user preferences

Upcoming Events

International

No upcoming events.
international / anarchist movement / link to video Friday April 15, 2022 23:42 byAndrewism

An introductory video to Especifismo by an anarchist from Trinidad and Tobago.

Let's dig into the organisational strategy of Especifismo and how we can apply it to our social movements. A quick guide to Especifismo

international / imperialism / war / opinion / analysis Wednesday March 30, 2022 23:22 byZaher Baher

This article covers the impact of the sanction on all sides. But the real losers are the working class and the oppressed people. It shows the way how we can fight back against both wars: the current military one and the sanctions war.

Sanctions against Russia: The impact is greater to Europe
By: Zaher Baher
27/03/2022
Before entering the subject, I would like to start with three points:
Firstly, sanctions have no impact at all in the beginning. It is a long process and sometimes they create anger and resentment amongst the people in the countries where sanctions are imposed against the countries who are imposing the sanctions. It is also a given that as soon as the first shot is launched in war, the warmongers and the merchants of the war inflate the price of almost everything.
Secondly, the impact of sanctions used against industrialised countries is different to those imposed on non-industrialised countries.
Thirdly, no matter who uses sanctions, the main losers are the working class, poor and exploited people in the country, and they are the ones who pay. The best examples are Iran, Iraq, Myanmar, North Korea, Zimbabwe and Libya.
In this article I go through the trade between United States and European countries with Russia and vice versa to see the impacts on each other. It is important to recognise that sanctions against Russia are not the same as sanctions used against the countries listed above. Russia is much more economically advanced and also has good relations with many countries. So the impact of sanctions here depends on the level of their advanced industry in each country and the level of trade between them.
To go into detail, let’s refer to the most recent data. The Russian Federal Customs Service (FCS) has released data that shows that for the first ten months of 2021, Russia’s total exports reached $388.4 billion. Some of Russia’s top trade partners are five countries which were responsible for 86.9% of all trade between January-October last year; China ($112.4bn), Germany ($46.1bn), Netherlands ($37bn), US ($28.8bn) ($25.7bn).

Russia mainly supplies these countries with fuel and energy, metals, and chemical products. About 13% of exports go to CIS countries*. More than half of Russia’s exports (53.8%) are fuel and energy products.

Apart from fuel and energy, Russia exports wheat and maize, sunflower oil, poultry meat, milk and cream, cheese and curd, fresh and frozen pork, electrical equipment, mechanical equipment, optical instruments and devices, and timber and pulp-and-paper production.

The Trades of United States and Europe with Russia:

United States’ trading of goods and services with Russia totalled an estimated $34.9bn in 2019. Exports were $10.9bn; imports were $24bn. The US’ goods and services trade deficit with Russia was $13.1bn in 2019. Russia is currently the US’s 26th largest goods trading partner, with $28bn in total goods trade during 2019. Russia was the United States' 40th largest goods export market in 2019, and was the United States' 20th largest supplier of goods imports in the same year. In relation to oil and energy, the US imports 5% of its requirement from Russia.

New York-based BlackRock, the world’s biggest asset management firm with more than $10tn in assets under management, has recorded $17bn in losses on Russian securities. It manages more than $18bn in Russian assets on behalf of clients – which were frozen on 28 February. The impact of western sanctions on markets, including the two-week shutdown of the Moscow stock exchange, has rendered the vast majority of those assets unsaleable.

With regards to Europe’s trade with Russia in 2021, the total trade in goods between the EU and Russia amounted to €257.5bn. The EU's imports were worth €158.5bn and were dominated by fuel and mining products – especially mineral fuels (€98.9bn, 62%), wood (€3.16bn, 2.0%), iron and steel (€7.4bn, 4.7%), fertilisers (1.78bn, 1.1%). In 2021, Russia was the fifth largest partner for EU exports of goods (4.1%) and the third largest partner for EU imports of goods (7.5%). The EU's exports in that year almost totalled €99bn. They were led by machinery and equipment (€19.5bn, 19.7%), motor vehicles (€8.95bn, 9%), pharmaceuticals (€8.1bn, 8.1%), electrical equipment and machinery (€7.57bn, 7.6%), as well as plastics (€4.38bn, 4.3%).

As for the United Kingdom (UK), it has imposed sanctions on more than 370 Russian individuals, including more than 50 oligarchs and their families, who have a combined net worth of £100bn. More than 1,000 individuals and entities have now been targeted with sanctions since the invasion of Ukraine. The government also blocked exports of luxury goods worth hundreds of millions of pounds. Last year, UK firms sold a total of £2.6bn worth of goods to Russia, the biggest slice of which was cars, at around £400m. Russia is relatively small market for UK car plants it is thought that the UK exported fewer than 10,000 cars to Russia out of an annual production of 860,000 in 2021. The collapse of the rouble would also make it difficult for companies to price expensive cars at a high enough cost.

The impact of the war and sanctions are extremely hard. By February, the cost of food was 20% higher than a year earlier. Think-tanks warned that the cost of living for the UK’s poorest could be 10% higher by autumn and prices are likely to continue to be driven higher, pushing inflation to a “second peak” above 8% in the autumn. The New Economics Foundation (NEF), suggests that by April almost half of all children will be living in households that are unable to meet the cost of some basic necessities. NEF also said that 23.4 million people would have to cut back on some basics, such as food or heating, as their income falls short of what they would need.

The withdrawal of British Petroleum (BP) from the Russian market means losing money, and residents of the UK have to make up that loss.

Deficit is another problem in the UK’s budget. In 2000 it was £40bn, and by 2010 it had reached £98bn. Last year it went up to £140bn. In contrast, Russia has relatively low debts and its financial system is less integrated with the rest of the world.

When he was governor of the Bank of England, Mark Carney said: “The UK relied on the kindness of strangers to finance its trade deficit.” He may have been right, and that the deficit will go up much further during sanctions. In the meantime, in answer to all the problems UK citizens are facing, the government has vowed “to do everything we can to protect consumers and the public”.

Conclusion:

According to the statistics and figures shown above, oil and energy are the main resources that Russia exports to Europe and other countries, exporting 7% to the UK, 5% to the US and 31% to Germany. At the moment the price of oil is too high and benefits Russia. At present, the EU and the UK do not have any other alternative to replace Russia’s oil, so the bills for residents and businesses will go up and up. The same thing will happen when banning Russian fertiliser exports. This will have a direct impact on farmers in the UK and consequently the public.

How will the public in the UK and Europe react in such difficult situations? How will their rulers deal with the situation, especially if the war continues for longer, and consequences of the sanctions become more severe?

It is, in fact, very difficult for the UK and Europe to find a replacement for Russia’s oil and energy, while Russia has a great influence on some OPEC members like Iran, Libya and Venezuela. Supposing they agree to Europe and the UK’s demands, how much more oil can they put in the market? Even lifting sanctions on Iran are unlikely to help greatly. This has become a small possibility after releasing Nazanin Zaghari-Ratcliff in return for £400m as well as Iran attempting to persuade the UK to take the Iranian Revolution Guards off the terror list, which is yet to be confirmed. Does this really work to resolve problems and provide a balanced alternative to importing Russia oil and energy?

A very recent report by the International Energy Agency (IEA) underlined just how limited the options are for any economy seeking to replace Russian crude oil and other oil products. It says “global oil demand is projected to be nearly 10m barrels per day (bpd) this year”. With regards to Iran, the LAE says: “The IEA reckons Iran has about 1.2m bpd of spare capacity in theory but there are some serious caveats. Even then the LAE says, it is likely to take another six months at least before 1m bpd from Iran could be factored in.”

As for importing wheat from Russia and Ukraine, the two countries produce nearly 30% of the world’s wheat exports, 15% of the maize (corn) and 75% of the sunflower oil. Altogether, they generate about 12% of the calories traded internationally. Many countries still rely on importing wheat from them, and the Middle East and North Africa are highly reliant on Ukrainian and Russian grains. Almost 40% of Yemen’s wheat is grown in Russia and Ukraine. Already, millions there are close to starvation. Egypt, the world’s largest wheat importer, relies on the warring countries for roughly 70% of its imports.

There are a few questions here. Do Europe, the UK and the US let the above countries break sanctions so that they can survive? Or do they make an offer to compensate and to help them to pay the current price in the market? Or simply let thousands and thousands of people in these countries die in poverty? Also, how long can global firms like Apple, McDonald’s, Coca-Cola, Pepsi, Starbucks, Nestle, MasterCard and BlackRock wait and lose more and more money? BlackRock has already lost $17bn in a very short time.

In addition to the above, Russia plans to seize the assets of western companies that pull out. It is now proposing to do that and nationalise closed western factories and other western activities, free of charge. Speaking in a video link with members of his government a few days ago, Vladimir Putin said the Kremlin could find legally viable ways to seize international firms. The government would push to “introduce external management and then transfer these enterprises to those who actually want to work,” Putin said. He continued: “There are enough legal and market instruments for this.” Dmitry Medvedev, the former Russian president, said it was using a “symmetrical response” to the sanctions imposed by the west, “including the seizure of foreign assets and their possible nationalisation”. He argued: “Whatever the reasons for the exodus, foreign companies must understand that it will not be easy to return to our market.”

In view of the above, I believe that Europe is more vulnerable and more dependent on Russia. Whether you agree or not is not important, but we should realise that we are the ones paying the price. That is why it is essential to organise ourselves outside of political parties in non-hierarchical organisations everywhere: at work, on the streets, in factories, universities, neighbourhoods, farms and shops. We need our structures and communities so that they are resilient to the wars waged against us, and so that we are not reliant on whether there is peace between states. Their peace and war more or less are the same but in different forms.

Enough is enough. The longer we stay and do nothing the more useless we get. It is time to fight back, it is time to realise that right now here are a couple of wars going on against us: the current military war, and the sanctions that are imposed that will be more severe on us later. Wherever you live it will be unavoidable; whether you want it or not, you will still face both wars. We need to turn this to a war against ruling states, their classes, and their system.

Zaheerbaher.com

* The Commonwealth of Independent States (CIS) was created in December 1991 by eleven countries from the ex-USSR: Armenia, Azerbaijan, Belarus, Kazakhstan, Kirghizstan, Moldavia, Uzbekistan, Russia, Tajikistan, Turkmenistan, Ukraine. Georgia joined it in 1993.

image gettyimages1239386413_custome4a7fc8439e70fe1d123a2716a43bbb3deee68b1s1100c50_1.jpeg 0.09 Mb

Διεθνή / Ιμπεριαλισμός / Πόλεμος / Γνώμη / Ανάλυση Wednesday March 30, 2022 19:38 byAnarchist Communists Meanjin

Το παρακάτω κείμενο αποτελεί απάντηση των Αναρχικών Κομμουνιστών Meanjin (Anarchist Communists Meanjin) από τo Μπρίσμπεϊν της Αυστραλίας, σε άρθρο που φιλοξενήθηκε στην βρετανική αναρχική ιστοσελίδα Freedom News, με τίτλο “Fuck Leftist Westplaining” , αλλά και άλλων άρθρων με παρόμοια θεματολογία, που ως κύριο σκεπτικό τους έχουν την θέση πως η ευρωπαϊκή Αριστερά -και το Αναρχικό Κίνημα ειδικότερα- θα πρέπει να επικεντρώσει την κριτική της μόνο στην ιμπεριαλιστική επέμβαση του Ρωσικού Στρατού και να μην καταπιάνεται καθόλου στην παρούσα συνθήκη με το θέμα του ΝΑΤΟ και της δικής του ιμπεριαλιστικής επέκτασης και των σχεδιασμών του στην Ανατολική Ευρώπη. Οι συντάκτες του άρθρου φτάνουν δε μέχρι και το σημείο να θεωρούν θεμιτή τακτική για την παρούσα χρονική περίοδο την αποδοχή της συμμετοχής των χωρών της περιοχής στην Ευρωατλαντική Συμμαχία, ως “κίνηση αυτοπροστασίας” απέναντι στον Πούτιν.

