user preferences

Feminicidios en Chile: apenas la punta del iceberg

category bolivia / peru / ecuador / chile | género | opinión / análisis author Thursday December 08, 2016 14:51author by Catalina A. Mura Report this post to the editors

Cuarenta y ocho. Posiblemente, cuando este artículo esté siendo compartido, la cifra sea mayor. Cuarenta y ocho son los feminicidios que han ocurrido en Chile durante el 2016, cuarenta y ocho son las mujeres a quienes han arrebatado sus vidas, sus proyectos, su amor y sus sueños. No podemos quedarnos en silencio, ¿o sí?

niunamenos39862.jpg

Hablamos de fe-mi-ni-ci-dios, porque la palabra “femicidio”, como ha sido popularizada, hace referencia al asesinato de una mujer por su cónyuge o conviviente. A contramano, el término “feminicidio” se refiere al asesinato de una mujer por su condición de género, es decir, el asesinar a una mujer por el solo hecho de serlo. Reconoce que hay algo detrás que explica todo esto, algo más grande que la sola maldad del femicida.

La ley chilena, en este sentido, no reconoce como femicidio cuando las mujeres son muertas por sus parejas no siendo cónyuges o convivientes, ni todas aquellas que han sido víctimas de agresiones sexuales y luego asesinadas, ni los crímenes contra mujeres vinculadas al precarizado ambiente de la prostitución. Tenemos, para variar, una ley insuficiente para enfrentar un crimen que solo es la punta del iceberg de un problema mucho más profundo: la violencia contra las mujeres.

No deja de ser cierto que es una problemática cada vez más visible. Ciertamente las feministas hemos sido las responsables históricas de la denuncia pública, pero los medios de comunicación, a través de la crónica roja, se han preocupado de mediatizar como sangrientas obras de psicópatas excepcionales los crímenes contra las mujeres (“crímenes pasionales”), en particular aquellos que tienen que ver con la violencia física. Pero es fundamental entender que existen muchas más formas de violencia contra las mujeres: cada vez que una mujer es manipulada, maltratada psicológicamente; cada vez que la publicidad y los medios nos imponen patrones estéticos que atentan contra nuestra salud y bienestar; cada vez que somos acosadas en el trabajo, y también, cuando estamos obligadas a cumplir doble jornada en el empleo y luego en el hogar; cada vez que ganamos menos por la misma labor, nos cobran más por el derecho a la salud y recibimos pensiones aún más indignas que el resto; cada vez que no nos dejan decidir sobre nuestros cuerpos y proyectos de vida; cada vez que nos encarcelan por defendernos, o bien por crímenes que no cometimos; cada vez que nos violentan aún más si somos indígenas, si somos inmigrantes, si somos pobres, lesbianas o transexuales. No podemos no tener presentes a Lorenza Cayuhan, mujer mapuche obligada a parir engrillada, a la machi Francisca Linconao, encarcelada injustamente, a Macarena Valdés, asesinada por defender su tierra del saqueo y la depredación, a Litzi Odalis, mujer transexual apuñalada por el odio a la diferencia.

La crueldad aquí expuesta excede el ámbito privado, excede la mal llamada “violencia intrafamiliar”. No son hombres en particular quienes nos violentan, sino una sociedad completa que valida un sistema donde a cada sexo le corresponde un rol inamovible, que pone a toda persona que no sea varón adulto, blanco, con dinero y heterosexual, en una situación de inferioridad y vulnerabilidad, de la que el Estado no solo no nos protege, sino también es cómplice. Ese sistema tiene un nombre: patriarcado.

Las violencias contra las mujeres, en Chile y en todo el mundo, son múltiples y diversas. No podemos hacer la vista gorda, porque nos duele, nos golpea, nos encarcela, nos mata. No queda otro camino que abandonar las ropas de víctima, y asumir que estamos en una guerra en la que nunca quisimos estar, y que sin embargo, nos azota cada día. Y si bien queda mucho por debatir en torno a cómo superarlo (y que podrá ser motivo de un próximo artículo), hay cosas que ya tenemos bastante claras. En primer lugar, es que con los agresores no habrá tolerancia, incluyendo al Estado misógino. Y en segundo lugar, pero igual o más importante, es que nuestra mejor arma es la autodefensa y el amor y solidaridad entre nosotras.

Related Link: http://www.periodico-solidaridad.cl/2016/12/04/feminici...mura/
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

Front page

SAFTU: The tragedy and (hopefully not) the farce

Anarchism, Ethics and Justice: The Michael Schmidt Case

Land, law and decades of devastating douchebaggery

Democracia direta já! Barrar as reformas nas ruas e construir o Poder Popular!

Reseña del libro de José Luis Carretero Miramar “Eduardo Barriobero: Las Luchas de un Jabalí” (Queimada Ediciones, 2017)

Análise da crise política do início da queda do governo Temer

Dès maintenant, passons de la défiance à la résistance sociale !

17 maggio, giornata internazionale contro l’omofobia.

Los Mártires de Chicago: historia de un crimen de clase en la tierra de la “democracia y la libertad”

Strike in Cachoeirinha

(Bielorrusia) ¡Libertad inmediata a nuestro compañero Mikola Dziadok!

DAF’ın Referandum Üzerine Birinci Bildirisi:

Cajamarca, Tolima: consulta popular y disputa por el territorio

Statement on the Schmidt Case and Proposed Commission of Inquiry

Aodhan Ó Ríordáin: Playing The Big Man in America

Nós anarquistas saudamos o 8 de março: dia internacional de luta e resistência das mulheres!

Özgürlüğümüz Mücadelemizdedir

IWD 2017: Celebrating a new revolution

Solidarité avec Théo et toutes les victimes des violences policières ! Non à la loi « Sécurité Publique » !

Solidaridad y Defensa de las Comunidades Frente al Avance del Paramilitarismo en el Cauca

A Conservative Threat Offers New Opportunities for Working Class Feminism

De las colectivizaciones al 15M: 80 años de lucha por la autogestión en España

False hope, broken promises: Obama’s belligerent legacy

Primer encuentro feminista Solidaridad – Federación Comunista Libertaria

© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]