida integración regional, al latinoamericanismo que constituye una potencial amenaza a mediano plazo a la hegemonía de Washington en la región.

Como todo movimiento de características o inspiración fascistoide, el caso de Humala es posible de irrumpir en el escenario político por la profunda crisis que atraviesa la burguesía peruana, que es incapaz de imponerse o siquiera de mantenerse de manera estable en el poder, así como de sellar sus quiebres internos. Por otra parte, el pueblo atraviesa por una semejante crisis, siendo incapaz de delinear una salida clasista a la crisis o de sellar también su fraccionamiento interno. El contexto político es caldo de cultivo para una solución de corte fascista, basada en el caudillismo, el autoritarismo y en el conservadurismo: todos elementos necesarios para permitir la recomposición de la burguesía como clase hegemónica.

Y Humala, en estricto rigor, representa un fascista al pie de la letra: expresando el descontento popular, latigando a la vieja sociedad, pero desde los principios de la vieja sociedad (y aún desde perspectivas aún más fosilizadas, con su caudillismo militarista decimonónico) y sobre todo, como tapón para la expresión genuina de la lucha de clases. Para él, el problema social consiste sencillamente en oponer a "criollos" contra "cholos" -obviando que ese aspecto racial del problema, sin ser menor, es expresión de una estructura social de clases que tiene sus causas no en que los blancos sean malos, sino en causas económicas profundas.

Pero sus denuncias al Capitalismo, no ofrecen más como alternativa que Crecimiento Nacional, ni siquiera el más vago desarrollismo se asoma en él, y todo esto como un proyecto al margen del desarrollo de la lucha de clases.

Como buen fascista, su ideología, el etno-cacerismo, no esta exenta de una buena dosis de mistificación del pasado. El fascismo siempre se sustentó en esta mistificación: hay que ver a los nazis alemanes con los Arios, los fascistas italianos con Roma, Franco con la Reconquista -lo que no evitó que su ejército estuviera lleno de moros. Siendo la mistificación del pasado una constante histórica del fascismo, no es casual que Humala encuentre su equivalente en el culto místico y ahistórico al Inkario: el Tawantinsuyu aparece como una carta perfecta bajo la manga, la cual es manejada no de manera crítica, no desde un prisma histórico, ni siquiera desde las fuerzas vivas en la sociedad que hoy son herederas y depositarias de su legado, los ayllus indígenas de la Sierra. El indigenismo de Humala es retórico, pero ignora al movimiento indígena real en el Perú.

De hecho, su sustento principal lo constituyen los "reservistas" lo que nuevamente, se asemeja a las experiencias fascistas con su tendencia a la "duplicación institucional" del Ejército.

El fascismo hoy en día tiene sólo dos objetivos: uno, impedir la canalización de una alternativa revolucionaria y de izquierda (al usurpar su retórica, pero darle un sentido conservador y retrógrado), permitiendo así la recomposición de la burguesía. Y dos, convertirse en los grupos de acción de la burguesía, que llevan a cabo su programa en sus aspectos violentos sin que la derecha se "comprometa directamente" -en Chile en los 70, por ejemplo, ese rol lo jugó el ACHA, el MRNS y Patria Y Libertad. El caso de Humala representa claramente al primer objetivo: no es un grupo de choque, sino un grupo de canalización, sea de manera conciente o inconciente.

author by Desde Ecuador - privadapublication date Tue Mar 28, 2006 01:37author email charlessesam at yahoo dot comauthor address author phone 123 456 789Report this post to the editors

Humala no huele a Chávez, por favor. Apesta a Gutierrez. De lo peor que ha dado la política ecuatoriana las últimas décadas. Llegará al poder a traicionar a todos sus aliados ingenuos que lo pusieron ahí.
Si Fujimori está detrás, no se diga más señores.
En el peor de los casos (para nosotros en Ecuador) es posible que este imbécil quiera reanudar la escalada militarista.
Lamentablemente, la guerra es un buen pretexto para elevar niveles de popularidad y salir de coyunturas internas molestas. Aunque casi siempre esas cortinas de humo también suelen quemar la casa.
Regionalmente, la panorámica es oscura. Solo queda decir lo siguiente: !!Estamos cagados en Los Andes compañeros!!

author by JERICHOpublication date Sun Apr 16, 2006 23:56author email jerrida at hotmail dot comauthor address author phone Report this post to the editors

Desde la caida de la Union Sovietica hemos observado ha diferentes predicadores anti-capitalistas satanizar el sistema neo-liberal, una y otra vez sin parar. Las masas pueden haber captado el mensaje . . . ¡FELICITACIONES!. Pero falto algo muy importante y es que se olvido de RECORDARLES que "si el niño quiere escapar de su casa; desconfie siempre de quienes les ofrecen caramelos" -como les aconsejo su mama-; porque quienes te ofrecen mas lindos caramelos (como Humala), deben estar pensando en cobrarte haciendote "linduras" que nada te van a gustar.

Number of comments per page
  
 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
George Floyd: one death too many in the “land of the free”
© 2005-2021 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]