Τώρα δεν είναι η ώρα να σωπάσουμε σχετικά με το ΝΑΤΟ

Μια απάντηση των Αναρχικών Κομμουνιστών Meanjin στην σελίδα Freedom News

Το παρακάτω κείμενο αποτελεί απάντηση των Αναρχικών Κομμουνιστών Meanjin (Anarchist Communists Meanjin) από τo Μπρίσμπεϊν της Αυστραλίας, σε άρθρο που φιλοξενήθηκε στην βρετανική αναρχική ιστοσελίδα Freedom News, με τίτλο “Fuck Leftist Westplaining” , αλλά και άλλων άρθρων με παρόμοια θεματολογία, που ως κύριο σκεπτικό τους έχουν την θέση πως η ευρωπαϊκή Αριστερά -και το Αναρχικό Κίνημα ειδικότερα- θα πρέπει να επικεντρώσει την κριτική της μόνο στην ιμπεριαλιστική επέμβαση του Ρωσικού Στρατού και να μην καταπιάνεται καθόλου στην παρούσα συνθήκη με το θέμα του ΝΑΤΟ και της δικής του ιμπεριαλιστικής επέκτασης και των σχεδιασμών του στην Ανατολική Ευρώπη. Οι συντάκτες του άρθρου φτάνουν δε μέχρι και το σημείο να θεωρούν θεμιτή τακτική για την παρούσα χρονική περίοδο την αποδοχή της συμμετοχής των χωρών της περιοχής στην Ευρωατλαντική Συμμαχία, ως “κίνηση αυτοπροστασίας” απέναντι στον Πούτιν.

Το άρθρο επιλέχθηκε να μεταφραστεί στα ελληνικά καθώς τέτοιου είδους απόψεις, δηλαδή, από την μια, η πλήρης υποστήριξη της Ουκρανίας (ουσιαστικά της Ουκρανικής Κυβέρνησης) και η παράβλεψη της εμπλοκής της Δύσης – ΝΑΤΟ και από την άλλη, η πίστη στα λόγια του Πούτιν περί “αποναζιστικοποίησης” και το συνεπακόλουθο άλλοθι στην Ρωσική εισβολή, φαίνεται πως έχουν παρεισφρήσει στο αναρχικό -αλλά και το ευρύτερο ριζοσπαστικό- σκεπτικό και στα μέρη μας, έστω και αν αποτελούν -ευτυχώς- μειοψηφία στον δημόσια εκφρασμένο πολιτικό λόγο. Η θέση των ACM πως οι αναρχικοί δεν πρέπει να υποστηρίζουν κανένα από τα ιμπεριαλιστικά στρατόπεδα και το σύνθημα “Κάτω το ΝΑΤΟ, κάτω η Ρωσία, κάτω ολόκληρο το κρατικό-καπιταλιστικό σύστημα, κανένας πόλεμος εκτός από τον ταξικό” πιστεύουμε πως συνοψίζει την θέση που πρέπει να έχουν οι αναρχικοί σχετικά με τους ιμπεριαλιστικούς πολέμους.

Πηγή άρθρου: ACM

Ο Ρωσο-Ουκρανικός Πόλεμος που ξεκίνησε τον Φεβρουάριο έχει πλέον κοστίσει έως και 15.000 ζωές Ρώσων και Ουκρανών, αν όχι περισσότερες, πέρα από τους δεκάδες χιλιάδες ακρωτηριασμένους και τους εκατομμύρια εκτοπισμένους. Ως αναρχικοί στην Αυστραλία, αντιτιθέμεθα σε αυτόν τον ιμπεριαλιστικό πόλεμο, όπως αντιτιθέμεθα σε όλους τους ιμπεριαλιστικούς πολέμους. Στους πολέμους των κυρίαρχων τάξεων, είναι οι εργάτες που ρίχνονται στην κρεατομηχανή. Με την ίδια λογική αντιτιθέμεθα στο ρωσικό κράτος όπως ακριβώς αντιτιθέμεθα σε όλα τα κράτη, τα οποία υπάρχουν μόνο για να διασφαλίσουν την αναπαραγωγή του καπιταλιστικού συστήματος και τη συνεχή εκμετάλλευση των εργαζομένων σε όλο τον κόσμο.

Η αντίθεση σε ένα σύνολο καπιταλιστών και ιμπεριαλιστών εισβολέων δεν σημαίνει υποστήριξη σε ένα άλλο. Η αλληλεγγύη μας είναι με τους Ουκρανούς και Ρώσους εργάτες που στέλνονται στη σφαγή, όχι με τα κράτη που διευκολύνουν αυτήν ακριβώς τη σφαγή.

Ως αναρχικοί που ζουν στην άλλη άκρη του κόσμου από αυτή την εισβολή, η αλληλεγγύη και η υποστήριξή μας δεν είναι και πολλά παραπάνω από κοινοτοπίες γραμμένες σε χαρτί. Μπορούμε να στείλουμε χρήματα σε όσους αγωνίζονται και πρέπει να αγωνιστούμε για να διασφαλίσουμε ότι η Αυστραλία θα αυξήσει την πρόσληψη προσφύγων (και θα την επεκτείνει σε όλους τους πρόσφυγες, όχι μόνο σε αυτούς που ξεφεύγουν από τις ευρωπαϊκές συγκρούσεις), αλλά η μεγαλύτερη ευθύνη μας παραμένει η μάχη ενάντια στις δικές μας άρχουσες τάξεις. Η Αυστραλία έχει συμμετάσχει στις περισσότερες ιμπεριαλιστικές συγκρούσεις του περασμένου αιώνα (1ος και 2ος Π.Π., Κορέα, Βιετνάμ, Ιράκ, Αφγανιστάν, ο κατάλογος συνεχίζεται) και σίγουρα θα ακολουθήσει τις ΗΠΑ στην επόμενη ιμπεριαλιστική τους προσπάθεια. Η Αυστραλία ήταν επίσης στην πρώτη γραμμή της κλιμάκωσης της έντασης με την Κίνα στην περιοχή Ασίας-Ειρηνικού, αναπτύσσοντας τον στρατό της και διαπλεκόμενη όλο και περισσότερο στρατιωτικά με τις ΗΠΑ, σε βαθμό που η κυβέρνησή μας πιέζει τώρα για την κατασκευή πυρηνικών υποβρυχίων κατά μήκος της ανατολικής ακτής μας σε μια κίνηση που θα μας τοποθετούσε στην πρώτη γραμμή μιας πυρηνικής σύγκρουσης αν αυτή ξεσπάσει.

Η πιο σημαντική αλληλεγγύη και υποστήριξη που μπορούμε να παρέχουμε στους εργάτες σε όλο τον κόσμο είναι να συνεχίσουμε να εργαζόμαστε για την οικοδόμηση του είδους της οργανωμένης εργατικής δύναμης που μπορεί να απειλήσει το κεφάλαιο και την ικανότητά του να διεξάγει πόλεμο, που μπορεί να σταματήσει την ικανότητα του κεφαλαίου να κατασκευάζει και να μεταφέρει όπλα κατά βούληση, και που καθιστά την προοπτική μιας ιμπεριαλιστικής σύγκρουσης πολύ επικίνδυνη για να συνεχίσουν να την επιδιώκουν τα κράτη. Μια ισχυρή, οργανωμένη και μαχητική εργατική τάξη είναι η καλύτερη άμυνα ενάντια στους ιμπεριαλιστικούς πολέμους και έχει τις μεγαλύτερες δυνατότητες να τους τερματίσει, μια δυνατότητα που ελπίζουμε να δούμε να εκπληρώνεται από Ρώσους και Ουκρανούς εργάτες τους επόμενους μήνες.

Η κυβέρνηση και τα ΜΜΕ μας έχουν ήδη αρχίσει να χτυπούν τα τύμπανα του πολέμου. Αυτή η σύγκρουση έχει τροφοδοτήσει την προπαγανδιστική ορμή της αυστραλιανής κυβέρνησης, ώστε να δικαιολογήσει την αυξημένη στρατιωτική συσσώρευση και να ενισχύσει περαιτέρω τις ιμπεριαλιστικές συμμαχίες της όπως το AUKUS και τη γενική υποστήριξη του ΝΑΤΟ. Πρέπει να αντιμετωπίσουμε αυτήν την προπαγάνδα όσο καλύτερα μπορούμε με ένα σαφές μήνυμα αντίθεσης στο ΝΑΤΟ, στο AUKUS και σε οποιαδήποτε κλιμάκωση από την Αυστραλία και τους συμμάχους της στην Ουκρανία ή σε οποιοδήποτε άλλο σημείο πυροδότησης σε όλο τον κόσμο. Δηλαδή, πρέπει να εναντιωθούμε σε όλους τους ιμπεριαλιστικούς πολέμους και σε όλα τα ιμπεριαλιστικά κράτη. Πρέπει να αντιταχθούμε σε όλες τις οπλικές συμφωνίες, σε όλες τις στρατιωτικές ενισχύσεις, σε κάθε προσπάθεια της αυστραλιανής κυβέρνησης να τροφοδοτήσει την πιθανότητα ενός παγκόσμιου ιμπεριαλιστικού πολέμου στον οποίο οι εργάτες σε κάθε πλευρά είναι αυτοί που χάνουν. Τώρα είναι η ώρα να οικοδομήσουμε ένα αντιπολεμικό κίνημα που να αποφεύγει την επιλογή στρατοπέδου ή το να παίρνει θέση υπέρ ιμπεριαλιστικών δυνάμεων.

Κάτω το ΝΑΤΟ, κάτω η Ρωσία, κάτω ολόκληρο το κρατικό-καπιταλιστικό σύστημα, κανένας πόλεμος εκτός από τον ταξικό

Αυτά πρέπει να είναι τα συνθήματα των αναρχικών και πρέπει να προσπαθήσουμε όσο το δυνατόν περισσότερο για να γίνουν συνθήματα ολόκληρης της εργατικής τάξης. Κατά την άποψή μας αυτή είναι η μόνη θέση που συνάδει με τον αναρχισμό.

Το Freedom News, ένας διαδικτυακός αναρχικός ιστότοπος με έδρα το Ηνωμένο Βασίλειο, που ιδρύθηκε αρχικά (σ.τ.μ.: ως έντυπη αναρχική προπαγάνδα) από τον διάσημο αναρχικό Peter Kropotkin και τους συντρόφους του το 1886, δημοσίευσε πρόσφατα δύο άρθρα. Το “Fuck Leftists Westplaining” και “A Thousand Red Flags“, που παρουσιάζουν διαφορετική άποψη από αυτή που περιγράψαμε παραπάνω.

Καθώς η Αναρχική Κομμουνιστική Ομάδα (Anarchist Communist Group) έχει ήδη απαντήσει στο “A Thousand Red Flags”, θα επικεντρωθούμε στο “Fuck Leftist Westplaining”. Καθώς είναι δύσκολο να συνοψίσουμε το άρθρο, έχουμε συμπεριλάβει εκτενείς παραθέσεις για να δείξουμε ότι δεν επιλέγουμε στοχευμένα σημεία του άρθρου που μπορεί να μας βγάζουν εκτός του πραγματικού του περιεχομένου, ωστόσο στον πυρήνα του μερικά μηνύματα μπορούν να θεωρηθούν κεντρικά. Πιο άμεση είναι η αντίληψη ότι οι αριστεροί στη Δύση πρέπει να “σωπάσουν (να βγάλουν τον σκασμό)” για το ΝΑΤΟ. Το άρθρο υποστηρίζει ότι οι μη Ανατολικοευρωπαίοι δεν μπορούν να κατανοήσουν σωστά το ΝΑΤΟ, ούτε την τάση των χωρών της Ανατολικής Ευρώπης να επιθυμούν να εξασφαλίσουν την ένταξη σε αυτό.

Το άρθρο υποστηρίζει πως:

… στα κεφάλια σας, το ΝΑΤΟ και οι άλλοι δυτικοί οργανισμοί βρίσκονται πάντα στη λάθος πλευρά, και είναι πάντα δράστες όλων των κακών σε αυτόν τον κόσμο. Θα μπορούσατε, φυσικά, να το γκουγκλάρετε, αλλά ποιος θα έκανε τον κόπο όταν έχετε τέτοιες διανοούμενες φιγούρες όπως ο Νόαμ Τσόμσκι με τις επαίσχυντες, σχετικοποιητικές στάσεις του να σας λένε τι να σκεφτείτε…

Εμείς [αναφερόμενοι εδώ στους Ανατολικοευρωπαίους] βλέπουμε το ΝΑΤΟ με εντελώς διαφορετικό και τολμώ να πω πολύ πιο διαφοροποιημένο τρόπο. Δεν είμαστε θαυμαστές του και μπορούμε να συμφωνήσουμε μαζί σας, έχοντας πολλούς, πολλούς λόγους για να το επικρίνουμε. Αλλά όταν λέτε “Γάμα το ΝΑΤΟ” ή “Σταματήστε την επέκταση του ΝΑΤΟ”, αυτό που ακούω είναι ότι δεν ενδιαφέρεστε για την ασφάλεια και την ευημερία των φίλων, της οικογένειας και των συντρόφων μου από την Ανατολική Ευρώπη. Χαίρεστε που βάζετε τη μαμά μου σε κίνδυνο για φτηνές πολιτικές οπτικές, πάνω στις οποίες δεν θα μπορούσατε καν να ενεργήσετε, καθάρματα…

Όταν μιλάτε για “επέκταση”, με ό,τι υπονοεί αυτή η λέξη, στην πραγματικότητα, αναφέρεστε σε αυτή τη διαδικασία κατά την οποία η Ανατολική Ευρώπη, εξαιτίας του ότι άλλες χώρες έπαιρναν αποφάσεις πάνω από τα κεφάλια μας για εμάς το 1945, κυριολεκτικά στριμώχνονταν γύρω από τη Ρωσία, ζητώντας της να μας επιτρέψει να κάνουμε αυτό που θέλαμε…

Η Πολωνία, η Τσεχική Δημοκρατία και η Ουγγαρία εντάχθηκαν στο ΝΑΤΟ το 1999, οι χώρες της Βαλτικής ακολούθησαν το 2004. Και προς το παρόν, θέλω να παραμείνουν εκεί, και δεν έχει και πολύ μεγάλη σχέση με την πολιτική, για να είμαι ειλικρινής. Είναι ένα ένστικτο αυτοσυντήρησης, αλλά αυτό είναι ένα άλλο πράγμα που απλά δεν καταλαβαίνετε. Μιλάτε περισσότερο για «επέκταση του ΝΑΤΟ» παρά για το γεγονός ότι είστε τα ιδρυτικά μέλη του…

Περαιτέρω, μιλάτε για το πώς επιθυμείτε να σταματήσετε την «επέκταση του ΝΑΤΟ», αλλά δεν αναφέρετε πραγματικά ποια θα ήταν μια βιώσιμη εναλλακτική λύση σε αυτήν. Αυτό δεν είναι καθόλου αποδεκτό, δείχνει απλώς το προνόμιό σας να μεγαλώνετε σε μια χώρα όπου η ιστορία της ζωής σας δεν ήταν γεμάτη -πόσο συναρπαστικό!- με ξεσπάσματα και επιθετικές κινήσεις ποικίλης κλίμακας αυτής της μεγάλης, απρόβλεπτης δύναμης που υποθέτει ότι μπορεί να ρίξει το δρόμο της παντού όπου δεν υπάρχει ΝΑΤΟ (σ.τ.μ.: εννοεί την Ρωσία). Πείτε μου, λοιπόν, πώς ακριβώς θα διασφαλίσετε την ασφάλειά μας; Ποια είναι αυτή η εναλλακτική στο ΝΑΤΟ που πρεσβεύετε; …

Υπάρχουν πολλά που πρέπει να επιχειρήσουμε να ξετυλίξουμε στο παραπάνω απόσπασμα, τα οποία δεν μπορούν να αναφερθούν όλα σε αυτό το άρθρο, αλλά αρκεί να πούμε ότι διαφωνούμε έντονα με τα επιχειρήματα που παρουσιάζονται, αποτελώντας κατά τη γνώμη μας μια πολύ κακή κατανόηση των θεμελιωδών αρχών του αναρχισμού ως ένα επαναστατικό κίνημα της εργατικής τάξης.

Τώρα δεν είναι η ώρα για το σοσιαλιστικό κίνημα να “σωπάσει” για το ΝΑΤΟ, αλλά να φωνάξει πιο δυνατά γι ‘αυτό (που σε καμία περίπτωση δεν σημαίνει ότι πρέπει να λιγοστέψουμε τις καταγγελίες μας για τον Πούτιν). Νωρίτερα τον Μάρτιο πολλά μέλη της ACM πήραν μέρος σε μια συγκέντρωση αλληλεγγύης προς την Ουκρανία στην οποία συμμετείχαν περίπου 200 άτομα. Σε όλο το πλήθος αυτής της συγκέντρωσης υπήρχαν πλακάτ και πανό που καλούσαν το ΝΑΤΟ να θεσπίσει ζώνη απαγόρευσης πτήσεων πάνω από την Ουκρανία. Μια τέτοια πράξη πιθανότατα δεν θα ήταν παρά ένας τρίτος παγκόσμιος πόλεμος και μια πιθανή πυρηνική κλιμάκωση. Όταν γίνεται λόγος για ζώνες απαγόρευσης πτήσεων, είναι συχνά προφανές ότι όσοι τις ζητούν δεν κατανοούν στο ελάχιστο τι συνεπάγονται ή ποια θα είναι τα πιθανά αποτελέσματα. Μπορούμε βεβαίως να κατανοήσουμε την άμεση προσπάθεια να σωθούν ζωές Ουκρανών, αλλά η κλιμάκωση του πολέμου με μια περαιτέρω ιμπεριαλιστική επέμβαση δεν είναι κάτι για το οποίο μπορούμε να σιωπήσουμε ως σοσιαλιστές. Πρέπει να είμαστε εντελώς ξεκάθαροι για την αντίθεσή μας σε μια τέτοια κίνηση και να προσπαθήσουμε όσο το δυνατόν περισσότερο να μιλήσουμε για αυτό, να κερδίσουμε τον κόσμο. Η κλιμάκωση αυτού του πολέμου δεν θα σώσει ζωές, θα κοστίσει περισσότερες.

Ένα άλλο σημείο που πιστεύουμε ότι είναι σημαντικό να αντικρούσουμε είναι οι νύξεις ότι μια ένταξη στο ΝΑΤΟ είναι προς το καλύτερο συμφέρον των εργαζομένων της Ανατολικής Ευρώπης. Αν και μπορούμε σίγουρα να καταλάβουμε γιατί μπορεί να υπήρξε σημαντική υποστήριξη για μια τέτοια ένταξη σε ολόκληρη την περιοχή μετά την πτώση της ΕΣΣΔ, η μαζική υποστήριξη δεν σημαίνει απαραίτητα ότι μια τέτοια θέση είναι σωστή. Η υποστήριξη τέτοιων κινήσεων προέρχεται γενικά από την καπιταλιστική προπαγάνδα και την ενθάρρυνση των εθνικιστικών ανταγωνισμών. Αυτοί ακριβώς οι ίδιοι παράγοντες τροφοδοτούν την υποστήριξη των Αυστραλών εργατών για τη συμμαχία AUKUS και τη στρατιωτική ανάπτυξη στην περιοχή Ασίας-Ειρηνικού προκειμένου να μας υπερασπιστούν (σ.τ.μ.: οι κυβερνήσεις, οι στρατοί κλπ) από τον «κίνδυνο» που θέτει η Κίνα. Ακριβώς επειδή μια σημαντική μερίδα Αυστραλών εργαζομένων φοβάται την Κίνα και υποστηρίζει τον AUKUS και τον μιλιταρισμό Αυστραλίας-ΗΠΑ, δεν σημαίνει ότι μια τέτοια θέση είναι στην πραγματικότητα σωστή, ούτε οτι ωφελεί τους εργαζόμενους.

Θα πρέπει επίσης να θυμόμαστε ότι ενώ το ΝΑΤΟ μπορεί να θεωρηθεί από ορισμένους ως προστατευτική δύναμη ενάντια στον ρωσικό ιμπεριαλισμό, για εκατομμύρια ανθρώπους σε όλη τη Μέση Ανατολή το ΝΑΤΟ, μαζί με την “κοπέλα” του την Αυστραλία ήταν ο εισβολέας, ο βάναυσος ιμπεριαλιστής που δολοφόνησε πολίτες και κατεδάφισε υποδομές. Εάν το ΝΑΤΟ είναι μια προστατευτική δύναμη για την Ανατολική Ευρώπη, τότε θα αναγκαστούμε να παραδεχτούμε ότι ένα μπλοκ που αποτελείται από την Κίνα, τη Ρωσία και άλλα έθνη σε αντίθεση με το ΝΑΤΟ είναι εξίσου σημαντικό για τις χώρες στις οποίες η Δύση στρέφει το βλέμμα της. Εν ολίγοις, θα αναγκαζόμασταν να υποστηρίξουμε τη ανάπτυξη αντιτιθέμενων ιμπεριαλιστικών μπλοκ στο δρόμο προς την αναπόφευκτη καταστροφική σύγκρουση, όπως είδαμε να συνέβη πριν από τον Πρώτο Παγκόσμιο Πόλεμο.

Η λύση για τον ιμπεριαλισμό δεν βρίσκεται στη στήριξη των ιμπεριαλιστικών μπλοκ, αλλά στη δύναμη και την αλληλεγγύη της διεθνούς εργατικής τάξης. Η κατανόηση των παραγόντων που οδηγούν στην υποστήριξη των ιμπεριαλιστικών σχεδίων δεν σημαίνει ότι επιδοκιμάζουμε μια τέτοια υποστήριξη ούτε αλλάζει το θεμελιώδες καθήκον μας να εναντιωνόμαστε σε τέτοια πρότζεκτ.

Τα θεμελιώδη επιχειρήματα του “Fuck Leftist Westplaining” είναι ουσιαστικά τα ίδια με αυτά που παρουσιάζονται από τις κυβερνήσεις της Αυστραλίας, των ΗΠΑ και κάθε άλλης ιμπεριαλιστικής δύναμη για να δικαιολογήσουν το ίδιο το καπιταλιστικό-ιμπεριαλιστικό σύστημα που το σοσιαλιστικό κίνημα επιδιώκει να ανατρέψει και στο οποίο βρίσκεται η ρίζα του ζητήματος του τρέχοντος πόλεμου στην Ουκρανία και όλων των πολέμων σε όλο τον κόσμο. Η επιλογή στρατοπέδων, είτε πρόκειται για σταλινικούς που παρέχουν υποστήριξη σε βάναυσους δικτάτορες όπως ο Άσαντ και ο Πούτιν επειδή αντιτίθενται στη Δύση, είτε για «αναρχικούς» που υποστηρίζουν το ΝΑΤΟ ως υπερασπιστές ενάντια στη ρωσική ή κινεζική επίθεση, πρέπει να πεταχτεί και να απορριφθεί ως το αντεργατικό σκουπίδι που πραγματικά είναι.

Για να γίνουμε σαφείς, αυτό το άρθρο δεν είναι μια προσπάθεια να παίξουμε το “αλλά για το τάδε θέμα δεν λέτε τίποτα” (whataboutism). Οι διάφοροι τρόποι με τους οποίους το ΝΑΤΟ συνέβαλε σε αυτόν τον πόλεμο, και οι βάναυσες εισβολές και καταλήψεις από τις δυνάμεις του ΝΑΤΟ τα τελευταία 50 χρόνια, σε καμία περίπτωση δεν μειώνουν ή δικαιολογούν τις ενέργειες του ρωσικού κράτους. Ούτε οι αναρχικοί πρέπει να πέσουν στην παγίδα να κοιτάζουν υπεροπτικά τους ανθρώπους που σε μια περίοδο φόβου και απελπισίας έχουν στραφεί προς μια δύναμη όπως το ΝΑΤΟ για προστασία. Μπορούμε να καταλάβουμε μια τέτοια θέση, και μπορούμε να τη συμπονέσουμε, αλλά πρέπει ακόμα να την αντιταχθούμε. Πρέπει να συνεχίσουμε να είμαστε ξεκάθαροι ότι η ειρήνη δεν θα προέλθει από την υποστήριξη των ιμπεριαλιστικών δυνάμεων, αλλά από τον διεθνισμό της εργατικής τάξης. Αυτή είναι η εναλλακτική μας στο ΝΑΤΟ.

Οπότε όχι, δεν θα “σωπάσουμε” σχετικά με το ΝΑΤΟ, γιατί κάτι τέτοιο θα σήμαινε ότι θα σωπάσουμε την ίδια στιγμή που το σοσιαλιστικό κίνημα χρειάζεται να είναι φωνάξει πιο δυνατά σχετικά με τον ιμπεριαλισμό και την ανάγκη να απορρίψουμε όλες τις προσπάθειες συμμαχίας της εργατικής τάξης με τους κυβερνήτες της, αντί με τους εργάτες του κόσμου. Αυτό το λάθος έχει γίνει στο παρελθόν και δεν έχουμε την πολυτέλεια να το ξανακάνουμε.

*Πηγή για το κείμενο στα αγγλικά: https://www.acmeanjin.org/articles/now-isnt-the-time-to-shut-up-about-nato?fbclid=IwAR2MNu7Y1gXV9tCst0Gex1qvWTrUQNYGS32Y3NCgmJCFQhIqmot3n16YeTw

**Πηγή για την ελληνική μετάφραση του κειμένου: https://www.alerta.gr/archives/25463?fbclid=IwAR20o61iburLd7Cd-gS4Fa8-fdw7pLeqdrFjD7HsRaWX0XStaEPJvrbAywc

internacional / miscellaneous / opinión / análisis Saturday March 26, 2022 20:47 byCALA y Organizaciones Hermanas

En los últimos meses la situación política latinoamericana pareciera lograr cierta estabilidad, especialmente con la salida institucional a la revuelta en Chile luego de las elecciones. Sin embargo, en realidad, se abre otro capítulo en esta coyuntura, donde aún muchas cosas están en disputa y lejos se está de una “estabilización” política y económica en el continente.

La situación de la invasión militar rusa de Ucrania y todas las derivaciones y desarrollo que pueda tener van a impactar en nuestra región de un modo u otro. Ya en lo inmediato, los precios de las materias primas se han disparado en el mercado mundial, lo cual puede generar mayores ingresos en nuestras economías nacionales, pero no necesariamente mejorar su distribución, sino que se enriquezcan más las burguesías latinoamericanas, aumentando al final aún más nuestra dependencia económica.

Como ya sabemos Latinoamérica comparte características estructurales, no solo culturales, sino también políticas y económicas, especialmente en cuanto a su relación con los grandes proyectos imperialistas. Sin embargo, las coyunturas políticas van siendo disímiles entre los países en las últimas décadas; a pesar de poder identificar ciertas oleadas de corrientes políticas que van configurando la realidad de la región.

En este sentido, los llamados gobiernos identificados con el socialismo del siglo XXI habían configurado una disputa política entre cierto progresismo gubernamental y aquellos gobiernos más reaccionarios en materia política y económica. Los primeros arribaron al poder desde 1999 después de grandes luchas populares, fueron arrancando algunas conquistas sociales, pero a través de un proceso de institucionalización y burocratización perdieron su impulso, y a partir de ello también, como efecto dominó, se presentó la crisis y el agotamiento de dichos proyectos gubernamentales, que mostraron sus límites en cuanto a intención y capacidad de materializar el cambio.

En este marco, en los últimos años la derecha continental se ha ido adaptando, modificando y fortaleciendo en ciertos países como Brasil. Sin embargo, por debajo de estas disputas partidarias, la verdadera y concreta constante ha sido el ajuste económico y la represión que han ido en aumento en la última década y una resistencia popular, a veces más o menos articulada y organizada.

En 2019 se iniciaba un ciclo de protestas populares enormes en todo el continente que comprendió países como Puerto Rico, Haití, Colombia, Ecuador, Chile y Bolivia, donde los pueblos ganaban las calles con gran masividad e importantes niveles de acción directa. La represión fue inmensa y terrible en todos los lugares, con gran cantidad de casos de personas asesinadas, mutiladas, encarceladas y lesionadas por las fuerzas del orden burgués.

En este gran ciclo de protestas, los pueblos decían basta de esa manera, a décadas de latrocinio, despojo, represión constante y políticas neoliberales, como los mostraban los casos de Puerto Rico, Chile y Colombia. Desde arriba, las clases dominantes y sus actores políticos se apresuraron a contener dicha marea como en Chile, donde aparecieron las “soluciones” y los pactos firmados entre todos los partidos del sistema y la votación de leyes que reprimían la protesta y cierto tipo de acciones, también con aval de todo el espectro político electoral. También en Chile, aparece como principal apuesta la convocatoria a una Convención Constituyente, como modo de canalizar institucionalmente el descontento popular y sacar cierta presión de las calles, lo que daba cuenta la magnitud de las protestas y empujaba a que la “clase política” tomara algunas medidas en consecuencia.

Colombia que también venia de importantes movilizaciones en 2019, fue protagonista de un gran estallido social desde finales de abril de 2021, con grandes movilizaciones y diversos llamados a paros nacionales, convocando sectores sindicales, estudiantiles, barriales y sociales a resistir el programa de ajuste económico sistemático del gobierno Iván Duque. Las protestas fueron fuertemente reprimidas, pero esto lejos de aplacar el conflicto lo agudizó aún más demostrando la fuerza de los y las de abajo. Así se logró poner freno parcialmente a la avanzada del gobierno.

Las movilizaciones sociales de 2021 en Colombia y también en Cuba, Haití, Guatemala, Ecuador, Costa Rica y Belice tuvieron una gran importancia. Por supuesto, en estos años el proceso de lucha ha sufrido reflujos y enfriamientos, así como un encauzamiento institucional; sin embargo, el clima de agitación y el trabajo de base previo de algunos sectores, ha impulsado grandes movilizaciones a lo largo del 2021 y ha generado avances como lo muestra el movimiento feminista con la reciente despenalización del aborto en Colombia.

Hoy con la pandemia del Covid y las restricciones mediante, la estrategia de mantener todos los conflictos dentro del cauce institucional burgués ha dado ciertos frutos. En Chile la Convención Constituyente viene discutiendo a paso lento y con escasos avances aún, y ha triunfado electoralmente Gabriel Boric, liderando una “alianza de votos” en la segunda vuelta de espectro progresista y con apoyos de principales figuras de la antigua Concertación como los expresidentes Michelle Bachelet y Ricardo Lagos, los mismos que fueron garantes de mantener el pinochetismo en democracia y reprimir protestas populares. Boric recibió el voto anti -Kast, una especie de voto antifascista. Un Boric triunfal se muestra moderado, negociador, incluso en lo referente a los contenidos de la nueva Constitución.

Hoy Boric es un hombre del sistema: surgido de las luchas estudiantiles como dirigente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile en 2011 por un sector autonomista, rápidamente incursionó en la política parlamentaria y participó en la conformación del Frente Amplio chileno (tomando nombre y ejemplo del Uruguay) que se planteaba como una alternativa al bipartidismo entre la Concertación y la Derecha. Como parlamentario, fue firmante del acuerdo por la Constituyente propuesto por la derecha y apoyó medidas antipopulares de carácter represivo hacia la protesta social, para luego convertirse es un candidato a medida del momento, que permita al sistema político en Chile reconstituirse, bajando las aguas de la marea popular. No es ni más ni menos que una salida electoral de tinte progresista a las causas profundas del estallido.

En Bolivia en cambio, el gobierno golpista de Jeannine Añez que asumió el poder en noviembre de 2019, fue herido de muerte por las masivas movilizaciones populares. Si bien estas movilizaciones reclamaban convocatoria a elecciones inmediatas y por esa vía lograron la elección de Luis Arce, colocando nuevamente al Movimiento al Socialismo (MAS) en el gobierno, marcaron el fin de una dictadura que, por suerte, no termino de consolidarse.

Más allá de toda la burocracia que ha generado el MAS y los intentos por controlar a las organizaciones populares desde el Estado, son los movimientos sociales los que hoy están movilizando en la calle contra los nuevos intentos de desestabilización de la derecha. Si bien ello se puede manifestar en cierto respaldo al gobierno de Luis Arce y a la figura caudillista de Evo Morales, y con cierto “entrevero” ideológico, es interesante la presencia del pueblo en la calle para frenar a la derecha, pero también para ponerle límites al gobierno.

En Brasil, en los últimos años se establece una etapa de destrucción de derechos de forma asoladoramente rápida. El avance neoliberal presente desde 2016 trajo nuevamente el hambre y la inseguridad alimentaria a 10 millones de personas y el actual gobierno del ex militar golpista Jair Bolsonaro avanza sobre el pueblo pobre y negro con su máquina de matar gente, la policía militar. La política neo liberal de Bolsonaro, reforzó el sistema de ajuste y represión, el sistema de hambre y de muerte, mientras el mercado de lujo aumentó en 81%, representando el aumento de la desigualdad entre los más ricos y los más pobres.

Los ataques contra los derechos sociales continúan en el país continental, a través de las políticas para retirar los derechos de los pueblos originarios, como el marco temporal y hacer la vista gorda al garimpo y a las quemas del sector agropecuario; la mayor frecuencia de ataques armados por parte de fuerzas para policiales contra los movimientos sociales en el campo y en la selva; la liberación de centenas de nuevos y más insalubres agrotóxicos, además del agravamiento de los desastres ambientales causados por la explotación desenfrenada de la minería y del sector energético.

La derecha latinoamericana

Luego de una década progresista, los distintos partidos de derecha volvieron a gobernar en la mayoría de países del área especialmente desde 2016. En este contexto tenemos dos matices de derecha que se complementan y son movilizados por la clase dominante cuando la capacidad de contener la furia de las calles desborda a los partidos progresistas del orden.

El Gobierno de Maurcio Macri en Argentina fue un claro ejemplo de embestida neoliberal, barriendo derechos, aumentando el desempleo de trabajadores públicos y privados, generando más inflación y desatando una crisis económica, que se ha traducido un inmenso empobrecimiento al menos de la mitad de la población argentina.

Pero, sobre todo el discurso macrista venía con nuevos aires de crítica a la protección de derechos sociales y favorecer la ampliación ilimitada de los márgenes para las acciones de las empresas, especialmente las trasnacionales.

En este punto cabe aclarar, que la agenda empresarial y de derecha que se viene imponiendo, en muchos casos trasciende el tinte partidario. En este sentido en Argentina, la carrera electoral cortoplacista y la defensa por encima de todo de la gubernamentalidad ha llevado al actual gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner a mantener continuidad en las políticas de ajuste. Esto es posible verlo en dos puntos por demás de ilustrativos. El primero, la negociación y pago de la abultada y escandalosa deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) contraída por Macri (con aval del congreso), con la consecuente sumisión a los mandatos de este organismo respecto de la política económica. El segundo, que traemos a colación porque fue uno de los hitos de resistencia a las políticas de miseria del macrismo, es el de las jubilaciones, cuya fórmula de cálculo actual es incluso peor a la anterior.

Otros gobiernos muestran un tinte más liberal, como es el caso de Lacalle Pou en Uruguay, pero también apelan a la represión. La ley de Urgente Consideración (LUC), que tendrá una de sus partes sometida a referéndum a fines de marzo de 2022, contiene una importante estructura jurídica para avanzar en términos represivos, adelantar privatizaciones, desarrollar una quita de derechos populares e implementar un recorte del presupuesto público para áreas sociales como la educación y la vivienda, entre otros. Es un gobierno neoliberal, que intenta avanzar fuertemente en estas políticas para el período.

Otro tipo de derecha también avanza inspirada en el ascenso de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, una extrema derecha con participación de sectores fascistas y nazis, y componentes fuertemente ultraconservadores y religiosos. Jair Bolsonaro llega al Planalto siguiendo una política que ataca frontalmente las ideas de izquierda e incita sus seguidores a manifestarse violentamente contra la izquierda y los movimientos sociales. Esto en un contexto en que la violencia política contra los movimientos del campo y los pueblos originarios aumenta exponencialmente. A consecuencia de eso, hoy en Brasil vemos la ampliación de todo tipo de grupos de derecha en las calles, la reactivación de células neonazis y el aumento de casos registrados de apología pública al nazismo en 900% en los últimos 10 años.

Esencial para el triunfo electoral de Bolsonaro en 2018, fue el apoyo de las iglesias evangélicas fundamentalistas y en una región en las que éstas ganan cada vez más presencia, desarrollando una clara actividad política e ideológica en la que machacan conceptos reaccionarios a toda la población, favorecen políticas anti derechos y defienden sus negocios.

Otro sector importante fueron las ‘milicias’ conformadas por ex-policías y los sectores políticos más corruptos, antiguos y amiguistas. Las evidencias se acumulan en lo referente a su implicación con la mafia del sector policial y con la operación que condujo al asesinato de Marielle Franco. También se involucra abiertamente en grandes negociados con partidos y sectores empresariales de gran poder, como el agronegocio.

Es esta derecha con gran agresividad ideológica, la que viene marcando la agenda política en los países latinoamericanos hace ya bastantes años. Es una derecha que no tolera ni un atisbo mínimo de progresismo siquiera y ahora intenta bajo el liderazgo del fujimorismo desestabilizar el gobierno de Pedro Castillo en Perú, como ayer dio un golpe de Estado en Bolivia con fuertes componentes evangélicos y racistas. Es una derecha rancia, que poco le importan las reglas del juego político liberal burgués, y que tiene claro que no tendrá reparo en apelar a golpes de Estado o al fraude electoral para conseguir sus objetivos. Han realizado masacres contra diferentes poblaciones como en Bolivia o han dejado expandir el Covid dejando morir a gente del pueblo como en Brasil. Son genocidas, sin más.

Esta andanada ideológica de la derecha radical penetra fuertemente en las sociedades latinoamericanas y se expanden los valores de la libre empresa, la visión de lo social como un gasto que hay que recortar, la justificación de la represión como forma de castigar el descontento y a los sectores populares solo por el hecho de ser pobres, y un imaginario en el que la sociedad es vista como una empresa privada, con todas las consecuencias que dimana de ello.

Esta derecha habla de libertad, pero su “libertad” es pequeña, egoísta y paranoica, estando bien limitada a la esfera económica, esto es la libertad de inversiones, la libertad para el capital, y la libertad para el despliegue de las iniciativas privadas y de empresas multinacionales, en suma, libertad para los ultra ricos de hacer a su antojo y privatizar el mundo. Ejemplo bien notorio de esta tendencia es Javier Milei y su mal llamado “Partido Libertario” en Argentina, que no es más que una veta por extrema derecha del conservadurismo cultural y el neoliberalismo más simplón o el Partido Nuevo en Brasil con su composición y apoyo de banqueros e inversionistas de la bolsa de valores. Críticos de una “clase política” con la que guardan múltiples vínculos, se postulan a políticos acompañados de militantes del más rancio tradicionalismo -vaya contradicción-, y aunque dicen querer eliminar el Estado en si -reforzando en cambio el poder autoritario de los empresarios-, en la práctica de hecho se plantean administrarlo para llevarlo a su mínima expresión en lo que hace a controles al capital y políticas sociales y maximizándolo en lo que refiere a represión contra los movimientos populares.

Los libertarianos o ultra liberales con elementos fascistas, pretenden una mayor concentración de la riqueza en pocas manos y un brutal y autoritario aumento de las políticas represivas. De hecho, el propio Milei se ha declarado simpatizante de la última dictadura militar argentina que fue pionera en la implementación de las políticas neo liberales en el continente, al tiempo que ha defendido que la enseñanza debe ser enteramente privada esto es presa fácil del lucro empresarial y el autoritarismo familiar y clerical.

Cabe aclarar que como anarquistas consideramos que estos sectores capitalistas conservadores no son libertarios como muchas veces se auto proclaman; esta denominación está históricamente ligada al socialismo libertario, otro nombre que daba Bakunin al anarquismo. Los sectores de derecha mencionados en el párrafo anterior, ajenos a la lucha contra la dominación social y defensores cerrados de la opresión capitalista, pueden ser mejor llamados ultra liberales.

En resumen, esta derecha, en sus múltiples variantes, ha tomado nuevos bríos y desata una fuerte lucha ideológica contra toda la izquierda, en particular contra los “progresismos”. Justamente los procesos progresistas tienen allí un lado flaco, débil. Lo que han llamado “la batalla cultural” no ha sido trabajada por los gobiernos progresistas, que apuntaron a mantener la cultura política tradicional y generar una serie pactos entre el capital y el trabajo que conllevan un aumento del consumo como forma de generar supuestos valores de cambio favorables a la izquierda. De más está decir que el consumo de por sí no genera un pueblo fuerte, capaz de construir y tomar en sus manos su destino. Pero lo cierto es que cualquier pequeña medida tomada por este tipo de gobiernos es blanco de los dardos de todo el amplio abanico de la derecha, que critica estas políticas casi como si se tratara de cambios revolucionarios, cuando en realidad son “mejoras” y la mas de las veces están aún lejos de ser “reformas”, al menos.

Es cierto que algunas de estas “mejoras” han significado que porciones importantes de pueblo vivan un poco mejor, ello no es desdeñable, pero esto sin modificar las estructuras de pobreza, desigualad y exclusión, por lo que no podemos colocar ese tipo de medidas como el horizonte político máximo y de cambio profundo al que aspire la izquierda revolucionaria. La izquierda con intención realmente transformadora debe aspirar al socialismo auto gestionario, la libertad y a las transformaciones revolucionarias.

Para cerrar el análisis de la derecha latinoamericana en esta coyuntura, debemos señalar que las medidas de cuarentena sin condiciones sociales tomadas por los gobiernos durante la pandemia del Covid han sido utilizadas por sectores de esta corriente política, incluyendo sectores neonazis, para ganar las calles y tener una fuerte presencia pública y dar la lucha ideológica, hablando de una libertad excluyente e insolidaria como decíamos. Paradójicamente quienes aspiran a implantar el fascismo o formas similares de gobierno y sociedad en nuestros países, hablan constantemente de “libertad”, pero, además movilizan a decenas de miles de personas y canalizan a partir del odio, el miedo y la ignorancia, parte del descontento social hacia posiciones reaccionarias. Ello viene ocurriendo hace tiempo ya en Europa y esta región un buen espejo donde mirar algunos de los posibles desarrollos de este monstruo como Agrupación Nacional en Francia, Vox en España o Alternativa para Alemania. Esta también una llamada de atención para los sectores populares y de izquierda a no abandonar las calles y fortalecer la organización popular.

Perspectivas

Hace ya unos años, concretamente en 2019, señalamos que se había abierto una etapa de lucha popular en las calles en nuestro continente. Esa etapa parece no haberse cerrado; aunque la pandemia impactó fuertemente en bajar el ritmo de ciertas movilizaciones, mientras se potenciaban otras luchas en varios rincones del continente como las de los trabajadores y las trabajadoras de la salud o los desempleados. Y seguramente, sus efectos más duraderos generarán nuevas revueltas.

Esta etapa o ciclo no es una carrera ascendente, tiene avances, retrocesos, períodos de calma y de preparación de nuevos combates. Ha sido una característica saliente en todo este período la masividad de las protestas y su extensión y duración en el tiempo. Habrá que analizar en cada caso los avances organizativos, y a nivel político e ideológico lo que deja cada uno de estos procesos. Pero sin lugar a dudas es una etapa abierta de lucha.

Luchas que deben contar con un componente ineludible: la independencia de clase. Como decía León Duarte, compañero de la Federación Anarquista Uruguaya (FAU): “En lo que tenemos que confiar siempre es en nuestra lucha”. No debemos permitir que se canalicen las peleas y aspiraciones del pueblo en los rediles institucionales que matan toda la rebeldía y el protagonismo popular; la independencia de clase es el antídoto contra la institucionalización de los movimientos sociales.

En cada caso, con sus ritmos e historia, cada pueblo va desarrollando sus luchas y experiencias. Conflictos sindicales con ocupaciones de fábricas y lugares de trabajo como El Salvador, los bloqueos y cortes de calle como en Colombia, plebiscitos contra leyes que potencian el avance represivo y privatizador como Uruguay, puebladas como en Chubut (Argentina) o en Ecuador en 2019 que hacen retroceder leyes y decisiones de gobiernos provinciales o nacionales, movilizaciones campesinas cortando rutas y tomando tierras como en Paraguay, también luchas indígenas defendiendo tierras ancestrales como en Guatemala, grandes movilizaciones por los derechos de las mujeres y las disidencias sexuales como en Chile, el movimiento negro formando nuevos quilombos o territorios colectivos como en Brasil, es decir toda una rica gama de experiencias populares que debemos ser capaces de unir en un Frente de Clases Oprimidas para lograr las transformaciones de fondo y construir una sociedad diferente.

¡¡POR EL SOCIALISMO Y LA LIBERTAD!!

¡¡ARRIBA LOS Y LAS QUE LUCHAN!!

COORDINACIÓN ANARQUISTA LATINOAMERICANA


Federación Anarquista Uruguaya (FAU)

Coordinación Anarquista Brasilera (CAB)

Federación Anarquista de Rosario (FAR)

Organizaciones hermanas:

Federación Anarquista Santiago (FAS , Santiago de Chile)

Grupo Libertario Vía Libre (Colombia)

internacional / miscellaneous / opinión / análisis Monday March 21, 2022 08:38 byViaLibre

En este escrito se presenta un análisis de la coyuntura socio política general para inicios de 2022 en los países centrales e imperiales, que identificamos como 15 Estados ubicados en América del norte, Europa occidental, Asia del este y Oceanía, desde la mirada del Grupo Libertario Vía Libre. Para esto se desarrolla en primer lugar una reflexión sobre las tendencias generales de estas potencias en materia de salud pública, actividad económica e inclinaciones políticas; continuando en segundo lugar con un análisis por países, centrado en la actividad de los gobiernos, el desarrollo económico y la luchas sociales de cada región y finalizando en tercer lugar, con una balance de la actividad de los movimientos populares en esta zona del mundo, detallando las protestas generales y las actividad del movimiento obrero, campesino, indígena, estudiantil, feminista, ecologista, de migrantes y de otros sectores sociales.


Tendencias generales

En materia de salud pública, en los 15 países centrales que hemos seleccionada, la pandemia del COVID-19 registro según la base de datos de Google, 114´038.898 casos totales confirmados y 1´824.615 muertes acumuladas, ambas cifras con importantes sub registros. Así mismo se presento un porcentaje promedio comparativamente alto del 73.3% de su población completamente vacunada.

En número de casos, son especialmente dramáticos los números de contagios en Estados Unidos, el mayor registro mundial, Rusia y Reino Unido, que juntos se acercan a los 90 millones de positivos acumulados confirmados.

Por otra parte, en materia de muertes totales es notablemente baja la situación de Nueva Zelanda, Taiwan y Corea del Sur con registros inferiores a 2.500 decesos y de forma mas controvertida China, mientras los decesos en Estados Unidos, Rusia y Reino Unido son alarmantes y llegan a superar combinados los 1.25 millones de fallecidos.

Por otro lado, se registran casos notablemente buenos de vacunación completa de la población en China, con su propia batería de vacunas, Corea del Sur y España, con registro por encima del 80% y casos comparativamente malos como Estados Unidos y Taiwan con vacunaciones apenas por encima del 60%.

En medio de la expansión del negacionismo de la Covid-19, que alcanzo proporciones masivas en países con una fuerte presencia conservadora como Estados Unidos y Rusia, se desarrollaron los picos de la cuartas y quintas olas de la pandemia por la variante Omicron, especialmente en el último trimestre del año, situaciones que llevaron a la adaptación de nuevas medidas de cierre parcial de actividades, que afectaron el comercio.

En materia económica, se produjo una recuperación franca de las economías mas ricas con un crecimiento promedio del 4.71% del PIB, jalonada por el gasto público y las ayudas estatales a las empresas, así como el aumento del consumo privado, el turismo y la construcción. El crecimiento fue notable en China, Reino Unido y Francia, con promedios de aumento por encima del 7% del PIB, y mucho mas limitado en Japón, Australia y Nueva Zelanda con porcentajes de estancamiento cercanos al 1.0% o aún de decrecimiento. Sin embargo, pese a la variedad de situaciones regionales, en general esta recuperación es aún insuficiente para cubrir el decrecimiento económico que se presento tras la depresión por el cierre de la actividad económica de 2020.

En materia de inflación los países ricos experimentan subidas históricas de precios, con un promedio del 3.67% anual, aumentos fuera del control gubernamental, con varios países experimentando sus mayores encarecimientos en 20 y algunos en 30 años. Se destacan entre los mas afectados por la inflación los casos de Rusia con 8.4%, Estados Unidos con 7% y Nueva Zelanda con 5.9%, mientras hay relativa continuidad de precios en China con 0.9%, Italia con 1.9% y Taiwan con 1.96% y aún contracción en Japón con -0.2%.

También se produjo un encarecimiento del precio de la energía entre un 20 y un 30%, especialmente notoria en el caso del gas que aumento hasta en un 50% su valor, lo que afecto sobre todo a la región europea. También se desarrollo un aumento de los precios de los productos agrícolas y de los precios del transporte marítimo, así como una crisis de la cadena global de suministros por los cuellos de botella que ocurren por la combinación de una demanda en alza y un flota insuficiente de barcos y contendedores. Esta situación llevo a largos retrasos y un desabastecimiento parcial, que inicio en Asia del este, pero se expandió a nivel mundial y afecto de forma significativa a la industria manufacturera de muchos países ricos.

En materia de desempleo los países ricos registran un promedio del 5.71% de su población económicamente activa sin trabajo, un recuperación general aunque lenta, del porcentaje de empleo general. Destacan en el extremo mas alto de desocupación, los países de Europa del sur con casos como los de España con 13.33%, Italia con 9% y Francia con 7%, que sin embargo, reducen el desempleo alto del último periodo, mientras en el polo mas bajo se encuentra en Asia del este, con Japón con un 2.6%, y Corea del Sur y Taiwan ambos con 3.7%, que paradójicamente, ven aumentar la desocupación en sociedades de pleno empleo.

En materia política, se presenta un aumento general de la tensión geopolítica entre Estados Unidos y su bloque de aliados agrupados en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tanto con China en materia económica y diplomática, como con Rusia en materia propiamente militar.

Por otra parte, en el balance en las orientaciones políticas de los países ricos, se perciben 6 gobiernos de centro, 5 de centro izquierda e izquierda y 4 de centro derecha y derecha, lo que muestra una ligera primacía del centrismo. Se presento así en el último periodo, una discreta tendencia hacia el centro con ejemplos como la elección de Biden en Estados Unidos y aún dinámicas progresista limitadas como la elección de Shcults en Alemania.

Al tiempo conviven con la complejidad propia de los países industrializados, 7 gobiernos de todo el arco político, con una tendencia hacia las políticas económicas desarrollistas, de intervención Estatal en proyectos estratégicos, que sin embargo, no necesariamente reniegan de los marcos del libre mercado como lo muestra el caso de la China de Xi Jinping. Por otro lado se encuentra, con una ligera mayoría, 8 administraciones neoliberales, que sin embargo, mantienen una estructura de fuerte subsidios industriales y agrícolas sobre su economía como lo muestra el caso Johnson en Reino Unido.

En esta panorama se mantiene la primacía del modelo democrático representativo con 13 expresiones y en contraste, la particular dictadura capitalista China por una parte y el gobierno autoritario de Putin en Rusia, con un sistema político mas bien híbrido.

Sin embargo, la estabilidad esta agrietada, se abre un desafió inédito de la derecha republicana que llamaba al auto golpe de Estado en Estados Unidos, las crisis congeladas por movimientos independentistas de Cataluña en España, la región Flamenca en Bélgica y Escocia en Reino Unido. También se presentan las situaciones de paz armada de alta tensión en Corea del Sur y Japón, China y Taiwan y Rusia en varios frentes, con el papel de Estados Unidos a la vez como mediador e impulsor directo de la conflictividad militar mundial.

Desarrollo por países

En Estados Unidos asumió el gobierno el político Joe Biden del centrista Partido Demócrata, con una leve mayoría en el senado. En materia de la pandemia el imperio del norte registro 54´242.790 de casos totales confirmados, así como 824.336 muertes registradas de la enfermedad, la cifra mas alta del mundo, así como el bajo porcentaje del 63% de su población completamente vacunada. En medio de su agitada asunción del poder, el gobierno del antiguo vicepresidente de la administración Obama, logro la aprobación en el senado de un plan multimillonario de renovación de la infraestructura nacional, con ciertos componentes de inversión verde.

Por otra parte, el país registra un crecimiento económico estimado en 2021 de 5.6% del PIB según el Banco Mundial, con un importante aumento de la inflación que llego al 7% según el Departamento del Trabajo, y una reactivación económica más lenta de lo esperado. En este panorama se presenta una importante recuperación que lleva el desempleo al 5.35% según Datosmacro, lo que no desdice del paralelo fenómeno de la gran renuncia de los trabajadores con contratos mas precarios, que puede llegar a involucrar a mas 3 millones de personas. Tras un aumento de las llegadas de migrantes y la crisis de las precarias instalaciones de transito, el gobierno Biden decidió la reactivación de la política migratoria restrictiva con el programa Espera en México iniciado por Trump. Ademas en el país ocurrieron desastres naturales como los huracanes en Kentucky o las nevadas en Texas.

En el terreno de las luchas sociales, se presento una importante ola de conflictos obreros en verano y luego también en otoño, con eje en el llamado octubre de huelgas, con importantes ceses laborales en empresas como John Deere de maquinaria agrícola, la primera de su historia; Kaiser de servicios y productos sanitarios; así como Kellogg´s, Nabisco, Heaven Hill y Frito Lay de la alimentación, donde los conflictos de este alcance no se veían en 50 años. También se presentaron huelgas y movilizaciones de repartidoras de comida en New York, trabajadoras técnicas en Hollywod, empleadas de Apple y McDonald´s, recolectoras de basura en San Diego, profesoras auxiliares de varias universidades, desarrolladoras de videojuegos y otros sectores como transporte, carpintería, comercio y logística.

Así mismo, en medio de la batalla legislativa por la aprobación del proyecto ProAct que facilita la organización sindical, se mantiene un avance la organización gremial autónoma en empresas como Starbucks y expansión de la afiliación de sectores como camiones o automotrices. Al tiempo se convoco el 26 de noviembre una nueva huelga internacional de trabajadoras de Amazon por mejores salarios, con expresiones en 20 países. En otra sintonía, también se desarrolla desde diciembre el paro patronal en las Ligas Mayores de Beisbol. Por otra parte se presentaron importantes movilizaciones anti racista contra los crecientes acto de odio contra los asiáticos, mientras se mantenían niveles importantes de movilización de la población negra y latina.

En China continua el gobierno de Xi Jinping del burocrático Partido Comunista, que experimenta una nueva ronda de tensiones con Estados Unidos, que venían ya aumentado desde la era Trump. En materia de Covid, el país que cuenta con unos niveles de sub registro escandalosos, notificaba 102.085 casos totales y 4.631 muertes acumuladas, así como un impresionante 86% de la población completamente vacunada. Por otra parte, el país registra un crecimiento estimado del 8.1% del PIB en 2021 según el Banco Mundial, el mayor porcentaje entre los países ricos así como el registro mas alto en una década en el gigante asiático; así como una inflación del 0.9% según la Oficina Nacional de Estadística y un desempleo estimado del 5.1% según la misma fuente. Esto no desdice de la situación de incertidumbre económica motivada por la quiebra de Evergrande, el segundo grupo inmobiliario del país, parcialmente mitigada por el gobierno y la crisis parcial ocurrida tras el cierre temporal del puerto de Ningbo-Zhoushan por nuevos casos de coronavirus.

En el país a su vez se presento una crisis energética parcial y se sucedieron apagones eléctricos en algunas zonas del oriente país. China adelanta sus segundas olimpiadas, esta vez los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022, en medio de un parcial boicot diplomático liderado por Estados Unidos. En Hong Kong, el gobierno central de Pekín impone una nueva reforma electoral en marzo que centraliza el poder y limita las facultades de la mayoría opositora de la ciudad, al tiempo que continua los procesos judiciales contra los activistas de la protesta de 2019. En política exterior, esta potencia adelanta tempranas negociaciones con el nuevo gobierno talibán en Afganistán, mientras continua el avance de su reconocimiento diplomático por parte de diversos gobiernos en Centroamérica y Oceanía. En materia social, se presentaron protestas localizadas de pequeños compradores de vivienda de Evergrande desde septiembre, el paro de repartidoras de comida en noviembre en Hong Kong por mejores condiciones laborales reprimido por la policía, así como el crecimiento del movimiento de cultural tang ping entre los juventud trabajadora, contra la mentalidad del trabajo excesivo.

En Rusia continua el desgaste relativo del tercer gobierno del ex espía Vladimir Putin del partido conservador Rusia Unida. En materia de la pandemia, el país registraba 10´299.923 casos acumulados confirmados y 301.781 muertes totales, así como un porcentaje bajo de 46% de su población completamente vacunadas. La economía del país presento una importante recuperación, con un crecimiento del 4.3% del PIB en 2021 según el Banco Mundial; al tiempo que presenta una inflación del 8.4% según el Servicio Federal de Estadística, así como un desempleo estimado del 4.3% según la misma fuente.

El desgaste del gobierno ultra nacionalista se manifiesto en las elecciones legislativas de septiembre, salpicadas de denuncias de irregularidades y una baja participación, comicios donde la oposición nacionalista liberal a la cabeza de Aleksei Navalny y el Partido Rusia del Futuro fue proscrita, y en donde las fuerzas pro gubernamentales perdieron terreno y avanzo la oposición comunista que creció en un 50% de sus votos. La política autoritaria de Putin llevo a su gobierno aprobar una reforma constitucional que habilita la virtual reelección indefinida e impulsar el cierre de medios de comunicación y organización no gubernamentales independientes. En materia social, se presentaron las grandes protestas cívicas de enero, las mas importantes en una década, bajo el liderazgo de la oposición liberal contra el encarcelamiento de Navlany, que condujeron a detenciones masivas.

En Alemania se presenta el importante recambio gubernamental, con el fin de los 16 años de gobierno de Angela Merkel y ascenso a la presidencia del político Olaf Shults del social liberal Partido Socialdemócrata (PSD), y su coalición de gobierno con liberales y verdes. En materia de la pandemia, el país tuvo 7´193.186 casos totales registrados y 111.929 muertes acumuladas, así como 71% de su población vacunada al menos con una dosis. En materia económica se presento un crecimiento del 2.7% del PIB según la Oficina Federal de Estadística, un dato mayor al esperado pero, aún insuficiente para recuperarse de la contracción del año anterior. Por otro lado, el país registro una inflación del 3.1%, según la misma fuente, uno de los porcentajes mas altos en 30 años, así como un desempleo del 5.7% según la Agencia de Empleo. En materia ambiental fueron graves las inundaciones en julio en el oeste del país.

En el terreno social, se presentaron las importantes series de huelga de conductoras del ferrocarril en agosto y septiembre por convención colectiva, así como de trabajadoras de Amazon en marzo y noviembre por un nuevo contrato y la de las asalariadas de la automotriz Carthago en octubre por aumento salarial. También se presentaron movilizaciones juveniles lideradas por el movimiento Viernes por el futuro, contra el cambio climático en septiembre, que incluyerón una huelga de hambre de mas de un mes. Mas contradictoria fue la protesta de sectores anti vacunas en diciembre contra los controles sanitarios.

En Reino Unido se presento una cierta crisis del gobierno del populista Boris Johnson del tradicionalista Partido Conservador Británico. En materia de la pandemia, el país alcanzo 12´937.886 casos acumulados confirmados y 148.421 muertes totales, así como el 71% de la población completamente vacunada. Bajo el liderazgo del ex periodista sensacionalista Johnson, avanza la implementación del Brexit, incluidas medidas que generan gran tensión como los acuerdos de libre circulación en Irlanda del Norte y de pesca en el canal de la mancha. Al tiempo se presenta en el país el llamado “otoño del descontento” con la crisis del suministro de gasolina y escases en los supermercados. La economía del país tuvo un crecimiento importante del 7.5% del PIB según la Oficina de Estadísticas Nacionales, aunque aún insuficiente para recuperarse de la contracción anterior; mientras se registraba una inflación del 5.4% según la misma fuente, la mas alta en treinta años, así como un desempleo del 4.9% según Statista, un porcentaje incluso superior al del primer año de la pandemia.

En materia social se presento la huelga de repartidoras de bebidas de GXO Logistic Drinks en agosto por mejora salariales, de trabajadoras del metro de Londres en noviembre contra la imposición de nuevos horarios de trabajo, así como de conductoras de Uber en octubre contra los despidos y de trabajadoras universitarias en diciembre por aumento salarial y pensional. Así mismo alrededor de la COP 26 reunida en Glasgow se organizaron en noviembre movilizaciones masivas para exigir acciones frente al cambio climático, escenario desde donde se convoco un día de acción global por la justicia climática. Al tiempo se presento el bloqueo ambientalista del movimiento rebelión contra la extinción en el almacén de Amazon en noviembre contra las malas condiciones ambientales y laborales.

En Francia continua la impopular gestión de Emanuelle Macron del movimiento centrista República en Marcha. En materia de la pandemia, el país registro 9´761.814 casos totales confirmados y 121.012 muertes, así como el 74% de la población con vacunación completa. En materia económica, el país registro un importante crecimiento del 7% del PIB según el Instituto Nacional de Estadística, el mayor porcentaje en medio siglo, pero un número aún insuficiente para recuperarse de la contracción del año anterior; así mismo se registro una inflación del 2.8%, y un desempleo del 7.2%, el mas bajo en décadas, según la misma fuente. En el panorama electoral se presento la división en la extrema derecha, que puede debilitar la Agrupación Nacional de Le Pen y el ascenso de fuerzas centristas.

En materia social se presento el paro de trabajadoras de los aeropuertos Orly y Charles de Gaulle en julio contra los planes de reducción de personal, la huelga de las ferroviarias de alta velocidad en diciembre por mejores condiciones laborales, así como el paro de trabajadores del sector judicial el mismo mes, contra la situación de precariedad laboral. Ademas se presentaron protestas sindicales en octubre por aumento del salario mínimo, así como las de empleadas de Amazon durante el viernes negro de noviembre. Por otro lado, se desarrollo la movilización campesina de abril contra la reforma de la política agrícola común que continuaron en mayo con protesta en Estrasburgo. Además se presento la huelga de hambre de migrantes en el campamento de Calais en noviembre, contra el maltrato de las autoridades gubernamentales. También se dieron las contradictoras protestas de junio contra la vacunación obligatoria de trabajadores estatales primero en el continente y luego en los territorios coloniales de Guadalupe y Martinica en noviembre.

En Bélgica se mantiene el gobierno del aristocrático empresario Alexander de Croo del neoliberal Partido de Demócratas y Liberales Flamencos (VLD) y la coalición de centro. En materia de la pandemia, el país registro 2´089.657 casos registrados acumulados y 28.308 muertes en total, así como el 76% de su población completamente vacunada. En materia económica se registro un crecimiento estimado del 5.6% del PIB según Ceicdata, un porcentaje cercano aunque insuficiente, para recuperarse de la contracción anterior; así como como una inflación del 5.7% según Datosmacro, su nivel mas alto desde 1983 y un desempleo del 5.7% según Tradingeconomic.

En materia social se presentaron protestas sindicales contra la inflación en diciembre y la huelga de empleadas de Bruselas Airlines el mismo mes contra la sobrecarga de labores, así como la huelga de hambre de 400 migrantes indocumentados desde junio exigiendo soluciones viables de estadía. Así mismo se presentaron movilizaciones campesinas en diciembre contra la modificación de la política agrícola de la unión. Mas contradictorias fueron la protestas contra las medidas de cuarentena de noviembre que terminaron en choques y represión.

En Italia tras la crisis de la administración centrista del político Mario Conte, asumió en febrero el gobierno el banquero Mario Draghi con el apoyo de una coalición multi partidarista contradictoria. En materia de la pandemia, el país registro 6´125.683 casos en total y 137.247 muertes acumuladas, así como el 74% de la población completamente vacunada. En materia económica se registro un crecimiento del 6.5% del PIB según el Instituto Nacional de Estadística, porcentaje importante pero aun insuficiente para superar la caída anterior; al tiempo se presento una inflación del 1.9%, el mayor aumento en una década, según la misma fuente así como una tasa de desempleo del 9.0%. En política económica del gobierno Draghi promovió un recorte de impuestos para la población de altos ingresos y una reforma pensional regresiva, al tiempo que implementa el plan Next Generation de la Unión Europea para mitigar la crisis.

En materia de luchas sociales, se desarrollo la huelga general convocadas por los sindicatos clasista en octubre, con gran protagonismo de las trabajadoras aeronáuticas de Alitalia y una convocatoria de los gremios mayoritarios en diciembre contra el plan de ajuste presupuestal y los despidos, que significaba los primeros paros generales en este país desde 2014. Así también se sumo la primera huelga de trabajadoras de Amazon en esta país en marzo contra la sobrecarga laboral, la amplia huelga de trabajadoras del transporte aéreo en julio contra los recortes, además del septiembre de conflictos con la continuación del conflicto aeronáutico, la huelga de ferroviarias por mejoras en el trato y la movilización de las obreras de GKN contra el cierre de su fabrica. También se presentaron protestas de las taxistas contra las leyes de flexibilización del sector en noviembre, y un mas contradictorio conjunto de protestas en octubre liderada por sectores anti vacunas, con fuerte presencia fascista, contra la obligatoriedad del pase verde sanitario en los lugares de trabajo.

En España continua el gobierno del político Pedro Sánchez del social liberal Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y la coalición de centro izquierda con Unidas Podemos. En materia de la pandemia, el país registro 6´294.745 casos totales confirmados y 89.405 muertes acumuladas, así como 80% de la población completamente vacunada. En materia económica el país registro un crecimiento del 5% del PIB según el Instituto Nacional de Estadística de este país, lo que muestra aun distancia para la recuperación frente a la crisis del año anterior; así como un aumento del 3.1% de la inflación y un desempleo alto del 13.33%, que sin embargo es el porcentaje mas bajo desde 2008. Por otra parte, el indulto concedido por el gobierno Sánchez a 9 presos políticos del independentismo catalán en junio, oxigeno parcialmente esta situación política que, sin embargo, esta aún lejos de resolverse. Además se presento el desastres natural por la erupción del volcán de Cumbre Vieja en las Islas Canarias en septiembre, que afecto profundamente la vida de sus habitantes, así como la infraestructura, la economía y el medio ambiente local.

En materia de lucha sociales se presento desde marzo la huelga de trabajadoras de Tubacex contra los despidos que duro 7 meses, así como el paro de maquinistas de tren de Renfe en septiembre por recuperación de puestos trabajo y la huelga de servicios públicos de Andalucía del 28 de octubre por estabilidad laboral. Un poco después se presento el importante noviembre de huelgas, con el cese de las empleadas bancarias de Unicaja, así como el gran conflicto de cerca de 30.000 obreras metalúrgicas de Cádiz, que incluyo movilizaciones y piquetes por ampliación de la convención colectiva. Además se presento el paro de repartidoras de la aplicación Glovo en Barcelona, de las trabajadoras de Huawei contra la externalización de labores y de los empleados públicos de Cataluña por la regularización laboral.

En diciembre se presento también el paro de jugadores de futbol del Lleida Esportiu por impago de salarios, de las funcionarias del Ministerio de Justicia por el cumplimiento de acuerdos laborales y de las técnicas de múltiples teatros por presionar la apertura de los contratos de planta. En el movimiento estudiantil se organizo un huelga a nivel estatal el 18 de noviembre contra la ley orgánica constitucional de enseñanza, mientras el movimiento ecologista protesto contra el black friday y su impacto ambiental en noviembre. En otro campo, se presento en diciembre una amenaza de paro patronal en el sector de camioneros por aumento de tarifas que no prospero.

En Japón surgió el nuevo gobierno del político Fumio Kishida del derechista Partido Liberal Democrático, que mantiene la linea política seguida por Shinso Abe. En materia de la pandemia, el país continua su extraordinario desempeño con 1´731.878 casos acumulados confirmados y 18.389 muertes en total, así como el 78% de la población completamente vacunada. Se experimento un crecimiento económico lento del 1.7% del PIB en 2021 según el Banco Mundial, que no compensa la contracción del año anterior; al tiempo que se registro una inflación que bajo un -0.2% según el Banco de Japón, el segundo descenso anual consecutivo contra las proyección del gobierno, así como un desempleo del 2.8%, continuación del ligero aumento de este rubro iniciado hace 3 años según el Ministerio del Interior. Sin embargo, Kishida, antiguo ministro de relaciones de Abe, tuvo un relativo triunfo publicitario, eso si con fracaso económico, de los juegos olímpicos de verano en Tokio, los primeros de la historia sin público, al tiempo que aprobaba en noviembre un gran plan de estimulo fiscal y de aumento de la capacidad militar. En materia social, se presentaron algunas protestas cívicas contra los mega costos de los juegos olímpicos en julio.

En Corea del sur, se mantiene el gobierno del abogado Moon Jae-in del social liberal Partido Democrático. En materia de pandemia, el país registra 630.838 casos acumulados confirmados y 5.625 muertes en total, así como el 82% de la población completamente vacunada. En materia económica se registro un crecimiento del 4% del PIB según el Banco Central de este país, el mayor porcentaje en una década, que ya muestra una recuperación frente a la leve contracción del año anterior; así mismo se registro una inflación del 2.5% según la Oficina de Estadística, lo que representa la mayor tasa en 10 años, así como un desempleo del 3.7% según la misma fuente, una recuperación frente al año pasado, aunque también se presento un importante aumento del número de trabajadores desalentados que ya no buscan empleo.

En materia social se presento el conflicto de repartidoras de paquetes en junio contra el exceso de Trabajo, las trabajadoras portuarias de la compañía HMM en septiembre por convención colectiva y la huelga de trabajadoras sanitarias, el mismo mes, por mejores condiciones laborales, así como la huelga general el 20 octubre contra la precariedad laboral. En paralelo avanzo un proceso de movilización y sindicalización de los trabajadores de Samsung por aumento de sueldo. Por otro lado, tras años de presión del movimiento feminista, se legalizo el aborto a nivel nacional y se presento un paro de camioneros en noviembre por aumento de tarifas.

En Taiwan continua el gobierno de la abogada Tsai Ing-wen del independentista Partido Democrático Progresista (PDP). En materia de la pandemia, el país contó con 17.029 casos totales registrados y 850 muertes acumuladas, así como el 68% de su población completamente vacunada. En materia económica la isla registro un crecimiento del 6.28% del PIB, según el Instituto de Investigación Económica, el mayor crecimiento en una década, que supera la desaceleración relativa del año anterior; así mismo se registro una inflación del 1.96%, también la mayor desde el 2009, y un desempleo del 3.7% según Datosmacro. Este Estado parcialmente reconocido y crecientemente aislado a nivel diplomático, experimenta un aumento de la tensión militar con China, así como una importante auge económico por el aumento de las exportaciones de semiconductores.

En Canadá se mantiene el gobierno del aristocrático político Justin Trudeau del centrista Partido Liberal de Canadá. En materia de pandemia, el país registra 2´152.153 casos acumulados confirmados y 30.377 muertes totales, así como el 77% de su población completamente vacunada. En materia económica se estima un crecimiento del 5.4% del PIB ínter anual el tercer trimestre del año según la oficina de estadísticas del país, lo que puede suponer una recuperación aún insuficiente para superar los niveles de contracción del año anterior; al tiempo se registro una tasa de inflación del 3.1%, que representa la cifra mas alta en 18 años, así como una tasa de desempleo del 5.9% según la Oficina de Estadísticas.

En materia social se presento la huelga de la fabrica de aviones Bombardier en junio por aumento salarial, así como el conflicto de las empleadas de los Servicios Fronterizos en julio por mejores medidas de bio seguridad y las trabajadoras cárnicas de Cargill en noviembre por una nueva convención colectiva. Al tiempo se presentaron las grandes protestas indígenas de julio tras el descubrimiento de fosas comunes con cientos de cadáveres en los terrenos de los internados católicos, así como importante movilizaciones ambientales de liderazgo juvenil en noviembre en Quebec contra la crisis climática.

En Australia continua el gobierno de Scott Morrison del tradicionalista Partido Liberal. En materia de pandemia el país registro 395.133 casos comprobados acumulados y 2.253 muertes en total, con el 77% de la población completamente vacunada. En materia económica el país presento un crecimiento de 1.4% del PIB ínter anual hasta junio según el departamento de estadística, lo que le permite una recuperación clara frente al leve decrecimiento de año anterior; así como una inflación del 3.5%, alcanzando el mayor nivel en una década, además de un desempleo del 4.2% según Datosmacro. En la isla mayor de Oceanía se presento un importante conflicto diplomático, tras la incorporación del país a un tratado con Estados Unidos y Reino Unido conocido de AUKUS, que incluye la compra de submarinos nucleares estadounidenses, incumpliendo el acuerdo previo de compra de submarinos regulares con Francia, todo con el trasfondo de una creciente tensión militar con China en el pacifico.

En materia social se presento el paro de obreras de la alimentación de General Mills en junio por aumento salarial, de conductoras de la empresa Toll en agosto por convención colectiva y de las repartidoras de StarTrack y FedEx en agosto y octubre contra la tercerización, además de ceses de las trabajadoras de la empresa textil Country Road en noviembre contra la desigualdad salarial hacia las mujeres, así como la huelga de maestras, trabajadoras del transporte y cuidadoras de salud en diciembre, la primera de esta magnitud en una década, por aumento de presupuestos y salarios. Así mismo, tras años de movilización del movimiento mujeres, el país legalizo el aborto. También se presentaron las contradictorias protestas lideradas por sectores anti vacunas, contra las políticas de distanciamiento social en agosto.

En Nueva Zelanda continua el segundo mandato de la administración de la política Jacinda Ardern del social liberal Partido Laborista. En materia de pandemia, el país registro 14.118 casos totales y la extraordinariamente baja cifra de 51 muertes acumuladas, así como 77% de la población completamente vacunada. En materia económica se presenta aún una situación de decrecimiento del -0.3% del PIB ínter anual para el tercer trimestre del año según Datos macro, lo que muestra gran dificultad para recuperarse frente al estancamiento del año anterior; así como una inflación del 5.9% según Estadísticas de Nueva Zelanda, el mayor porcentaje en tres décadas y un desempleo del 4.9% según Datosmacro. El gobierno Ardern afronto un ataque terrorista en septiembre que dejo 6 heridos, mientras mantenía su política de confinamientos estrictos y suscribía una nuevo tratado de libre comercio con el Reino Unido.

En materia social el país experimento la huelga de las vendedoras de HyM en mayo por aumento salarial, una serie de huelgas de enfermeras en agosto por mejor pago y trato, de trabajadoras del supermercado Countdown y Warehouse Groups en noviembre por aumento salarial y el conflicto de las trabajadoras del transporte y del puerto de Timaru en diciembre por una nueva convención colectiva. Así mismo se presentaron protestas de los granjeros en julio contra nuevas regulaciones ambientales y contra las medidas de cuarentena bajo liderazgo anti vacunas, desde noviembre.

Movimientos populares

A nivel general, la coyuntura estuvo mercada por las importante ola de conflictos obreros no vistos en décadas, iniciados en Italia en septiembre bajo el liderazgo de las trabajadoras del transporte, en Estados Unidos en octubre impulsadas por las obreras de la industria alimentaria y en España en noviembre con eje en las trabajadoras del metal de Cádiz. También fueron importantes los movimiento de huelga general de octubre y diciembre en Italia contra los programas de ajuste, así como los paros generales en Corea del Sur contra la precarización laboral y las huelgas coordinadas de diciembre en Australia. Por otra parte también se presentaron grandes protestas cívicas en Rusia en enero contra la detención de opositores políticos.

En el movimiento obrero, se desarrollaron huelgas de las trabajadores ferroviarias en Alemania e Italia en septiembre, y en Francia en diciembre, así como la huelga de las asalariadas del metro de Londres. En transportes también se suma el personal aeroportuario de Paris, las empleadas de Bruselas Airlines o el paro general de trabajadoras aeronáuticas de Italia en julio con continuidades en septiembre. También se presentaron conflictos obreros en educación con el personal universitario en Reino Unido y Estados Unidos, la primera huelga de maestras en Australia en una década, por aumento de presupuesto y luchas en el sector de la salud como las de las trabajadoras sanitarias de Nueva Zelanda en agosto y Corea del sur en septiembre. También se presentaron diversas huelgas de las trabajadores de los supermercados en Nueva Zelanda en noviembre.

Por otra parte, se convoco la huelga internacional de trabajadoras de Amazon en noviembre con repercusión en 20 países, especialmente con paros parciales en Estados Unidos, Alemania, Francia e Italia donde además en marzo se presento el primer paro en la historia de la compañía en ese país, así como protestas en Países Bajos y España, en un jornada que monstruo una importante alianza con el movimiento ecologista. En este mismo marco, se presento la importante huelga de repartidoras de Corea del Sur en junio, la huelga de domiciliarias en Australia en septiembre y la reprimida protesta de repartidoras de comida en Hong Kong reprimida por las autoridades en noviembre.

En el movimiento campesino fue decisiva la protesta de Francia de los agricultores en abril y mayo contra la reforma de la política agrícola común, que continuo en Bélgica en diciembre con protestas por el mismo asunto, y las protestas de granjeros en Nueva Zelanda contra regulaciones ambientales. En el movimiento indígena fueron de gran relevancia las protestas y movilizaciones en Canadá raíz del descubrimiento de cientos de fosas comunes con niños victimas de las políticas de asimilación cultural del Estado y las Iglesias.

En el movimiento estudiantil fue central la huelga a nivel estatal del 18 de noviembre en España contra la ley orgánica constitucional de enseñanza, al tiempo que se mantuvo relevante la participación estudiantil en las protestas generales en Francia o el movimiento ecologista de Alemania, Bélgica y el Reino Unido.

En el movimiento ecologista, el eje estuvo en la movilización masiva de la COP 26 reunida en Glasgow en noviembre, para exigir acciones frente al cambio climático y convocar un día de acción global por la justicia climática, así como las mas continua protestas lideradas por el movimiento Viernes por el Futuro en Alemania y Bélgica, que incluyo en el primer país una huelga de hambre de varias activistas, así como grandes movilizaciones juveniles contra la crisis climática en Canadá en noviembre.

En el movimiento de mujeres se presentaron movilizaciones tras los importantes avances legislativos que condujeron a la legalización del aborto en Corea del Sur y Australia, así como importantes protestas feministas del 8 de marzo y el 25 de noviembre en España y en menor medida en Francia y Estados Unidos. En otros sectores sociales, se presentaron diversas huelgas de hambre de migrantes, como la del campamento de Calais en Francia contra el maltrato institucional, así como en Bruselas de 400 personas por la regularización de su situación legal.

Mas contradictorias fueron las también importantes protestas contra las políticas de vacunación obligatoria y pase sanitario, lideradas por sectores anti vacunas y con activa presencia de la derecha radical, en Bélgica y Francia donde se produjeron múltiples choques, Italia, y hacia final de año Australia y Nueva Zelanda.

Así encontramos el inicio del 2022 marcado por una pandemia aún fuerte, con un escenario mundial recrudecido por las tensiones imperialistas entre Estados Unidos, China y Rusia, donde se presentaron porcentajes altos de crecimiento e inflación en las economías centrales, una tendencia hacia el centro político y el parcial liberalismo económico que no desdice de múltiples contradicciones internas, así como una importante aumento de las luchas sociales por mejores condiciones de trabajo, defensa del planeta y otros derechos sociales.

¡Arribas las que luchan!
Grupo Libertario Vía Libre

This page has not been translated into 한국어 yet.

This page can be viewed in
English Italiano Català Ελληνικά Deutsch



International

Wed 17 Aug, 22:56

browse text browse image

screen_shot_20220415_at_17.41.png image[Video] A Quick Guide To Especifismo Apr 15 23:42 by Andrewism 0 comments

gettyimages1239386413_custome4a7fc8439e70fe1d123a2716a43bbb3deee68b1s1100c50.jpeg imageSanctions against Russia: The impact is greater to Europe Mar 30 23:22 by Zaher Baher 1 comments

925913932927.jpg imageΤώρα δεν είναι η ώ&#... Mar 30 19:38 by Anarchist Communists Meanjin 0 comments

conjuntura_cala.jpeg imageAnálisis de Coyuntura Latinoamericana Mar 26 20:47 by CALA y Organizaciones Hermanas 0 comments

coyuntura_paises_centrales_2022.jpeg imageAnálisis de coyuntura de los países centrales para 2022 Mar 21 08:38 by ViaLibre 0 comments

71xl0zmqiql.jpeg imageAn Anarchist Guide to The Communist Manifesto of Marx & Engels Mar 19 11:18 by Wayne Price 0 comments

international_day_of_action_against_detention_camps_poster_blank_location_web729x1024.jpg imageΕνάντια στα στρα`... Mar 18 17:34 by ΕΣΕ 0 comments

textIl vecchio mondo opprime le donne. La loro forza lo distruggerà! Mar 09 01:34 by Varie organizzazioni anarchiche 0 comments

Visuel "contre la culture du viol, les féminicides et le patriarcat, Journée de résistance et de lutte" imageLe vieux monde opprime les femmes et les minorités de genre. Leur force le détruira ! Mar 09 00:00 by Diverses organisations anarchistes 0 comments

photo5850321266693749319.jpg imageEl viejo mundo oprime a las mujeres y disidencias. Su fuerza lo destruirá. Mar 08 23:57 by Varias organizaciones anarquistas 0 comments

photo5850321266693749315.jpg imageThe old world oppresses women and gender minorities. Their strength will destroy it! Mar 08 23:50 by Several anarchist organisations 0 comments

textAn Anarchist Analysis About The Anarchists In Ukrainian Resistance Against Russian Invasio... Mar 04 21:23 by Batur Ozdinc 2 comments

textPropaganda, solidarity, education Mar 04 02:28 by Carl Eugene Stroud 0 comments

Video image released by the Russian defence ministry on 2 February, of Russian and Belarusian armoured vehicles during a joint military drills at Brestsky firing range, Belarus. Photograph: AP imageIn imperialist conflict our solidarity is with the working class Feb 22 19:52 by Iswed Tiggjan 0 comments

covid_bulgarian.png imageCOVID-19: Международн... Feb 18 21:33 by Различни анархистки организации 0 comments

69170701a3c7f5952f60e8cd8eba33f9.jpg imageAnarchism, Power, Class and Social Change Feb 17 20:25 by Felipe Corrêa 0 comments

uluslararasibildiri696x664.png imageCovid-19 Pandemisi Hakkında Enternasyonal Anarşist Bildiri Feb 10 17:04 by Çeşitli anarşist örgütler 0 comments

notainternacionalcovid19.png imageDeclaração anarquista internacional sobre a pandemia da Covid-19 Feb 09 22:21 by Várias organizações anarquistas 3 comments

photo_20220205_074558.jpg imageDéclaration de la coordination Anarchiste internationale sur la pandémie de COVID-19 Feb 08 23:16 by Diverses organisations anarchistes 1 comments

textDichiarazione internazionale anarchica sulla pandemia da Covid-19 Feb 07 23:36 by Varie organizzazioni anarchiche 0 comments

photo_20220207_15.47.jpeg imageInternational Anarchist Statement on Covid 19 Pandemic Feb 07 20:50 by Various anarchist organisations 1 comments

covidesp.png imageDeclaración Anarquista Internacional acerca de la pandemia de COVID-19 Feb 07 19:20 by Internacional 0 comments

kurdistan.png imageAttaque de la prison d'Hassaké par l'Etat Islamique, solidarité internationale! Feb 01 22:01 by Commission internationale UCL 1 comments

ffb58e848e7049738b31e67514788c97_90_90.jpg imagePower and Anarchism: Approximation or Contradiction? Jan 17 21:16 by Felipe Corrêa 1 comments

Credit: https://www.mamamia.com.au/school-climate-strike-australia/ imageCapitalism can’t stop Climate Change Jan 04 19:26 by Melbourne Anarchist Communist Group 1 comments

bandeira_negra.jpg imageAnarchist Theory and History in Global Perspective Dec 31 06:06 by Felipe Corrêa 4 comments

russian_anarchists.jpg imageΑναρχικοί στην Ο_... Dec 07 17:54 by DimX 0 comments

57024468.jpg imageAnarchy, Crime, and Prisons Dec 04 12:31 by Wayne Price 1 comments

safe_image.jpg image65 Χρόνια Επανάστα&#... Nov 30 20:39 by Dmitri 0 comments

textNovember 2021 Kate Sharpley Library Bulletin online Nov 29 22:03 by KSL 2 comments

more >>
© 2005-2022 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]